IAPH. Instituto Andaluz del Patrimonio Historico

Bienvenido

English | Español

Ayuda | Directorio | Contacto | Mapa

A+|A-

Enviar a un amigo

Imprimir

Junta de Andalucía Instituto Andaluz del Patrimonio Histórico Consejería de Cultura Logo del Instituto andaluz del Patrimonio histórico

Patrimonio Inmueble de Andalucía

Búsqueda

NAVEGACIÓN
  • Informe
NAVEGACIÓN DE REGISTROS 1 de 17| primera imagen anterior siguiente última imagen
Imagen de Bodegas Tío Pepe Más imágenes Cartografía Más Bibliografía Más Información

IDENTIFICACIÓN

Denominación: Bodegas Tío Pepe
Otras denominaciones: Gran Bodega Tío Pepe Código: 01110200042
Caracterización: Arquitectónica
Provincia: Cádiz
Municipio: Jerez de la Frontera

DESCRIPCIÓN

Tipologías
Tipologías Actividades P.Históricos Cronología Estilos
Bodegas Vinicultura Edad Contemporánea 1963 Estilo racionalista

Agentes
Tipo Nombre Actuación Fecha
Arquitectos de la Cuadra e Irizar, Fernando Proyecto 1960
Ingenieros Torroja Cavanillas, José Antonio Proyecto de estructura 1960
Ingenieros Torroja Miret, Eduardo Proyecto de estructuras 1960
Constructores Agromán , S.A.
Constructores Agromán , S.A.
Constructores Agromán , S.A. 1960
Fundidores Clavijo , Juan Vicente Forja de la veleta que corona la torre de la bodega 1970

Descripción

La bodega se sitúa en la ladera Sur del centro histórico de la ciudad, en las inmediaciones de la Catedral. Se integra dentro del complejo bodeguero de la empresa González Byass, cerrando el lado Noroeste del conjunto, funcionando como nave de crianza de vino.

En lo que se refiere a este complejo, su presencia en el centro histórico de la ciudad es más que notoria, por su proximidad al área monumental de la Catedral y el Alcázar. Forma parte del tejido empresarial más poderoso de la ciudad, que es el vinculado al sector bodeguero. Este complejo tiene una superficie total de 374.535 m2 y una superficie construida de 127.612 m2; y como ciudad dentro de la ciudad, se encuentra constituido por varias bodegas comunicadas entre sí por un entramado de calles pavimentadas de adoquín.

El complejo constituye una manzana completa, en un área urbana donde las manzanas son más amplias. El entorno inmediato es irregular en cuanto a tipología y conservación; existen otras bodegas cercanas. En otro anillo exterior se encuentra la carretera de circunvalación de la ciudad. Por lo tanto, en la actualidad el complejo bodeguero está tanto integrado completamente en la ciudad, como muy cercano al acceso desde otras poblaciones.

En 1960 se realiza el encargo verbal al ingeniero Eduardo Torroja y el arquitecto local Fernando de la Cuadra e Irízar de la construcción de una gran bodega de crianza para el fino de Jerez, en el recinto urbanístico existente de las bodegas propiedad de González Byass. Se pretendía que, por una parte, albergara un gran espacio para las tareas de vinificación, y, por otra, cumpliera los requisitos higrotérmicos de una bodega de crianza de fino.

Ante el fallecimiento de Eduardo Torroja en Junio de 1961, continúa con el proyecto de ingeniería su hijo José Antonio Torroja Cavanillas, que desarrolla el proyecto introduciendo modificaciones impuestas por nuevas ordenanzas urbanísticas.

La Gran Bodega se convierte en un hito visual poderoso en el acceso al conjunto histórico de Jerez de la Frontera desde el Sur. Hacia la calle Calzada del Arroyo, el lado Noroeste del edificio se muestra en su altura completa de tres plantas, convirtiéndose en una auténtica muralla urbana. La fachada Sureste se muestra solamente en las dos plantas superiores, ya que la planta baja queda deprimida respecto a la rasante del interior del complejo bodeguero González Byass.

Se trata de un edificio de planta rectangular de 168 m de largo, 42 m de ancho y 27.50 m de alto. Se compone de cuatro módulos de planta cuadrada y tres pisos cada uno, unidos entre sí, de manera que liberan una gran nave con orientación suroeste-noroeste. Cada planta tiene una superficie construida de 7.056 m2, con capacidad para almacenar unas 10.000 botas de 600 litros de capacidad cada una, lo que significa que puede albergar un total de 16 millones de litros de vino.

Las dos plantas inferiores de cada uno de los cuatro módulos se resuelven estructuralmente mediante tres pórticos en dirección perpendicular al lado largo del edificio, separados entre sí una distancia de 10,5 m. Cada uno de estos pórticos cuenta con ocho vanos, de unas dimensiones aproximadas de 5,25 m. La tercera planta está rematada por cuatro cúpulas laminares de hormigón de 42 m de diámetro cada una, resueltas de manera similar a la cúpula del mercado de abastos de Algeciras, obra del mismo autor.

