IAPH. Instituto Andaluz del Patrimonio Historico

Bienvenido 03/12/2016

English | Español

Ayuda | Directorio | Contacto | Mapa

A+|A-

Enviar a un amigo

Imprimir

Junta de Andalucía Instituto Andaluz del Patrimonio Histórico Consejería de Cultura Logo del Instituto andaluz del Patrimonio histórico

Arquitectura Contemporánea de Andalucía

Búsqueda

NAVEGACIÓN
  • Informe
Imagen de Grupo escolar Borbolla + Información

IDENTIFICACIÓN

Denominación: Grupo escolar Borbolla
Otras denominaciones:Grupo escolar en calle Luis Montoto. Actualmente Colegio Público Borbolla. Código: 410910627
Provincia: Sevilla
Municipio: Sevilla
Dirección y vías de acceso: C/ Luis Montoto, nº 101

DESCRIPCIÓN

Tipologías Actividades Cronología
Edificios docentes Enseñanza 1920/1924

Agentes
Tipo Nombre Actuación Fecha
Arquitectos Talavera y Heredia, Juan Proyecto 01/01/1920

Descripción

Proviene de la adaptación progresiva de un edificio precedente construido originalmente para almacenes municipales precedente realizado después del año 1902, aunque no está suficientemente documentado, pero puede responder al edificio de almacenes programado por el Plan de Mejoras del alcalde Bermúdez Reina. En sus primeros años el recinto de los almacenes municipales debió destacar entre las huertas circundantes en este lugar donde la ciudad no se encontraba aún consolidada.
En octubre del año 1920 el pleno municipal aprueba una campaña de obras en edificios escolares que incluye la reforma de las antiguas escuelas unitarias de calles Mateos Gago y Mesón del Moro y reformas para establecer nuevas escuelas públicas en la ciudad mediante adaptación de una serie de edificios existentes; fue el caso del grupo escolar en la calle Becas, adaptando unas naves originalmente del convento de Santa Clara, y de este grupo escolar en calle Oriente. El proyecto y las obras de adaptación del Convento de Santa Clara se acometieron inmediatamente por el arquitecto municipal Juan Talavera. Igualmente se intentó acometer por vía de urgencia las obras de adaptación de los almacenes municipales de calle Oriente pero en este caso no se pudo evitar sacar a concurso público la contratación. El concurso quedó desierto y las obras tuvieron que ser contratadas por pequeños destajos. Las constantes subidas de precios y faltas de presupuesto demoraron las obras, que se recepcionaron provisionalmente en 1924 y definitivamente en 1925, aunque hubo sucesivas ampliaciones y mejoras en 1926, 1929 y 1930.
El edificio original consistía en un gran recinto cercado por naves de una planta, todas accesibles desde el gran espacio abierto que clausuraban. El conjunto está presidido por un edificio principal con estructura en doble crujía y de tres alturas, con situación preferente en el frente de la parcela, aislado tras unos moderados jardines delanteros evitando las vistas sobre el gran patio o corral. Por la parte trasera, dando al mencionado corral interior, unas naves de una sola planta se adosaban al edificio principal. La reforma para transformar en escuelas el edificio principal, consistió en ampliarlo elevando las naves traseras de una planta a dos y añadiendo otra nueva escalera, además de intervenir los muros de fachada ampliando las ventanas. Se realizó un edificio compacto que contenía la escuela de párvulos, el grupo escolar de niñas y el grupo escolar de niños. Los párvulos en planta baja, aprovechan el jardín delantero. Las niñas en planta primera y segunda del antiguo edificio principal, utilizarán como campo de juegos una parte del patio trasero. Los niños ocuparán la parte ampliada en las traseras del edificio principal, con aulas mejor proporcionadas y utilizarán como campo de juegos la otra parte del patio de los almacenes algo mayor en superficie que la parte asignada al grupo femenino, ya que integraba el paso para acceso de vehículos a un corral trasero que permaneció en servicio como almacén municipal, y que no tuvo acceso propio por la calle Muñoz Seca hasta después de 1931.
La ampliación se hizo en altura, para no ocupar más suelo y con objeto de no reducir la superficie de espacios abiertos. El proyecto es respetuoso con lo precedente, intervenido apenas para ampliar el tamaño de las ventanas buscando optimizar la iluminación natural. Incorpora espacios nuevos y de esquema tipológico más moderno, pero sin invalidar ni excluir lo construido anteriormente, sino integrándolo y haciéndolo partícipe del nuevo proyecto. Se utilizaron similares materiales para hacer lo nuevo y se conservó lo existente en líneas generales, ya que resultaba apropiado para el uso demandado.
La búsqueda tipológica llega a una solución que, en la medida posible, eauipara escuela de niños y niñas, jugando a un simulacro de simetría que expresa la idea del proyecto, que se aproxima a dar respuesta al programa deseable, con las limitaciones que implica una adaptación que recicla un edificio heredado. Los edificios destinados a grupo de niños y grupo de niñas quedan más que relacionados, fundidos por un patio central que surge por cuestiones funcionales de ventilación. Se llega así a este edificio compacto donde el patio se valida como espacio central de relación y se descubre como un elemento interesante que se desarrollará en posteriores tipos para los modernos grupos escolares de nueva planta proyectados por Juan Talavera y Heredia en la etapa republicana.
En la memoria del proyecto el arquitecto Talavera muestra una preocupación especial por la arquitectura escolar que refleja su dedicación a los detalles, describiendo los materiales idóneos para revestimientos y todo tipo de encuentros que indican una preocupación por facilitar la conservación y el mantenimiento. Con esta obra, parece hacer su tratado personal y un proyecto a largo plazo que trascendería los límites del encargo. Un empeño que sólo puede atribuirse al arquitecto y que contribuye decisivamente a que el C. P. Borbolla siga actualmente en uso y haya llegado a ser uno de los más prestigiosos colegios públicos de Sevilla.
Se reformó tras el año 1975, cuando se adoptó el sistema de coeducación mixto, eliminándose la partición del patio de recreo, fue en ese momento cuando se abrió la puerta central en la fachada principal del edificio, que anteriormente no existía. Luego han ido incorporando progresivamente todos los espacios de almacenes que circundan el patio, utilizándolos como gimnasio, aula de música, biblioteca, seminarios, salón de actos¿etc. Recientemente ha vuelto a ser rehabilitado.

