IAPH. Instituto Andaluz del Patrimonio Historico

Bienvenido

English | Español

Ayuda | Directorio | Contacto | Mapa

A+|A-

Enviar a un amigo

Imprimir

Junta de Andalucía Instituto Andaluz del Patrimonio Histórico Consejería de Cultura Logo del Instituto andaluz del Patrimonio histórico

Patrimonio Inmueble de Andalucía

Búsqueda

NAVEGACIÓN
  • Informe
NAVEGACIÓN DE REGISTROS 1 de 3| primera imagen anterior siguiente última imagen
Imagen de Convento de Padres Capuchinos Cartografía Más Bibliografía Más Información

IDENTIFICACIÓN

Denominación: Convento de Padres Capuchinos
Otras denominaciones: Convento de Santa Justa y Rufina ; Convento de las Santas Justa y Rufina Código: 01410910125
Caracterización: Arquitectónica
Provincia: Sevilla
Municipio: Sevilla
Códigos relacionados

Pertenece a:
Código Denominación
01410910200 Centro Histórico de Sevilla

DESCRIPCIÓN

Tipologías
Tipologías Actividades P.Históricos Cronología Estilos
Conventos Actividad doméstica Edad Moderna 1627 Barroco (Estilo)

Descripción

El Convento de las gloriosas Santa Justa y Rufina llamado popularmente como de Capuchinos pertenece a la rama de Hermanos Menores Capuchinos. Se encuentra situado extramuros de la ciudad, concretamente frente a las murallas de la antigua Puerta de Córdoba, en el sector noreste de Sevilla. Por su situación se encuentra frente al templo de San Hermenegildo, cercano a la Iglesia parroquial de San Julián, a la parroquia de San Gil y basílica de la Macarena, al convento de la Trinidad y al Hospital de las Cinco Llagas.
Desde el punto de vista volumétrico se muestra como un conjunto edilicio de dos alturas, sin grandes pronunciamientos en altura, con la salvedad de la nave de la iglesia, que permite la superposición de volúmenes entre los tejados a dos aguas de ésta y del resto de las dependencias conventuales.
El convento, al igual que otros, cuenta con todo tipo de dependencias necesarias para este tipo de institución, iglesia, atrio, claustro, refectorio, sala de reuniones, dormitorios, enfermería, etc. Las dependencias del convento se sitúan alrededor del claustro que se compone con arcos de medio punto sobre pilastras en planta baja y balcones en planta alta, las galerías se cubren con bóvedas de cañón con lunetos y bóvedas de aristas.
Desde el punto de vista arquitectónico la portada principal de abre a la Ronda de Capuchinos, a la que antecede el compás del convento.
La iglesia consta de tres naves, sin crucero, dividida en cinco tramos y coro alto a los pies de la nave central y coro bajo tras el presbiterio. La capilla mayor es de testero plano sin retablo, en ella cuelgan algunos cuadros y delante se sitúa un dosel con una escultura de Jesucristo. Las naves se encuentran separadas por pilares cruciformes sobre los que campean arcos de medio punto, separados por pilastrones sobre los que apoya una cornisa moldurada que recorre el interior del templo. En las naves laterales se adosan capillas con altares neogóticos, algunos sin policromar, con pinturas y esculturas de distintas épocas. Los muros se decoran con azulejerías y pinturas murales de estilo Pompeyano.
La nave central se cubre con bóveda de cañón con lunetos que alojan ventanales y arcos fajones, las laterales con bóvedas baídas y el paso hacia la nave central con arcos dobles. El presbiterio se cubre con cúpula de media naranja gallonada sobre pechinas y casquete, precedido por un gran arco triunfal.
El edificio presenta una sola fachada, que se corresponde con la fachada principal del convento, al que se accede desde la Ronda de Capuchinos. Ésta se estructura en un muro de cierre del atrio y al fondo el imafronte de la iglesia con tejado a dos aguas, situándose en el lado izquierdo una edificación, transversal a la iglesia, de dos plantas con cubierta a dos aguas.
En esta fachada encontramos la portada de acceso al atrio que se estructura en torno a un arco de medio punto doblado, con molduras onduladas, y flanqueado por sendas pilastras sobre las que apoya un frontón triangular desventrado en cuyo centro porta una hornacina con una escultura de San Francisco. El conjunto se remata con pequeños pilares coronados por copetes de cerámica vidriada en blanco. La portada presenta la bicromía característica de muchos edificios sevillanos en los que se alterna el amarillo y el rojo almagra.
A eje se dispone, tras cruzarse el atrio, el imafronte de la iglesia que presenta una estructura muy simple. La fachada de la iglesia se compone de un gran lienzo que se culmina por medio de un frontón triangular con rosetón en el tímpano, reflejo de la estructura a dos aguas del tejado de la nave de la iglesia. En su parte baja se abren de tres arcos de medio punto sobre pilares con columnas angulares, siendo el central más ancho y alto, que constituyen los accesos al templo, y sobre éstos se alza un gran azulejo cerámico de la Divina Pastora, realizado en 1921 por Enrique Orce, sobre el cual se abre un vano rectangular que aporta luz al coro alto. Esta fachada se presenta encalada en blanco, resaltando el frontón del remare cuyas líneas se presentan en albero.
La espadaña se encuentra situada en el muro de la Epístola de la iglesia, apoyada en un sotabanco con una pequeña cornisa, a la altura del claustro. Se estructura en torno a un solo cuerpo y un vano con arco de medio punto con impostas marcadas, flanqueado por pares de pilastras de orden toscano sobre las que apoya un entablamento cuyo friso aparece decorado con metopas lisas y triglifos cerámicos, descansando sobre la cornisa un frontón curvo moldurado, con decoración de recortes en el tímpano, rematado por pequeños pilares finalizados en pirámides, portando el central una cruz papal de forja. Fue restaurada en profundidad a finales del siglo XX.


