IAPH. Instituto Andaluz del Patrimonio Historico

Bienvenido

English | Español

Ayuda | Directorio | Contacto | Mapa

A+|A-

Enviar a un amigo

Imprimir

Junta de Andalucía Instituto Andaluz del Patrimonio Histórico Consejería de Cultura Logo del Instituto andaluz del Patrimonio histórico

Patrimonio Inmaterial de Andalucía

Búsqueda

NAVEGACIÓN
  • Informe

IDENTIFICACIÓN

Código / Código RAPI :  0903003
Denominación:  Villancicos y Coplas de la Navidad
Ámbito Temático:  Modos de expresión
Tipologías / Actividad:  Villancicos
Actividad marco:  La Zambomba de Jerez
Provincia:  Cádiz
Comarca:  Campiña de Jerez
Municipio:  Jerez de la Frontera

DESCRIPCIÓN

En las reuniones navideñas celebrabas en Jerez la zambomba es el instrumento más importante de todos; tanto es así que da nombre a dicho ritual festivo que comprende desde el Día de la Inmaculada hasta Nochevuena, denominando al conjunto de villancicos y coplas navideñas interpretadas, por extensión de la palabra, "estar de zambomba" o "ir de zambomba".

Pese a ser la Zambomba una fiesta navideña, el repertorio que en ella se canta no es de carácter específicamente religioso, pues también se incluyen romances profanos e incluso coplas picantes, siendo la convivencia de unos y otras es una de las peculiaridades de dichos rituales. De hecho, a través de la tradición de la zambomba jerezana se sigue manteniendo una parte importante del romancero tradicional, entendiendo por tradicional, y siguiendo al estudioso Menéndez Pidal, "toda aquella manifestación cultural que es susceptible de adaptarse para sobrevivir".

Algunos de esos romances están documentados desde el siglo de oro y tienen probablemente un origen medieval, como "Don Bueso", "La bastarda y el segador" o "El quintado". En lo que respecta a las coplas de temática picante, como "El cura enfermo", "La mujer del molinero", "La tonada de los huevos" o "El vendedor de nabos", entre otras, se cree que podrían fecharse a finales del XVIII y XIX y que responden a una tendencia romancera erótico-burlesca nacida frente a los temas trascendentales que abarcaba el romancero viejo.

Literariamente, los romances son poemas épico-líricos...
Ver +


Agentes

Se han recogido diferentes registros en dos peñas flamencas de la ciudad y en una casa particular. Por una lado, Antonia Montes, gran conocedora de romances y antiguas coplas de Navidad, que escuchó de sus mayores durante su infancia y juventud en los cortijos de la campiña jerezana y posteriormente en las casas de Jerez. Por otro lado, los miembros de la peña flamenca "La Buena Gente", que por ser este 2010, el primer año tras un parón de casi diez sin organizar zambomba, a falta de una sede con capacidad para socios y visitantes, han ido improvisando. Y en tercer lugar, el grupo de Mujeres de la peña flamenca "Tío José de Paula", grupo ya profesionalizado, aunque no por ello menos auténtico. Sus edades oscilan entre los sesenta y setenta años; muchas de ellas son hijas de mitos del flamenco jerezano y otras son madres de figuras actuales que actúan en diferentes Zambombas de la ciudad y fuera de ella, a Sevilla, Madrid y diferentes rincones de la geografía española.


