IAPH. Instituto Andaluz del Patrimonio Historico

Bienvenido

English | Español

Ayuda | Directorio | Contacto | Mapa

A+|A-

Enviar a un amigo

Imprimir

Junta de Andalucía Instituto Andaluz del Patrimonio Histórico Consejería de Cultura Logo del Instituto andaluz del Patrimonio histórico

Patrimonio Inmueble de Andalucía

Búsqueda

NAVEGACIÓN
  • Informe

IDENTIFICACIÓN

Denominación: Torreón Poblaciones Dávalos
Código: 01230110112
Caracterización: Arquitectónica
Provincia: Jaén
Municipio: Baños de la Encina
Códigos relacionados

Pertenece a:
Código Denominación
01230110008 Centro Histórico de Baños de la Encina

DESCRIPCIÓN

Tipologías
Tipologías Actividades P.Históricos Cronología Estilos
Torreones Actividad residencial Edad Moderna Renacimiento (Estilo)

Descripción

Se trata de torre perteneciente al antiguo recinto amurallado de la villa. De fábrica de aparejo regular de arenisca de la zona, está dividida en tres plantas; la primera y segunda presentan varios vanos abiertos en una modificación posterior de la estructura original, mientras que en la tercera encontramos en cada una de las caras sendos ventanucos, en origen mas pequeños, que pudieran tener su origen en saeteras. La terraza esta rematada por baranda corrida de arenisca, y posiblemente se trate de un añadido posterior dada la diferencia entre el parejo del remate y el del cuerpo de la torre. La fachada de la calle Trinidad presenta cuatro plantas por el desnivel de la misma, que se ha aprovechado para hacer un sótano.
El torreón debe gran parte de su apariencia actual a las modificaciones realizadas durante el siglo XVII; sobre su origen, en recientes estudios José Maria Cantero Quesada ha detectado una serie de elementos, que datan la estructura original en la segunda mitad del siglo XV:
1.- Los vanos inferiores, tanto la puerta del sótano como la puerta y ventana de la fachada a Plazuela del Rosario denotan que hubo una clara alteración de los muros originales para su creación.
2.- En los vanos que forman los ejes lineales que estructuran las dos fachadas vistas, puede apreciarse que han sido alterados, dando mayor tamaño a un ventanuco original, más pequeño, organizada a modo de línea de saeteras o pequeños ventanucos de control (más en la línea del que aparece desplazado hacia la escuadra en la fachada de calle Trinidad).
3.- Por otra parte, la edificación no está situada al azar, nada más lejos. Se encuentra en un otero, dominando el territorio, en el punto de encuentro del Camino Viejo de Toledo con el núcleo urbano, en la "puerta" de entrada al conjunto bajomedieval dando paso libre al corazón de la vida social de la aldea: la Plaza Mayor.
Por otro lado la misma trama urbana, apenas modificada desde la desaparición de la muralla con el fin de permitir el crecimiento de la villa, parece indicar en el trazado viario la existencia de la misma y la pertenencia de este elemento (Fig. 1). En esta línea Cantero Quesada apunta que:
1.- Entre las actuales calles Las Eras, Huérfanos y Conquista se suceden una serie de grandes escalones o aterrazamientos del terreno, a modo de escarpas, que llegan a alcanzar hasta los cincos metros de altura. Aunque en las últimas décadas se han venido ocultando bajo nuevas edificaciones, aún tenemos algún testigo en el tramo medio de la calle Eras, apreciable desde Huérfanos. Se trata de grandes muros de piedra, de aparejo más o menos regular, apretados contra el corte realizado sobre la roca natural (en este tramo margas y arcillas) que corren paralelos a las curvas de nivel.
2.- Ascendiendo la calle Trinidad desde Eras, nos acompaña por nuestro flanco izquierdo un curioso edificio, se trata de la casona o palacete de los Guzmanes (la apelación, aportada por Muñoz-Cobo, tiene como causa que su propietario a finales del siglo XIX, el notario del momento, se apellidaba Guzmán). Cuando la lógica estructural recomienda una edificación que se sitúe rompiendo la curva de nivel (como ocurre en la actual avenida de Linares o en la propia calle Trinidad, en la acera contraria a Guzmanes), el edificio eleva su muro frontal siguiendo la pendiente de la calle, a modo de gran murallón continuo que arrancara en las escarpas de calle Las Eras y fuera a encontrarse con nuestro "torreón". En la reciente rehabilitación del edificio y adecuación como hospedería rural, se ha localizado la presencia de un posible cuerpo de guardia elevado sobre una puerta que cierra en arco de medio punto, a pie de calle, que daba paso a los actuales sótanos del edificio.
3.- En la Plaza Mayor, en la esquina noroeste, quebrando a la calle Bailén, volvemos a encontrar otro curioso edificio. Se trata de otra casona que se sitúa sobre un solar perfectamente rectangular y totalmente nivelado, sin embargo su planta se complica de tal manera que llega a presentar una cubierta a cinco aguas, como si se elevara utilizando una estructura anterior a modo de muralla corrida que quebrara en ese lugar.
4.- Prácticamente a su lado, la puerta de los patios de la "casa de las viudas", cuya fachada principal viene a ofrecerse a la Plaza Mayor, se muestra como heredera de otra estructura inmueble anterior de carácter también complejo. Parece tratarse de un portillo .
Posiblemente la muralla se origino en el marco bélico de la segunda mitad del siglo XV. La pérdida de su uso defensivo permitió su posterior reconversión en torre-palacio, modificando de esta forma la estructura original adecuándola al nuevo uso residencial.


