IAPH. Instituto Andaluz del Patrimonio Historico

Bienvenido 09/12/2016

English | Español

Ayuda | Directorio | Contacto | Mapa

A+|A-

Enviar a un amigo

Imprimir

Junta de Andalucía Instituto Andaluz del Patrimonio Histórico Consejería de Cultura Logo del Instituto andaluz del Patrimonio histórico

Arquitectura Contemporánea de Andalucía

Búsqueda

NAVEGACIÓN
  • Informe
NAVEGACIÓN DE REGISTROS 1 de 35| primera imagen anterior siguiente última imagen
Imagen de Instituto Nuestra Señora de la Victoria y Escuela de Enfermería Más imágenes + Información

IDENTIFICACIÓN

Denominación: Instituto Nuestra Señora de la Victoria y Escuela de Enfermería
Otras denominaciones:Antiguos Instituto de Enseñanza Media y Escuela de Comercio. Instituto Martiricos Código: 290670131
Provincia: Málaga
Municipio: Málaga
Dirección y vías de acceso: Paseo de Martiricos,11

DESCRIPCIÓN

Tipologías Actividades Cronología
Edificios docentes Enseñanza 1953

Agentes
Tipo Nombre Actuación Fecha
Arquitectos Fisac Serna, Miguel Proyecto 01/01/1953
Arquitectos Fisac Serna, Miguel Ampliacion 01/01/1962