Instrumental

El instrumento central en toda Zambomba es el que da nombre al ritual, la zambomba. Se suele elaborar de un modo artesanal con una tinaja u orza de barro, desfondada y cubierta por el extremo superior con un pellejo de animal; antes era cabra, pero ahora suele ser conejo o tela de muselina, bien sujeta con un cuero o cuerda, que sirve al mismo tiempo para tensarla. En el centro de la tela se amarra una caña larga, llamada carrizo, que proporciona un sonido grave y característico al ser frotada con la mano humedecida y que es la base rítmica o compás sobre el que se cantan los villancicos y romances. Para asegurarse de mantener la mano siempre húmeda, junto a la zambomba se coloca siempre un recipiente con agua. Otro instrumento que solía acompañar a la zambomba en las fiestas de Navidad de los patios de vecinos jerezanos era el cántaro o tinaja vacía, que se hacía sonar golpeando la boca con una alpargata, produciendo un sonido tosco muy característico, grave y seco; en la actualidad su uso es escaso. El almirez, por su parte, es un utensilio de cocina realizado en cobre que se utiliza como instrumento de percusión, ayudándose para ello de la maja del almirez; es un ejemplo de adaptación de útiles caseros o de trabajo a usos musicales, que también puede observarse en las Sevillanas corraleras de Lebrija. Otro de esos instrumentos caseros es la botella rizada de anís, la misma que ambienta la fiesta y calienta las gargantas, utilizada como instrumento de percusión gracias a su superficie labrada y el uso de una cuchara o incluso una moneda. De igual manera, se han utilizado tradicionalmente sartenes, calderos, tapaderas, y un largo etcétera, en definitiva, todo lo que consiguiera hacer ruido y se tuviera a mano; pero en la actualidad estos instrumentos, con las dos excepciones citadas, están en desuso. La pandereta era también un instrumento de fabricación casera. Se trata de una piel tensa, acoplada sobre un aro de madera con platillos metálicos intercalados. Con una mano se percute la pandereta sobre la otra y con mucha habilidad se le frota el parche con el dedo medio o el pulgar. En la actualidad se utilizan también panderetas de plástico y otras metálicas, sin parche. El antecedente de la pandereta fue, sin duda, la sonaja, también de fabricación casera. Consiste en una horquilla de madera o metal con unos platillos metálicos acoplados con alambres al extremo abierto, que, para hacerla sonar, se percute igualmente sobre la otra mano. Hasta aquí, serían los instrumentos que se han mantenido en las fiestas de zambombas, pero ocurre que también se han ido introduciendo nuevos elementos, como la ya mencionada guitarra flamenca, imprescindible para hacer el compás por bulería o por tango; o el cajón flamenco, cuyo origen es afroperuano, pues fue inventado por los esclavos africanos que eran transportados como mano de obra hasta el Virreinato de Perú y que utilizaban como instrumento de percusión las cajas que servían para transportar mercancías, y que posteriormente sería Paco de Lucía quien lo introduciría en el flamenco. Y toda una gama cada vez más amplia de instrumentos que proliferan en las actuales zambombas, tales como castañuelas, triángulos e incluso órganos electrónicos. Por último, no podemos olvidar las siempre presentes palmas, palmas "sordas" que se tocan ahuecando las propias palmas de las manos para que su sonido no reste protagonismo a ningún otro instrumento. Estas palmas, cuando se trata de romances y villancicos aflamencados, despliegan los redobles propios del compás por bulerías o por tangos, según el caso.


Modelo organizativo
Tipo Denominación Descripción
Asociaciones Peñas flamencas Muchas de las peñas flamencas de la localidad, aunque no todas, cuentan con un coro de Navidad, que se encarga de animar la zambomba de la propia peña, así como cualquier otra para la que los contraten. En los otros casos, son los propios socios los que se encargan de cante, el baile y el buen ambiente.
Otros Otros colectivos No obstante, no son las peñas flamencas las únicas que organizan zambombas, también las hacen las hermandades, asociaciones vecinales, diversos tipos de asociaciones y colectivos, y en los últimos años se han sumado masivamente numerosos bares, pubs y restaurantes de la localidad.

Procedencia y transmisión del saber

Procedencia del saber
Toda la tradición oral contenida en las zambombas jerezanas procede del cancionero medieval y de los cantos de villanos, que derivaron de las moaxajas andalusíes, corpus de letras y música transmitido generacionalmente a los largo de los siglos que han llegado hasta la actualidad como patrimonio indiscutible de la identidad jerezana. Puede decirse que el contexto de la Zambomba propicia una de las últimas manifestaciones o pervivencias actuales del género romancero.

