IAPH. Instituto Andaluz del Patrimonio Historico

Bienvenido 05/12/2016

English | Español

Ayuda | Directorio | Contacto | Mapa

A+|A-

Enviar a un amigo

Imprimir

Junta de Andalucía Instituto Andaluz del Patrimonio Histórico Consejería de Cultura Logo del Instituto andaluz del Patrimonio histórico

Arquitectura Contemporánea de Andalucía

Búsqueda

NAVEGACIÓN
  • Informe
NAVEGACIÓN DE REGISTROS 1 de 8| primera imagen anterior siguiente última imagen
Imagen de Manzana de viviendas en El Porvenir Más imágenes + Información

IDENTIFICACIÓN

Denominación: Manzana de viviendas en El Porvenir
Otras denominaciones:Navicoas Parque Código: 410910649
Provincia: Sevilla
Municipio: Sevilla
Dirección y vías de acceso: Calle Juan Pablos, nº 4

DESCRIPCIÓN

Tipologías Actividades Cronología
Viviendas plurifamiliares Actividad residencial 1976

Agentes
Tipo Nombre Actuación Fecha
Arquitectos Gómez-Estern Sánchez, Luis Fernando Colaboración en la redacción del proyecto 01/01/1976
Arquitectos Barrionuevo Ferrer, Francisco Proyecto y dirección de la obra 01/01/1976
Arquitectos Villanueva Sandino, Fernando Redacción del proyecto y dirección de la obra 01/01/1976
Aparejadores López Alonso, José Francisco Dirección de la ejecución de la obra 01/01/1976
Aparejadores Sandino de los Ríos, Manuel Dirección de la ejecución de la obra 01/01/1976
Promotores Navicoas Sociedad inmobiliaria para posterior venta a terceros 01/01/1976

Descripción

El proyecto de 48 viviendas en las calles Colombia, Progreso, Valparaíso y Juan Pablos, se realiza por encargo de Industrial Comercial Aspe, S.A. (NAVICOAS), propietaria del solar, que actúa a su vez como promotora de la edificación.

Se trata de un solar prácticamente rectangular de 92 x 60 metros del que los lados mayores se alinean paralelos a las calles Valparaíso y Progreso. Las esquinas se resuelven mediante chaflanes de aproximadamente quince metros en la confluencia de las calles Juan Pablos y Valparaíso, y de doce en las tres restantes. La superficie del solar es de 5.391,84 metros cuadrados. Existe un desnivel de aproximadamente un metro hacia el interior del solar: jardín arbolado con palmeras y otras especies que se intentaron respetar en el proyecto y en el transcurso de la obra.

El planeamiento, Plan de Reforma Interior del Barrio del Porvenir, calificaba el solar como zona de edificación extensiva baja, obligando a liberar un mínimo del cincuenta por ciento del solar y construir un máximo de cuatro plantas, con una altura máxima de 13,50 metros hasta el último forjado y retranqueo de no menos de tres metros respecto de los linderos.

El proyecto decide una separación de tres metros de las calles Colombia y Juan Pablos, y cuatro metros y medio de las calles Valparaíso y Progreso, liberando al interior un rectángulo libre de 64 x 24 metros, lo que supone una superficie libre real de 2.707,55 m2, superior a la exigida.

El programa objeto del encargo es el de la construcción de las 48 viviendas, además de los servicios generales que implican, incluido el aparcamiento.

La solución adoptada consiste en la realización de una manzana cerrada, de cuatro plantas de altura, manteniendo al interior un espacio libre, rectangular, que respeta la arboleda del jardín preexistente a una cota inferior a la de la calle. Los aparcamientos se sitúan en semisótano lo que permite que se abran a este jardín, que también es de acceso a los diferentes núcleos de comunicaciones verticales que dan servicio a ocho viviendas cada uno, resolviéndose el acceso a la manzana, para vehículos y peatones, sólo desde la calle Juan Pablos.

En la planta semisótano se dispone, como ha quedado indicado, el acceso y la portería del edificio, el aparcamiento con noventa y siete plazas y cuarenta y ocho trasteros, la vivienda para el portero, cuartos de instalaciones y basuras, los seis núcleos de comunicaciones verticales, el jardín con dos piscinas y locales disponibles para los servicios generales de la Comunidad.

