IAPH. Instituto Andaluz del Patrimonio Historico

Bienvenido

English | Español

Ayuda | Directorio | Contacto | Mapa

A+|A-

Enviar a un amigo

Imprimir

Junta de Andalucía Instituto Andaluz del Patrimonio Histórico Consejería de Cultura Logo del Instituto andaluz del Patrimonio histórico

Patrimonio Inmueble de Andalucía

Búsqueda

NAVEGACIÓN
  • Informe

IDENTIFICACIÓN

Denominación: Barranco León
Código: 01181460035
Caracterización: Arqueológica
Provincia: Granada
Municipio: Orce
Códigos relacionados

Pertenece a:
Código Denominación
01181460047 Cuenca de Orce

DESCRIPCIÓN

Tipologías
Tipologías P.Históricos/Etnias
Yacimientos paleontológicos Paleolítico inferior arcaico

Descripción

Es un Barranco orientado en dirección Norte Sur que nace a los pies de la Sierra Umbría y desemboca en la Cañada de los Vélez. Se trata de un yacimiento aire libre, generado en un contexto lacustre/palustre, con presencia, al menos en su Capa D, de industria lítica asociada a una fauna compuesta fundamentalmente por grandes mamíferos.

La cronología de la denominada Capa D, donde se localizan el conjunto de fósiles asociados a industria lítica, (antiguo Barranco León 5), basada en los estudios magentoestratigráficos y recientes análisis de ESR, comparados con los estudios de fauna y en concreto por la presencia de Allophaiomys lavocati, permiten datar al yacimiento entre 1,4 y 1,2 millones de años (Toro et al, 2009),

De igual manera durante la intervención arqueológica de 2002 se documentaron dos nuevos niveles con posible industria lítica denominado BL Z cuya cronología se podría situar en 1 millon de años y BL 12, situado en 1,5-1,6 Millones de años. Dichos niveles están por confirmar (Toro et al., 2003).

Desde el punto de vista estratigráfico, la sucesión observable desde el fondo del barranco hasta el glacis comprende un conjunto de materiales predominantemente lutítico-margosos y blancuzco (pertenecientes al Miembro calizo rojo) que ocupa las partes bajas del barranco y un conjunto de materiales carbonatados con intercalaciones de arenas cuarzosas y lutitas que constituyen los escarpes más pronunciados del barranco (Miembro calizo superior). En el seno de estos tramos se localiza el nivel arqueológico (Capa D, BL 5) de Barranco León. Las sucesiones de Barranco León corresponden con una zona marginal de la cuenca. Esta unidad se originó como consecuencia de una fase de mayor expansión del sistema lacustre de Baza en el Pleistoceno Inferior (García Aguilar, 2003).

Desde el punto de vista estratigráfico Anadón et al. (2003) han distinguido los siguientes tramos:

A) Tramo de potencia variable, de alrededor de un metro en la zona al Sur de la excavación, formado por calcarenitas-calcisiltitas con abundantes gasterópodos. Este tramo se corresponde con la base del tramo "d" del perfil LB descrito en Anadón et al. (1987). El tramo A yace sobre otro de arenas y lutitas negruzcas y rojizas, de gran extensión lateral en la zona (niveles del yacimiento L 2-3 ver Anadón et al., 1987).

B) 0.25-0.32 metros, variable, formado por niveles arenosos de colores diversos, gris, verde, negruzco, con intercalaciones de lutitas arenosas cuarzosas. Las arenas poseen fundamentalmente granos de cuarzo y feldespato. Algunos niveles poseen laminación y manchitas ferruginosas.

C) 0.2-0.23 metros, calcisiltitas a calcarenitas beiges con abundantes restos de ostrácodos y bivalvos (Sphaeriidae). Localmente existen trazos verticales de bioturbación y algún hueso de vertebrado disperso.

D) 0.05-0.65 metros. Este tramo es el correspondiente al nivel BL-5, inicialmente excavado por Gibert y colaboradores en 1995, y descrito en Turq et al. (1996) y Gibert et al. (1998). En la zona de la excavación se pueden considerar dos subtramos, uno inferior, (D1), caracterizado por gravas mas o menos arenosas, de potencia variable, y contacto basal irregular erosivo. Por encima en contacto transicional yace un subtramo, (D2), de 0.22 metros de arenas cuarzoso-bioclásticas grisáceas con parches irregulares amarillentos en la base que culminan en un nivel de caliza cretosa blanca con abundantes restos de ostrácodos, moluscos y girogonitos de carofitas. Este tramo sera objeto de descripcion especial.