DOCUMENTACIÓN

Información Bibliográfica

AÑÓN ABAJAS, ROSA MARÍA: La arquitectura de las escuelas primarias municipales de Sevilla hasta 1937., Universidad de Sevilla. Consejería de Obras Públicas y Transportes de la Junta de Andalucía., 2005. 243 a 253. 84-4720-792-7

CAPILLA RONCERO, Ignacio; SÁNCHEZ-CID ENDÉRIZ, José Ignacio; RAMOS CARRANZA, Amadeo: Arquitectura del Racionalismo en Sevilla: inicios y continuidades, Sevilla: Fundación para la Investigación y Difusión de la Arquitectura, Colegio Oficial de Arquitectos, 2003. 264. 84-931315-7-1

VILLAR MOVELLAN, Alberto: Arquitectura del Regionalismo en Sevilla: 1900-1935, Sevilla: Diputación Provincial, 1979. 84-500-3335-7

Compartir esto

¿Sabes cómo compartir?

Facebook Twitter Delicious Myspace Menéame
Los contenidos de esta web, incluidas las imágenes, están sujetos a una licencia de Creative Commons si no se indica lo contrario.
Creative Commons W3C W3C W3C
INSTITUTO ANDALUZ DEL PATRIMONIO HISTÓRICO

Sede Central:
Camino de los Descubrimientos, s/n. 41092 Sevilla
Tel. 955037000 | Fax 955037001

Centro de Arqueología Subacuática:
Balneario de la Palma. Duque de Nájera, 3. 11004 Cádiz.
Tel.956203394 | Fax.956203417