IAPH. Instituto Andaluz del Patrimonio Historico

Bienvenido

English | Español

Ayuda | Directorio | Contacto | Mapa

A+|A-

Enviar a un amigo

Imprimir

Junta de Andalucía Instituto Andaluz del Patrimonio Histórico Consejería de Cultura Logo del Instituto andaluz del Patrimonio histórico

Patrimonio Inmueble de Andalucía

Búsqueda

NAVEGACIÓN
  • Informe
Imagen de Antiguo Convento de Padres Terceros Cartografía Más Bibliografía Más Información

IDENTIFICACIÓN

Denominación: Antiguo Convento de Padres Terceros
Otras denominaciones: Iglesia de Nuestra Señora de la Consolación y Oficinas Ayuntamiento de Sevilla ; Convento de los Terceros y Restos del Palacio de los Ponce de León ; Iglesia de Nuestra Señora de Consolación y Oficinas Ayuntamiento de Sevilla Código: 01410910176
Caracterización: Arquitectónica
Provincia: Sevilla
Municipio: Sevilla
Códigos relacionados

Pertenece a:
Código Denominación
01410910200 Centro Histórico de Sevilla

DESCRIPCIÓN

Tipologías
Tipologías Actividades P.Históricos Cronología Estilos
Iglesias Ceremonia cristiana Edad Moderna 1600/1799 Barroco (Estilo)

