IAPH. Instituto Andaluz del Patrimonio Historico

Bienvenido 06/12/2016

English | Español

Ayuda | Directorio | Contacto | Mapa

A+|A-

Enviar a un amigo

Imprimir

Junta de Andalucía Instituto Andaluz del Patrimonio Histórico Consejería de Cultura Logo del Instituto andaluz del Patrimonio histórico

Arquitectura Contemporánea de Andalucía

Búsqueda

NAVEGACIÓN
  • Informe
NAVEGACIÓN DE REGISTROS 1 de 12| primera imagen anterior siguiente última imagen
Imagen de Cubierta de protección de necrópolis púnica Más imágenes + Información

IDENTIFICACIÓN

Denominación: Cubierta de protección de necrópolis púnica
Código: 180170049
Provincia: Granada
Municipio: Almuñécar
Dirección y vías de acceso: Necrópolis Puente de Noy. Calle El Tesoro, 10 Códigos relacionados

Pertenece a:
Código Denominación
180170023 Puente de Noy

DESCRIPCIÓN

Tipologías Actividades Cronología
Necrópolis Exposición 1982

Agentes
Tipo Nombre Actuación Fecha
Arquitectos Junquera García del Diestro, Jerónimo Autor del proyecto 01/01/1982
Arquitectos Pérez Pita, Estanislao Autor del proyecto 01/01/1982

Descripción

Durante el periodo 1979-1981 se han venido realizando excavaciones en la zona denominada Necrópolis Puente de Noy, bajo la Dirección del profesor Don Federico Molina Fajardo. En el conjunto de la Necrópolis han aparecido enterramientos de diferente naturaleza, de los que cabe destacar la tumba objeto del presente proyecto. Ante la excepcionalidad de esta tumba, se acordó la urgente necesidad de proyectar una protección individualizada.

La tumba está formada por un gran hueco cuadrado de 5 m. de lado y de unos 8 m. de profundidad. Al fondo, en un lateral, se encuentra el enterramiento propiamente dicho (Hipogeo) al que se accede a través de un muro formado por sillares de piedra de perfecta factura. Al hueco se accede por una pequeña escalinata labrada directamente sobre la roca.

Esta contundente forma, profunda, sombría y misteriosa, debe ser el centro del proyecto, potenciándola y al mismo tiempo distanciándola del medio en el que se encontraba en el momento del proyecto. Medio muy distante que no acotaba espacios de esta factura, sino más bien, los diluye en el entorno degradado en el que estaba inserto.

La primera idea que daba pie a este planteamiento de partida, se centraba en buscar una solución arquitectónica que aislase la pieza a proteger-exponer, enmarcándola para potenciar su forma, su espacio y su misterio.

La propuesta consiste en encerrar el espacio de la tumba en otro espacio conformado por un volumen neto, que cree en el interior un espacio sombrío definido perimetralmente por tenues franjas de luz que penetran por los encuentros de los muros con el plano del techo. Asimismo se crea un lucernario central que ilumina focalmente el vacío central donde se encuentra el enterramiento. Este efecto de luz y sombra, pretende crear un violento contraste entre la intensa luz exterior y la penumbra interior solo rota por el haz de luz central y la luz raseada en los paramentos verticales.

La concreción de estas premisas se logra mediante dos elementos constructivos complementarios entre sí, pero que no se tocan, conformando un espacio único, y cuyas aproximaciones producen puntos de luz.

Por una parte se proyecta una estructura de hormigón armado formada por dos pórticos de gran luz que se cortan en el centro, sobre los cuales se cuelga una losa maciza que se apoya en los otros cuatro vértices en unos pilares cilíndricos.

Esta estructura que permite librar la fuerte luz necesaria para cubrir la tumba y un área perimetral de visita, resuelve el problema de cubrición.

Tangencialmente al perímetro de la cubrición y separada unos cincuenta centímetros se proyecta un muro de cierre que al llegar a la cota de cubierta se prolonga y mediante una pequeña gala invade el techo formando una junta que, sin tocarse con la estructura, consigue proteger y aislar el interior (lluvia y viento) pero permitiéndolo ventilar e iluminar.