En planta baja se disponen doce viviendas: diez de cuatro dormitorios, una de cuatro y otra de dos, además del área de servicio Todas las viviendas disponen de jardín privado ocupando el retranqueo a los linderos. Tienen además acceso al aparcamiento, algunas de ellas directo mediante escalera que da al jardín.

En plantas primera, segunda y tercera son once las viviendas de cuatro dormitorios y una de tres. Las de la planta tercera con acceso independiente a la azotea donde disponen de una zona cubierta para utilizarlo como terraza-jardín privado.

Debe señalarse que se trata de una promoción de viviendas para rentas elevadas, por lo que disponen de un programa muy bien estructurado dimensional y espacialmente.

Con la descripción del programa del edificio quedan enunciadas las estrategias decisivas del proyecto:

En primer lugar, la determinación de mantener en lo posible el arbolado del jardín existente. De esta manera el proyecto limita la posición del aparcamiento que debe ceñirse a los bajos de la edificación perimetral. La solución aportada es de gran calidad, pues al mantener un único acceso común (y sin embargo bien diferenciado) de peatones y vehículos, al vincular espacialmente el aparcamiento con los jardines, al realizar el acceso y las comunicaciones desde el interior de la manzana sin ningún tipo de filtro, puerta o cancela, al hacerlo así, en definitiva, eleva la calidad del garaje tan habitualmente condenado bajo rasante y desprovisto de cualquier cualidad espacial.

En segundo lugar, el equilibrio buscado entre el edificio y las viviendas: entre los espacios colectivos y los privados. El conjunto permite rentabilizar ¿economizar- en espacios y servicios que son propios del conjunto, pero se advierte un importante esfuerzo en que las viviendas, cada vivienda, disponga de suficientes espacios propios, exteriores e interiores, como para disfrutarse como espacio autónomo. El referente más claro, por paradigmático, es el del Inmueble-villa, pero también las viviendas de James Stirling en Runcorn suponen una reflexión sobre esta dualidad más cercana a la estética y la sensibilidad manifiesta en este proyecto.

En tercer lugar y derivado del punto anterior, la apropiación de los retranqueos en planta baja y de las azoteas mediante terrazas o jardines privados. Esta solución supone adoptar una nueva postura en la utilización que de estos espacios propone la arquitectura del Movimiento Moderno: en efecto, se trata de su utilización e incorporación al espacio habitable de los residentes de los edificios, pero a partir de su privatización como garantía de mantenimiento y conservación, probablemente no tanto por desconfianza en el cuidado de los espacios colectivos (pues se trata de una comunidad de renta alta que a la vez cuida y se hace responsable de otros espacios comunes adecuadamente) cuanto por su más incómoda posición ¿exterior o en cubierta-, que fácilmente llevaría a su abandono por tratarse de ¿tierra de nadie¿.

El conjunto de lo anterior permite entender la implantación y la propuesta desarrollada por el proyecto.

La imagen exterior de la manzana, ejecutada fundamentalmente en ladrillo cara vista tipo Mensaque, es de gran limpieza: se descompone volumétricamente en piezas más unitarias en las esquinas y en los lienzos alineados a las calles, organizados en franjas verticales mediante apilastrados de ladrillo entre los que se ubican unas piezas ranuradas prefabricadas de hormigón, como antepechos, y la carpintería de los huecos de ventanas. Las pilastras de ladrillo se prolongan como pantallas perpendiculares a fachada en la azotea, resolviendo de esta manera la privatización de las terrazas vinculadas a las viviendas de la planta inferior.

Así, se plantean tres cuestiones relevantes: la utilización de prefabricados en los antepechos de los vanos de fachada, aspecto de cierta importancia tanto por atribuirse a este edificio cierto carácter experimental en su momento por esta novedosa aplicación tecnológica en arquitecturas domésticas; el establecimiento de un código para la composición de la fachada que, en el diseño de los fustes apilastrados que disminuyen su sección en altura, evoca un cierto lenguaje figurativo distinto a la abstracción y pureza volumétrica propia de la modernidad; por último, la incorporación de la azotea como elemento compositivo que permite dibujar con acierto el paisaje que el propio edificio construye.