E) 0. 32 a 0.35 metros. Tramo formado por un nivel basal de arenas de granos predominantes de cuarzo y feldespato, de grano fino a medio, de colores rojizo, ocre y verdoso, de 5 a 8 centímetros de potencia (E1). A este nivel se le superpone otro de 0.27 metros de margocalizas grisáceas con abundantes restos de gasterópodos, ostrácodos y girogonitos de caroficeas (E2).

F) 0. 22metros. En contacto neto con el inferior, yace un tramo de lutitas arenosas negruzcas con gasterópodos (F1, 0.12 metros) que hacia techo pasa a arenas cuarzoso-bioclásticas con estratificación fina (F2, 0.1 metros) de color verde grisáceo. A techo presenta un nivel de nodulitos cretosos blancos, en contacto con el tramo suprayacente.

G) Arena beige bien seleccionada, calcarenitica de bioclastos, aunque con elevado contenido en siliciclasticos, de aspecto masivo, con conchas enteras de ostrácodos dispersos.

La secuencia de Barranco León comprende, conjuntamente con el nivel arqueológico, una serie afloramientos paleontológicos Siguiendo la secuencia dada por Turq et al. (1996) se pueden diferenciar de cima a base los siguientes niveles:
- Nivel 1. Identificado con Barranco León 6. Situado en el conjunto I que está compuesto por un sedimento netamente carbonatado. Ha librado restos de Mammuthus Meridionalis.
- Nivel 2. Barranco León I. Se trata de una capa de lutitas y arenas negras de 20 centímetros de espesor. Corresponde con un nivel de micromamíferos con Allophaiomys pliocaenus y Mimomys sp.
- Nivel 3. Capa arqueológica, BL5 o capa D, una unidad detrítica que ha deparado abundante industria lítica con fauna de macro y micromamíferos.
- Nivel 4. Se corresponde con BL 4. Se trata de un nivel de 22 centímetros, de espesor compuesto de margas y arenas blancas La parte superior de esta capa está erosionada, siendo reemplazada en el norte del barranco (aproximadamente a unos 150 metros) por una unidad detrítica que hace desaparecer el estrato totalmente o en parte. Han aparecido restos de micromamíferos y un maxilar de cérvido, Pseudodama sp., según Arribas y Palmqvist (2002).
- Nivel 5. Se corresponde con BLB. Se trata de un lentejón de 45 cetímetros de espesor con esquirlas de huesos largos de micromamíferos.
- Nivel 6. Se corresponde con BLA. Se trata de lutitas y arenas negras con esquirlas de marcomíferos.
- Nivel 7. Se corresponde con BL 2-3. Se trata de un estrato de 50 centímetros, de espesor compuesto por arenas cuarzos de grano fino, micáceas de color pardo y marrón con abundantes cambios laterales estando constituidas por arenas y margas más menos bioclásticas y en menor proporción calizas y lutitas (Andadón, 1987). La fauna de este yacimiento dada a conocer por J. Agustí y colaboradores (1987) está compuesta por Allophaiomys pliocaenicus, Apodemus mystacinus, Apodemus aff. sylvaticus, Castillomys crusafonti ssp., Eliomys intermedius, Equus cf. altidens, Cervidae gen. indet. et sp. indet., Bovini gen. indet., Hemitragus alba, Soergelia minor, Hippopotamus antiquus and Mammuthus meridionalis.

El nivel arqueológico de Barranco León (Capa D), con un espesor de 2 a 0,65 metros se corresponde con el relleno de un paleocanal con un relleno de base (D1) formado por gravas, de cantos de tamaño diverso, de pocos milímetros hasta varios decímetros, angulosos a subredondeados, de composición fundamentalmente calcárea que queda sellado por un nivel (D2) de arenas cuarzoso-bioclásticas grisáceas, con irregulares amarillentos en la base (Anadón, 2007).

El material lítico y fósil se encuentra en todo el nivel si bien los del nivel inferior presentan características de un proceso de remoción de depósitos altamente energético, mientras que los superiores se encuentra en buen estado de conservación (Toro et. al 2009). Los trabajos realizados en la campaña de 2010, ha identificado dos niveles con acción antrópica clara, si bien escasa, dentro del Nivel E, uno superficial y otro en el desarrollo central (Sala Ramos, 2010).

