IAPH. Instituto Andaluz del Patrimonio Historico

Bienvenido 07/12/2016

English | Español

Ayuda | Directorio | Contacto | Mapa

A+|A-

Enviar a un amigo

Imprimir

Junta de Andalucía Instituto Andaluz del Patrimonio Histórico Consejería de Cultura Logo del Instituto andaluz del Patrimonio histórico

Arquitectura Contemporánea de Andalucía

Búsqueda

NAVEGACIÓN
  • Informe
NAVEGACIÓN DE REGISTROS 1 de 8| primera imagen anterior siguiente última imagen
Imagen de Grupo Escolar en la Huerta de Santa Marina Más imágenes + Información

IDENTIFICACIÓN

Denominación: Grupo Escolar en la Huerta de Santa Marina
Otras denominaciones:Colegio Público Padre Manjón; Instituto de Segunda Enseñanza Padre Manjón Código: 410910463
Provincia: Sevilla
Municipio: Sevilla
Dirección y vías de acceso: Calle Padre Manjón, número 25

DESCRIPCIÓN

Tipologías Actividades Cronología
Edificios docentes Enseñanza 1934/1937

Agentes
Tipo Nombre Actuación Fecha
Arquitectos Carrera Díez, Leopoldo Proyecto y Dirección de Obras de 01/01/1934
Arquitectos Talavera y Heredia, Juan Proyecto y Dirección de Obras de 01/01/1934

Descripción

Como referencia en el contexto del bien objeto de estudio, encontramos a unos 100 metros hacia el este, la Iglesia de Santa Marina, situada en calle San Luis esquina a calle Padre Manjón. En la calle San Luis se encuentra la Iglesia de San Luis de los Franceses (160 metros aproximadamente) a la que se puede llegar también por las calles Bordador Rodríguez Ojeda y Duque Cornejo. La calle San Luis (antiguo Cardus romano), es una vía que hacia el norte, nos lleva a la Puerta de la Macarena (550 metros), donde se encuentran restos de la antigua muralla almohade y hacia el sur, a la iglesia de San Marcos, a 300 metros.

Además de los inmuebles ya citados, existen otros importantes como es el convento de Santa Paula al que se debe el nombre de este barrio, o el convento de Santa Isabel. No son excesivos los espacios abiertos que existen en la zona. Algunos de ellos están vinculados al edificio representativo que caracteriza dicho espacio público como ocurre con la Plaza de San Marcos y la Plaza del Pumarejo, ambas en la calle San Luis, al sur y al norte respectivamente si tomamos como referencia al grupo escolar. Otros son consecuencia de la confluencia de varias calles que provoca una dilatación del espacio urbano, como la Plaza del Cronista, al oeste, o la Plaza del Pelícano, al este. La Alameda de Hércules, algo más alejada se reconoce como el gran espacio abierto de toda el sector norte del casco histórico de Sevilla.

Los inmuebles descritos en los párrafos anteriores construyen una imagen de un emplazamiento situado en pleno casco histórico. Las calles de escasa sección y trazado sinuosos del barrio se alternan con los pequeños espacios abiertos que rompen puntualmente la densificación de grandes manzanas de fachadas continuas e impenetrables. La escala de las edificaciones que caracteriza esta parte de la ciudad acabaran siendo muy compatible con la arquitectura proyecta por Juan Talavera.

El grupo escolar es un edificio de nueva planta, pensado para un modelo repetible que se organiza en torno a la caja de escalera. Se trata de una tipología novedosa y de adecuado funcionamiento para el uso docente.

Dividido en niños y niñas, los pabellones eran construcciones de dos plantas que se conforman mediante volúmenes prismáticos destacando el de la caja de escalera que sobresale del resto. Al ser el modelo de ocho grados, en planta primera, se reduce la superficie construida apareciendo terrazas produciéndose un escalonamiento gradual de los volúmenes. En esta parte, las visiones del edificio son resultado de la yuxtaposición de las diferentes ¿cajas¿ construidas. El edificio de cantinas sigue pautas similares: volumen bajo de una planta, prismático y lineal que aumenta su ancho con la pérgola adosada a la fachada principal. El centro se significa con un volumen adosado semicilíndrico.

El modelo repetible de ocho grados tiene su fundamento en las dimensiones del aula que es quien organiza y configura el edificio. Se organiza en dos plantas pero su reducido programa obliga a una tipología sin patio ¿en comparación al modelo de doce grados-. Una ¿L¿ en planta abraza la escalera y los pasillos de comunicación. Con este modelo tipológico serían posibles diversas combinaciones que vendrían a resolver la casuística de problemas que se podrían encontrar tanto en solares de casco histórico como en los de periferia. En el caso concreto del grupo escolar Padre Manjón tiene como resultado la creación de espacios abiertos, resolviendo así los patios de juegos y liberando en el interior un espacio que se opone al sentido de ocupación de las manzanas históricas del barrio.

