IAPH. Instituto Andaluz del Patrimonio Historico

Bienvenido

English | Español

Ayuda | Directorio | Contacto | Mapa

A+|A-

Enviar a un amigo

Imprimir

Junta de Andalucía Instituto Andaluz del Patrimonio Histórico Consejería de Cultura Logo del Instituto andaluz del Patrimonio histórico

Patrimonio Inmaterial de Andalucía

Búsqueda

NAVEGACIÓN
  • Informe

IDENTIFICACIÓN

Código / Código RAPI :  3302009
Denominación:  Apicultura
Ámbito Temático:  Oficios y saberes
Tipologías / Actividad:  Apicultura
Provincia:  Huelva
Comarca:  Andévalo
Municipio:  Paymogo
Periodicidad:  Estacional. El cuidado y el mantenimiento de las colmenas requieren de una cierta continuidad a lo largo del año, aunque la época de recolección de la miel corresponde a los meses de verano -junio y julio-, pudiendo variar en función de las condiciones climáticas o de otro origen.

DESCRIPCIÓN

Actividad humana de aprovechamiento de los recursos naturales, el oficio de la apicultura se centra en el cuidado y mantenimiento de las colmenas de abejas con la finalidad de obtener y consumir sus productos (mieles, ceras, propóleos, polen, etc.). Debido al elevado valor nutritivo y endulzante de la miel, la apicultura ha sido históricamente muy valorada y sus productos han estado presentes en las mesas de muchas cocinas. Sin embargo, con la extensión del cultivo de la caña de azúcar, derivada de la comercialización de los recursos nativos americanos, la miel pierde progresivamente su protagonismo. En la actualidad la apicultura se ve profundamente afectada por un conjunto de factores (climáticos, medioambientales, etc.) que han generado profundos cambios en la calidad y cantidad de mieles, ceras y otros productos derivados de las abejas.

El apicultor entrevistado vive y trabaja en Paymogo, cuenta aproximadamente con unas cincuenta colmenas diseminadas en distintos terrenos próximos al pueblo, y desarrolla la actividad como aficionado. Sus colmenas producen miel de la variedad milflores y se mantienen en la misma zona durante todo el año, aprovechando los ciclos de floración local.


Extensión de la actividad

En toda la comarca onubense del Andévalo los productos derivados de la cría de abejas (miel, cera, melaza y otros productos) han sido históricamente relevantes. Casi todos los pueblos contaban con colmenas, siendo, en la mayoría de los casos, los párrocos los que las controlaban y negociaban con sus productos. En la actualidad, aunque la presencia de colmenas sigue siendo relevante en toda la comarca, la cría de abejas no se reconoce oficialmente, ya que los controles sanitarios hacen imposible su comercialización. Sin embargo, en varios pueblos las colmenas siguen aprovechándose a nivel local, normalmente por parte de unos pocos aficionados. En Paymogo la presencia de colmenas ha sido una constante. A partir del siglo XVII se estima una presencia de entre seis mil y siete mil colmenas en la zona, gracias a las cuales se abastecía de cera al Monasterio de la Cartuja de Sevilla. Este hecho confirió un cierto reconocimiento al pueblo y, sobre todo a la curia local, ya que en aquella época las colmenas eran prácticamente propiedad de la iglesia católica. De la importancia que adquirió la cría de abejas en Paymogo es fiel reflejo el escudo local y ha quedado grabada en la memoria colectiva, aun cuando hoy el número de colmenas haya decrecido hasta no llegar a superar las trescientas.


