IAPH. Instituto Andaluz del Patrimonio Historico

Bienvenido

English | Español

Ayuda | Directorio | Contacto | Mapa

A+|A-

Enviar a un amigo

Imprimir

Junta de Andalucía Instituto Andaluz del Patrimonio Histórico Consejería de Cultura Logo del Instituto andaluz del Patrimonio histórico

Patrimonio Inmueble de Andalucía

Búsqueda

NAVEGACIÓN
  • Informe
NAVEGACIÓN DE REGISTROS 1 de 2| primera imagen anterior siguiente última imagen
Imagen de Puerto de la Laja Más imágenes Más Bibliografía Más Información

IDENTIFICACIÓN

Denominación: Puerto de la Laja
Otras denominaciones: Muelle Cargadero del Puerto de la Laja Código: 01210370015
Caracterización: Todas
Provincia: Huelva
Municipio: Granado (El)

DESCRIPCIÓN

Tipologías
Tipologías Actividades P.Históricos Cronología
Embarcaderos Edad Contemporánea
Embarcaderos Edad Moderna

Descripción

El muelle cargadero de El Puerto de Laja esta ubicado en la margen izquierda del río Guadiana aprovechando la pendiente natural de la ribera. La diferencia de altura entre el río y la cota superior del cargadero es de 25 metros y la anchura media es de 30 metros. El conjunto consta de tres partes escalonadas bien diferenciadas: la plataforma del muelle, la del nivel intermedio y el edificio de almacenaje. Todas ellas separadas por muros de contención de mampostería.

El muelle es una plataforma de aproximadamente 150 metros de longitud que se adapta al perfil curvo de la margen del río y está situado a una altura de 3,5 metros sobre el nivel medio del agua. Sobre el muelle se asentaban las maquinarias necesarias para la carga de mineral: 2 grúas metálicas giratorias en ¿V¿, 2 puentes metálicos idénticos necesarios para la carga del mineral en las embarcaciones separados 22 metros entre sí, dos ramales del ferrocarril y varios elementos de atraque. Todo ello ha sido expoliado, quedando solamente los arranques de los puentes y de las grúas en ¿V¿ y un noray. En el extremo oeste hay una escalera de piedra que baja hasta el cauce del río.

La segunda parte del cargadero esta compuesto por dos niveles. El primero, situado a cota 10.5 metros, recorre toda la longitud de las tolvas y servía para recepcionar el mineral y llevarlo hasta el arranque de los puentes. En él se distinguen dos tramos uno de 9.5 metros y otro más estrecho de 5 metros.

El segundo nivel, ubicado a cota 5,7 metros, tiene una longitud de 55 metros y delimita una superficie cuyo ancho va aumentando conforme nos desplazamos hacia el extremo Este del cargadero, el cual se remata con un muro de mampostería que, en su coronación, hace las veces de escalera que comunica ambas plataformas. Este segundo nivel, posiblemente sirviera para acopio de material.

La tercera parte del cargadero es un edificio de mampostería compartimentado en 8 tolvas utilizadas para almacenar el mineral que, transportado por medio del ferrocarril, llegaba a la plataforma superior, situada a la altura de coronación del primer muro de contención de dichas tolvas a 25,7 metros. La longitud de esta estructura es de 90 metros.

El muro interior de las tolvas tiene unos rebajes con plano inclinado en su coronación que facilitaba la descarga del mineral desde las vagonetas.

El mineral descendía por gravedad. A tal efecto se construye un plano inclinado de gran pendiente en el suelo, empedrado. Con el fin de minimizar las pérdidas de mercancía, se ejecuta una media caña en el encuentro de los paramentos horizontal y vertical. En el muro exterior se abren tres troneras por tolva con arco rebajado de dovelas, dotadas de un marco de madera. Este, posiblemente, sujetaba una piquera móvil que funcionaba a la vez como compuerta, accionada con unas cadenas que unían el borde libre a unos perfiles metálicos (raíles) empotrados en el muro, de los que se conservan algunos arranques.
La carga se protegía del viento y el agua con una cubierta ligera de chapa apoyada sobre correas que descansaban en perfiles metálicos empotrados en los muros. La cubrición no entraba en contacto con los muros, dejando una cámara de ventilación. Actualmente, la cubierta ha sido desmontada, quedando solamente los arranques de los perfiles metálicos.

