IAPH. Instituto Andaluz del Patrimonio Historico

Bienvenido

English | Español

Ayuda | Directorio | Contacto | Mapa

A+|A-

Enviar a un amigo

Imprimir

Junta de Andalucía Instituto Andaluz del Patrimonio Histórico Consejería de Cultura Logo del Instituto andaluz del Patrimonio histórico

Patrimonio Inmueble de Andalucía

Búsqueda

NAVEGACIÓN
  • Informe
Imagen de Castillo de Torreparedones Más imágenes Cartografía Más Bibliografía Más Información

IDENTIFICACIÓN

Denominación: Castillo de Torreparedones
Otras denominaciones: Castillo de Castro el Viejo ; Castillo de Castro Viejo ; Torre de las Vírgenes Código: 01140070227
Caracterización: Arqueológica, Arquitectónica
Provincia: Córdoba
Municipio: Baena, Castro del Río
Códigos relacionados

Pertenece a:
Código Denominación
01140070021 Torreparedones

DESCRIPCIÓN

Tipologías
Tipologías Actividades P.Históricos/Etnias Cronología Estilos
Castillos Actividad militar Edad Media

Descripción

El castillo de Castro el Viejo está situado en un vértice geodésico que marca 560 metros de altitud, al norte del término de Castro del Río y confluyendo también más o menos en dicho vértice los de Cañete y Baena. Se trata de una cota que domina las campiñas de esos tres términos y el antecedente más inmediato de la fortaleza medieval que hoy vemos es la existencia en su mismo solar de una importante ciudad íbero-romana. Esta ciudad, más o menos destruida pero con grandes murallas ibéricas al estilo de las de Ategua, que hoy se conservan ciñendo la meseta, se supone que siguió habitándose, pues hubo población, ya como pequeña aldea, hasta 1386.

La traza general de esta fortificación es aproximadamente la de un cuadrilátero de 40 x 20 metros con las esquinas redondeadas y construidas, como el resto del conjunto, en piedra labrada en hileras con lajas a tizón. Los lienzos de muralla alcanzan en algunos sitios 7 metros de altura y posee torres en las esquinas, algunas de las cuales, salientes y redondeadas, son macizas en su base y tienen cámaras con bóvedas en su piso superior. Del amurallamiento se conserva gran parte, a excepción del lado O, del que sólo se aprecian los cimientos.

La fortificación conserva una importante torre, de unos 15 metros de altura, en el ángulo SE del recinto principal. Hay restos de vanos o saeteras en su cara este e internamente consta de dos pisos, con restos de bóvedas baídas encofradas. También quedan restos de otras dos torres muy derruidas.

El patio de armas, situado en el centro del recinto, posee unos cuarenta metros de lado y mantiene un aljibe abovedado donde en el año 1833 apareció un importante ajuar funerario compuesto por doce urnas de piedra caliza con inscripciones que, según R. Ramírez de Arellano, denotan la pertenencia de los difuntos a la familia de los Pompeyos, de la tribu Galeria. Actualmente ese ajuar se halla depositado, al parecer, en los fondos del Museo Arqueológico Provincial de Córdoba.

En los dos tramos de muro que quedan todavía en pie existe un paso de ronda delimitado por los paramentos externos e internos del amurallamiento, mediados por una capa de argamasa.

Dada la abundancia de piedra procedente de las antiguas murallas ibéricas, la construcción de este castillo medieval debió de ser rápida, hecha a base de sillares paralelos, unos sobre otros, unidos por pedrería plana en las superficies, mientras que el interior de muros y torreones se hizo a base de mortero, de cal y piedras de variados tamaños.

La especial singularidad de este castillo reside en la amplia panorámica que permite abarcar visualmente. Recuerda a Santa Eufemia y a Névalo, por dominar tierras de otras provincias, y en éste, además, el mayor número de pueblos que se avistan de la geografía circundante: Bujalance, Cañete, Porcuna, Valenzuela, Albendín, Baena, Castro, Espejo, Ategua y algún otro en día muy despejado.

El contrapunto antiestético en el conjunto lo pone el pivote blanco del Instituto Geográfico Nacional indicador del vértice geodésico, ya que ha sido colocado sobre los restos del castillo, concretamente encima del paso de ronda o adarve, en la parte noreste del muro del castillo.


