IAPH. Instituto Andaluz del Patrimonio Historico

Bienvenido

English | Español

Ayuda | Directorio | Contacto | Mapa

A+|A-

Enviar a un amigo

Imprimir

Junta de Andalucía Instituto Andaluz del Patrimonio Histórico Consejería de Cultura Logo del Instituto andaluz del Patrimonio histórico

Patrimonio Inmueble de Andalucía

Búsqueda

NAVEGACIÓN
  • Informe
Imagen de Iglesia de San Antonio Abad Más imágenes Cartografía Más Bibliografía Más Información

IDENTIFICACIÓN

Denominación: Iglesia de San Antonio Abad
Otras denominaciones: Iglesia de San Antón de los Templarios ; Iglesia de los Templarios ; Iglesia Parroquial de San Antonio Abad Código: 01210700008
Caracterización: Arquitectónica
Provincia: Huelva
Municipio: Trigueros

DESCRIPCIÓN

Tipologías
Tipologías Actividades P.Históricos Cronología Estilos
Iglesias Ceremonia cristiana Baja Edad Media 1300/1324 Gótico (Estilo)

Agentes
Tipo Nombre Actuación Fecha
Arquitectos Díaz , Diego Antonio Reconstruyó la iglesia tras el terremoto de 1.755
Arquitectos Bottani , Z. Realizó el proyecto de reconstrcción.

Descripción

Dentro de las discusiones historiográficas habidas, la tesis que parece imponerse es la de una iglesia construida aprovechando las fábricas de un antiguo castillo, que, derrumbada por el terremoto de 1.755, fue reconstruida y ampliada por los pies.
El conjunto de estos datos históricos incide en las características de su ubicación. El edificio se alza exento, con un espacio irregular en el que confluyen varias calles a sus pies.
Se puede resumir que en la trama actual la iglesia-fortaleza se alza exenta en una múltiple confluencia de calles, Labradores, San Pío X, Mesones, Plazas, Amargura y Andalucía, en cuyo espacio común se abre la Plaza de España, no relacionada geométricamente con el monumento pero si histórica y visualmente.

