IAPH. Instituto Andaluz del Patrimonio Historico

Bienvenido

English | Español

Ayuda | Directorio | Contacto | Mapa

A+|A-

Enviar a un amigo

Imprimir

Junta de Andalucía Instituto Andaluz del Patrimonio Histórico Consejería de Cultura Logo del Instituto andaluz del Patrimonio histórico

Patrimonio Inmueble de Andalucía

Búsqueda

NAVEGACIÓN
  • Informe
NAVEGACIÓN DE REGISTROS 1 de 7| primera imagen anterior siguiente última imagen
Imagen de Cortijo de la Peñuela Más Bibliografía Más Información

IDENTIFICACIÓN

Denominación: Cortijo de la Peñuela
Código: 01110200350
Caracterización: Arquitectónica, Etnológica
Provincia: Cádiz
Municipio: Jerez de la Frontera

DESCRIPCIÓN

Tipologías
Tipologías Actividades P.Históricos Cronología Estilos
Cortijos Actividad agropecuaria 1760
Graneros Almacenamiento agrícola
Bodegas Vinicultura

Descripción

El conjunto se compone en la actualidad de un primitivo núcleo edificatorio de gran tamaño y de un amplio conjunto de naves de diversa factura adyacentes y dispersas en las inmediaciones. La propiedad se encuentra dividida, por lo que el asiento principal y la mayor parte de las naves se reparten entre diferentes propietarios. El edificio original del cortijo que fue de los cartujos fue adquirido por sus actuales dueños en los años cuarenta del siglo XX. Respecto a su fecha de construcción, el año de 1760 que ostenta una de las tablillas situada en el portón de acceso suministra un indicio respecto a la misma, mientras que una inscripción en la portada de ingreso refleja importantes obras en el caserío en torno a 1816. En todo caso, las características de las edificaciones que cierran el patio principal formando una L en su ángulo suroriental denotan indudable antigüedad, debiéndose adscribir su erección, sin duda, a los monjes cartujos.
La compleja estructura del cortijo responde a los cambios de uso que ha soportado desde sus orígenes, siendo en la actualidad la idiosincrasia de las dos explotaciones ganaderas, sumadas a la presencia de la extensa residencia de su propietario, lo que confiere el carácter predominante a la edificación. La plaza de tientas es una elemento simbólico que se usa esencialmente para la celebración de capeas de carácter festivo y de exhibición. El ganado bravo pasta en el Cortijo de Fuenterrey. Por su parte, los plantíos de olivos se arrancaron hace unos treinta años, quedando en desuso la almazara industrial instalada con anterioridad, en tanto que en 1968 se dispuso una nueva nave con un lagar, luego también desmontado.
El núcleo original, de gran interés arquitectónico y muy transformado y ampliado, se corresponde con las dependencias situadas alrededor de un patio principal de cuidadoso empedrado, al que se ingresa a través de una portada flanqueada por un muro almenado y rematada por una gran espadaña coronada por pináculos de albardilla piramidal. Este núcleo está ocupado hoy casi en su totalidad por el señorío, cuyo portal de acceso se construye mediante una galería con grandes arcos de ladrillo. Las dependencias de planta baja se cubren con bóvedas de cañón rebajado, de lunetos y de arista. En el ala oriental se distribuyen el comedor y otras piezas, donde se ubicaban la antigua gañanía, horno de pan y almacenes, y las habitaciones que en origen debieron servir de alojamiento para los cartujos que se ocupaban de la explotación de la finca. En el costado meridional del patio sobresale el voluminoso cuerpo de un edificio bajo amplios faldones de teja en el que pudo encontrarse el primitivo molino aceitero junto con las correspondientes bodegas de aceite, graneros y otros almacenes, donde más tarde se instaló la almazara industrial, bodegas de vinos y otras dependencias, como la actual capilla, un interesante espacio con bóveda de cañón rebajado decorado con artísticas pinturas y esculturas. La actual bodega con hileras de botas es asimismo un ámbito de carácter singular, ocupando tres naves de gran altura separadas por dos pórticos de arquería de roscas de ladrillo sobre pilares de piedra en los que se apoya una segunda planta en la nave central, abierta a los espacios laterales. En el presente esta planta se usa de salón de acceso a la plaza de tientas, construida en 1951 cuando se introdujo la ganadería de lidia en la finca, a la que se yuxtaponen corrales y chiqueros. Es significativa la posición del tentadero, adosado y comunicado con los espacios señoriales. El lado septentrional del patio se cierra a su vez mediante una pieza de reciente construcción para la rica colección de enganches y carruajes y el guadarnés. A partir de este sector se desarrollan viviendas de trabajadores, las antiguas dependencias de la panadería, gañanía de mujeres, almacenes, cuadras y pajares. En los terrenos circundantes se localizan el recinto del jardín, una gran nave de granero, antes bodega, varios núcleos de cuadras y silos de pienso, talleres, el picadero, la antigua zahúrda, otra bodega y el antiguo lagar, habilitado para casa de máquinas.