La entrada se produce por la calle Padre Manjón. Al principio eran dos pabellones correspondientes uno a cada sexo. Desde la cancela exterior un camino lleva a los edificios que se disponen orientados hacia la calle con sus volúmenes más bajos. En la planta baja se encuentran los despachos de dirección con sus correspondientes aseos. En torno a este núcleo una secuencia de espacios formando en planta una ¿L¿ que contiene dos salas que funcionaban como vestíbulo y recreo cubierto. El resto de la planta se completaba con cuatro secciones: tres aulas a un lado de la escalera y la biblioteca del otro lado. Los aseos y guardarropas separaban la biblioteca de las aulas y permitían un recorrido alternativo entre ellas evitando el paso por el vestíbulo.

En planta primera el programa apenas sufría variaciones: en este caso en lugar de la biblioteca se disponía un taller. El vestíbulo de planta baja se suprime y aparece en su lugar la terraza. Se observa una coherencia entre la organización espacial, la estructura portante y la volumetría resultante que es la base del éxito del modelo repetible; así es posible que cada edificio se diseñase según las exigencias de la parcela, evitando la simetría o la seriación entre los dos edificios que componen el grupo escolar. El pabellón de cantina y duchas construido en el año 1937 es un edificio lineal en el que las salas principales a ambos extremos eran el comedor en un caso y la sala de duchas y piscina en el otro. Las salas principales no son simétricas respecto al eje principal y los accesos se disponen enfrentados.

Se trata de unos edificios racionalistas que impiden distinguir entre fachadas. Es el volumen el que ahora hace esa función de significación y de adaptación a las circunstancias exteriores. Consecuentemente los huecos se componen creando fisuras horizontales, haciendo pasar el alfeizar delante del trozo de cerramiento que separa dos ventanas consecutivas, que queda además retranqueado del plano exterior de la fachada. Las grandes dimensiones de los huecos sitúan además a esta arquitectura en el debate del momento sobre la higiene, la ventilación y la iluminación. La caja de escalera, que se conforma como un volumen independiente se acentúa aún más con las celosías colocadas en sus planos exteriores. Los bajorrelieves ¿mapas físicos de España- que se construyeron en los campos de juegos entran en composición con el propio edificio que parece pretender que la fachada sea una envolvente ligera que también ha de tener continuidad en el plano del suelo.

Dentro del programa de la época de aumentar considerablemente la oferta de plazas escolares, los edificios del grupo escolar Padre Manjón responde a una arquitectura de corte económico. No existen grandes tecnologías y los materiales empleados estaban pensados desde el punto de vista de durabilidad y mantenimiento fácil y económico. La estructura es de fábrica de muros de ladrillo, una técnica constructiva bien conocida, terminados enlucidos con mortero de cemento y cal. Esquinas redondeadas, atendiendo a criterios ya ensayados de fácil limpieza. Las carpinterías de acero. Los suelos de baldosas de cemento.


Datos históricos

El solar que ocupa este grupo escolar estaba destinado a la apertura de una calle con objeto de lotear la gran manzana que rodeaba la parroquia de Santa Marina.

Desde el año 1900 el ayuntamiento intentó varios proyectos, uno de ellos trazaba una nueva vía paralela a las calles Duque Cornejo y Macasta que uniría los barrios de San Luis y San Julián. Sólo llegó a ejecutarse los planos del proyecto del grupo escolar con el nombre de Santa Marina en la actualidad Padre Manjón. La calle Bordador Rodríguez Ojeda se proyectó en 1932 y tampoco llegó a ejecutarse en su totalidad.

En el año 1937 se construyó el módulo de cantinas y duchas para lo cual se amplió el solar mediante la adquisición de una parcela colindante, que quedó agregada al conjunto. Posteriormente ha sido utilizado primero como parvulario y luego como sala de usos múltiples, gimnasio y cafetería.

La vivienda del conserje, apoyada en el muro que separaba los campos de juego de niños y niñas, con acceso desde calle Macasta, se conserva casi en su estado original. Fue en los últimos años sede de la Asociación de Padres de Alumnos.

Juan Talavera y Heredia nació en Sevilla el 29 de diciembre de 1880, hijo de Juan Talavera y de la Vega, también arquitecto, con importante actividad durante la segunda mitad del siglo diecinueve. Juan Talavera y Heredia se tituló en 1908, en Madrid, regresando entonces a Sevilla.

Queda pronto vinculado a las actividades que en la ciudad se realizan desde las oficinas técnicas del ayuntamiento, siendo ya en 1913 Arquitecto Jefe de Obras por Administración, es decri, Arquitecto Titular del Ayuntamiento.