Procedimientos técnicos
Tipo Descripción
Envasado Finalmente la miel es envasada en distintos recipientes y almacenada.
Técnica de apicultura Cuidado y mantenimiento de las colmenas.
El mantenimiento de las colmenas se realiza a lo largo de todo el año e incluye el control de la población y del estado de salud de las abejas. "Miro se están caídas, si tienen alguna enfermedad. Le miro los síntomas, si la piquera está sucia o está limpia, si alguna se ha muerto". En los últimos años, debido al incremento de enfermedades de las abejas y de las sustancias contaminantes que pueden provocarlas, el control sanitario de las poblaciones se ha convertido en una preocupación constante para el apicultor. Para mantener una colmena en buenas condiciones es, por lo tanto, necesaria la estricta y contante observación de las abejas, para poder detectar cualquier anomalía. En raras ocasiones el apicultor proporciona algo de alimento extra. Las colmenas no son trasladadas de un lugar a otro, sino que se mantienen siempre en el mismo sitio, desde hace años.
Ahumado La primera operación para la extracción de la miel consiste en el ahumado de las colmenas, que tiene el objetivo de "dejar atontás a las abejas, de relajarlas" para poder extraer fácilmente las láminas o cuadros. Esta operación se sigue haciendo a la manera tradicional: se amontona estiércol de caballo (cagajones) y se le prende fuego, lo cual provoca humo que facilita la manipulación de las colmenas.
Extracción Extracción o "Castración".
Una vez que "las abejas están atontás", el apicultor procede a extraer los cuadros de la colmena, los sacude con cuidado, procurando que la reina y las obreras bajen de nuevo al panal, los coloca en grandes cajas de madera y los transporta hasta el taller donde realizará la extracción. Antes de colocar los paneles en el extractor, con un cuchillo elimina las capas de cera que quedan en los opérculos de las celdas de los panales.
Para la extracción o castración de la miel el apicultor utiliza un extractor manual, que se vale la fuerza centrífuga para vaciar el contenido de hasta tres cuadros. Para su consecución el apicultor gira la manivela del extractor y, una vez que la miel queda proyectada en las paredes del mismo, la almacena en el decantador.
Técnica de apicultura Recuperación de la cera.
Una vez separada la cera de la miel, se sumerge en poniéndola en agua caliente, recogiéndola posteriormente y dejándola enfriar. La cera, que vende o intercambia, es utilizada de varias maneras, entre ellas la elaboración de nuevos panales para las colmenas.
Decantación Una vez extraída de los cuadros, la miel se deja decantar, siendo sometida a varios procesos de filtrado en decantadores de acero con el objeto de eliminar impurezas. Durante aproximadamente una semana, la miel se deja reposar para que las partículas más pequeñas puedan subir a la superficie. Acto seguido el apicultor procede a practicar el espumado para retirarlas.

Herramientas
Tipo Descripción
Utensilios de extracción * Centrifuga.
Contenedor cilíndrico de metal donde se colocan en su interior tres o cuatro panales. Es manual, utilizándose una manivela para su puesta en funcionamiento.
Utensilios de filtrado * Decantadores.
Contenedores de acero inoxidable.
Cuchillos Instrumento para cortar formado por una hoja de metal de un corte solo y con mango (Real Academia Española, 2001, 22º ed.).
Colmenas Contenedor de madera en el que viven las abejas. Se compone de piso, cámara de cría, techo, cuadros móviles y piquera.
Traje de apicultor. Traje entero de tela gruesa, blanca. Incluye máscara y guantes.

Productos que se obtienen
Tipo Descripción
Miel Sustancia viscosa, amarillenta y muy dulce, que producen las abejas transformando en su estómago el néctar de las flores, regurgitándolo para llenar con él los panales y que sirva de alimento a las crías.

FUENTES DE INFORMACIÓN

Información documental

Instituto Andaluz del Patrimonio Histórico . Erica BREDY , Atlas del Patrimonio Inmaterial de Andalucía. Fase 2. Zona 7. Apicultura , 2010 .



Todos los datos ofrecidos tienen un carácter meramente informativo y se encuentran en actualización continua. Si encuentra errores o necesita alguna aclaración sobre esta información puede contactar a través del Servicio de Información de Bienes Culturales serbbcc.iaph@juntadeandalucia.es. Si necesita ayuda sobre la aplicación puede contactar a través del mismo Servicio.

Compartir esto

¿Sabes cómo compartir?

Facebook Twitter Delicious Myspace Menéame
Los contenidos de esta web, incluidas las imágenes, están sujetos a una licencia de Creative Commons si no se indica lo contrario.
Creative Commons W3C W3C W3C
INSTITUTO ANDALUZ DEL PATRIMONIO HISTÓRICO

Sede Central:
Camino de los Descubrimientos, s/n. 41092 Sevilla
Tel. 955037000 | Fax 955037001

Centro de Arqueología Subacuática:
Balneario de la Palma. Duque de Nájera, 3. 11004 Cádiz.
Tel.956203394 | Fax.956203417