IAPH. Instituto Andaluz del Patrimonio Historico

Bienvenido 10/12/2016

English | Español

Ayuda | Directorio | Contacto | Mapa

A+|A-

Enviar a un amigo

Imprimir

Junta de Andalucía Instituto Andaluz del Patrimonio Histórico Consejería de Cultura Logo del Instituto andaluz del Patrimonio histórico

Arquitectura Contemporánea de Andalucía

Búsqueda

NAVEGACIÓN
  • Informe
NAVEGACIÓN DE REGISTROS 1 de 6| primera imagen anterior siguiente última imagen
Imagen de Barriada la Candelaria Más imágenes + Información

IDENTIFICACIÓN

Denominación: Barriada la Candelaria
Código: 410910551
Provincia: Sevilla
Municipio: Sevilla
Dirección y vías de acceso: C/ Candelón, C/ Candelería, C/ Candelera, C/ Candelilla

DESCRIPCIÓN

Tipologías Actividades Cronología
Viviendas plurifamiliares Actividad residencial 1954/1958

Agentes
Tipo Nombre Actuación Fecha
Arquitectos Barquín y Barón, Fernando Proyecto 01/01/1954

Descripción

Barrio de periferia construido a partir de la segunda mitad de la década del los cincuenta del pasado siglo XX en terrenos resultante de loteos realizados en la década de los años veinte, previo a la celebración de la Exposición Iberoamericana. A este proceso responde también la creación de otros barrios periféricos como el Cerro del Águila, diseñado por Juan Talavera.
Alejado de la ciudad, constituía un asentamiento delimitado y prácticamente exento, dada el bajo el nivel de consolidación que existía en el entorno. La conexión con la ciudad dependía de la prolongación de la avenida Marqués de Pickman, actual Federico Mayo Gayarre, atravesando el arroyo Tamarguillo, aunque las viviendas no llegaron a construirse alineadas a esta calle.
Siendo una de las primeras intervenciones de gran escala urbana de uso residencial realizada por Fernando Barquín, se suceden diversos proyectos previos hasta la definitiva propuesta, fechada en octubre de 1955, en la que se define la forma de ocupación de estos extensos terrenos en los que se asentarían un total de 1124 viviendas.
La barriada de La Candelaria respondió al modelo de ciudad basado en la calle corredor, alternado con otros tipos de espacios urbanos que trataría de romper la uniformidad y monotonía de la ordenación. Las plazas, las calles peatonales y los espacios de interior de manzana son algunos de los mecanismos empleados. El objetivo es la diversidad de recintos urbanos con los que el habitante del barrio pudiera identificarse. Acorde a este planteamiento urbano, el edificio residencial debía también ofrecer una diversidad tipológica. Su trazado quedó racionalizado por la forma rectangular del loteo previo de los terrenos, por lo que las manzanas dibujaron una cuadrícula cartesiana.
Predomina el bloque lineal formando ¿peines¿ que se orientan hacia las calles corredor, quedando al interior, la parte longitudinal. En las manzanas más pequeñas, se adapta la solución, introduciendo en dos de los lados un bloque en H, o en las más estrechas, simplemente disponiendo dos series paralelas de ¿peines¿.
El juego en la disposición de los bloques, subdividen la manzana en diferentes partes, lo que confiere movilidad y diversidad a los espacios urbanos, cuya escala se ajusta más a la del peatón. La coincidencia de geometrías entre manzana y edificio permite que los espacios urbanos resultantes presenten límites claros independientemente de la situación y del tamaño que alcancen, evitándose así superficies residuales.
Del conjunto destaca la tipología de corral de vecino que encuentra en la manzana delimitada por las calles Candelón, Candela, Candelario y Candelería, en la que se llegó a resolver la vivienda con galería sin llegar a cerrar la manzana, para lo que dispuso bloques en ¿T¿ en los extremos, junto a las calles Candelario y Candelón. Esta operación trae a relación otras intervenciones de carácter residencial de ámbito europeo que también hicieron uso de un sistema parecido, combinando la galería con distintos tipos de agregación de bloques lineales, siendo la manzana Spangen diseñada por M. Brinkman y construida en Rótterdam entre los años 1919 y 1920, el referente más inmediato.
En general, la imagen del barrio es propia de estos sistemas de ciudad destinados a clases sociales de bajo nivel adquisitivo, con fachadas planas donde proliferan los huecos uniformes y seriados en un número elevado, consecuente con la cantidad de habitaciones y viviendas de reducida superficie que son capaces de contener los bloques.
Como ocurriese con otros grandes conjuntos residenciales de la ciudad de estos años, en La Candelaria también se reservó terreno para equipamientos, que quedaron situados al oeste del barrio. La Iglesia, a la que se unión años después un Mercado, son las dotaciones a destacar. Junto a la iglesia, se encuentra la plaza, que resulta de liberar de edificación a una de las manzanas. La iglesia destaca por una arquitectura donde predomina el volumen prismático con planos blancos, abstractos y poco decorados. La torre, es el elemento de situación de este equipamiento que es rematado con elementos tomados de la arquitectura popular con una cubierta en forma de pirámide que se reviste con piezas cerámicas vidriadas. La imagen recuerda a las arquitecturas de las iglesias que se pueden encontrar en algunos poblados de colonización.
A pesar de las continuas transformaciones que se han producido en los interiores de las viviendas, tratando de mejorar su habitabilidad, se mantienen la imagen y se reconocen los objetivos principales en los que se argumentaba el proyecto y con los que se identifican actualmente sus habitantes.