Descripción

El convento de Nuestra Señora de Consolación vulgo de los Terceros se encuentra situado intramuros de la ciudad concretamente entre la calle Sol, aledaño a la Plaza de los Terceros y la antigua Plaza de la Paja. Además se presenta adosado al palacio de los Duques de Arcos, llamado Palacio de los Ponce de León con el que forma un conjunto edilicio de gran importancia y monumentalidad. Su ubicación es realmente estratégica ya que se ubica aledaño a las principales vías de comunicación que ponían en contacto las puertas de la ciudad con el centro de la misma, como el caso de la calle real hoy de San Luis, que unía la puerta de la macarena con los reales Alcázares. Se encuentra dentro de la feligresía de la parroquial de Santa Catalina, cercana a las parroquias de San Pedro, San marcos y San Román, así como a la Casa de las Dueñas.
De todo el conjunto el espacio que ha sufrido menos transformaciones ha sido el de la iglesia ya que ha mantenido desde su origen su uso religioso para el que había sido diseñada. La edificación arquitectónica responde en su configuración a la tipología de iglesias conventuales propias del siglo XVII. En planta, la iglesia queda articulada en el extremo del convento hacia la Plaza de los terceros.
Desde el punto de vista volumétrico, el edificio sobresale en altura del resto del caserío que lo constriñe y delimita, destacando los elevados muros del templo y del convento en la calle Sol, de los que destacan los tejados a dos aguas, la cúpula encamonada del crucero a cuatro aguas, la caja de escaleras y la espadaña.
Del antiguo convento de la Orden Tercera Franciscana se conservan una serie de elementos arquitectónicos importantes, en el templo encontramos la sacristía, una serie de capillas adosadas a ambos lados de la única nave, el coro alto, portada principal y espadaña; del convento se conservan dos claustros separados por una crujía central y conectados por un gran cuerpo o caja de escaleras y otras dependencias como la biblioteca, refectorio, etc., estos últimos han perdido su funcionalidad originaria. En la actualidad la iglesia cuenta con dos puestas de acceso una desde la calle Sol y otra desde la Plaza Ponce de León.
El templo es de planta de cruz latina, con una sola nave de grandes dimensiones, a la que abren capillas laterales, con cabecera plana y amplio coro a los pies. La nave central estuvo cubierta por bóveda de cañón con lunetos, que fue derribada en el siglo XIX, sustituida por techumbre plana con vigas que alternan con elementos decorativos pintados de factura moderna. Los brazos del crucero y el presbiterio se cubren con bóveda de cañón con lunetos, mientras que el centro se cubre con media naranja sobre pechinas, sin tambor ni linterna, iluminada mediante óculos en el casquete.
El sotocoro se cubre con bóveda de cañón rebajada con lunetos y decoradas al igual que los brazos del crucero y cúpula con profusa decoración de yeserías barrocas.
Las capillas se encuentran situadas a ambos lados de la nave, abriéndose a ella mediante vanos de medio punto flanqueados por pares de pilastras toscanas sobre las que corre un entablamento que sirve de apoyo a vanos rectangulares a modo de balcón con celosía, que se disponen a eje con los vanos de las capillas. Éstos se presentan flanqueados por pares de pilastras sobre las que campea un entablamento con una gran cornisa, de la que arrancaba en origen la bóveda de cañón con lunetos.
En el lado del Evangelio, a través de un arco abierto en el sotocoro, se accede a la capilla de los Santos Reyes, con decoración pictórica de bustos de santos, todas del siglo XVIII.
Contigua a la anterior se sitúa la capilla de la Confraternidad de la Pía-Unión, hoy capilla sacramental. Es de planta rectangular, cubierta por bóveda de cañón con lunetos y arcos fajones que la dividen en tres tramos. Interiormente se presenta profusamente decorada con pinturas murales barrocas. A ella se accede mediante dos vanos de medio punto desde la nave que se protegen con una interesante rejería.
Anexa al lado del Evangelio del crucero se encuentra situada la sacristía, de planta rectangular cubierta por bóveda de cañón con lunetos y arcos fajones, que cabalgan sobre pinjantes decorados con roleos vegetales.
En el lado de la Epístola destaca la capilla de Nuestra Señora de la Encarnación, con clara similitud a la capilla sacramental e idéntico acceso. Es de planta rectangular cubierta con bóveda de cañón con lunetos.
Situado en el lado del Evangelio de la iglesia se encuentran las dependencias que se conservan del convento. Se configura mediante un amplio espacio rectangular que delimitaba el perímetro del convento, cuyos patios centrales se erigían como centros neurálgicos del edificio.
El interior del templo se presenta enfoscado utilizando el blanco de la cal para los paramentos y el amarillo albero para los elementos estructurales verticales y horizontales.
El mayor de los claustros, paredaño al lado del Evangelio de la iglesia, presenta planta rectangular con arcos de medio punto sobre columnas toscanas elevadas sobre pedestales con rombos en sus cuatro frentes. Las galerías se cubren con bóvedas de arista apoyadas en los muros sobre ménsulas y, hacia el espacio abierto interior, los arcos se decoran con molduras y claves resaltadas en color almagra, pilastras e incisiones horizontales en las enjutas. En la planta superior, por cada arco de la inferior, hay un balcón adintelado enmarcado y separado del siguiente por pilastras, sobre las que se asienta un entablamento en el que apoya el tejado.
En el centro se dispone una fuente en un nivel inferior al resto del pavimento del claustro, probablemente para facilitar el abastecimiento de agua.
Detrás del claustro mayor del convento se abre un patio de planta aproximadamente triangular al que dan dependencias del antiguo Palacio de los Ponce de León. De este importante inmueble persisten escaso restos: Una galería porticada de dos plantas y una torre que alberga una escalera imperial realizada en el siglo XIX reutilizando columnas renacentistas, posiblemente procedente de talleres italianos, con capiteles de gran calidad.