La estructura del edificio se realizó con pilares de sección cuadrada, rectangular o circular de hormigón armado y forjados reticulares, nada usuales en aquel momento, Las carpinterías, revestimientos y acabados e instalaciones muestran, junto a los desahogados programas de las viviendas, cómo se trataba de una promoción de viviendas destinada a rentas de clases altas

En el interior los alzados también se revisten de ladrillo en paños recortados por los huecos de dormitorios, por los vacíos practicados por los ventanales de las estancias principales y por los núcleos de comunicaciones. Estos últimos se revisten de vidrio destacando sobre los lienzos de ladrillo, con dos planos en los cuatro núcleos de las esquinas, y con estructuras más complejas en los otros dos que dividen los lados mayores por su eje. Las cajas de escaleras y ascensores se coronan en azotea por unos cuerpos revestidos con placas cerámicas en color claro.

Los huecos de los salones se cierran con grandes cerrajerías de lamas para protegerlos. Se trata de perforaciones profundas practicadas en los planos de ladrillo a la altura de los antepechos, de manera que, en vez de terrazas, se construyen profundas jardineras que garantizan el cuidado de las fachadas y permiten incluir grandes fragmentos vegetales en los alzados y en las viviendas.

La azotea se distribuye en zonas de paso comunes con espacios segregados de uso particular, y en las terrazas privadas de los propietarios de las viviendas de la planta inferior.

El uso del ladrillo, el trazado de los volúmenes de vidrio, con cambios de sección en planos inclinados y los revestimientos cerámicos que se han citado, permiten también conectar formalmente este proyecto con el James Stirling de sus primeros obras, especialmente con la época de la Facultad de Historia de Cambridge.

El edificio se encuentra en perfecto estado de conservación. La resolución del patio interior (jardín, piscinas, aparcamiento, trasteros, vivienda del portero y accesos) se ha revelado como un acierto en la consideración y tratamiento de estos espacios, lo cual ha garantizado su correcto mantenimiento.


Datos históricos

Fecha de proyecto: octubre de 1976.
Visado en el Colegio Oficial de Arquitectos de Andalucía Occidental y Badajoz (actualmente correspondería al Colegio Oficial de Arquitectos de Sevilla), el 15 de octubre de 1976, con número de registro 168.024.
Solicitud de licencia de obras del 5 de octubre de 1976.
Licencia de obras concedida con fecha 21 de marzo de 1977.
Proyecto reformado de marzo de 1979, visado el 4 de abril del mismo año con el número 197.427. Este proyecto afecta a reformas de tabiquería y distribución interior, además de algunos huecos de fachadas y retranqueos en la fachada interior de las terrazas voladas. Modifica también la red de saneamiento colgada y la distribución del aparcamiento y los trasteros.
Fecha de inicio de obras: 23 de marzo de 1977.
Fecha del certificado de fin de obras: 30 de junio de 1980

El barrio del Porvenir, contiguo al parque de Maria Luisa, es contemporáneo a la Exposición Iberoamericana de 1929, siendo concebido como un trazado reticular de calles en el que convivían viviendas unifamiliares y colectivas alineadas a fachada para conformar calles de fachada continua. En el caso de El Porvenir, la mezcla genera una agradable ciudad en la que se alternan tapias y jardines con fachadas. Esto es cierto en el sector norte del barrio. En su frente al parque de María Luisa predominan las villas suburbanas de grandes dimensiones entre las que el tiempo ha ido intercalando edificios de variado interés, destacando la Sede del Colegio Oficial de Médicos de Sevilla.

La zona sur del barrio era más confusa por albergar ciertas industrias, en su día periféricas, como La Veneciana, que ocupaba el solar de esta manzana.