La fauna de la capa D está compuesta por Mammuthus meridionalis, Hippopotamus antiquus, Megaceroid.es aff. obscurus, Pseudodama sp., Bovini gen. et. sp. indet., Ammotragus europaeus, Hemitragus cf. albus, Equus altidens, Equus sussenbornensis, Stephanorhinus cf. hundsebimensis, Machaidontinae indet., Pachycrocuta brevirostris, Ursus sp., Canis mosbachensis, Vulpes cf.praeglacialis, Meles sp., Allophaiomys-aff. lavocati Oryctolagus cf. lacosti, Erinaceinae indet., Crocidura sp., Sorex minutus, Sorex sp., Asoriculus; gibberodon, Galemys sp., Testudo sp., Discoglossus cf. galganoil", jeanneae, Pelobates cultripes, Pelodytes punctatus, Bufo bufo, Bufo calamita, Rana cf. perezi, Chalcides cf. bedriagae, Lacerta lepida, Anguis fragilis, Natrix maura, Coluber hippocrepis. (Turq et al.,4 2003; Martínez-Navarro etal., 1997; 2003; Agustí & Madurell,j 2003; Fuñó, 2003; Blain, 2003, Moullé et al. 2004, Navarro et añ. 2010).

La lista faunística de de Barranco León es prácticamente similar a la de Fuente Nueva 3 y Venta Micena, con la diferencia esta última de la presencia de nuevos inmigrantes de origen asiático, especialmente de ungulados como el Ammotragus europaeus que viene a sustituir al bóvido de pequeño tamaño d Soergelia S. minor, así como la del caballo de gran talla Equus sussenbornensis que convive con el caballo de talla media Equus altidens grantensis. (Martínez et. al 2009,2010; Alberdi 2010.)

De acuerdo con los estudios realizados por I. Toro y otros (Toro et al 2009a; 2009b; 2010 Toro y Sala 2010, Fajardo, 2009, 2010 y 2011) la industria lítica de Barranco león, se compone en la actualidad de 1292 piezas y se configura como el elemento más importante para atestiguar la presencia humana en la zona.

La técnica de talla es a mano alzada con percutor duro realizada con practica por extracciones a menudo no recurrentes con frecuentes cambios de dirección mediante percutor duro por golpes violentos. A menudo el plano de golpeo es una extracción anterior, la talla se adapta a la morfología del soporte usando todos los planos disponibles en el proceso de talla. Este proceso se intensifica hasta el agotamiento potencial de la materia prima, que conduce a la obtención de núcleos de pequeña talla y de formas poliédricas. A menudo, una lasca sirve de núcleo.

La talla sobre yunque se usa frecuentemente para pequeños bloques o plaquetas de forma cúbica, colocados sobre un yunque, mediante percutor duro y golpes violentos una o varias series de extracciones unidireccionales recurrentes, periféricas incluso a veces rotaciones que permiten la explotación máxima del soporte.

La materia prima utilizada es poco diversificada y recogidas en el entorno, compuesta de silex de calidad variable (originaria de las formaciones de Sierra Umbría), que representa dos tercios del material lítico, y caliza (margosa y silidificada). El sistema de explotación oportunista, con una recogida de material que podría realizarse durante los desplazamientos cotidianos. A pesar de ello, se observa cierta selección del material. Todas las materias primas del yacimiento pueden ser recogidas en un radio de 2 a 5 Kilómetros.

Esta industria se caracteriza por la abundancia de productos de talla: lascas, restos de talla y núcleos, quedando representada toda la cadena operativa. El silex está fuertemente representado en los productos de talla (núcleos, lascas o restos de lascas), mientras que la caliza está presente en cantos tallados, percutores, piedras, cantos no transformados y en menor proporción en productos de talla.

La talla de "macro-útiles" es más bien anecdótica, con la presencia de algunas piezas que presentan, sobre todo, extracciones aisladas cóncavas.

Entre los productos de talla y los "macro-útiles", las lascas que corresponden a las primeras fases de tallas (descortezamiento de núcleo), están poco representadas (2,8 % de las lascas son totalmente corticales; 4,4 % de las lascas son fuertemente corticales), puede ser un indicio que muestra que las primeras etapas de las cadenas operativas, en gran parte, se han realizado fuera de la zona de carroñeo, posiblemente en el lugar en el que recogieron las materias primas.