El encuentro de las cúpulas con la planta cuadrada en la que se inscriben se realiza a través de la intersección con bóvedas cilíndricas de directriz horizontal, que generan un polígono de ocho lados en planta. Estas bóvedas cilíndricas son de mayor luz en las direcciones principales, y de mitad de la luz en las diagonales. Inicialmente habrían de permitir la introducción de luz y la ventilación de interior, aunque finalmente fueron cegadas.

Las fachadas del edificio se resuelven a base de la alternancia de tres bandas horizontales ciegas de ladrillo visto, que forman el cerramiento de cada una de las tres plantas, y bandas horizontales formadas por piezas prefabricadas de hormigón visto, en las que se sitúan los huecos. Solamente en el nivel superior de la fachada Suroeste, la banda de ladrillo se perfora mediante un hueco horizontal alargado, que ilumina la sala de degustación, que ocupa un módulo completo bajo la cúpula Sur.

Las mencionadas bandas horizontales de hormigón armado visto se caracterizan por disponer de resaltos troncopitramidales, entre los cuales se habrían de disponer lamas horizontales que nunca fueron colocadas, y que marcan la modulación en fachada del edificio. Estos resaltos se ordenan siguiendo una retícula de cuatro filas horizontales, que en perspectiva ofrecen una sensación de apilamiento. Siguiendo una cadencia de un vano cada dos paños ciegos, se abren periódicamente huecos de ventilación e iluminación de la misma altura que estas franjas de hormigón, cerrados con piezas cuadradas de pavés.

La franja de huecos correspondiente a la tercera planta cambia de elemento prefabricado, para construirse como una celosía continua, de piezas cuadradas de 50 cm de lado con diseño geométrico sencillo. Sobre esta última franja, una poderosa cornisa de hormigón armado remata el edificio. Sobre la cornisa, se incorporan ligeras barandillas de perfil tubular de acero para el mantenimiento. La fachada presenta la particularidad de adoptar un ligero escalonado de dentro hacia fuera y de abajo a arriba, que coincide con las tres franjas anteriormente descritas.

La horizontalidad del conjunto sólo es interrumpida por la escalera exterior, elemento de gran potencia plástica desarrollado en torno a un vástago de ladrillo visto, que constituye un efectista reclamo publicitario hacia la ciudad. La torre de la escalera, de 45 metros de altura, se anexa al edificio a la mitad de la longitud del módulo Sur, en la fachada sureste, y sobre ella se alza una veleta metálica con el emblema de la empresa, que con una envergadura de 16 x 16 m, se considera la más grande del mundo.

El edificio se encuentra estructuralmente en buen estado de conservación. Se aprecian manchas de color negro en el revestimiento la fábrica de ladrillo, especialmente en la fachada Noroeste, menos expuesta al Sol. Estas manchas no se deben a un deterioro del material, sino que son efecto de la evaporación del alcohol que se produce en el interior de la bodega.

A nivel técnico, cabe reseñar que el edificio fue cimentado por pilotaje, y la estructura de los módulos es de hormigón armado de alta resistencia. La principal cuestión de relevancia técnica, sin embargo, es la cubierta de cada uno de los cuatro módulos, resuelta mediante un casquete esférico de hormigón armado apoyado sobre un anillo de hormigón precomprimido según la técnica Progresinat cuyas patentes explota en España la empresa constructora Agromán. Éste descansa sobre soportes puntuales radiales.
Los materiales empleados son ladrillo visto en los paños de cerramiento, hormigón visto, celosías de hormigón y pavés. Es de reseñar el gesto constructivo de desplazar la línea de fachada del edificio en el cerramiento de ladrillo de las dos plantas superiores, avanzando cada una de ellas la anchura de una hilera respecto a la inferior.

El edificio presenta nuevos sistemas y técnicas constructivas poco habituales en la comarca, dando lugar a una espacialidad alejada de la tradicional arquitectura bodeguera y enfatizada en su rotundo basamento horizontal. Es un ejemplo de la modernización de la arquitectura española en la época, que se basa a su vez en la experiencia innovadora desarrollada por Eduardo Torroja en el mercado de Algeciras, en la misma provincia, treinta años antes de la construcción de la bodega.

En lo relativo a la tipología, supone una renovadora propuesta para las bodegas catedrales, así definidas por el escritor y viajero Richard Ford para referirse a las bodegas con cubierta muy alta soportada por altos pilares y arquerías donde se almacenan las botas asentadas en tres o cuatro hiladas superpuestas. La Gran Bodega Tío Pepe, además, tiene la particularidad de ser la única de Jerez que se desarrolla en tres plantas, cuestión que sin duda vino motivada por las restricciones de espacio del conjunto bodeguero, debido a su cercanía a la ciudad histórica.

