IAPH. Instituto Andaluz del Patrimonio Historico

Bienvenido

English | Español

Ayuda | Directorio | Contacto | Mapa

A+|A-

Enviar a un amigo

Imprimir

Junta de Andalucía Instituto Andaluz del Patrimonio Histórico Consejería de Cultura Logo del Instituto andaluz del Patrimonio histórico

Patrimonio Inmueble de Andalucía

Búsqueda

NAVEGACIÓN
  • Informe
NAVEGACIÓN DE REGISTROS 1 de 6| primera imagen anterior siguiente última imagen
Imagen de Palacio de los Marqueses de Benamejí Cartografía Más Bibliografía Más Información

IDENTIFICACIÓN

Denominación: Palacio de los Marqueses de Benamejí
Otras denominaciones: Palacio de los Condes de Valverde ; Museo Histórico Municipal de Écija Código: 01410390118
Caracterización: Arquitectónica
Provincia: Sevilla
Municipio: Écija

DESCRIPCIÓN

Tipologías
Tipologías Actividades P.Históricos Cronología Estilos
Palacios Actividad residencial Edad Moderna 1700/1734 Barroco (Estilo)
Edificios militares Actividad militar Edad Contemporánea 1906/1996

Agentes
Tipo Nombre Actuación Fecha
Carpinteros Aguilera , Antonio
Herreros Reyes , José de los
Maestros de obras Aguilar , Francisco de

Descripción

El Palacio de los marqueses de Benamejí se encuentra situado en el centro de la población, concretamente en la calle Cintería, dentro de la collación de la parroquia de Santa María de la Asunción y aledaño a la plaza Mayor de la ciudad, cercano a la Calle Caballeros, al palacio de Santaella y la Puerta de Osuna, así como al Convento de Capuchinos

Es un inmueble de grandes dimensiones de planta irregular, destacando en altura sobre el resto del caserío como elementos más voluminosos las torres-miradores de la fachada, la portada, la caja de escaleras y los tejados de otras dependencias nobles. El conjunto está realizado en ladrillo, mármol y tapial, destacando en los paramentos principales la utilización del ladrillo visto.

El edificio construido en el primer tercio del siglo XVIII, presenta planta irregular. Originariamente estuvo constituido por las siguientes dependencias: apeadero, carroceras, salones, panadería, patios, oratorio, guadarnés, casapuerta, jardín, cocina, escalera principal, caballerizas, (con entrada independiente) y casa de labor. Este conjunto de estancias se ha visto parcialmente afectado por las reformas llevadas a cabo a principios del siglo XX. No obstante, siguen destacando por su interés las fachadas, el apeadero, el patio y la escalera principal, las caballerizas, el oratorio y los salones, así como las dependencias nobles.

La fachada principal, de gran monumentalidad, está realizada en ladrillo. Se estructura en tres cuerpos, con portada de mármoles polícromos en el centro y torres-miradores en sus extremos. El cuerpo inferior, presenta zócalo corrido de sillares de mármol sobre el cual se apoyan pilastras que recorren también el siguiente cuerpo. Este, a su vez, está decorado por diez balcones adintelados sobre peanas que recuerdan pinjantes, cuyos vanos aparecen reenmarcados por molduras mixtilíneas de mármol, con frontón curvo movido y remates superiores de copetes que llegan a interrumpir el desarrollo de la cornisa.

La portada principal, situada en el centro de dicha fachada, es de gran monumentalidad, y aporta una nota de variedad y riqueza ornamental. Está estructurada en tres cuerpos, el primero se compone de un gran vano de acceso adintelado, flanqueado por cuatro columnas de mármol (situadas en distintos planos) sobre pedestales, y con molduras curvilíneas. La parte superior de este cuerpo está recorrido por una cornisa movida, que da paso a la balconada superior. El segundo cuerpo es abocinado, parte de un vano central, también adintelado, flanqueado por dos columnas con pedestales en ángulo. El vano presenta en su parte superior arco mixtilíneo, con profusa decoración de molduras, flanqueado a su vez por dos estípites. Por último, el ático, también abocinado, un gran frontón mixtilíneo de gran envergadura, formado por una cornisa que se curva hasta romperse, rematándose por cinco perinolas, siendo la central más grande que las restantes. En el centro de este frontón mixtilíneo se encuentra el escudo de la familia de los Bernuy sostenido por dos figuras masculinas sentadas que ostentan mazas de hierro.

En los extremos de la fachada principal se sitúan dos torres-miradores. De planta cuadrada, presentan cuatro cuerpos, separados por moldura, añadiéndose en su parte posterior la caja de escaleras. El primero de ellos es macizo, el segundo muestra un balcón de características igual de los diez de la fachada. El tercer cuerpo cuenta con tres balcones similares a los del resto de la fachada, pero sin peana, distribuidos en tres de los frentes de la torre. En el cuarto se sitúa mirador, formado por pares de arcos de medio punto, condecoración en la clave, sostenidos al centro por columnas de mármol, sobre ellos se sitúa un entablamento que se decora con pinjantes. El mirador se cubre al interior por media naranja sobre pechinas con rica decoración de yeserías, mientras que al exterior se remata con chapitel poligonal recubierto de tejas y coronado por una veleta de forja, flanqueado en sus ángulos por remates piramidales curvos con bola.

