IAPH. Instituto Andaluz del Patrimonio Historico

Bienvenido 10/12/2016

English | Español

Ayuda | Directorio | Contacto | Mapa

A+|A-

Enviar a un amigo

Imprimir

Junta de Andalucía Instituto Andaluz del Patrimonio Histórico Consejería de Cultura Logo del Instituto andaluz del Patrimonio histórico

Arquitectura Contemporánea de Andalucía

Búsqueda

NAVEGACIÓN
  • Informe
NAVEGACIÓN DE REGISTROS 1 de 4| primera imagen anterior siguiente última imagen
Imagen de Pabellón de México para la Exposición Iberoamericana de 1929 Más imágenes + Información

IDENTIFICACIÓN

Denominación: Pabellón de México para la Exposición Iberoamericana de 1929
Código: 410910661
Provincia: Sevilla
Municipio: Sevilla
Dirección y vías de acceso: Paseo de las Delicias s/n

DESCRIPCIÓN

Tipologías Actividades Cronología
Edificios de exposiciones Gestión administrativa 1926/1928
Investigación 1938
Investigación 2001

Agentes
Tipo Nombre Actuación Fecha
Arquitectos Amábilis Domínguez, Manuel M. Proyecto 01/01/1926
Arquitectos Reyes, Victor M Decoración escultórica y pictórica del edificio original 01/01/1926
Arquitectos Tommasi López, Leopoldo Decoración escultórica y pictórica del edificio original 01/01/1926
Arquitectos Reforma para adaptación al Instituto de Maternidad 01/01/1938
Arquitectos Granero, Francisco Reforma 01/01/2001

Descripción

La Exposición Iberoamericana de 1.929 supone la transformación urbana más importante de la ciudad en época contemporánea hasta 1992. El recinto se desarrolla en un entorno ajardinado en el que se disponen arquitecturas singulares que lo monumentalizan: apoyado en el curso del río y en edificios existentes de la importancia de la Fábrica de Tabacos o del Palacio de San Telmo, da forma al deseo de crecimiento hacia el sur que la ciudad ya había manifestado en proyectos como el trazado del Salón de Cristina o El Jardín de las Delicias de Arjona.

El escenario fundamental es el del sector segregado de los jardines del Palacio de los Montpensier y que constituyeron el Parque de María Luisa en honor de la cesión por la infanta María Luisa de Orleáns, prolongado en el Jardín de las Delicias y a lo largo de la Avenida Reina Victoria (hoy Paseo de las Delicias y de la Palmera) hasta el Sector Sur. Otros edificios dispersos se situaron en los jardines de San Telmo o, en el caso singular del Gran Hotel ¿Hotel Alfonso XIII- en el Jardín de Eslava.

El trazado inicial surge como consecuencia del concurso de anteproyectos celebrado en 1911 y del que se eligió la propuesta de trazado unitario presentada por el arquitecto Aníbal González y que, en los que le siguieron (1913, 1924, 1925 y 1928), se fue desfigurando en aras de una implantación dispersa con la intervención de un número más amplio de profesionales. El arquitecto dimitió falleciendo poco antes de inaugurarse el certamen.

El Pabellón de México es el mejor representante del indigenismo en la Exposición. Se trata de la búsqueda de elementos históricos que permitan establecer una arquitectura nacional. Sus impulsores fueron Francisco M. Jiménez, Antonio Peñafiel, Antonio M. Anza o Luis Salazar, codificando de alguna manera un estilo que convivió con los historicismos europeístas. El arquitecto Manuel Amábilis Domínguez, arquitecto del Pabellón, fue seguidor de esa tendencia, introduciendo en sus proyectos reflexiones formales elaboradas a partir de su conocimiento de la arquitectura azteca y de las culturas del Yutacán.

El Pabellón, situado en las inmediaciones de la Plaza de América, fue el resultado de un concurso celebrado entre 26 arquitectos por el gobierno mexicano. El arquitecto adopta la forma de cruz griega en la planta al fundar su planteamiento sobre las circulaciones del público. Un vestíbulo central, octogonal y cubierto por una bóveda, da paso a cuatro salas dispuestas en las cuatro aspas de la cruz. Dicho vestíbulo genera un volumen también octogonal que lo contiene y se convierte en el cuerpo central del que nacen las cuatro aspas. El acceso se realiza entre las dos aspas situadas en el Paseo de la Victoria y, frente a él, se localiza una escalera monumental que conduce, en la planta superior, a otros cuatro grandes estancias, un salón y dos terrazas. Sus fachadas son simétricas y manifiestan una composición equilibrada plena de referencias a las arquitecturas de los pueblos mayas y toltecas.

Los motivos decorativos los realizaron el escultor Leopoldo Tommasi y el pintor Víctor M. Reyes.

La adaptación a edificio administrativo ha precisado realizar compartimentaciones más menudas no contempladas, como es natural, en la propuesta original.

DOCUMENTACIÓN

Información Bibliográfica

GARCÍA TORRENTE, Ubaldo; REINA FERNÁNDEZ, Juan Carlos; YÁÑEZ SEMPERE, Juan Luis: Guía de la Arquitectura de Sevilla y Área Metropolitana. SXX., En 1992, Colegio Oficial de Arquitectos de Andalucía Occidental, 1992. 99. 84-88075-14-6

TRILLO DE LEYVA, Manuel: La Exposición Iberoamericana. La transformación urbana de Sevilla, Ayuntamiento de Sevilla, 1980. 204. 84-500-4012-4

VILLAR MOVELLAN, Alberto: Arquitectura del Regionalismo en Sevilla: 1900-1935, Sevilla: Diputación Provincial, 1979. 84-500-3335-7

Compartir esto

¿Sabes cómo compartir?

Facebook Twitter Delicious Myspace Menéame
Los contenidos de esta web, incluidas las imágenes, están sujetos a una licencia de Creative Commons si no se indica lo contrario.
Creative Commons W3C W3C W3C
INSTITUTO ANDALUZ DEL PATRIMONIO HISTÓRICO

Sede Central:
Camino de los Descubrimientos, s/n. 41092 Sevilla
Tel. 955037000 | Fax 955037001

Centro de Arqueología Subacuática:
Balneario de la Palma. Duque de Nájera, 3. 11004 Cádiz.
Tel.956203394 | Fax.956203417