IAPH. Instituto Andaluz del Patrimonio Historico

Bienvenido

English | Español

Ayuda | Directorio | Contacto | Mapa

A+|A-

Enviar a un amigo

Imprimir

Junta de Andalucía Instituto Andaluz del Patrimonio Histórico Consejería de Cultura Logo del Instituto andaluz del Patrimonio histórico

Patrimonio Inmueble de Andalucía

Búsqueda

NAVEGACIÓN
  • Informe
NAVEGACIÓN DE REGISTROS 1 de 8| primera imagen anterior siguiente última imagen
Imagen de Cortijo Salto al Cielo Más Bibliografía Más Información

IDENTIFICACIÓN

Denominación: Cortijo Salto al Cielo
Código: 01110200368
Caracterización: Arquitectónica, Etnológica
Provincia: Cádiz
Municipio: Jerez de la Frontera

DESCRIPCIÓN

Tipologías
Tipologías Actividades P.Históricos Cronología Estilos
Cortijos Actividad agropecuaria
Capillas (Edificios) Actividad festivo-ceremonial

Descripción

El núcleo original del cortijo está centrado por el sobresaliente volumen de la ermita, dispuesta según la orientación canónica, de planta cuadrada cerrando un espacio interno circular bajo una airosa cúpula hemiesférica con fajas de azulejos en su trasdós, que perdió parte de sus revestimientos debido a un ciclón en 1950, y coronada por una linterna con arcos encuadrados por alfiz y casquete recubierto por piezas de azulejería blancas y azules. La cúpula domina el paisaje varios kilómetros a la redonda. Un pórtico de tres arcos cobija el acceso, franqueando el paso al interior donde se aprecia la refinada estereotomía de los muros de sillería labrada, con pilastras adosadas, hornacinas, cartelas y frontones que articulan una composición constructiva y espacial de sobria elegancia que ha de contarse entre las mejores obras de inspiración neoclásica de la provincia de Cádiz en el tránsito de los siglos XVIII al XIX. Una edificación de tanto interés y calidad que, sin duda, merece un estudio monográfico en profundidad. A los lados del altar se abren sendos ámbitos rectangulares, uno de ellos destinado a sacristía, que conecta con una secuencia de espacios abovedados y separados por gruesos muros perforados por arcos que probablemente correspondan al arranque frustrado del monasterio que se pretendía erigir. Este sector, con una galería orientada al mediodía que se abre a un jardín, alberga la residencia de los propietarios.
A partir del costado septentrional de la capilla se desarrollan piezas de antiguas cuadras, viviendas de trabajadores, graneros y otras dependencias de labor dispuestas en torno a dos patios sucesivos de geométrica regularidad, con edificaciones en tres de sus laterales y frentes de fachada delimitados por muros donde se abren sendas portadas de acceso. Con una planta de altura, cubiertas de teja a dos aguas, líneas de gran sencillez y aire popular que contrastan con el monumental empaque de la capilla, el recinto del cortijo que hoy se contempla fue al parecer construido hacia 1952. En las proximidades se localizan, exentas, las naves de unas antiguas zahúrdas y gañanías.
Además de otras naves auxiliares, a una considerable distancia del núcleo del cortijo se encuentra una plaza circular con chiqueros y cajones de cura y lavado adosados. Los muros son de mampostería con remates de ladrillo. En el ruedo se disponen burladeros también de mampostería entre dos grandes piedras verticales de una sola pieza. Los muros de la plaza y corrales disponen de un paso en alto. Los accesos a la plaza se formalizan con sencillas portadas de cantería, una de ellas con remates tallados, el escudo del monasterio cartujo de Nuestra Señora de la Defensión de Jerez y la fecha grabada de 1797 que data la obra, y le imprime especial interés. Dada su elaborada fisonomía y detalles ornamentales, la plaza, además de para la realización de faenas relacionadas con el ganado bovino, pudo servir para el apartado y prueba de reses de lidia, en cuya cría destacaron los cartujos jerezanos desde fechas muy tempranas. En tal caso, se trataría de uno de los primeros tentaderos documentados, de cronología anterior a la que se suele considerar para el inicio de este tipo de faenas. Otra posibilidad es que la plaza se relacionase también, simultáneamente, con la cría caballar que asimismo dio celebridad a estos monjes.