Datos históricos

Algunos autores piensan que este castillo medieval fue construido después de la toma cristiana de Castro del Río en 1232, indudablemente encima de una fortificación íbero-romana, cuyos bloques vemos hoy día in situ. En efecto, el origen del asentamiento humano en este lugar se remonta a las épocas protohistórica y romana, momentos en los que el lugar alcanzó una gran importancia a juzgar por los hallazgos allí efectuados y los restos visibles en superficie, destacando las cerámicas ibéricas, griegas, campanienses e imperiales romanas, conducciones de agua, restos escultóricos, funerarios y numismáticos, exvotos de piedra, etc. Durante la etapa protohistórica se localizó en el lugar uno de los santuarios ibéricos mejor conocidos de Andalucía, dedicado posiblemente a una divinidad de la salud a la que acudían multitud de peregrinos que depositaban sus exvotos en el lugar. La importancia arqueológica de este enclave llevó a algunos autores antiguos y a J. Navajas Fuentes en 1951a identificarlo con el municipio barbetano de Castrum Priscum, pero lo cierto es que su verdadero nombre, como ya indicó Valverde y Perales, no se conoce con seguridad, aunque, en todo caso, J. F. Rodríguez Neila admite que debió de tratarse de una ciudad importante, tal vez de las que jugaron "indica este autor- un destacado papel durante la campaña de Munda que enfrentó a las tropas de César y Pompeyo por el poder de Roma. Hoy se engloba en la linde del cortijo llamado Paredones de Medina, nombre indicativo de lo que se ve o se creía ver en el lugar: las murallas de una ciudad, como también indicativo es el propio nombre de Torreparedones, que alude a la gran torre y las murallas que a lo largo de los siglos se han observado en el lugar.

Castro el Viejo estaba poblado al mismo tiempo que Castro del Río, y dicha población continuó hasta siglo y medio después de la conquista cristiana. Todavía se afirma que el apellido Castroviejo que llevan vecinos de Castro, Espejo, La Rambla, Lucena y otras villas procede de antiguos pobladores de Castro el Viejo. Según Sánchez de Feria, Fernando III donó este castillo y villa al adelantado y alcalde mayor de Córdoba don Pedro Ruiz de Castro, pasando luego a poder de la ciudad de Córdoba.

Ramírez de las Casas-Deza refiere que en 1269 Alfonso X donó Castro el Viejo a Fernán Alfonso de Lastres, titular del señorío asturiano de Lastres y alcalde de Baena, por los servicios prestados en la conquista de Andalucía. Sin embargo, su hijo, Gonzalo Alfonso de Lastres, conocido por el Cautivo, lo vendió para su redención a Pay Arias de Castro, señor de Espejo, de quien sabemos gracias a los estudios de J. Padilla que ya en 1296 poseía Castro el Viejo. De nuevo este núcleo pasará al dominio de Córdoba hasta que Enrique II se lo adjudique a Martín Sánchez de Castro, hijo de Pedro Ruiz de Castro, por haber sido posesión de su padre.

En un documento datado el 9 de noviembre del año 1300 se asegura que el término de Cañete lindaba con Porcuna, Bujalance y Castro el Viejo. Más aún, en tiempo del poderoso Pay Arias de Castro, el rey Alfonso XI, a petición del concejo de Córdoba, ordena a 3 de mayo de 1328 que Fernand Alfonso, alguacil mayor de Córdoba, sea alcaide de Castro el Viejo, lo que según Nieto Cumplido parece indicar que el lugar se hallaba bajo la jurisdicción de Córdoba. Ello se confirma en la sentencia dada por Gómez Fernández de Soria el 5 de octubre de 1352, bien estudiada por E. Cabrera y que declara Castro el Viejo como castillo de Córdoba, dictaminando que "esta dicha tierra e término que lo ayan por suyo los del dicho lugar de Castro el Viejo". Las lindes del municipio de Córdoba se extendían por los cortijos de Paredones de Medina, Pedro Estrella, Las Vírgenes de Castro Viejo y Butaguillos. Esta pertenencia a Córdoba cambiará en noviembre de 1406, cuando Enrique III dé a Juan Pérez de Valenzuela, VII Señor de Valenzuela y comendador de la Orden de Santiago, el castillo y término de Castro el Viejo con "sus diezmerí

PROTECCIÓN

Estado Régimen Tipología Jurídica Publicado en Fecha Número Página
Inscrito BIC Monumento BOJA 07/11/2007 219 41

FUENTES DE INFORMACIÓN

Información Bibliográfica

Decreto 265/2007, de 16 de octubre, por el que se delimita el Bien de Interés Cultural denominado Castillo de Torreparedones, con la categoría de Monumento, en los términos municipales de Baena y Castro del Río, Córdoba.. 7/11/2007, pp- 41-44.

Resolución de 12 de junio de 2006, de la Dirección General de Bienes Culturales, por la que se incoa el procedimiento de delimitación del Bien de Interés Cultural, con la categoría de Monumento, denominado Castillo de Torreparedones, en los términos municipales de Baena y Castro del Río, Córdoba. 4/07/2006, pp. 58- 60.

Información documental

Archivo de la Delegación Provincial de la Consejería de Cultura de Córdoba. Antonio Martínez Castro, Inventario de fortificaciones del medio rural. Sur de Córdoba.Volúmen I, 2005.



Compartir esto

¿Sabes cómo compartir?

Facebook Twitter Delicious Myspace Menéame
Los contenidos de esta web, incluidas las imágenes, están sujetos a una licencia de Creative Commons si no se indica lo contrario.
Creative Commons W3C W3C W3C
INSTITUTO ANDALUZ DEL PATRIMONIO HISTÓRICO

Sede Central:
Camino de los Descubrimientos, s/n. 41092 Sevilla
Tel. 955037000 | Fax 955037001

Centro de Arqueología Subacuática:
Balneario de la Palma. Duque de Nájera, 3. 11004 Cádiz.
Tel.956203394 | Fax.956203417