Descripción

El proyecto definitivo del Instituto de Enseñanza Media y Escuela de Comercio realizado en Junio de 1953, se localizaba en un solar definido por cuatro calles con los accesos por el Paseo de los Martiricos, dos calles de nueva creación -actualmente la Avda. del Doctor Marañón y la Calle Toledo- y la Avenida Arroyo de los Ángeles, fachada que termina ocupando un grupo de viviendas reduciéndose a tres las calles que limitan el edificio.
El solar tiene una superficie de 28.250 metros cuadrados, de topografía sensiblemente horizontal. Su geometría es trapezoidal, siendo su lado mayor la fachada al Paseo de Martiricos, de orientación Oeste. El programa comprende los usos demandados por el Instituto de Enseñanza Media, los específicos de la Escuela de Comercio y una capilla y salón de actos de uso común de ambos. El programa en concreto del Instituto comprende siete aulas, tres laboratorios, un aula de dibujo, un museo de historia natural, biblioteca, gimnasio y zona de dirección ¿con sala de profesores, despachos de director y secretario-; secretaría, sala de reunión de alumnos y portería. Miguel Fisac plantea en un primer momento la idoneidad de proyectar tanto el Instituto como la Escuela de Comercio en una sola planta, confirmando de nuevo que el autor no precisa de los mecanismos escalares ni volumétricos en la aproximación al proyecto. Sin embargo, la necesidad de incorporar las áreas libres y campos de juego vinculados a este uso, obligan al autor a desarrollarlo en última instancia en dos plantas.
En esta segunda propuesta el arquitecto es explícito en el abandono de la línea proyectual que sienta sus bases en la definición objetual y compacta, tendiendo en definitiva a que los distintos programas queden identificados en distintos volúmenes. Frente al proyecto que había planteado en la primera ubicación de El Ejido: academicista, compacto y rotundamente simétrico, distinguiendo instituto y escuelas en tres volúmenes bien diferenciados, el autor disecciona y disuelve el proyecto siguiendo el programa de usos, buscando para cada pieza su orientación más adecuada así como la posición relativa a aquellas con las que tiene una dependencia ¿aulas que precisan laboratorios, aulas más vinculadas a la biblioteca-. Desaparece así la definición volumétrica del proyecto, formando así el instituto y la escuela de comercio una única entidad proyectual , con accesos independientes y unidos por el núcleo común del salón de actos y la iglesia, convirtiéndose esta última en elemento iconográfico de la composición. Es la iglesia por tanto el único contenedor programático que es tratado desde lo objetual, adquiriendo su muro un carácter escultórico, y dejando patente el papel predominante de la religión en la educación del régimen y en el propia personalidad de Miguel Fisac.
Fisac insiste en una concepción eminentemente espacial del proyecto arquitectónico, convirtiéndose el espacio no construido, y sus variaciones en elemento crítico del proyecto. El programa se distribuye así en distintas piezas longitudinales entendidas como los límites espaciales; los patios y espacios libres bajo los bellos pórticos de hormigón son en efecto el positivo del conjunto. El tratamiento y escala de los mismos son específicos para cada uno de ellos, matizando así los recorridos y la experiencia del edificio ¿en el caso del Instituto dos de ellos ajardinados y el tercero que acoge los campos de juego y en el caso de la Escuela de Comercio un patio de acceso y distribución- El autor confirma así su entendimiento de la arquitectura como ¿un trozo de aire humanizado y bellamente delimitado¿.
Desde este punto de vista, y aprovechando las óptimas condiciones climáticas de Málaga, las galerías de acceso y comunicación se dejan abiertas pero cubiertas, entendiéndose como auténticas zonas de estancia, siendo patios y zonas de juego extensión de las mismas, pero con la sutileza de gradación luminosa y térmica entre ambos espacios.
Las galerías en planta baja se convierten en el elemento formal que identifica el proyecto; sus pórticos de hormigón con pilares de sección variable, establecen una continuidad en el proyecto y vincula indefectiblemente las distintas piezas del proyecto, estableciendo una coherencia formal que se apoya en las capacidades del hormigón y sus posibilidades geométricas.
Las estancias construidas son así mismo estudiadas desde su concepción espacial, teniendo como parámetros el uso que se va a desarrollar en su interior y la luminosidad necesaria para ello. Así, tanto en aulas como en laboratorios se ha tenido en cuenta la necesidad de una ventilación cruzada, orientándose hacia el Sur. Para conseguir una iluminación uniforme se recurre sin embargo a incorporar una luz residual norte, con lo que además se posibilita la ventilación cruzada. En las aulas también se tiene en cuenta cuestiones de aislamiento acústico, insonorización y oscurecimiento. A las grandes superficies acristaladas con carpinterías metálicas se le incorporan persianas de aluminio pensadas tanto para la protección solar como para el oscurecimiento de las aulas.
En el caso del aula de dibujo, la necesidad de la uniformidad lumínica es mayor recurriendo al sistema de dientes de sierra orientados al norte.
La estructura es de hormigón, apoyando sobre los pórticos los forjados de losa nervada con encofrado permanente. Las partes voladas que no son terraza son de placa de hormigón impermeabilizada con productos bituminosos y fibra de vidrio. Los paramentos vistos de hormigón van pintados al silicato y los restantes cerramientos opacos van enfoscados y revocados con mortero de cemento. Todo ello corrobora el compromiso de este arquitecto con la explotación de la técnica en su práctica profesional. La innovación y singularidad de sus elementos estructurales son ya razón suficiente para su protección.
En el proyecto de la capilla, Fisac insiste de nuevo en la importancia de la luz y del espacio, aunque esta vez desde un concepto dinámico que pretende reproducir el carácter específico del templo católico, como un recinto para sus fieles que se congregan para la celebración litúrgica que converge y se mueve hacia el altar.
Fisac se aleja de la artificiosidad en el diseño del espacio sacro; los elementos a utilizar, piensa el autor, deben mantenernos a distancia de la concepción maquinista y tecnológica del mundo contemporáneo, y por tanto deben ser austeros para hacer prevalecer su componente espiritual frente al material, sin dejar que la formalización sofisticada de sus límites eclipse la presencia del espacio, del espacio espiritual. El aire que delimita y su luz son los elementos principales de esta capilla del instituto proyectado por Miguel Fisac.
En este proyecto de capilla Fisac trabaja sobre el concepto de espacio dinámico que desarrollaría a lo largo de su carrera. Francisco Arques sitúa la capilla de Ntra. Sra. de la Victoria en el origen de la experimentación en torno a este concepto .
En 1962 Miguel Fisac proyecta una ampliación del colegio, que consiste en una crujía que cierra el patio de deportes hacia la calle, actual avenida Doctor Marañón, y otra en el borde sur de dicho patio que viene a separar el instituto de la Escuela de Comercio, que en el proyecto original quedaban unidos. En la que ocupa la fachada a la calle, Miguel Fisac vuelve a utilizar los pórticos de hormigón que caracterizan el conjunto, en una crujía de dos plantas con aulas con fachada hacia el interior del colegio y rematado en su fachada hacia la calle con un pórtico abierto en ménsula, estableciendo estos espacios de estancia al aire libre a fachada.
En 1966 se realizaron obras de ampliación que cambiarían la configuración volumétrica y espacial del proyecto, sobre todo a lo que se refiere a las pastillas de aulas ¿tanto la proyectada en el proyecto original en la fachada Norte como la añadida con la ampliación de 1962-. Se añade otra línea de aulas en cada planta en el lugar ocupado por el pórtico, dejando un pasillo interior y por tanto cambiando sustancialmente el entendimiento espacial de estas zonas.
ESTADO ACTUAL
En la actualidad la Escuela de Comercio es usada como Escuela de Enfermería y el Instituto sigue utilizándose como tal. La primera ha sido menos modificada, conservando el color blanco original en sus pórticos de hormigón y manteniendo escaleras y carpinterías metálicas originales aunque en mal estado. En el caso del Instituto, el color blanco ha sido cambiado por un amarillo ocre y un naranja teja y las carpinterías originales han sido completamente sustituidas por otras de menor tamaño y protegidas por rejas, cambiando radicalmente la fachada del conjunto.
En relación a su obra, el encargo del Colegio Apostólico de los Padres Dominicos en Valladolid es sólo un año antes, 1952 del presente proyecto. Dichos proyectos inducen a Fisac a reflexionar sobre el espacio y en concreto, el espacio religioso.