De la fábrica primitiva restan los muros que conforman los laterales de la iglesia y las bases de tres de las cuatro torres, sobre una de las cuales se erigió en el siglo XVIII el campanario barroco.
El exterior es muy austero, destacando su almenado perimetral, su juego de volúmenes, rotundos y sin decoración, salvo en los elementos barrocos entre los que destaca el remate del cuerpo de campanas, en chapitel, y especialmente la fachada principal.
La fachada principal aparece situada sobre una especie de andén, separado de la calle por unos escalones y una verja. Está dividida en dos cuerpos más el remate, separados por amplias cornisas y tres calles, apareciendo ligeramente retranqueado de la línea de fachada los cubos de las capillas. Todo el conjunto está articulado por medio de pilastras, decoradas en el capitel con la tau, anagrama de San Antón. En los extremos del primer cuerpo se abren las puertas adinteladas, rematadas con una sencilla cornisa sobre pequeñas ménsulas. El vano central aparece tapiado en la mitad inferior. A cada vano de ingreso corresponde sobre la cornisa una especie de hornacina muy plana rematada por arco de medio punto. En el segundo cuerpo se repite la misma articulación por medio de pilastras, correspondiendo a cada vano de la parte inferior una ventana con arco de medio punto, rematadas por frontón curvo. El coronamiento de esta fachada lo forma una amplia cornisa decorada con jarrones de cerámica vidriada sobre pedestales rectangulares y en el centro un pequeño edículo con volutas laterales y un vano de medio punto, rematándose con frontón triangular partido.
La fachada correspondiente a la nave del evangelio presenta dos áreas bien diferenciadas, la correspondiente al tramo de los pies y el módulo de la capillas adosadas y el cuerpo de la iglesia con el machón de la antigua torre y la cabecera. Entre ambas capillas se sitúa el vano de ingreso lateral, enmarcado por potentes pilastras. Aquel es adintelado y se encuentra embutido en un arco de medio punto peraltado, igual a los que flanquean la portada. A esta le sigue el volumen de la capilla del Cristo de los Remedios, de proporciones cuadradas y rematada por una pequeña cúpula con linterna. La antigua torre presenta saeteras para la iluminación, estando las de la parte inferior enmarcadas por arcos de herradura.
La cabecera poligonal de cinco lados está decorada con arcos apuntados donde abren alternativamente los ventanales geminados con arcos de medio punto. En la parte superior aparece una sencilla línea de imposta y se remata el conjunto con merlones y almenas, igual que el resto del buque de la iglesia, que ocultan las cubiertas del edificio formadas en azotea.
La fachada lateral correspondiente al muro de la epístola, presenta la misma disposición que el muro frontero con las capillas laterales adosadas a menor altura que el resto de la edificación, si bien en esta ocasión el espacio que queda entre las dos capillas es de menor entidad y con el antiguo vano de ingreso tabicado. Al cuerpo de la capilla situada a los pies del templo se adosa la torre. Los dos primeros cuerpos de esta están organizados de forma muy sencilla por medio de pilastras. El cuerpo de campanas está formado sobre un banco de pedestales bulbosos con un hueco en cada frente y una pilastra jónica enmarcándolos, presentando en las esquinas dos columnas del mismo orden. El remate es el típico chapitel apiramidado sobre banco octogonal, decorado con azulejos y rematado con cruz de cerrajería.
De planta rectangular se divide en tres naves de igual altura, siendo la central considerablemente más amplia que las laterales. Estas últimas presentan cabecera plana, mientras que la otra lo hace por medio de un ábside poligonal de cinco lados, separado de la nave central por medio de un gran arco de triunfo e iluminado por tres ventanas con arcos ojivales decorados con puntas de diamante. Flanquean el presbiterio sendas habitaciones rectangulares que corresponden a las antiguas torres de la fortaleza. La de la nave de la epístola presenta una cámara abovedada en cañón, perpendicular a la iglesia y con una saetera en la cabecera. La estancia frontera tiene las mismas características que la anterior si bien en la cabecera se levanta una torre cilíndrica con vanos correspondientes a la escalera interior que la recorre.
Las tres naves están separadas entre sí por medio de pilares de ladrillo que sustentan tres arcos ojivales, abiertos a cada lado de los muros divisorios, que arrancan directamente de una sencilla imposta en la que se remata el pilar rectangular. Asimismo, sobre las arcadas de división de las naves se abren unas ventanas con arcos apuntados y arquivoltas, formando una estrecha galería a modo de falso triforio, que comunican con la nave central. Aparecen cerrados con barandillas realizadas en hierro.
Las cubiertas están formadas por bóvedas de crucería gótica, todo en ladrillo a excepción de los nervios de piedra que arrancan de unas ménsulas dispuestas de forma oblicua, decoradas con columnillas superpuestas que se rematan con grandes capiteles. A cada bóveda de la nave central corresponden dos en las laterales, de desigual longitud y separada en los últimos por arcos angrelados. Esta desigualdad se debe probablemente al deseo de evitar que los arranques comunes de sus nervios coincidan con las ventanas de la galería. El nervio de espinazo está decorado con dos puntas de sierra que lo flanquean.
La iglesia presenta tres accesos, dos de ellos abiertos en el muro de los pies que comunican con las naves laterales, y otro situado hacia la mitad de la nave lateral del evangelio. Los primeros dan paso a especie de zaguanes rectangulares que flanquean la sacristía situada a los pies del templo, de planta rectangular. En el espacio correspondiente a la nave de la epístola se sitúa la escalera que da acceso a un salón parroquial rectangular. Este ocupa el espacio destinado a zaguán y sacristía en planta baja y se cubre por una sencilla bóveda.
Adosadas a las naves laterales se sitúan cuatro capillas, correspondiendo dos a cada nave. En la del evangelio y en el primer tramo de los pies se encuentra la capilla bautismal, de planta cuadrada y cubierta por una estructura plana con claraboya central. En el último tramo de la misma nave se sitúa la capilla del Cristo de los Remedios, de planta también cuadrada y cubierta con cúpula con linterna. En el muro frontero, correspondiente a la nave de la epístola, se abren las otras capillas, a la misma altura y con las mismas características que las anteriores.
En cuanto a los elementos decorativos, cabe destacar los motivos antropomórficos y zoomórficos que decoran algunos de los elementos estructurales del edificio. Así, en las claves de las bóvedas y los capiteles aparecen una serie de cabezas humanas dispuestas en fila, motivo que se repite en el extremo posterior del espinazo y en los capiteles del arco de triunfo. También aparecen motivos de piñas, heráldicos, estrellas, animales e incluso herraduras entrelazadas y la huella de un pie o bota, estas últimas de innegable sentido popular y posiblemente supersticioso.


