IAPH. Instituto Andaluz del Patrimonio Historico

Bienvenido

English | Español

Ayuda | Directorio | Contacto | Mapa

A+|A-

Enviar a un amigo

Imprimir

Junta de Andalucía Instituto Andaluz del Patrimonio Histórico Consejería de Cultura Logo del Instituto andaluz del Patrimonio histórico

Patrimonio Inmueble de Andalucía

Búsqueda

NAVEGACIÓN
  • Informe
NAVEGACIÓN DE REGISTROS 1 de 12| primera imagen anterior siguiente última imagen
Imagen de Hacienda el Romeral Más Bibliografía Más Información

IDENTIFICACIÓN

Denominación: Hacienda el Romeral
Código: 01040660384
Caracterización: Arquitectónica, Etnológica
Provincia: Almería
Municipio: Níjar
Códigos relacionados

Incluye a:
Código Denominación
01040660097 Aljibe del Cortijo del Romeral

DESCRIPCIÓN

Tipologías
Tipologías Actividades P.Históricos Cronología Estilos
Aljibes Abastecimiento de agua Edad Contemporánea
Haciendas Actividad agropecuaria Edad Contemporánea
Eras Trilla Edad Contemporánea

Descripción

Se ubica al sudeste del término de Níjar, en el entorno del paraje del Romeral, a corta distancia del núcleo costero de San José. Configura un amplio conjunto con varias unidades edificatorias diseminadas en las proximidades de la bahía de los Genoveses, sobre una vaguada entre cerros abierta al mar.

El camino principal que atraviesa la vaguada conduce al caserío central de la hacienda, el Cortijo el Romeral, edificio que alberga la residencia del dueño, junto a diversas construcciones de habitación, servicio y labor. Es el núcleo más importante de la finca, que se distingue del resto por su arquitectura burguesa ecléctica de fines del XIX o principios del XX, según se aprecia en el cuidado tratamiento de las fachadas, con molduras y recercados en huecos, cornisas y esquinas, así como por su mayor envergadura y volumen. La fachada de la casa de los dueños, a la sombra de grandes eucaliptos, aparece pintada en tonos ocre amarillo y blanco, precedida por un murete y una cancela ante el acceso principal y con grandes vanos enrejados. Las líneas y acabados de este sector de fachada contrastan con el carácter más sencillo y popular de la parte posterior del edificio, donde se ubican viviendas de servicio, cuadras, almacenes y otras dependencias. En los aledaños de este núcleo se hallan una vivienda de aparceros, cocheras, cochineras, corrales y gallineros, así como dos eras con muretes blanqueados y un gran aljibe con abrevadero cerrado por bóveda de cañón con el interior subdividido por tres arcos -representado por A. Gil Albarracín en su estudio sobre la arquitectura popular de Almería-. En una colina inmediata, a su vez, hay un núcleo independiente de corralizas y establos de ganado que adapta sus espacios y construcciones a la inclinación del terreno.

A la entrada de la finca, junto al camino de los Genoveses aparece el molino harinero de viento del Collado y el cortijo o casa del molinero -Cortijo del Collado-, sobre una elevación rocosa batida por los vientos marinos. El molino se encuentra en perfectas condiciones y la maquinaria de madera, lista para ser reparada y ponerse en funcionamiento. Sólo ha desaparecido la escalera de obra de fábrica de acceso a la planta alta. El cortijo del molinero, situado a escasa distancia, se encuentra en ruina total en todas sus estructuras de habitación y labor. El molino del Collado del Romeral es del tipo mediterráneo, con torre de obra en dos cuerpos troncocónicos, planta circular y techo giratorio, y estuvo funcionando hasta la muerte en la década de 1960 de José González Montoya, quien lo mantuvo en activo dentro de una política de conservación de sus amplias propiedades. Como propietario absentista, lo tenía arrendado a molineros profesionales de confianza que compatibilizaban éste con otros oficios como la agricultura, cantería y arriería. Estudiado por A. Gil Albarracín, que representa de manera detallada el edificio y sus mecanismos, es quizás el mejor ejemplo de molino harinero de viento en Almería que haya subsistido.
Desde este enclave, hacia el oeste, se encuentra otro cortijo de aparcería, sobre una ladera montañosa, llamado de los Genoveses, una construcción popular de una sola planta, con notable juego volumétrico a distintas alturas, que depara una representativa muestra de la típica arquitectura litoral levantina de Almería. En la fachada posterior consta de una cuadra con acceso directo, un pajar y un aljibe adosado en la esquina. En la fachada opuesta, orientada hacia la bahía, se disponen la vivienda del aparcero o medianero y una era empedrada al exterior. Otro edificio complementario anejo e independiente es un corral abierto con algunos espacios cubiertos y la vivienda del pastor incluidos en un gran patio. En la parte trasera del cortijo se extienden otra era empedrada y un aljibe de cubierta plana con abrevadero, aún en uso para la aguada del ganado. El cortijo no está habitado en la actualidad y sólo se utiliza para recoger ganado caprino.

