IAPH. Instituto Andaluz del Patrimonio Historico

Bienvenido 08/12/2016

English | Español

Ayuda | Directorio | Contacto | Mapa

A+|A-

Enviar a un amigo

Imprimir

Junta de Andalucía Instituto Andaluz del Patrimonio Histórico Consejería de Cultura Logo del Instituto andaluz del Patrimonio histórico

Arquitectura Contemporánea de Andalucía

Búsqueda

NAVEGACIÓN
  • Informe
Imagen de Ciudad Jardín Almería + Información

IDENTIFICACIÓN

Denominación: Ciudad Jardín Almería
Código: 40130064
Provincia: Almería
Municipio: Almería
Dirección y vías de acceso: Ciudad Jardín

DESCRIPCIÓN

Tipologías Actividades Cronología
Barrios Actividad residencial 1935

Agentes
Tipo Nombre Actuación Fecha
Arquitectos Langle Rubio, Guillermo Proyecto 01/01/1935

Descripción

Este conjunto de 245 viviendas promovidas por el Ayuntamiento forman una atractiva zona urbana situada al SE de la ciudad, entre la playa al Sur y la línea de ferrocarril al Norte, levantándose entre 1940 y 1947. La construcción de estas viviendas teóricamente era para solucionar el hábitat de cuevas, que creaban un cinturón de miseria alrededor de la ciudad, pero realmente los destinatarios serán los funcionarios y la clase media, tal como reflejaba la amplia superficie de las viviendas.
El proyecto fue realizado por Guillermo Langle Rubio (1895-1981), el más importante arquitecto almeriense del siglo XX y símbolo de la transición de la arquitectura historicista tradicional y los nuevos planteamientos de la vanguardia y el Movimiento Moderno durante la Segunda República. Sin embargo aquí desarrolla un programa ecléctico que muestra la diversidad de referencias culturales y estéticas en el urbanismo y la arquitectura española de posguerra. Efectivamente el primer referente es el objetivo franquista de levantar una barriada que reflejara los ideales de la ¿Nueva España¿ nacida en 1939, como espacio urbano nostálgico del idealismo de la vivienda rural y ajardinada, y para ello nada mejor que la utopía urbanística de la Ciudad Jardín de Ebenezer Howard como alternativa a la ciudad capitalista e industrial del siglo XIX.

El conjunto de viviendas se organiza en 27 manzanas separadas por calles cuyos nombres aluden a provincias o ciudades españolas, naciones hispanoamericanas o figuras locales relacionadas con la Guerra Civil o la inmediata posguerra, mostrando con ello el inequívoco deseo de politización del conjunto.
Las viviendas responden a 4 tipos, que oscilan entre los 120 y los 146 m2 y un coste entre las 30.000 y 49.000 pts, cifras elevadas en superficie y presupuesto, pero que muestran el auténtico objetivo social del proyecto, más que la pretendida solución del déficit de viviendas.
En estas viviendas se apreciaba (actualmente la mayor parte han sido transformadas, cuando no se ha vaciado totalmente el solar) elementos característicos del movimiento moderno, como son el ladrillo visto, los óculos, la ventana continua, la diferenciación del volumen exterior del edificio ..., dándole una cualidad estética por encima de su época.

Sin embargo, y para marcar el carácter historicista de la cultura arquitectónica del momento, la iglesia de San Antonio de Papua presenta inequívocas referencias de la arquitectura popular y medieval: el volumen sobrio de la torre-campanario dominando el conjunto; la nave central cubierta con bóveda de cañón con arcos fajones delimitando espacialmente el interior, y las laterales con bóveda de arista, de sabor románico, subrayando con la presencia de girola en la cabecera; o las arquerías delimitando el ingreso a modo de claustro. El trasfondo político es claro: se conecta con modelos medievales por suponer una etapa de gran fervor religioso y una referencia histórica a seguir.

El resultado es una mezcla de racionalismo, popularismo, diseño urbanístico complejo y ecléctico, además de clara plasmación de unos ideales políticos reaccionarios, que hacen de la barriada un ejemplo arquitectónico perfecto de una época. Toda una propaganda del régimen franquista.
El proyecto de barriada se inserta en la 3ª etapa estética del arquitecto municipal Guillermo Langle Rubio, que conecta con la inmediata posguerra y supone el momento de combinación de la tradición con la modernidad, los elementos característicos del historicismo franquista, presentes, por ejemplo, en la iglesia de San Antonio de Papua, y el racionalismo de la Segunda República, retomado en la composición del colegio Lope de Vega (antes Romualdo de Toledo).

La estructura constructiva de las viviendas presenta muros de carga de mampostería ordinaria, con esquineros, jambas e hiladas de ladrillo en alzado. Las vigas de hormigón armado descuelgan del fajardo. Suelo de baldosa hidráulica y techo con launa como impermeabilizante.