El muelle-cargadero soportaba un funcional sistema de almacenamiento y carga de mineral. Al llegar a La Laja, se descargaban los vagones sobre la parte alta de las tolvas, basculando automáticamente por medio de un ingenioso volcador de vagonetas: una estructura metálica de planta rectangular que en uno de sus laterales sujeta a un elemento sensiblemente triangular.
Una vez almacenado el mineral, se procedía a su traslado hasta los barcos utilizando una serie de vagonetas conducidas a brazo por los dos puentes hasta un coladero sobre el que basculaban automáticamente. Cada puente se compone por un soporte de celosía de planta cuadrada en su primer tramo y tronco piramidal en el segundo y un tablero Warren con montantes, apoyado en dicho soporte y empotrado en el terreno. El extremo del río es una ménsula de canto variable que disminuye conforme se alejan del apoyo. El puente estaba doblemente atirantado: un tirante unía el extremo libre de la ménsula al soporte y el otro anclaba éste último al terreno. Cada tirante estaba compuesto por dos perfiles y una cruz de San Andrés. La luz se acortaba con sendos tornapuntas. En la parte superior del soporte en celosía, supuestamente se alojaba una máquina de vapor que permitía el movimiento de los coladeros, conduciendo el mineral a las bodegas de los barcos. Estos coladeros podían girar en sentido horizontal para dar paso a los buques al salir o cambiar de bodega, realizándose con tornos movidos a mano.

El muelle era un espacio de gran actividad al que llegaba un ramal del ferrocarril y sobre el que se asentaban dos grúas en ¿V¿ que rotaban sobre su propio eje, completando las labores de carga y descarga. Dichas grúas se componían por un brazo giratorio que se apoyaba en otro fijo que se empotraba en el muro de contención del segundo nivel por medio de dos tirantes.
El muelle, en su nivel más bajo, se prolonga hacia el oeste más allá del edificio de las tolvas. El muro de contención de esta parte se realizó con mampostería de menor tamaño y peor calidad. En su extremo se conservan dos planos inclinados también de mampostería, cuya función se desconoce. El primero tiene dos paramentos verticales de escasa altura que lo delimitan, mientras que el segundo, más ancho no tiene delimitado su lateral oeste.

Las instalaciones del puerto de La Laja eran muy sencillas y de una extraordinaria eficiencia. Frente al embarcadero tiene el Guadiana gran anchura, lo que permite el fácil reviro de los barcos. La única limitación viene impuesta por el calado, generalmente escaso por los descuidos en el dragado del río y barra, que no permitía la salida de barcos con más de 2.000 toneladas de pirita, las cuales se suelen cargar en un solo día.

FUENTES DE INFORMACIÓN

Información documental

Archivo Central de la Consejería de Cultura. TEBA MARTÍNEZ, José Antonio ... et al., Inventario de yacimientos arqueológicos de la Provincia de Huelva. Puerto de la Laja, 1991.

Archivo de la Delegación Provincial de la Consejería de Cultura de Huelva. Francisco de Asís Ruiz Labrador; Michela GHISLANZONI; Gema Aguilera Gómez, Documentación técnica para la Inscripción en el CGPHA como BIC, tipología Lugar de Interés Industrial, del Muelle-Cargadero de El Puerto de La Laja, 2008.



Compartir esto

¿Sabes cómo compartir?

Facebook Twitter Delicious Myspace Menéame
Los contenidos de esta web, incluidas las imágenes, están sujetos a una licencia de Creative Commons si no se indica lo contrario.
Creative Commons W3C W3C W3C
INSTITUTO ANDALUZ DEL PATRIMONIO HISTÓRICO

Sede Central:
Camino de los Descubrimientos, s/n. 41092 Sevilla
Tel. 955037000 | Fax 955037001

Centro de Arqueología Subacuática:
Balneario de la Palma. Duque de Nájera, 3. 11004 Cádiz.
Tel.956203394 | Fax.956203417