IAPH. Instituto Andaluz del Patrimonio Historico

Bienvenido 08/12/2016

English | Español

Ayuda | Directorio | Contacto | Mapa

A+|A-

Enviar a un amigo

Imprimir

Junta de Andalucía Instituto Andaluz del Patrimonio Histórico Consejería de Cultura Logo del Instituto andaluz del Patrimonio histórico

Arquitectura Contemporánea de Andalucía

Búsqueda

NAVEGACIÓN
  • Informe
NAVEGACIÓN DE REGISTROS 1 de 12| primera imagen anterior siguiente última imagen
Imagen de Poblado de colonización de El Trobal Más imágenes + Información

IDENTIFICACIÓN

Denominación: Poblado de colonización de El Trobal
Código: 410690015
Provincia: Sevilla
Municipio: Palacios y Villafranca, Los
Dirección y vías de acceso: AP-4/E-5 km 4

DESCRIPCIÓN

Tipologías Actividades Cronología
Poblados Actividad residencial 1962

Agentes
Tipo Nombre Actuación Fecha
Arquitectos Fernández del Amo, José Luis Proyecto 01/01/1962
Arquitectos González Gómez Proyecto 01/01/1962

Descripción

El Instituto Nacional de Colonización, organismo franquista que promovió la transformación agraria por la puesta en riego de las tierras, dictó mediante circulares internas, disposiciones derivadas de las redactadas por el ingeniero agrónomo Miguel Cavero durante la República, que unificaban criterios de ordenación tanto en lo referente a la ubicación (con centro cívico, zona verde y zona residencial), tamaño, dotaciones básicas (iglesia, ayuntamiento, escuela, comercio, industrias artesanas, asistencia sanitaria), espacios públicos y circulaciones (que solían separar las de personas de las animales, como el modelo de la manzana Radburn de Stein y Wright de 1928) posibilitándose la diversidad que evitaba la repetición formal. Junto a las preferencias de José Tamés por incorporar elementos tradicionales de cada zona, rematando perspectivas con edificios singulares y componiendo las manzanas con variedad de tipos arquitectónicos de planta racionalizada, simplificando los detalles de la arquitectura de gusto popular. Todo ello contaba con antecedentes europeos recogidos en la unidad de relación vecinal mínima por el norteamericano Clarence Perry, la ¿neighbourhood unit¿, asumido por el urbanismo organicista de Eliel Saarinen (1943), y que trae a España Gabriel Alomar con la Teoría de la Ciudad.
El poblado de El Trobal se organiza a partir de la ficción de un cruce caminos que estructura el asentamiento en tres brazos radiales (estos caminos no nacen como cabría suponer de la estructura territorial, pues ni de la finca en que se realiza el asentamiento ni de las carreteras por las que se accede, puede deducirse dicho trazado primario). A partir de cada una de las calles principales surgen perpendiculares las manzanas y calles que soportan el parcelario. Como es natural el cruce de caminos es el centro geométrico e institucional donde se reúnen los edificios más representativos, entre ellos y de manera destacada la iglesia. Se trata de un vacío que no se formaliza tanto desde sus límites como desde su posición como lugar que centraliza los flujos de tráfico rodado y peatonal. Al contrario que la vecina Plaza del Comercio, espacio rectangular rodeado de soportales en tres de sus frentes y con una acertada escala para la actividad que en él se desarrolla.
El caserío responde a diversas configuraciones, todas ellas y como es habitual respondiendo a los patrones con los que se identifica la arquitectura rural: cubiertas de tejas, fachadas blancas, una o dos plantas de altura, huecos enrejados o grandes portalones. En el caso que nos ocupa merece la pena destacar los volúmenes limpios y potentes que caracteriza a la mayor parte de las casas que, repetidas, permiten reforzar la plasticidad del conjunto y atenuar las evidentes transformaciones que contaminan de gestos populistas su limpieza inicial. De manera acertada se recurre en el tratamiento de las fachadas al llagueado de las fábricas de ladrillo, mostrando bajo el revestimiento de pintura la vibración de pequeñas sombras que las personalizan.
Como elemento destacado debe señalarse la torre de la iglesia, siempre visible en el horizonte, y por tanto referencia física del poblado, gracias a la planeidad de la marisma. Se trata de un campanario de grandes proporciones, comparado con la humildad de los volúmenes de la propia iglesia, asimétrica, con la cubierta partida, rematada por una cruz y veleta de cerrajería, y grandes huecos ¿balcones- que recortan en el frente y en los laterales los blancos paños para alojar las campanas.

DOCUMENTACIÓN

Información Bibliográfica

AMORES CARREDANO, Fernando; FERNÁNDEZ LACOMBA, Juan: Jorge Bonsor y su colección: un proyecto de museo, En 1997, n.7, Sevilla: IAPH. Consejería de Cultura, 1995. p. 13. 1136-1867

CALZADA PÉREZ, Manuel: Los poblados de colonización en la década de los 60 en la provincia de sevilla., Revista crítica arquitectónica., 8, 2002. 151-160.

MORENO PÉREZ, José Ramón; MOSQUERA ADELL, Eduardo; PEREZ CANO, María Teresa; PEREZ ESCOLANO, Víctor: 50 años de arquitectura en Andalucía: 1936-1986, En 1987, Sevilla: Consejería de Obras Públicas y Transportes. Junta de Andalucía, 1987. 84-505-4974-4

  ,

  Boletín del Instituto Andaluz de Patrimonio Histórico , Consejería de Cultura de la Junta de Andalucía, 52, 2005. 124. 1136-1867

Compartir esto

¿Sabes cómo compartir?

Facebook Twitter Delicious Myspace Menéame
Los contenidos de esta web, incluidas las imágenes, están sujetos a una licencia de Creative Commons si no se indica lo contrario.
Creative Commons W3C W3C W3C
INSTITUTO ANDALUZ DEL PATRIMONIO HISTÓRICO

Sede Central:
Camino de los Descubrimientos, s/n. 41092 Sevilla
Tel. 955037000 | Fax 955037001

Centro de Arqueología Subacuática:
Balneario de la Palma. Duque de Nájera, 3. 11004 Cádiz.
Tel.956203394 | Fax.956203417