Estos dos elementos se diseñan formalmente para conseguir un volumen neto y rotundo. Un cubo, formado por adición de cuatro cubos atados por los pórticos de vigas de gran canto es el resultado formal elegido. Resultado que cumple la doble misión, de por una parte integrarse en la volumetría cubista de la auténtica arquitectura popular de Almuñécar y por otro aportar señales inequívocas, aunque sutiles, de edificio singular.

La estructura de hormigón armado se mantendrá en su aspecto natural y los muros se enroscarán rayados para su tratamiento a la cal, recurriendo a la inclusión de azulejo azul, en forma de moldura, de forma que se enfaticen las aristas y por tanto la lectura de la composición aditiva de cubas de la forma del conjunto de la pieza.

La iluminación interior se consigue creando en el cruce central de los dos pórticos un vacío circular en la estructura, que da pie a un cilindro que se descuelga hacia el fondo de la tumba proyectando un haz de luz blanca que ilumina perfectamente al hueco. Este cilindro se cierra en cubierta con una claraboya de metacrilato.

La junta entre el muro y la estructura a través de la gola crea un haz lineal de luz que resbala por los muros, acotando el espacio que define la envoltura. Esta grieta abierta permite también una ventilación cenital que se completa con unos huecos en los arranques de los muros, creándose una corriente ascendente que garantiza la climatización.

El contrapunto conseguido entre penumbra y haces luminosos, focales y laminares, crean una sensación de misterio que debe estar muy presente en este tipo de actuaciones.

El acceso, también debe ser elemento clave y por tanto se recurre a la entrada árabe, en zig-zag. Se rompe una arista y se cierta con un muro homotético de la rotura, creando un pasillo de acceso. La iluminación también se ha tenido en cuenta, creando una caja, de trama de pletina galvanizada, tamizadora de luz como si fuera una celosía y que en el futuro mediante la plantación de buganvilias, se podría matizar más. El acceso por tanto será sorpresivo, intrigante y gradual en cuanto a luz.

El circuito de visita arrancará de este acceso que se pavimenta de mármol Macael blanco, y a continuación discurrirá a través de una pasarela metálica, de aspecto frágil separada del suelo, que da sensación de flotar, para lo que se recurre a perfilerías metálicas y a trama de pletina galvanizada en el suelo.

Por último en una esquina se preverá una escalera de patas, metálica, con protección circular para la posible bajada al hipogeo. Hay que señalar que en una esquina existía un algarrobo precioso, que ha sido necesario cortar para ejecutar las obras. Como en la actualidad está volviendo a crecer desde sus raíces, se pretende cuidar su crecimiento y mediante un podado cuidadoso ir controlando su crecimiento, de forma que se quede en el interior.

El conjunto se dotará de una instalación eléctrica formada por cuatro focos externos encima del lucernario central, en el exterior, de forma que por la noche reproduzcan el tipo de iluminación del día. Para los muros se recurre al mismo espíritu de igualar iluminación día y noche mediante la inclusión en la gola de un continuo de tubo fluorescente.

Por último, el presupuesto recoge una partida para montar documentos explicativos de la tumba así como fotos de las piezas encontradas en la Necrópolis, dado que se entiende que tan importante es conservar como entender y conocer lo conservado.
(Memoria del proyecto. Jerónimo Junquera y Estanislao Pérez Pita)

DOCUMENTACIÓN

Información Bibliográfica

  Cubrición de tumba Púnica, En 1988, AQ, 4, Granada: Colegio Oficial de Arquitectos de Andalucía Oriental, 1988. 20-25.

Compartir esto

¿Sabes cómo compartir?

Facebook Twitter Delicious Myspace Menéame
Los contenidos de esta web, incluidas las imágenes, están sujetos a una licencia de Creative Commons si no se indica lo contrario.
Creative Commons W3C W3C W3C
INSTITUTO ANDALUZ DEL PATRIMONIO HISTÓRICO

Sede Central:
Camino de los Descubrimientos, s/n. 41092 Sevilla
Tel. 955037000 | Fax 955037001

Centro de Arqueología Subacuática:
Balneario de la Palma. Duque de Nájera, 3. 11004 Cádiz.
Tel.956203394 | Fax.956203417