Datos históricos

El Convento de Capuchinos fue el octavo que se fundó en la provincia de Andalucía, a instancias del Arzobispo Don Diego de Guzmán y Benavides. Para la ubicación del convento se les entregó la capilla dedicada a las santas Justa y Rufina, patronas de la ciudad, frente a la Puerta de Córdoba.
El convento fue fundado en 1627 sobre el lugar, en que según la leyenda, murieron las Santa Justa y Rufina, estando concluido el convento y la iglesia en 1630, consagrándose el 7 de marzo del mismo año la iglesia a las patronas de Sevilla.
Durante la invasión francesa el convento fue convertido por los franceses en hospital, aunque los Capuchinos pusieron a salvo las pinturas que de Murillo contenía el altar mayor y otros laterales en Gibraltar. Las pinturas volvieron a Sevilla en 1812, pasando con posterioridad a formar parte del Museo de Bellas Artes de la ciudad.
Una vez retirados los franceses y gracias a la intervención del Gobernador Militar de Sevilla, el convento fue devuelto a la comunidad que tomó posesión el 2 de enero de 1813, encontrando la mayor parte del mismo expoliado, transformado, mutilado y lleno de escombros.
La iglesia fue renovada y habilitada para el culto, volviendo al convento todos los cuadros que fueron puestos a salvo en Cádiz, excepto el retablo mayor, cuya estructura que había sido destruida por los invasores.
Por Real decreto de 25 de julio de 1835 quedaron suprimidos todos aquellos conventos que contaran con menos de 12 religiosos. El 11 de octubre del mismo año, se señalaba que en cada localidad no podía existir más de un convento de la misma orden. Por último, el 89 de marzo de 1836 se suprimían todos los conventos masculinos y a mediados de 1837 se hacía eficaz el proceso de desamortización en Sevilla. Todo ello provocó la desaparición de numerosos conventos entre ellos el de Capuchinos.
A partir de esa fecha el convento fue subastado, trasladándose los cuadros de valor a Museo provincial, convirtiéndose en 1856 en hospital de coléricos, salvándose de la piqueta durante la revolución Gloriosa 1868.
La restauración del convento y el retorno de los frailes se realizó gracias a la petición que elevó el 4 de mayo de 1889 el Arzobispo de Sevilla Don Joaquín María de Llavaneras, Provincial de los Padres capuchinos de España, gracias al cual les fue concedida la iglesia y dependencias anexas el 9 de mayo del mismo año.
Tras tomar posesión del inmueble encontraron el edificio casi en ruinas y expoliado. En abril de 1894, el ayuntamiento de la ciudad, les concedió la parte del convento donde se encuentra la celda de Fray Diego de Cádiz, donde se colocó un altar con motivo de su beatificación. En 1897 finalizó la restauración de la iglesia.
A mediados del siglo XX, concretamente en 1964, a raíz de la reforma litúrgica del Concilio Vaticano II, se modificó de nuevo el presbiterio y sus accesos al coro bajo. Por último en la década de 1990 se realizó otra transformación que afectó a la iglesia, reduciéndose las dimensiones del coro alto.
Existen varias leyendas sobre el lugar en el que se encuentra situado este convento. Una de ellas hace referencia a que en este lugar fue donde Santiago fundó la primera catedral que tuvo la ciudad de Sevilla. En otra se menciona el lugar exacto donde las santas Justa y Rufina fueron martirizadas, lo que provocó que ya en época visigoda se construyese un templo conmemorando tal acontecimiento en honor de las santas. Por último también se menciona que en este sitio fue hallado el cuerpo de San Isidoro de Sevilla, siendo con posterioridad trasladado a León.