Presenta un especial interés compositivo la planta en T del Colegio Lope de Vega, cuyo brazo perpendicular es proyectado para todos los servicios comunes, o la planta de cruz latina de la iglesia, de una sola nave cubierta con bóveda de cañón y con girola, todo ello de profundo sabor medievalizante.

Las viviendas responden a 4 tipos, oscilando desde el modelo duplex adosado de dos plantas, hasta la vivienda desarrollada en una planta. Pero siempre la distribución muestra el modelo langliano de amplio vestíbulo, disminución de recorridos, jerarquización espacial y búsqueda de un máximo de luz y ventilación para todas las habitaciones.

Los bloques de edificios destinados para las 245 viviendas de dos plantas presentan un marcado desarrollo horizontal del lenguaje racionalista gracias al tema de la ventana continua, los óculos o la diferenciación del volumen exterior de los edificios. Esa modernidad está más acusada en el Colegio Lope de Vega (antes denominado Romualdo de Toledo), donde encontramos la marquesina volada, el cuerpo saliente central en forma semicircular o la venta continua, cuyos antecedentes están en el edificio de Asistencia Social (hoy Policía Local) y que concluirá en el brillante proyecto de la antigua Estación de Autobuses. En cambio muestra un gran sabor historicista y medieval el proyecto de la iglesia de San Antonio de Padua, con la galería porticada de acceso, la bóveda de cañón del interior o la girola, y especialmente la torre ¿ campanario o el cimborrio. Esas connotaciones se convierten en neopopulares en el mercado abierto en sus arcadas. Las viviendas muestran el ritmo horizontal de la ventana continua y el ladrillo visto, pero también la indecisión estética de los huecos de desarrollo vertical con un ligero recercamiento.


Datos históricos

Proyecto de 1940 del arquitecto municipal Guillermo Langle Rubio (1895-1981), aunque las viviendas y el conjunto de la barriada serán concluidas en 1947.

El modelo elegido será el característico urbanismo falangista del momento, concibiéndose un conjunto cerrado (en aquellos momentos era una barriada independiente del resto de la ciudad) y orgánico (jerarquizado en torno a un centro político ¿ religioso, la Plaza de España, donde se ubican la sede del Partido único, hoy derribado y sustituido por un Centro de Salud, y la iglesia). Pero además debería ser autosuficiente, con los servicios públicos esenciales para una barriada, mercado (hoy desaparecido), las tiendas, escuelas, iglesia...
Pero la novedad más importante a nivel arquitectónico es recuperar en los diseños de las viviendas el racionalismo arquitectónico de la Segunda República en unas fechas muy tempranas (1940), cuando el régimen condenaba la arquitectura racionalista y moderna como roja y extranjera. Esos diseños racionalistas se aprecian en los ritmos horizontales, la ventana continua, los volúmenes puros sin decoración, la marquesina volada ..., diseños que alcanzan su máxima expresión en el Colegio Lope de Vega de la C/ Chile, recordándonos los antecedentes del edificio de Asistencia Social en la C/ Santos Zárate, hoy sede de la Policía Local (1935)

DOCUMENTACIÓN

Información Bibliográfica

MOSQUERA ADELL, Eduardo; PEREZ CANO, María Teresa: La Vanguardia Imposible. Quince visiones de arquitectura contemporánea andaluza, Sevilla: Junta de Andalucía, Consejería Obras Públicas y Transportes, Dirección General de Arquitectura y Vivienda, 1990. 84-87001-50-5

RUIZ GARCIA, A.: Arquitectura, vivienda y reconstrucción en la Almería de posguerra (1939-59), Almería: Instituto de Estudios Almerienses, Colegio Arquitectos y Colegio de Aparejadores, Almería, 1993.

RUIZ GARCIA, A.: Ciudad Jardín. Almería 1940-47.Guillermo Langle Rubio, Colegio de Arquitectos de Almería Colección Archivos de Arquitectura. España. Siglo XX, nº8, 1998. 84-921038-4-1

Compartir esto

¿Sabes cómo compartir?

Facebook Twitter Delicious Myspace Menéame
Los contenidos de esta web, incluidas las imágenes, están sujetos a una licencia de Creative Commons si no se indica lo contrario.
Creative Commons W3C W3C W3C
INSTITUTO ANDALUZ DEL PATRIMONIO HISTÓRICO

Sede Central:
Camino de los Descubrimientos, s/n. 41092 Sevilla
Tel. 955037000 | Fax 955037001

Centro de Arqueología Subacuática:
Balneario de la Palma. Duque de Nájera, 3. 11004 Cádiz.
Tel.956203394 | Fax.956203417