Datos históricos

El proyecto realizado por Miguel Fisac Serna en Málaga para acoger un programa docente es especialmente representativo de su producción arquitectónica de los años cuarenta y cincuenta. Las dos soluciones del proyecto que el arquitecto realiza para el Ministerio de Educación Nacional en un plazo de diez años recogen nítidamente su actitud de búsqueda en estos difíciles años de la autarquía, del abandono paulatino del monumentalismo de ecos italianos para producirse un agolpamiento instantáneo de aproximaciones organicistas, tintes vernaculares, y énfasis en lo constructivo, en la búsqueda de las capacidades expresivas de los materiales.
En abril de 1969 es de hecho una imagen de los pórticos de hormigón con pilares de sección variable del Instituto de Segunda Enseñanza en Málaga el proyecto que servía de portada al Número 39 de la Revista Nueva Forma, definiendo como ¿Años Experimentales¿ la producción arquitectónica de Miguel Fisac en este período .
El primer proyecto es realizado por Fisac junto con Ricardo Fernández Vallespín, fechado en 1944 y entregado al Ministerio de Educación Nacional en 1948. El encargo contempla un instituto de Enseñanza Media, una escuela de comercio junto con una escuela de trabajo. Este primer proyecto se localiza en la zona de El Ejido en dos solares con una extensión total de 55881 metros cuadrados. Miguel Fisac propone en este momento una composición axial inequívocamente académica en la que el Instituto ocupa el lugar central, dejando una plaza conformando la escuela de Comercio y la escuela de Trabajo los frentes laterales de este esquema en U. Es en la formalización de sus fachadas donde el proyecto muestra sus indicios de modernidad; el uso de la abstracción recuerda a un cuadro de Giorgio de Chirico primando sin embargo la rigidez academicista y monumental de la propuesta de Fisac en la línea del Edificio Central del Consejo Superior de Investigaciones Científicas, realizado en 1943. Simetría, compacidad, clasicismo, axialidad que son drásticamente descartados en el proyecto definitivo fechado en 1953. Desde lo programático dicho proyecto incluiría un Instituto de Enseñanza Media y una Escuela de Comercio.
El cambio supone, desde el punto de vista histórico, el testimonio de una maduración en la arquitectura de Miguel Fisac en un corto periodo de tiempo y en un mismo proyecto, hecho que incrementa su valor patrimonial no sólo en el marco de la arquitectura andaluza sino dentro de la trayectoria del arquitecto. Su consideración dentro del Patrimonio Arquitectónico comienza con el estudio coordinado por el profesor Pérez Escolano en 1987 a las que le sucederán una serie de publicaciones en las que se consolida la apreciación de esta obra de Miguel Fisac como parte de un Patrimonio de Arquitectura Contemporánea.
El autor entendió que tal giro proyectual precisaba de las aclaraciones oportunas, aludiendo en la memoria al tiempo transcurrido y a la evolución de su conocimiento en la tipología docente como las causas claramente insuficientes para explicar el giro proyectual del autor.