Datos históricos

Las primeras noticias que se tienen con respecto a la construcción de la iglesia parroquial de San Antón son muy vagas. Posiblemente se aprovechara una antigua fortaleza almohade del siglo XII y el templo comenzara a construirse hacia el 1300, a imitación del levantado en Sevilla en 1280 por el rey Alfonso X el Sabio, como exvoto en honor de Santa Ana. No obstante esta similitud, las fechas de construcción no están muy claras y las opiniones son muy diversas. Se asegura desde muy antiguo que es una construcción templaria, dato que nos sirve para datarla en la fecha anteriormente citada ya que esta Orden militar desapareció en 1310. También se ha apuntado que la iglesia fue construida por el segundo Conde de Niebla (1396-1436), señor de Trigueros si bien este dato debe hacer relación al castillo hoy desaparecido y no a la iglesia.
No se tienen otras noticias sobre el templo hasta finales del siglo XV, época en que debió adquirir gran auge la población y se decora el templo con pinturas murales.
En el siglo XVIII, concretamente en 1754, se bendijo la capilla dedicada a Nuestra Señora de la Concepción, un año antes del terremoto de Lisboa. Este destruyó gran parte de la iglesia, reformándose considerablemente en estas fechas. Estas obras fueron informadas por los arquitectos de la archidiócesis Pedro de Silva y Pedro de San Martín, y acometidas por el albañil Tomás Botani quien alargó la planta del edificio y levantó una nueva fachada de gusto neoclásico, perdiéndose con ello la primitiva portada. Del siglo XVIII son también la torre y varias capillas, añadiéndosele en el siglo XIX dos más, que han desaparecido con la reciente restauración. En ésta se ha separado por medio de tabiques la parte gótico-mudéjar de la barroca, pasando esta parte a ocupar diferentes dependencias parroquiales. Las obras fueron acometidas a partir de 1971 por los arquitectos Rafael Manzano Martos y Alfonso Jiménez Martín. En 1985 se proyectó una segunda fase de restauración que corrió a cargo de los arquitectos José María Jiménez Ramón y Antonio Luis Ampliato Briones.

PROTECCIÓN

Estado Régimen Tipología Jurídica Publicado en Fecha Número Página
Inscrito BIC Monumento BOE 13/03/1973

FUENTES DE INFORMACIÓN

Información documental

Archivo Central de la Consejería de Cultura, Consejería de Cultura, Dirección General de Bienes Culturales, Expedientes de declaración BIC Sin título.



Compartir esto

¿Sabes cómo compartir?

Facebook Twitter Delicious Myspace Menéame
Los contenidos de esta web, incluidas las imágenes, están sujetos a una licencia de Creative Commons si no se indica lo contrario.
Creative Commons W3C W3C W3C
INSTITUTO ANDALUZ DEL PATRIMONIO HISTÓRICO

Sede Central:
Camino de los Descubrimientos, s/n. 41092 Sevilla
Tel. 955037000 | Fax 955037001

Centro de Arqueología Subacuática:
Balneario de la Palma. Duque de Nájera, 3. 11004 Cádiz.
Tel.956203394 | Fax.956203417