Otra unidad de habitación y producción del Romeral, ligada a la aparcería y con exclusivas funciones agropecuarias se localiza en el centro de la vaguada que centra el eje de la propiedad. Conforma el conjunto del cortijo llamado Las Chiqueras, obra relativamente reciente, de las primeras décadas del siglo XX, vinculada a la elaboración del esparto, la ganadería y la explotación cerealista. En principio, hasta la década de 1940, se dedicó a taller para la transformación del esparto en estropajo y cuerdas, junto con el tratamiento de las hojas de pita y su transformación en fibra para cordelería. Actualmente constituye un conjunto agropastoril enfocado a la explotación de ganado caprino, incorporando varias viviendas, una del pastor y tres de aparceros. Su estructura más significativa es una espaciosa nave corrida con pilares y entramado de madera, rollizos de pitaco y teja árabe en cubiertas, pieza que en su origen fue establo de vacas o bueyes de labor, ahora reconvertida en corral de ganado ovino y caprino. El acceso de esta pieza da a un estrecho callejón al que se abre también, en la fachada opuesta, una alineación de pajares y graneros para la alimentación del ganado en la actualidad, dependencias que antes formaban parte de los talleres de elaboración de fibras vegetales. En el sector que da al camino se dispone un patio delimitado por un murete, un porche con arcos, al fondo, adosado al cuarto de horno y un gran almacén de transformación de fibras vegetales, al que se yuxtapone el espacio cubierto donde antaño se depositaban las balas o haces de esparto y pita, usado hoy como pajar. Junto al camino principal de acceso está la vivienda exenta del pastor, que anteriormente fue del encargado de la fábrica y, más adelante, otras dos viviendas de trabajadores y la balsa que abastecía de agua al complejo agroindustrial. Desde el punto de vista tipológico, este núcleo de construcciones refleja formas constructivas ajenas a la tradición local.
Por último, al final del camino que recorre la propiedad, adentrándose en una zona de sierra, está, sobre una ladera, el Cortijo de Monsul, abandonado y en estado de ruina parcial. Es una edificación de una sola planta y con una impactante volumetría dada por la diferencia de alturas de sus piezas y por los contrafuertes que refuerzan su obra. En su frente delantero se dispone la vivienda precedida por un porche de un arco, mientras que en un lateral están las cuadras y, en el otro, el granero-pajar, que sobresale en altura, con contrafuertes adosados. En las inmediaciones hay un aprisco cerrado con pitacos, un aljibe y, en el extremo opuesto, un angosto callejón que conduce a los corrales, con cubrición realizada con manojos de fibra vegetal -antes se hacían con esparto-. Por detrás del conjunto quedan las ruinas de una vivienda de pastor aislada y una era.


Datos históricos

El Romeral es una de las explotaciones más extensas de Níjar, formada presumiblemente, como apuntan D. Provansal y P. Molina, durante el proceso de adquisición y acumulación de tierras por los grandes propietarios que siguió a la progresiva desamortización de tierras comunales del municipio desde mediados del siglo XIX. De hecho, hacia el paraje del Romeral se encontraba la majada concejil de los Genoveses y, ya en el siglo XX, la expansión de las propiedades de la hacienda suscitó varios litigios por parte de pequeños y medianos campesinos y pastores que atribuían parte de su crecimiento a la usurpación y apropiación de varios pastos comunales. A mediados del siglo XX, el propietario del Romeral, don José González Montoya, estaba considerado el mayor terrateniente de los campos de Níjar. Llegó a poseer 6.000 hectáreas de tierra y 1.200 cabras, entre otros ganados, cifra inusualmente alta para el caprino, que sólo suponía una fracción de la ganadería que admitía un establecimiento agropastoril, no superior al 10 o 20 por ciento con respecto al ganado ovino.

La proyección de la figura de González Montoya se pone de manifiesto, por ejemplo, en un pasaje de la obra Campos de Níjar de Juan Goytisolo, cuando a la pregunta del protagonista, de camino entre las salinas de Cabo de Gata y Boca de los Frailes: "¿De quién son esos campos?", obtiene la siguiente respuesta de un carretero: "De don José González Montoya. Tó San José y el Cabo de Gata es suyo". Indicio de la influencia y relevancia social de esta personalidad, a quien todo el mundo se dirigía como "el señorito", es el hecho de que el caserío del Romeral fuera escenario de recepciones y reuniones de lustre en las que participaron como invitados el general Franco, ministros, obispos y otros jerarcas del régimen.

FUENTES DE INFORMACIÓN

Información documental

Delegación Territorial de Cultura, Turismo y Deporte de Almería. Jaime Fermín López Gómez; Cristina Isla Palma; Eugenio Cifuentes Vélez, Documentación técnica para la inscripción en el Catálogo de Patrimonio Histórico de Andalucía, con carácter genérico, de cortijos en la provincia de Almería. Memoria. Ficha 21. Cortijo del Romeral, 2012.

Junta de Andalucía. Consejería de Vivienda y Ordenación del Territorio. CRUZ ENCISO, Salvador; ORTIZ SOLER, Domingo, Inventario Cortijos, Haciendas y Lagares. Provincia de Almería. Hacienda el Romeral., 1995.



Compartir esto

¿Sabes cómo compartir?

Facebook Twitter Delicious Myspace Menéame
Los contenidos de esta web, incluidas las imágenes, están sujetos a una licencia de Creative Commons si no se indica lo contrario.
Creative Commons W3C W3C W3C
INSTITUTO ANDALUZ DEL PATRIMONIO HISTÓRICO

Sede Central:
Camino de los Descubrimientos, s/n. 41092 Sevilla
Tel. 955037000 | Fax 955037001

Centro de Arqueología Subacuática:
Balneario de la Palma. Duque de Nájera, 3. 11004 Cádiz.
Tel.956203394 | Fax.956203417