El proyecto (1976) sucede en el tiempo al Plan Parcial redactado por el Ayuntamiento de Sevilla, de sutura entre las construcciones de las villas de la Avenida de la Borbolla, proyectadas bajo el amparo del regionalismo arquitectónico, y las industrias mencionadas que ocupaban parcialmente dichos terrenos. Se producía un incremento de la edificación con objeto de satisfacer los intereses inmobiliarios sobre esta zona, pero supuso a la vez una desfiguración del barrio y de su paisaje urbano. Dicho Plan fue posteriormente corregido por las primeras Corporaciones democráticas.

Los arquitectos autores del proyecto estuvieron integrados en las Oficinas Técnicas de Arquitectura e Ingeniería, OTAISA, sin duda uno de los estudios más certeros en la historia de la arquitectura local durante el siglo XX. Fundado por los hermanos Felipe y Rodrigo Medina Benjumea, en él participaron un grupo numeroso de arquitectos entre los que se encuentran los tres que firman el proyecto. OTAISA es responsable de obras tan significativas como la Estación de Autobuses del Prado de San Sebastián, la Sede Social de la Compañía Sevillana de Electricidad, la Universidad Laboral, el Edificio de Viviendas y Apartamentos de la Huerta del Rey, el Edificio de Oficinas Sevilla 1 y un largo etcétera que recoge ejemplos tan cualificados como los mencionados.

DOCUMENTACIÓN

Información Bibliográfica

BARRIONUEVO FERRER, Antonio: Manzana en El Porvenir, Revista Anuario 1982, Sevilla: Colegio Oficial de Arquitectos de Andalucía Occidental. Delegación de Sevilla., 1983. 0211-9609

BARRIONUEVO FERRER, Antonio; VILLANUEVA SANDINO, Fernando: A&V. Monografías de Arquitectura y Vivienda. Nº 4, Sociedad Estatal de Gestión para la Rehabilitación y Construcción de Viviendas, 1997. 39. 0213-487X

FERNÁNDEZ DEL AMO MORENO Jose Luis: Revista Arquitectura: órgano del Colegio Oficial de Arquitectos de Madrid. , 192, Colegio Oficial de Arquitectos de Madrid, 1982. 33-40. 0004-2706

GARCÍA TORRENTE, Ubaldo; REINA FERNÁNDEZ, Juan Carlos; YÁÑEZ SEMPERE, Juan Luis: Guía de la Arquitectura de Sevilla y Área Metropolitana. SXX., En 1992, Colegio Oficial de Arquitectos de Andalucía Occidental, 1992. 99. 84-88075-14-6

MORENO PÉREZ, José Ramón; MOSQUERA ADELL, Eduardo; PEREZ CANO, María Teresa: De la tradición al futuro, Cádiz: Colegio Oficial de Arquitectos de Andalucía Occidental, 1992. 84-88075-13-8

PEREZ ESCOLANO, Víctor: A propósito de la obra de Francisco Barrionuevo : disciplina y lugar del ensanche al extrarradio, En 1987, El Croquis, 27, El Croquis editorial, 88-97. 0212-5633

  Edificio de 48 viviendas en manzana cerrada El Porvenir. Sevilla, En 1982, Arquitectura, 237, Madrid: Colegio Oficial de Arquitectos de Madrid, 30-34. 0004-2706

  Manzana en El Porvenir : c/ Juan Pablos, Valparaíso, Colombia y Progreso. Sevilla, En 2001, Arquitectos, 157, Madrid: Consejo Superior de los Colegios de Arquitectos de España, 92. 0214-1124

  48 logements: Sevilla, En 1986, 244, Boulogne Armand Margueritte, 1930-, 1986. 54-57. 0003-8695

Compartir esto

¿Sabes cómo compartir?

Facebook Twitter Delicious Myspace Menéame
Los contenidos de esta web, incluidas las imágenes, están sujetos a una licencia de Creative Commons si no se indica lo contrario.
Creative Commons W3C W3C W3C
INSTITUTO ANDALUZ DEL PATRIMONIO HISTÓRICO

Sede Central:
Camino de los Descubrimientos, s/n. 41092 Sevilla
Tel. 955037000 | Fax 955037001

Centro de Arqueología Subacuática:
Balneario de la Palma. Duque de Nájera, 3. 11004 Cádiz.
Tel.956203394 | Fax.956203417