El nombre del arquitecto Juan Talavera está asociado a una producción arquitectónica que en Sevilla supone una visión particular de una modernidad que sabe combinar valores encontrados en las construcciones castizas y blancas de las haciendas y cortijos con una aproximación a los postulados funcionalistas europeos de la década de los años treinta. Quizá por esta razón queda olvidado en muchos estudios que se realizan sobre la arquitectura de nuestra ciudad de principios del siglo XX, a la sombra de Aníbal González, Ricardo Espiáu o los hermanos Gómez Millán.

De Juan Talavera es una de las propuestas de ordenación de ciudad con mayor visión de futuro, que no fue realizada y que tiene la temprana fecha de 1917. Junto a obras importantes como la reforma de la Plaza Nueva, viviendas en el casco histórico de interés como la construida para él en la Plaza de Santa Cruz, el pabellón del Aceite para la Exposición Iberoamericana de 1929, el Hotel Oromana en Álcala de Guadaira, quedará este arquitecto vinculado a las propuestas y construcciones de edificios escolares que se llevaron a cabo en Sevilla durante la Segunda República, que son claros ejemplos arquitectónicos de la corriente racionalista europea que se imponía en esos años.

DOCUMENTACIÓN

Información Bibliográfica

AÑÓN ABAJAS, ROSA MARÍA: La Arquitectura de las Escuelas Primarias Municipales de Sevilla hasta 1937, Universidad de Sevilla. Consejería de Obras Públicas y Transportes, Junta de Andalucía, 2005. 386. 84-472-0792-7

AÑÓN ABAJAS, ROSA MARÍA: La Arquitectura de las Escuelas Primarias Municipales de Sevilla y su contribución al Racionalismo, En 2003, Arquitectura del Racionalismo en Sevilla : Inicios y Continuidades, Sevilla: Fundación para la Investigación y Difusión de la Arquitectura, 2003. 58-71. 84-931315-7-1

AÑÓN ABAJAS, ROSA MARÍA: Las Escuelas Primarias Municipales de Sevilla. Do.co.mo.mo. Equipamientos e Infraestructuras Culturales 1925-1965, 3º Congreso Docomomo Ibérico, Oporto: Docomomo Ibérico, 2002. 83-89. 84-920495-3-7

JIMENEZ MARTIN, Alfonso: Catálogo de Arquitectura Racionalista en Sevilla I y II, incluido como vols. 2 y 3 en la Tesis Doctoral: Gabriel Lupiañez Gely y la Arquitectura en Sevilla (1926-1942), 1995.

JIMÉNEZ RAMÓN, José María.: Catálogo de Arquitectura Racionalista en Sevilla. Tomos I y II, Inédita., 1995. DL 4301: 111-116.

JIMÉNEZ RAMÓN, José María.: Cuatro ensayos en torno a la arquitectura racionalista en Sevilla, Secretariado de Publicaciones de la Universidad de Sevilla, 2001. 84-472-0660-2

JIMÉNEZ RAMÓN, José María.: La Arquitectura del Movimiento Moderno en Sevilla : Tres aportaciones cruciales de Gabriel Lupiañez Gely, iputación de Sevilla. Publicaciones, Sección Arte, Serie 1ª., 1999. 312. 84-7798-155-8

VILLAR MOVELLAN, Alberto: Arquitectos del Regionalismo en Sevilla. 1900-1935, Excelentísima Diputación Provincial de Sevilla, 1979. 103 a105. 84-500-3335-7

VILLAR MOVELLAN, Alberto: Juan Talavera y Heredia. Arquitecto 1880-1960, Diputación Provincial de Sevilla, 1997. 938/1940. 84-7798-136-1

  Boletín del Instituto Andaluz del Patrimonio Histórico 15, Conserjería de Cultura. Junta de Andalucía., 112, 120, 137.

  Cuatro ensayos en torno a la Arquitectura Racionalista en Sevilla, Instituto Universitario de Ciensia de la Construcción, 2001. 165. 84-4720-660-2

  Sevilla siglo XX. Guía de Arquitectura: 9, SE-054, AA.VV. Colegio Oficial de Arquitectos de Andalucía Oriental y Occidental, 1992. G.:Nº241; PGG.:B-N.3. 84-88075-15-4

Compartir esto

¿Sabes cómo compartir?

Facebook Twitter Delicious Myspace Menéame
Los contenidos de esta web, incluidas las imágenes, están sujetos a una licencia de Creative Commons si no se indica lo contrario.
Creative Commons W3C W3C W3C
INSTITUTO ANDALUZ DEL PATRIMONIO HISTÓRICO

Sede Central:
Camino de los Descubrimientos, s/n. 41092 Sevilla
Tel. 955037000 | Fax 955037001

Centro de Arqueología Subacuática:
Balneario de la Palma. Duque de Nájera, 3. 11004 Cádiz.
Tel.956203394 | Fax.956203417