Modo de transmisión
Padres-hijos

Fórmula de continuidad
La actual proliferación de grupos y coros navideños ha dado lugar a la homogeneización de las letras y, en cierto modo, se puede decir que se ha reinventado la tradición. Las zambombas, que antaño pertenecían al espacio de lo privado, sólo para familiares, vecinos e invitados, han dejado paso a las zambombas comerciales, que sirven de escaparate para algunas peñas, hermandades y sobre todo a muchos negocios de la ciudad; al tiempo que las zambombas aflamencadas o flamencas se han convertido en las grandes protagonistas de la Navidad de Jerez.

Evolución
La mencionada flamenquización, ha hecho que, en no pocas ocasiones, el propio instrumento de la zambomba se haya visto sustituido por la guitarra como instrumento principal, además de la utilización de otros instrumentos nuevos en dicho contexto. Lo cual también ha variado tiempos y ritmos, pues el propio uso de la guitarra da lugar a falsetas, silencios del que canta donde antes nunca los hubo, por ejemplo. Además, la zambomba ha cambiado su ámbito tradicional de existencia, pasando de lo privado a lo público. En la actualidad en Jerez existen zambombas flamencas y zambombas tradicionales, las primeras en el ámbito de lo público, tienen lugar lógicamente en las peñas flamencas, pero también en los bares y pubs de la ciudad; las segundas, dentro del ámbito de lo privado, se llevan a cabo en las fiestas de barrios y de asociaciones vecinales.

FUENTES DE INFORMACIÓN

Información Bibliográfica

DE LA PLATA, Juan.. Evolución de la Zambomba jerezana: en el transcurrir del siglo XX. . Cádiz , . Universidad de Cádiz. Disponible en URL: http://flun.cica.es/bdrevistas/repositorioPaginas/REVISTA_DE_FLAMENCOLOGIA/n14/071.pdf .

GALLARDO MOLINA, A.. Primer pregón gitano de la Nochebuena de Jerez. . Jerez de la Frontera , . Caja de Ahorros de Jerez .

RUÍZ FERNÁNDEZ, María Jesús.. El Romancero tradicional de Jerez: Estado de la tradición y estudio de los personajes. . Jerez de la Frontera , . Caja de Ahorros de Jerez . ISBN 84-86712-10-6.

VVAA.. Coplas de Zambomba y villancicos en Arcos de la Frontera. . Sevilla , . CEIP Juan Apresa. Consejería de Educación, Junta de Andalucía. .

Información documental

Instituto Andaluz del Patrimonio Histórico . Eva COTE MONTES , Atlas del Patrimonio Inmaterial de Andalucía. Fase 2. Zona 2. Villancicos y Coplas de la Navidad , 2010 .



Todos los datos ofrecidos tienen un carácter meramente informativo y se encuentran en actualización continua. Si encuentra errores o necesita alguna aclaración sobre esta información puede contactar a través del Servicio de Información de Bienes Culturales serbbcc.iaph@juntadeandalucia.es. Si necesita ayuda sobre la aplicación puede contactar a través del mismo Servicio.

Compartir esto

¿Sabes cómo compartir?

Facebook Twitter Delicious Myspace Menéame
Los contenidos de esta web, incluidas las imágenes, están sujetos a una licencia de Creative Commons si no se indica lo contrario.
Creative Commons W3C W3C W3C
INSTITUTO ANDALUZ DEL PATRIMONIO HISTÓRICO

Sede Central:
Camino de los Descubrimientos, s/n. 41092 Sevilla
Tel. 955037000 | Fax 955037001

Centro de Arqueología Subacuática:
Balneario de la Palma. Duque de Nájera, 3. 11004 Cádiz.
Tel.956203394 | Fax.956203417