PROTECCIÓN

Estado Régimen Tipología Jurídica Publicado en Fecha Número Página
Inscrito BIC Monumento BOE 12/09/1964

FUENTES DE INFORMACIÓN

Información Bibliográfica

COLLANTES DE TERAN Y DELORME, Francisco. Arquitectura civil sevillana. Desconocida, 1976. 84-505-1306-5.

GONZALEZ DE LEON, Félix. Noticia artística de Sevilla. Desconocida, 1844. 7040015.

GONZALEZ DE LEON, Félix. Noticia artística, histórica y curiosa de todos los edificios públicos, sagrados y profanos de esta muy noble, muy leal, muy heroica e invicta ciudad de Sevilla. Desconocida, 1844. 4300592.

LOPEZ MARTINEZ, Celestino. Arquitectos, escultores y pintores vecinos de Sevilla. Rodríguez Giménez y Cía., 1928. 1800034.

MOSQUERA ADELL, Eduardo; PEREZ CANO, María Teresa. Arquitectura en los conventos de Sevilla: una aproximación patrimonial a las clausuras. Sevilla . Dirección General de Bienes Culturales. Consejería de Cultura y Medio Ambiente. Junta de Andalucía, 01/01/1991. 848788826-03-2.

MOSQUERA ADELL, Eduardo; PEREZ CANO, María Teresa. Conventos de Sevilla : introducción de nuevos usos en las clausuras : estudio de la viabilidad. Dirección General de Bienes Culturales, 1988. 7030013.

SOLER VÁZQUEZ, Miguel Ángel. Paseos por las espadañas de Sevilla. Sevilla . Diputación Provincial de Sevilla, 01/01/2010. 8477982953.

VALDIVIESO GONZALEZ, Enrique; MORALES MARTINEZ, Alfredo J.. Sevilla Oculta. Monasterios y Conventos de Clausura. Abengoa, 1980. 84-300-3553-4.

VEGA SANDOVAL, Juan de la. Edificaciones antiguas de Sevilla. Desconocida, 1928. 4300591.

Las Iglesias de Sevilla.. El Avapiés S.A., 1994.



Compartir esto

¿Sabes cómo compartir?

Facebook Twitter Delicious Myspace Menéame
Los contenidos de esta web, incluidas las imágenes, están sujetos a una licencia de Creative Commons si no se indica lo contrario.
Creative Commons W3C W3C W3C
INSTITUTO ANDALUZ DEL PATRIMONIO HISTÓRICO

Sede Central:
Camino de los Descubrimientos, s/n. 41092 Sevilla
Tel. 955037000 | Fax 955037001

Centro de Arqueología Subacuática:
Balneario de la Palma. Duque de Nájera, 3. 11004 Cádiz.
Tel.956203394 | Fax.956203417