Datos históricos

La finca formaba parte del extenso latifundio configurado por los monjes de la Cartuja de Jerez al este del término a partir del emplazamiento del monasterio, en las tierras que se extienden entre curso del río Guadalete y el camino de Arcos. La construcción en sí reviste especial interés y singularidad por la inusual importancia de las piezas de la capilla y del tentadero o toril, si bien la mayor parte de las instalaciones productivas del resto del cortijo corresponde a obras recientes.
Según los datos aportados por P. Gutiérrez de Quijano y J. Portillo y la información cedida por A. L. López Martínez y P. Pomar, la Cartuja se hizo con tierras en los sitios de las Cruces y la Parrilla ¿según se nombraban los parajes donde se ubica el cortijo¿ hacia 1726, según carta de pago del monasterio al conde de Castellar en dicho año, iniciativa que se enmarca en el proceso de racionalización de su patrimonio rústico, mediante la búsqueda de la ¿continuidad espacial¿ de sus posesiones y su complementariedad productiva. Así, mientras el vecino cortijo de la Peñuela centralizaba la explotación olivarera y vitícola del área oriental de los latifundios cartujos, junto con la importante producción cerealista compartida con el cortijo de Alcántara, colindantes ambos con las Cruces y la Parrilla, las tierras adehesadas de éstas y de Vicos, asimismo contiguas, servían para la ganadería necesaria para la labor y como aprovechamiento especializado. Con el tiempo, parece que el papel director de los cometidos agrícolas asumido por el caserío de la Peñuela tuvo su contrapartida de orientación ganadera en las nuevas instalaciones que empezaron a levantarse en las Cruces y la Parrilla, bautizadas con el nombre de cortijo de Salto al Cielo, denominación de tono místico que encaja a la perfección con una terminología habitual en las fundaciones de esta orden ¿como las españolas de Via Coeli, Porta Coeli, Ara Coeli, Scala Dei, etc¿¿, y que denota que el asentamiento sobrepasaba en sus intenciones a la de un mero establecimiento agrario, como así fue en efecto.
Son varias las fuentes ¿varias del primer tercio del siglo XIX, y por tanto, muy próximas a las fechas de la obra¿ que corroboran el título que los cartujos dieron al lugar, en contra de alguna opinión que insiste, sin indicar su fundamento, en que se trata de una vulgarización de ¿Alto Cielo¿ (?), fuentes que detallan el programa constructivo emprendido, como las líneas del erudito J. Portillo: ¿En el sitio de las Cruces y la Parrilla, jurisdicción temporal de Jerez y espiritual de Sevilla, instalaron los Cartujos de la primera Ciudad y aún existe, una Capilla nombrada del Salto del Cielo, á una legua larga del Cenovio, en que tenían proyectado labrar una Casa ó Monasterio pequeño, con 7 celdas, para cuando celebrase Capítulo ó juntas el Padre Provincial, que es como una especie de consejo ó difinitorio, para el gobierno de la religión y resolver los casos más graves de ella: pero tan ardua empresa no pudo efectuarse, por el conflicto de circunstancias desfavorables que les rodearon en sus repetidas exclaustraciones, en unos 26 años. En la misma capilla, que desde el convento se vé, con figura circular, le daban culto a una Divina Pastora, en la que todos los Domingos y fiestas de guardar, decía Misa un religioso de los Descalzos ó de la Sma. Trinidad, pagada por los Cartujos. En la época que fué General el Padre don Nicolás María del Hoyo, se labró la Capilla¿. P. Gutiérrez de Quijano especifica aún más y expresa que ¿en el sitio de las Cruces y la Parrilla, edificaron los cartujos en 1808, siendo prior D. Nicolás de Hoyos, una capilla denominada ¿Salto al Cielo¿ a una legua próximamente del monasterio, donde tenían proyectado edificar una casa o pequeño Monasterio, para cuando celebrase Capítulo o juntas el Padre Provincial, pero el proyecto no pudo llevarse a cabo, con motivo de la invasión francesa y de los sucesos que ocurrieron más tarde¿¿. A mediados del XIX, Madoz cita entre las ermitas

FUENTES DE INFORMACIÓN

Información documental

Junta de Andalucía. Consejería de Vivienda y Ordenación del Territorio. ALADRO PRIETO, José Manuel; LEDO MÁRQUEZ, Pedro; ORÚE VÁZQUEZ, Jesús, Inventario Cortijos, Haciendas y Lagares. Provincia de Cádiz. Cortijo Salto al Cielo., 1993.



Compartir esto

¿Sabes cómo compartir?

Facebook Twitter Delicious Myspace Menéame
Los contenidos de esta web, incluidas las imágenes, están sujetos a una licencia de Creative Commons si no se indica lo contrario.
Creative Commons W3C W3C W3C
INSTITUTO ANDALUZ DEL PATRIMONIO HISTÓRICO

Sede Central:
Camino de los Descubrimientos, s/n. 41092 Sevilla
Tel. 955037000 | Fax 955037001

Centro de Arqueología Subacuática:
Balneario de la Palma. Duque de Nájera, 3. 11004 Cádiz.
Tel.956203394 | Fax.956203417