IAPH. Instituto Andaluz del Patrimonio Historico

Bienvenido 11/12/2016

English | Español

Ayuda | Directorio | Contacto | Mapa

A+|A-

Enviar a un amigo

Imprimir

Junta de Andalucía Instituto Andaluz del Patrimonio Histórico Consejería de Cultura Logo del Instituto andaluz del Patrimonio histórico

Arquitectura Contemporánea de Andalucía

Búsqueda

NAVEGACIÓN
  • Informe
NAVEGACIÓN DE REGISTROS 1 de 16| primera imagen anterior siguiente última imagen
Imagen de Villa Fernanda Hernán y Jardines Más imágenes + Información

IDENTIFICACIÓN

Denominación: Villa Fernanda Hernán y Jardines
Código: 290670227
Provincia: Málaga
Municipio: Málaga
Dirección y vías de acceso: Paseo de Miramar, 16

DESCRIPCIÓN

Tipologías Actividades Cronología
Jardines Ocio 1900
Viviendas unifamiliares Actividad residencial 1900

Agentes
Tipo Nombre Actuación Fecha
Arquitectos Rubio, Daniel Proyecto 01/01/1900

Descripción

La parcela de Villa Fernanda, con una superficie de 11.837 m2, tiene una forma poligonal irregular con fachada a tres calles, Calle Ramos, Paseo Miramar y Calle San Vicente de Paul. El acceso principal se localiza en la esquina de las dos últimas con uno secundario en la Calle San Vicente de Paul. La ordenación se desvincula del orden urbano y se acerca mucho más a la concepción de una residencia suburbana, de una villa contemporánea. Las tres piezas construidas, con un total de 2.073 metros cuadrados no plantean ninguna relación geométrica entre las mismas; es el jardín el elemento principal de proyecto produciéndose un entendimiento de la arquitectura como elementos subordinados al mismo.
El jardín se adapta a la topografía del terreno, organizándose en distintos niveles, y estableciendo diversos recorridos en los que la arquitectura es un elemento más en esta propuesta de clara inspiración manierista. Los cuidados recorridos marcados por setos, el uso del agua ¿fuente realizada con coral y conchas en una aproximación a la naturaleza a través del artificio- propias del manierismo italiano, se combina con especies como la palmera y con un uso de la cerámica vidriada y el ladrillo en pérgolas, jarrones, escaleras que nos acercan al regionalismo.
La vivienda principal por su parte evita dar fachada al Paseo Miramar, calle principal junto con el Paseo del Limonar de este barrio y donde todos los inmuebles buscan representarse en su fachada hacia dicho vial. Se sitúa hacia el vial secundario de San Vicente de Paul, retranqueándose y organizando su acceso desde el camino interior que une los dos accesos. Esta primera construcción albergaba la residencia del dueño resuelta con un interesante juego volumétrico de doble simetría. Las referencias palladianas en la compacidad de su planta y en la simetría total de sus estancias junto con el estilo regionalista de divertimento se complementa con una voluntad tecnológica y una aplicación inteligente de conceptos de ventilación natural y soleamiento. La instalación de calefacción y fontanería fue innovadora en el momento de su construcción. La localización y dimensionado de huecos consiguen una temperatura de confort durante la mayor parte del año. Por otro lado, los elementos de protección solar sobre las ventanas poseen un sistema que le permite usarse en horizontal y en vertical, pudiendo producir sombra en casi todos los momentos del día y a la vez permitir la ventilación cruzada en la casa. Se prestó una especial atención al diseño de los suelos, utilizando maderas nobles, material hidráulico y piedra natural siempre en trabajos de carácter artesanal realizados ex profeso para este proyecto. La formalización del exterior es de marcado carácter regionalista con un uso del ladrillo, la cerámica, las tejas vidriadas sobre estructuras de madera, la elaborada cerrajería y elementos clásicos. Su contenida organización de huecos, el carácter de la fachada explicitan el mayor alcance representativo de esta pieza principal del conjunto.
La aproximación al estilo regionalista es mucho más contenida y austera en la pequeña construcción situada en el Noreste del conjunto, junto al acceso secundario y que alberga las estancias de servicio. Se abandona aquí las pretensiones de simetría y axialidad, siendo la fachada más opaca, con huecos que hablan más de la funcionalidad que de la voluntad compositiva de la misma.
La última construcción no es visible desde los viales, situándose en la zona Noroeste de la parcela, a la cota más alta y apartada definitivamente de cualquier referencia externa. Se trata de Villa Fernanda, la construcción que da su nombre al conjunto y que el dueño construyó para su hija Fernanda, que sin embargo nunca llegó a habitarla. Aunque partiendo de una tipología compacta y guiada por una axialidad, esta vivienda abandona las restricciones y la contención de la vivienda principal y se presenta como una arquitectura de evasión, rodeada de irrealidad y apostando por un uso de los materiales del regionalismo mucho más cercano a una apuesta modernista. La explotación del ladrillo como elemento ornamental y la belleza exótica y romántica de esta construcción confirma la autoría de Daniel Rubio que ya apuntara Rosario Camacho.