Datos históricos

La Peñuela, según los datos aportados por A. L. López Martínez y A. González Gómez, perteneció al monasterio cartujo de Nuestra Señora de la Defensión de Jerez de la Frontera. En pleno siglo XVIII ocupa un destacado papel en el conjunto de sus bienes, que abarcan un vasto dominio en las tierras al este del monasterio, yuxtaponiéndose a otras grandes fincas de su propiedad como los cortijos de Alcántara, pago de la Cartuja, dehesas de las Cruces y la Parrilla "cortijo de Salto al Cielo" y cortijo de Vicos, entre otras. La Peñuela probablemente fuese adquirido en torno a esa centuria para dar "continuidad espacial" a sus explotaciones, en aras de la racionalización productiva, pues no figura entre las propiedades con que se dota el monasterio, mediante donaciones, compraventas o trueques, en el proceso inicial de formación de su patrimonio entre 1467 y 1537, cuando se configura la base mayoritaria de sus posesiones.
El cortijo constituía uno de los mayores latifundios de la campiña del Reino de Sevilla y el mayor de todos los pertenecientes a las comunidades religiosas. Con una cabida de 3.881 aranzadas, "unas 1.735 has." divididas en 2.635 de cereal, 1.066 de olivar, 108 de viña y 72 inútiles, bajo una misma linde y llevadas por los propios clérigos "sería, sin duda, una de las mayores extensiones explotadas directamente de toda Andalucía". Ya en el siglo XIX la Peñuela se halla entre los bienes eclesiásticos desamortizados durante el Trienio Liberal (1820-1823), tasándose en tres millones de reales. En esos momentos, P. Gutiérrez de Qujijano indica que la superficie del cortijo se cifraba en "2.440 aranzadas "presumiblemente de tierras de labor", y además 11 en la Colada; 606 en la Estacada "olivar", y 90 en el Piojo", junto con otras 31 aranzadas plantadas de olivos "en los contornos de la Peñuela", con un molino de cuatro vigas", referencia esta última de gran interés que atestigua la existencia en el caserío de un molino de aceite de considerable envergadura, una de las mayores instalaciones oleícolas rurales de la provincia de Cádiz, cuya identificación y fisonomía concreta resulta, sin embargo, difícil de precisar en la edificación actual, debido a las notables transformaciones a que ha sido sometido desde que se desamortizase definitivamente la finca después de 1835.

FUENTES DE INFORMACIÓN

Información documental

Junta de Andalucía. Consejería de Vivienda y Ordenación del Territorio. ALADRO PRIETO, José Manuel; LEDO MÁRQUEZ, Pedro; ORÚE VÁZQUEZ, Jesús, Inventario Cortijos, Haciendas y Lagares. Provincia de Cádiz. Cortijo de la Peñuela., 1993.



Compartir esto

¿Sabes cómo compartir?

Facebook Twitter Delicious Myspace Menéame
Los contenidos de esta web, incluidas las imágenes, están sujetos a una licencia de Creative Commons si no se indica lo contrario.
Creative Commons W3C W3C W3C
INSTITUTO ANDALUZ DEL PATRIMONIO HISTÓRICO

Sede Central:
Camino de los Descubrimientos, s/n. 41092 Sevilla
Tel. 955037000 | Fax 955037001

Centro de Arqueología Subacuática:
Balneario de la Palma. Duque de Nájera, 3. 11004 Cádiz.
Tel.956203394 | Fax.956203417