La fuerte proporción de lascas producidas en pleno proceso de talla (no corticales), o con pequeños residuos corticales, revela en este yacimiento una explotación relativamente intensiva de los soportes tallados (presentan un número elevado de negativos de extracciones en la cara superior, tres de media) y por tanto una buena matriz de los procesos de talla.

Los núcleos en caliza y en sílex, confirman que la talla se ha realizado en parte en el yacimiento, la mayor parte de las veces a mano alzada, pero también mediante la percusión bipolar sobre yunque. Las formas angulosas originales de algunos soportes han sido explotadas de forma oportunista, para facilitar y guiar la talla. El uso de lascas gruesas como núcleo, se practica con relativa frecuencia

Los cantos tallados son escasos, y de fabricación mediocre, algunas, choppers primarios (cantos con extracciones aisladas cóncavas), y choppers mal caracterizados, presentan retoques irregulares gruesos y denticulados, resultado de su uso para cortar o desarticular los cadáveres de los animales, por ejemplo

Se ha realizado estudio traceológico de determinadas piezas del yacimiento que ha permitido la detección de microhuellas de uso consiente en marcas de estriación y áreas pulidas. Este estudio sugiere que los útiles fueron utilizados para trabajar una serie de materiales como es la madera, pieles de animales finas o plantas fibrosas (Toro 2003 y Toro et. al 2003)

Las características de la industria lítica documentada ha sugerido que la función de estos yacimientos no parece ser la de hábitat, sino la relacionada con una actividad específica (near kill site, según Espígares, 2010). El material lítico se presenta asociado a los restos óseos de grandes mamíferos, siendo el Hipopótamo el predominante. En este sentido, las fracturas antrópicas y las trazas de descarnación documentadas en los huesos sugieren que las industrias líticas están relacionadas con el tratamiento de los animales. El alto porcentaje de fracturas de lascas brutas de talla, a menudo de pequeñas dimensiones, parecen indicar que servía sobre todo para cortar o raspar la carne de los animales. De la misma manera, la presencia de cantos enteros o fracturados, así como de piedras retocadas, indican que los homínidos fracturaban los huesos para extraer el tuétano.
Las industrias de Barranco León y Fuente Nueva 3 son de características similares, en cuanto a las materias primas utilizadas, piezas presentes o técnicas utilizadas para realizarlas y se insertan dentro de la tradición de las Culturas Olduvayenses (Modo 1) arcaicas de África del Este, de Georgia y de Europa Meridional que se caracterizan por la utilización de una talla oportunista a mano alzada o biopolar sobre yunque, por el abrumador dominio de la lascas brutas de talla, la ausencia de un pequeño utillaje estandarizado, preparado mediante retoques intencionales sobre debrís, la presencia de cantos tallados en proporciones más o menos grandes según la funcionalidad del yacimiento y su disponibilidad, así como la abundancia de útiles de percusión. Estas industrias son comparables a las de Pirro Nord, Ca `Blevedere de Montepoggiolo, Fontana Liri y Castro dei Volsci en Italia, Sima del Elefante en España y Cueva de la Vallonet en Francia (Toro y Sala, 2010).

FUENTES DE INFORMACIÓN

Información documental

Archivo de la Delegación Provincial de la Consejería de Cultura de Granada. Inmaculada Raya Praena; José Javier Álvarez García; Ignacio Martín-Lagos Carreras; Antonio Manuel Montufo Martín, Documentación técnica para la inscripción en el catálogo general del patrimonio histórico andaluz como bien de interés cultural, con la tipología de zona arqueológica, de las cañadas de Los Vélez y el Salar en el municipio de Orce (Granada), 2011.



Compartir esto

¿Sabes cómo compartir?

Facebook Twitter Delicious Myspace Menéame
Los contenidos de esta web, incluidas las imágenes, están sujetos a una licencia de Creative Commons si no se indica lo contrario.
Creative Commons W3C W3C W3C
INSTITUTO ANDALUZ DEL PATRIMONIO HISTÓRICO

Sede Central:
Camino de los Descubrimientos, s/n. 41092 Sevilla
Tel. 955037000 | Fax 955037001

Centro de Arqueología Subacuática:
Balneario de la Palma. Duque de Nájera, 3. 11004 Cádiz.
Tel.956203394 | Fax.956203417