(La Candelaria y Los Pájaros son dos barriadas anexas situadas en lo que en la década de los '50 era una zona periférica del este de la ciudad. Conjuntamente con las barriadas de Nazaret y Madre de Dios, conforman un gran complejo residencial que se cierra en torno a una zona verde donde se insertan los servicios comunitarios: la iglesia, el colegio y el mercado.

Los edificos de esta barriadas son humildes bloques de viviendas que responden a diferentes tipologías. Así, mientras que en La Candelaria predominan los bloques en T adosados y formando patios de manzana interiores, en Los Pájaros se imponen los bloque lineales paralelos dos a dos. También el tejido urbano resultante es variado, y en él se alternan calles-corredor con calles con fachadas "à redent", vías peatonales, y plazas.

La arquitectura de estos edificios se caracteriza por una escasez límite de medios, la cual se traduce en una imagen severa y contundente. La máxima simplificación se produce en los bloques de La Candelaria, compuestos a partir de un único módulo de ventanas y dos escuetas cornisas que marcan el basamento y el remate. A destacar entre el resto de edificios el del mercado, situado en el centro del conjunto y con estructura abovedada, y el bloque denominado "El Candelón", que recupera la tipología del corral de vecinos.)

DOCUMENTACIÓN

Información Bibliográfica

AA. VV.: Plano Guía de Arquitectura de Sevilla. Gerencia Municipal de Urbanismo 1900-1990, 1990. B-N.60.

AA.VV: Guía de arquitectura de Sevilla y área metropolitana siglo XX., En 1992, Colegio Oficial de Arquitectos de Andalucía Oriental y Occidental, SE-048. A.I.S.:21; G. 84-88075-15-4

MORENO PÉREZ, José Ramón; MOSQUERA ADELL, Eduardo; PEREZ CANO, María Teresa; PEREZ ESCOLANO, Víctor: 50 años de arquitectura en Andalucía: 1936-1986, En 1987, Sevilla: Consejería de Obras Públicas y Transportes. Junta de Andalucía, 1987. 84-505-4974-4

PEÑA FERNANDEZ, Francisco, et Al.: Medio siglo de vanguardias., Enciclopedia Historia del Arte en Andalucía, IX, Editorial Gever, 1994. 84-88566-18-2

Compartir esto

¿Sabes cómo compartir?

Facebook Twitter Delicious Myspace Menéame
Los contenidos de esta web, incluidas las imágenes, están sujetos a una licencia de Creative Commons si no se indica lo contrario.
Creative Commons W3C W3C W3C
INSTITUTO ANDALUZ DEL PATRIMONIO HISTÓRICO

Sede Central:
Camino de los Descubrimientos, s/n. 41092 Sevilla
Tel. 955037000 | Fax 955037001

Centro de Arqueología Subacuática:
Balneario de la Palma. Duque de Nájera, 3. 11004 Cádiz.
Tel.956203394 | Fax.956203417