DOCUMENTACIÓN

Información Bibliográfica

AA.VV.; CAMACHO MARTÍNEZ, R.: Guía Histórico - Artística de Málaga, Málaga: Arguval, 2006. 244. 84-96435-44-X

ARJONES FERNANDEZ, Aurora: La arquitectura de Miguel Fisac, entorno de postulados historiográficos relativos a lo monumental y el monumento: a propósito de una obra de Miguel Fisac en Málaga, Boletin de Arte, 24, Málaga: Universidad de Malaga, 2003. 323. 0211-8483

ARQUES SOLER, Francisco: Miguel Fisac , Pronaos, 1996. 84-85941-23-3

CANDAU, Maria Eugenia; DÍAZ PARDO, Jose Ignacio ; RODRÍGUEZ MARÍN, Francisco José: Málaga: Guía de Arquitectura, Sevilla: Consejería de Obras Públicas y Transportes y Colegio de Arquitectos de Málaga, 2005. 323. 84-8095-403-5

FISAC SERNA, Miguel: Memoria de Proyecto "Instituto de Enseñanza Media en Málaga", Madrid: 1953.

MORALES SANCHEZ, José: A proposito de Miguel Fisac, Boletin de Arte, 17, Universidad de Malaga, 1996. 75. 0211-8483

MORALES SARO, Maria Cruz: La Arquitectura de Miguel Fisac, Ciudad Real: Colegio de Arquitectos de Ciudad Real, 1979. 84-85572-04-1

MORELL, Alberto : Miguel Fisac, el espacio dinamico, Colegio Oficial de Arquitectos de Castilla la Mancha, demarcacion Guadalajara, 2005. 41.

MORENO PÉREZ, José Ramón; MOSQUERA ADELL, Eduardo; PEREZ CANO, María Teresa: De la tradición al futuro, Cádiz: Colegio Oficial de Arquitectos de Andalucía Occidental, 1992. 84-88075-13-8

MORENO PÉREZ, José Ramón; MOSQUERA ADELL, Eduardo; PEREZ CANO, María Teresa; PEREZ ESCOLANO, Víctor: 50 años de arquitectura en Andalucía: 1936-1986, En 1987, Sevilla: Consejería de Obras Públicas y Transportes. Junta de Andalucía, 1987. 84-505-4974-4

PEÑA FERNANDEZ, Francisco, et Al.: Medio Siglo de Vanguardias, Historia del Arte en Andalucia, Sevilla: Gever, 1994. 104. 84-88566-09-3

VILLAVERDE, Susana : Arquitectura en su entorno, El Mundo (Málaga), EL Mundo, 31/10/2005.

  Miguel Fisac, Nueva Forma, 39, 1969. 0029-5825

  Miguel Fisac, Documentos de Arquitectura, 10, Almeria: Colegio Oficial de Arquitectos de Andalucía Oriental, 1913.

Compartir esto

¿Sabes cómo compartir?

Facebook Twitter Delicious Myspace Menéame
Los contenidos de esta web, incluidas las imágenes, están sujetos a una licencia de Creative Commons si no se indica lo contrario.
Creative Commons W3C W3C W3C
INSTITUTO ANDALUZ DEL PATRIMONIO HISTÓRICO

Sede Central:
Camino de los Descubrimientos, s/n. 41092 Sevilla
Tel. 955037000 | Fax 955037001

Centro de Arqueología Subacuática:
Balneario de la Palma. Duque de Nájera, 3. 11004 Cádiz.
Tel.956203394 | Fax.956203417