El segundo claustro, también de planta cuadrada, es de menor dimensión al anterior. La planta baja presenta tres galerías abiertas por arcos de medio punto sostenidos por pilares, a los que se adosan pilastras en cada uno de sus frentes, y dos plantas con balcones adintelados separados por pilastras molduradas. Las galerías se cubren con bóvedas de arista separadas por arcos de medio punto que descansan sobre ménsulas. En las plantas superiores se ubicaban las habitaciones privadas del convento y el la baja se situaba la cocina, bodega y demás dependencias de uso doméstico.
En el lado derecho del claustro principal y separándolo del claustro secundario o de las cocinas, se encuentra la escalera principal, construida entre 1690 y 1697 por el fraile Manuel Ramos. Alabada por la crítica como magnífico ejemplar del barroco andaluz, se eleva en las tres plantas del edificio partiendo de dos tramos de arranque independientes desde ambos claustros. El juego del doble orden de columnas toscanas pareadas evita la presencia de muros de carga y permite una visión diáfana de los balconajes de los pisos superiores y de la bóveda oval sobre pechinas de cerramiento, con decoración gallonada y elementos vegetales.
Las dependencias conventuales están actualmente muy remodeladas debido al estado de deterioro en que se encontraban y por su adaptación al uso de oficinas, debiendo mencionarse un artesonado de casetones, procedente del palacio de los Ponce de León, que cubre un salón de reuniones situado en la crujía de fachada.
Al exterior se ofrece una sobria fachada que se adapta al perfil ligeramente curvo de la calle, con tres alturas delimitadas por cornisas y vanos adintelados recercados entre pilastras. Presenta sólo dos puertas que no destacan apenas en el conjunto por la ausencia de elementos decorativos. En este contexto resalta la concentración ornamental de la portada de la iglesia.
La iglesia queda señalada en altura por una espadaña de dos cuerpos y su ingreso principal se efectúa por una portada-retablo con tres calles separadas por gruesas pilastras compuestas a base de la superposición de volúmenes muy cúbicos en los que abunda la decoración geométrica junto con otra de tipo vegetal. En la calle central se abre el gran vano adintelado de la puerta coronado por un tímpano mixtilíneo en cuyo interior campea el escudo de la Orden Tercera. Sobre él, en una hornacina se sitúa la imagen de la Virgen de Consolación, sobre la que vuela la paloma del Espíritu Santo. Una escultura de San Miguel Arcángel remata la calle central.
Por último la espadaña, colocada en la parte frontal del templo engrandece su portada. Consta de dos cuerpos, el inferior se configura mediante dos vanos de medio punto flanqueados por pilastras toscanas con moldura saliente, sobre las que apoya un entablamento. El segundo cuerpo, más pequeño que el inferior, presenta un solo vano de medio punto, flanqueado por pares de pilastras rematado por un frontón curvo coronado por perinolas y una cruz de forja al centro. Este cuerpo se presenta flanqueado por sendos pilares rematados por perinolas cerámicas en azul y blanco.
En la actualidad, este complejo de edificaciones históricas cuenta con varios usos: La iglesia mantiene el religioso, con la Hermandad de la Sagrada Cena, el convento es sede de una empresa del Ayuntamiento de Sevilla y los restos del palacio están insertos en un edificio de viviendas en régimen de propiedad horizontal.


Datos históricos

Los religiosos de la Orden tercera Franciscana arribaron a Sevilla por segunda vez en 1602, siendo sus objetivos el de fundar un convento. Una vez en la ciudad tomaron contacto con la familia Céspedes, titular del marquesado de Villafranca del Pítamo y Carrión de los Céspedes, propietaria de una casa principal lindante con una capilla con la advocación de San Cosme y San Damián.
Pronto iniciaron las labores de construcción que se prolongaría hasta la primera mitad del siglo XVIII. Es posible que en las primeras trazas del convento fuesen de Juan de Oviedo, obras que posteriormente completara Leonardo de Figueroa, destacando la caja de escaleras que realizó el fraile franciscano Fray Manuel Ramos, construida entre 1690 y 1697.
El edificio, en conjunto, se replantea en los primeros años del siglo XVII, desarrollándose las obras a todo lo largo de él y finalizando hacia 1697.
Cono otros edificios conventuales de Sevilla sufrió las consecuencias de la invasión francesa, siendo expulsados los frailes en 1810 reutilizando el edificio como cuartel. En 1811 se instalaron en sus dependencias las monjas agustinas procedentes del Convento de la Encarnación, que fue derribado para construir una plaza de abastos.
En 1819 regresaron los frailes Terceros donde permanecieron hasta la desamortización de 1835. Tras llevarse a cabo esta medida, el convento y sus dependencias fueron cedidas al ejército, que lo adaptó a sus necesidades, creándose el llamado Cuartel del Tránsito.
La iglesia siguió teniendo actividad cultual, aunque fue cerrada en 1845 debido al hundimiento de la bóveda de la nave central, siendo restaurada y reabierta en 1848. El paso del tiempo volvió a provocar desperfectos volviéndose a abandonar en 1880. Con posterioridad fue cedida como sede canónica a la Hermandad de la Santa Cena.
El aledaño Palacio de los Ponce de León y el convento fueron adquiridos por la Orden de San José de Calasanz, instalándose el conocido Colegio de los Escolapios, en funcionamiento hasta 1975. Ese año el edificio fue vendido a una inmobiliaria que pretendía hundirlo y construir viviendas. El edificio se salvó gracias a la quiebra de la empresa propietaria, siendo adquirido por la Empresa Municipal de Aguas (EMASESA), que llevó a cabo la restauración y rehabilitación del conjunto edilicio.
Las reformas realizadas a finales del siglo XX por la empresa URSESA en el conjunto monumental, con la demolición del antiguo palacio de los Ponce de León, afectaron también en parte al convento ya que transformaron la disposición de las dependencias que formaban la planta del convento.