La bodega Tío Pepe se construyó en una época en la cual, en la industria bodeguera, se renunció a especulaciones técnicas o estéticas en aras de la bondad de la producción. En este sentido, González Byass fue pionero en Jerez en la investigación tecnológica del proceso de prensado, clave para la obtención de la mayor calidad de sus vinos. La relevancia social de la bodega va ligada al impacto económico de la industria vitivinícola en la ciudad.

La significación de la construcción de la Gran Bodega es enorme, por tratarse de una operación que permitió un aumento considerable en la capacidad productora de la empresa. Se trataba de un contexto histórico de internacionalización comercial del país, cuyos progresos llevaron a la construcción de la definitiva ampliación de las instalaciones de la empresa en la ciudad, en el encuentro de la calle Cuatro Caminos con el trazado de la antigua carretera N-IV.


Datos históricos

En 1960 se realiza el encargo verbal al ingeniero Eduardo Torroja y el arquitecto local Fernando de la Cuadra e Irízar de la construcción de una gran bodega de crianza para el fino de Jerez, en el recinto urbanístico existente de las bodegas propiedad de González Byass. Se pretendía que, por una parte, albergara un gran espacio para las tareas de vinificación, y, por otra, cumpliera los requisitos higrotérmicos de una bodega de crianza de fino.

Ante el fallecimiento de Eduardo Torroja en Junio de 1961, continúa con el proyecto de ingeniería su hijo José Antonio Torroja Cavanillas. En 1971 se colocó la veleta-anuncio sobre el torreón de la escalera exterior, con la imagen más característica de la empresa.

PROTECCIÓN

Estado Régimen Tipología Jurídica Publicado en Fecha Número Página
Inscrito CG BOJA 25/10/2001

FUENTES DE INFORMACIÓN

Información Bibliográfica

AA.VV.. Eduardo Torroja. Madrid, 1899-1961. Enero-febrero 2000, -.

AA.VV.. Guía de Arquitectura. España 1920-2000. Tanasis, 1998.

AA.VV.. Veinte obras del Movimiento Moderno en Andalucía. Junio de 1996, -.

COSTA, Xavier; LANDROVE, Susana. Arquitectura del Movivimiento Moderno. Registro Docomomo Ibérico, 1925-1965. Docomomo Ibérico,, 1996.

GARCÍA GONZÁLEZ-GORDON, B.. Un paseo por González Byass. Recordando a su fundador Manuel María González Ángel. Jerez de la Frontera . Fundación Manuel María González Ángel, 01/01/2008. 978-84-612-7216-7.

GARCÍA VÁZQUEZ, Carlos; PICO, Ramón. MoMo Andalucía. Arquitectura del Movimiento moderno en Andalucía. 1925-1965. Desconocida, 1990.

JIMÉNEZ MATA, Juan. Apuntes sobre la arquitectura racionalista en Andalucía y su recuperación patrimonial. 1999, 98.

VALENCIA ROLDÁN, Miguel Ángel; RIVAS QUINTERO, Carlos Alberto; MALDONADO ROSSO, Javier; SÁNCHEZ MELLADO, Casto; PERDIGONES MORENO, Lorenzo; JIMÉNEZ RODRÍGUEZ, María; TRAVERSO RUÍZ, José Manuel. Jerez. El paisaje arquitectónico del vino. 64.

YRAVEDRA SORIANO, Mª José. Arquitectura y Cultura del Vino. Editorial Murilla Lería, 2003.

Incoación del procedimiento de inscripción Genérica Colectiva en el CGPHA. Resolución de 8 de noviembre de 1999. 10/02/00, 1769.

Inscripción Genérica Colectiva en el CGPHA. Resolución de 26 de septiembre de 2001. 25/10/01, 17561.

Información documental

Centro de Documentación y Estudios. Marta Santofimia Albiñana, Revisión del Registro Andaluz de Arquitectura Contemporánea. Bodegas Tío Pepe de Jerez de la Frontera, Cádiz, 2012.

Centro de Documentación y Estudios. Marta Santofimia Albiñana, Proyecto Patrimonio Industrial de Andalucía. Bodegas Tío Pepe en Jerez de la Frontera, Cádiz, 2012.



Compartir esto

¿Sabes cómo compartir?

Facebook Twitter Delicious Myspace Menéame
Los contenidos de esta web, incluidas las imágenes, están sujetos a una licencia de Creative Commons si no se indica lo contrario.
Creative Commons W3C W3C W3C
INSTITUTO ANDALUZ DEL PATRIMONIO HISTÓRICO

Sede Central:
Camino de los Descubrimientos, s/n. 41092 Sevilla
Tel. 955037000 | Fax 955037001

Centro de Arqueología Subacuática:
Balneario de la Palma. Duque de Nájera, 3. 11004 Cádiz.
Tel.956203394 | Fax.956203417