Datos históricos

Villa Fernanda se localiza en el barrio de Miramar y Limonar, zona residencial por excelencia de la ciudad de Málaga y donde desde el siglo XIX, junto con el Paseo de Sancha, se localizaban las viviendas de carácter señorial.
Los arquitectos más destacados de la producción arquitectónica en la primera década del siglo XX fueron contratados para realizar proyectos residenciales en esta zona. La inexistencia de un compromiso urbano unido al carácter privado de los encargos hizo que estas viviendas residenciales de principio de siglo se convirtieran en campo experimental de la arquitectura. Rivera Vera por su parte construye Villa Suecia en 1904 en el Paseo del Limonar, considerada la primera obra modernista en Málaga en la que el autor se mueve dentro de un modernismo con influencias europeas, tanto en las formas florales de su cerrajería que apuntan hacia el Art Nouveau como el geometrismo de su fachada próximo a la arquitectura de la Secessión vienesa. También Guerrero Strachan se aleja de su ortodoxia urbana y se aventura a crear una arquitectura de fantasía en Villa Onieva, en una obra donde confluyen los neoestilos en toda su frescura, destacando la profusión de sus relieves con inspiración renacentista y su torre, que recuerda a las arquitecturas victorianas y que explicita de nuevo el carácter relajado de su arquitectura. Es la residencia que Guerrero Strachan diseña para Tomás Bolín en este barrio la que más se aproxima tipológicamente a Villa Fernanda, tratándose de un gran jardín en este caso más próximo a los jardines románticos, en el que se sitúa la vivienda principal y la vivienda del guarda, ambas dentro de un regionalismo volumétrico de gran belleza.

Las producción de Daniel Rubio perfila una visión bastante personal de la arquitectura malagueña en la que recurre de forma explícita a estilos como el neomudéjar o el modernismo, fiel al exotismo que vemos en esta obra de Villa Fernanda incluso a la hora de resolver piezas en el entorno urbano e incluso dentro del encargo público. Sus obras del Mercado de Salamanca y del edificio de viviendas en Calle Sagasta 5 son el paradigma de esta forma más despreocupada de entender la arquitectura local, en estos momentos de alejamiento del academicismo historicista imperante hasta principios del siglo XX.

DOCUMENTACIÓN

Información Bibliográfica

AA.VV.; CAMACHO MARTINEZ, Rosario, dir.: Guía Histórico - Artística de Málaga, Málaga: Arguval ; Colegio de Aparejadores y Arquitectos Técnicos, 1992. 84-96435-44-X

CANDAU, Maria Eugenia; DÍAZ PARDO, Jose Ignacio ; RODRÍGUEZ MARÍN, Francisco José: Málaga: Guía de Arquitectura, Sevilla: Consejería de Obras Públicas y Transportes y Colegio de Arquitectos de Málaga, 2005. 323. 84-8095-403-5

CARMONA RODRÍGUEZ, Josefa: Notas sobre la arquitectura modernista en Málaga., Jábega, 53, Málaga: Diputación Provincial de Málaga, 1986 (1º trimestre). 76. 0210-8496

RODRÍGUEZ MARÍN, Francisco José: Manuel Rivera Vera (1879-1940) último eslabón de dos generaciones de arquitectos malagueños (II), Boletín de Arte, 13-14, Málaga: Universidad de Málaga: Departamento de Historia del Arte, 1992-1993. 390. 0211-8483

  Arquitectura doméstica del S. XIX en Málaga, Málaga: Universidad de Málaga, 1980. 84-7496-023-1

Compartir esto

¿Sabes cómo compartir?

Facebook Twitter Delicious Myspace Menéame
Los contenidos de esta web, incluidas las imágenes, están sujetos a una licencia de Creative Commons si no se indica lo contrario.
Creative Commons W3C W3C W3C
INSTITUTO ANDALUZ DEL PATRIMONIO HISTÓRICO

Sede Central:
Camino de los Descubrimientos, s/n. 41092 Sevilla
Tel. 955037000 | Fax 955037001

Centro de Arqueología Subacuática:
Balneario de la Palma. Duque de Nájera, 3. 11004 Cádiz.
Tel.956203394 | Fax.956203417