PROTECCIÓN

Estado Régimen Tipología Jurídica Publicado en Fecha Número Página
Inscrito BIC Monumento BOJA 27/12/2001
Inscrito BIC Monumento BOE 11/01/2002

FUENTES DE INFORMACIÓN

Información Bibliográfica

BLANCO FREIJEIRO, Antonio. Historia de Sevilla. Universidad, 1992. 7010026.

BONET CORREA, Antonio. Andalucía barroca : arquitectura y urbanismo. Polígrafa, 1984. 7010024.

GABARDÓN DE LA BANDA, José Fernando. El conjunto monumental del Palacio de los Ponce de León y el Convento de los Terceros Franciscanos de Sevilla. 01/01/2007.

GONZALEZ DE LEON, Félix. Noticia artística de Sevilla. Desconocida, 1844. 7040015.

HERNANDEZ DIAZ, José. Informes y propuestas sobre monumentos andaluces. 1987, pp.171-275.

PAREJA LÓPEZ, Enrique. Iglesias y Conventos de Sevilla. Sevilla . Ediciones Tartessos S.L., 31/12/2007. 978-84-7663-110-2.

SALINAS ALONSO, Víctor. Dos planos del convento y huerta de San Francisco en Sevilla. 1991, pp.171-174.

SIERRA DELGADO, Ramón. El destino de la arquitectura vieja sevillana. 1985, -.

Apertura del trámite de audiencia en el procedimiento de declaración BIC. Anuncio. 01/08/00, 12377.

Declaración BIC. Decreto 253/2001, de 13 de noviembre. 27/12/01, 20667.

Incoación de expediente de declaración B.I.C. Resolución de 8 de febrero de 1983. 12/04/83, -.

Información pública del procedimiento de declaración BIC. Anuncio de 13 de enero del 2000. 24/02/00, 2552.

Las Iglesias de Sevilla.. El Avapiés S.A., 1994.

Información documental

Archivo Central de la Consejería de Cultura, Consejería de Cultura, Dirección General de Bienes Culturales, Expedientes de declaración BIC Sin título.

Archivo Central de la Consejería de Cultura, Consejería de Cultura, Dirección General de Bienes Culturales, Expedientes de declaración BIC Sin título.



Compartir esto

¿Sabes cómo compartir?

Facebook Twitter Delicious Myspace Menéame
Los contenidos de esta web, incluidas las imágenes, están sujetos a una licencia de Creative Commons si no se indica lo contrario.
Creative Commons W3C W3C W3C
INSTITUTO ANDALUZ DEL PATRIMONIO HISTÓRICO

Sede Central:
Camino de los Descubrimientos, s/n. 41092 Sevilla
Tel. 955037000 | Fax 955037001

Centro de Arqueología Subacuática:
Balneario de la Palma. Duque de Nájera, 3. 11004 Cádiz.
Tel.956203394 | Fax.956203417