IAPH. Instituto Andaluz del Patrimonio Historico

Bienvenido

English | Español

Ayuda | Directorio | Contacto | Mapa

A+|A-

Enviar a un amigo

Imprimir

Junta de Andalucía Instituto Andaluz del Patrimonio Histórico Consejería de Cultura Logo del Instituto andaluz del Patrimonio histórico

Patrimonio Inmueble de Andalucía

Búsqueda

NAVEGACIÓN
  • Informe
NAVEGACIÓN DE REGISTROS 1 de 2| primera imagen anterior siguiente última imagen
Imagen de Cortijo la Dehesa Más Bibliografía Más Información

IDENTIFICACIÓN

Denominación: Cortijo la Dehesa
Código: 01290110049
Caracterización: Arquitectónica, Etnológica
Provincia: Málaga
Municipio: Almogía

DESCRIPCIÓN

Tipologías
Tipologías Actividades P.Históricos Cronología Estilos
Cortijos Actividad agropecuaria
Eras Trilla

Descripción

La historia de la finca y de la propiedad, y los consiguientes cambios de cultivo se han traducido en una edificación de gran volumen, con superposición de construcciones. La parte más antigua conservada se encuentra a un nivel de cota inferior al de la planta baja actual, con una gran nave con bóvedas y arcos rebajados, que pudieron pertenecer a la primitiva iglesia jesuita (la familia Antúnez conserva mobiliario y orfebrería de la antigua capilla), además de bodega. Sobre estos restos, surge el primer patio que articula la estructura central. Se accede por medio de un portón que desemboca en un espacio abierto, con un porche techado sobre pilares a la derecha. Desde aquí se pasa a un segundo patio, de forma cuadrada y prolongación del primero, que también está techado en uno de sus lados. Unas escaleras dobles permiten el acceso a la vivienda. En este sector debemos destacar el bello pavimento, que combina distintas técnicas de empedrado.
De fecha posterior son las diversas adiciones constructivas. A la derecha, con vaquerizas, corrales y cabrerizas de gran tamaño y unidas entre sí. A la izquierda, por medio de un segundo patio de servicio, dedicado en principio a picadero de caballos, y hoy aprovechado para cuadras, cabrerizas y corrales. Cada una de estas dependencias tiene una altura diferente y se cubre de forma independiente, creando un nivel de cubiertas de gran dinamismo.
Por último, frente al volumen edificado, se sitúa una era que subraya la importancia de la explotación cerealista en el cortijo en alguna de sus fases. Se trata de un elemento muy formalizado, que supera el pronunciado desnivel por medio de contrafuertes troncocónicos de contención y una cuidada rampa de acceso. Está construida con la caliza característica de la zona.
La estructura combina los antiguos muros de mampostería y estructuras de madera con las fábricas más actuales de ladrillo y estructuras ligeras metálicas de soporte de cubrición ligera.


Datos históricos

Tres son los referentes que permiten una lectura clara de la historia del Cortijo la Dehesa, y que lo relacionan con otros edificios y cortijos cercanos. En primer lugar, la vía romana que desde la costa llevaba a Osqua en el interior, y desde aquí a la antigua Antequera. Esta vía se mantuvo en la Edad Media y, tras la conquista, se convirtió en Camino Real de Málaga a Antequera. Este hecho, y otros posteriores, relacionan el cortijo con la vecina Venta de Cantarraiján o del Fraile. En segundo lugar, sus primeros propietarios, los jesuitas. Es la propiedad más antigua del Colegio de la Compañía de Jesús en Málaga. Durante el rectorado de Gonzalo de Peralta (1606-1609) se construye un cortijo dedicado a viñas, huertas y secano. Recibe entonces el nombre de Dehesa del Campo de Cámara o Cortijo del Carmen, y que, según la documentación consultada, siempre aparece situado en la "Venta de Cantarraizán". Este hecho lo relaciona con el vecino Cortijo Grande, o de San Ildefonso, en el término de Antequera. Unido a éste y con distintas vicisitudes, permanece hasta su expropiación forzosa, tras la expulsión de los jesuitas de España por la "Pragmática Sanción de 2 de abril de 1767". Sacado a subasta pública en el mismo lote que el Cortijo de San Ildefonso y la Venta de Cantarraiján en 1770 pasa a manos de Don Manuel Blasco y Vargas, caballero maestrante en la ciudad de Ronda. Durante estos dos siglos se dedica fundamentalmente al cultivo del cereal y de la vid, que según la documentación encontrada de los jesuitas, producía buen vino y bastante para el consumo del colegio y del campo, y sobraba para vender. La pasa se vendía también y servía para pagar a los trabajadores de la viña.
Este esquema de cultivos permaneció tras su paso a manos privadas, manteniéndose en combinación con el cereal hasta la crisis de la filoxera. Ya en nuestros siglo, el edificio, junto con la Venta de Cantarraiján, pasó a manos de la familia Antúnez, que especializan las dependencias del edificio hacia la ganadería, fundamentalmente la caprina y la equina, aunque también incluía vaquerizas. Formó parte, junto a los cortijos el Campillo, la Robla, Chirino, Chillón, la Fiscala en el término de Álora y Cortijo Grande, en el de Antequera, de un conjunto de fincas independientes pero relacionadas entre sí en manos de los Antúnez, hasta su fragmentación en los años 60 de este siglo. En la actualidad, forma parte de una misma finca en la que se incluye la Venta de Cantarraiján y el Cortijo el Campillo.

FUENTES DE INFORMACIÓN

Información documental

Junta de Andalucía. Consejería de Vivienda y Ordenación del Territorio. Montijano García, Juan María; SORIANO BUENO, Juan, Inventario Cortijos, Haciendas y Lagares. Provincia de Málaga. Cortijo la Dehesa., 1994.



Compartir esto

¿Sabes cómo compartir?

Facebook Twitter Delicious Myspace Menéame
Los contenidos de esta web, incluidas las imágenes, están sujetos a una licencia de Creative Commons si no se indica lo contrario.
Creative Commons W3C W3C W3C
INSTITUTO ANDALUZ DEL PATRIMONIO HISTÓRICO

Sede Central:
Camino de los Descubrimientos, s/n. 41092 Sevilla
Tel. 955037000 | Fax 955037001

Centro de Arqueología Subacuática:
Balneario de la Palma. Duque de Nájera, 3. 11004 Cádiz.
Tel.956203394 | Fax.956203417