Datos históricos

La localidad de Baños de la Encina, fue declarada Conjunto Histórico Artístico en 1969.
Las pinturas rupestres que se localizan al norte de su término municipal, son las primeras huellas dejadas por el hombre. En el II milenio a. C. la minería comienza en los yacimientos de Baños, que ricos en cobre y bronce dieron lugar a la formación de una organización social que continuó hasta la fundación de Cartago. Durante el Imperio Romano se comenzó la explotación de las minas de plata que decayó juntamente con el Imperio.
Con el declinar de la minería se intensifica la explotación agrícola, convirtiéndose, en la Edad Media, en un paraíso de agua y huertas. En 1225 Fernando III de Castilla toma posesión de la villa, convirtiéndose por su estratégica situación, entre la Meseta y Andalucía, en una importante vía de comunicación.
Durante el siglo XV fue escenario de enfrentamientos entre el Condestable Iranzo y los maestres de las Órdenes de Calatrava y Santiago, que reflejaban el enfrentamiento entre la nobleza feudal y el Estado Moderno. A finales del siglo XVII y principios del XVIII la villa toma un nuevo impulso con la intensificación de la agricultura y la ganadería. Pero a finales de este siglo de oro se producen una serie de acontecimientos que merman la riqueza de la villa, en 1767 se esquilma su territorio para la creación de Guarromán, Carboneros, La Carolina y Santa Elena, que nacieron por el Plan de Nuevas Poblaciones de Sierra Morena; en 1835 la desamortización de Mendizabal, y en 1855 la Civil o de Madoz acaban definitivamente con el Bien del Común.
Juan Muñoz-Cobo, que fuera hasta su muerte cronista de la localidad, sitúa en el Torreón de Poblaciones Dávalos el nacimiento del obispo electo de Buenos Aires y abad mayor de la colegiata de Olivares (Sevilla) don Bernardo Antonio Poblaciones-Dávalos y Galindo, siendo sus padres Don Bernardo Poblaciones y dola Elvira Galindo y Soriano, naturales de la Villa.



Compartir esto

¿Sabes cómo compartir?

Facebook Twitter Delicious Myspace Menéame
Los contenidos de esta web, incluidas las imágenes, están sujetos a una licencia de Creative Commons si no se indica lo contrario.
Creative Commons W3C W3C W3C
INSTITUTO ANDALUZ DEL PATRIMONIO HISTÓRICO

Sede Central:
Camino de los Descubrimientos, s/n. 41092 Sevilla
Tel. 955037000 | Fax 955037001

Centro de Arqueología Subacuática:
Balneario de la Palma. Duque de Nájera, 3. 11004 Cádiz.
Tel.956203394 | Fax.956203417