El acceso al inmueble se realiza por la portada principal que da acceso al vestíbulo y patio del apeadero, mediante arco rebajado realizado en ladrillo, con remarques en tendel y ornamentación de pinjantes y arranques y clave. El patio es de planta rectangular y en su costado derecho se abre una portada en piedra, que da acceso a las caballerizas, al frente la escalera noble y el acceso al patio principal y a la izquierda la el salón principal, jardín y casa portería.

Las caballerizas se caracterizan por presentar planta rectangular de tres naves, separadas por columnas toscanas de mármol y arcos de medio punto en ladrillo; la cubierta, por su parte, se resuelve a base de bóvedas baídas. A ambos lados de los muros de cerramiento se sitúan pesebres o abrevaderos, decorados en sus zócalos con pinjantes. Las caballerizas conservan la primitiva entrada independiente, situada en la calle Elvira. Consta de un gran vano rectangular flanqueado por pilastras cajeadas rematada por un entablamento coronado por los arranques de un frontón partido terminados en ménsula.

En el costado izquierdo del patio, se encuentra el salón del palacio, tras el cual se abre el antiguo jardín. No obstante, el elemento más destacado del patio se encuentra en su frente principal. Bajo una balconada ricamente decorada aparece un arco rebajado en ladrillo, que da acceso a la escalera principal. La escalera, magnífica construcción que responde al tipo imperial, consta de dos tramos ascendentes, los cuales a través de un descansillo, conducen aun único tiro superior, de disposición contraria. El acceso se abre con triple arquería trilobulada, sostenida por pares de columnas de mármol sobre pedestales. El espacio de la caja de escalera se cubre con bóveda de media naranja sobre pechinas. En planta, y bajo el arco central de la misma, se abre una puerta que conduce al patio principal. A cada lado de la escalera se disponen varias dependencias, que en su día sirvieron para distintos menesteres: panadería, sala de recepción. Entre ellas destaca la capilla u oratorio, que se encuentra a la izquierda, de pequeñas dimensiones y planta rectangular.

De gran importancia es también el patio principal. Presenta planta cuadrada y doble galería porticada, con columnas toscanas de mármol y cuerpo cúbico a modo de cimacio; los arcos son de medio punto en el piso inferior y rebajados en el superior. Estos arcos están realizados en ladrillo y presentan decoración de ménsulas y pinjantes en clave y enjutas. El cuerpo alto está recorrido por un barandal metálico. En el centro de dicho patio destaca una fuente de traza poligonal.

Alrededor del patio se sitúan otras estancias del palacio: salones, comedores y dormitorios. Estas se caracterizan por ser de planta rectangular y por poseer cubiertas adinteladas con recias vigas de madera. Entre ellas destaca un gran salón, inmediato al desembarco de la escalera.

A la izquierda del conjunto del patio principal se ubica la antigua casa de labor, hoy día muy transformada, con acceso desde la calle Rueda.


Datos históricos

El palacio de los Marqueses de Benamejí y Condes de Valverde de Écija es una de las obras fundamentales de la arquitectura dieciochesca en nuestra región, que define de manera precisa la concepción particular que del estilo barroco se tiene en la Baja Andalucía.

El origen de este palacio está ligado al Marquesado de Benamejí, cuyo noble linaje se remonta a la familia francesa de los Bernuy. A comienzos del siglo XVIII don Fadrique Iñigo de Bernuy, señor de la villa de Benamejí y de la Casa de Tomillo, contrajo matrimonio con doña Elvira Fernández de Henestrosa, hija de los Marqueses de Peñaflor, construyéndose para residencia de este matrimonio un magno palacio en la calle Cintería. En 1765, el Marqués de Benamejí presentó un escrito al Ayuntamiento ofreciendo una casa situada frente a la suya mas otra en la calle Rueda con la finalidad de destinarlas a ampliar la barrera o plaza frente a su palacio, por lo que se deduce que el edifico ya estaba construido.

Durante la invasión francesa el palacio es ocupado y convertido en cuartel. La Guerra de la Independencia y los avatares políticos mermaron considerablemente el marquesado de Benamejí. Entra en escena ahora otra gran familia cuya historia está sujeta al palacio, los Valverde. El Conde de Valverde sería el último que falleciera en ele palacio en 1874. Comienza entonces los intentos de conseguir por parte del Ayuntamiento de Écija la propiedad del inmueble para hacerlo sede del cuartel de Remonta Militar en la ciudad.

El 24 de febrero de 1906, don Manuel Ostos y Angelina, alcalde de la ciudad, comunicó a la Corporación Municipal que el Ministro de la Guerra, el general Luque, había firmado el traslado a Écija de la remonta de Extremadura que estaba situada en Morón de la Frontera. El edificio elegido para la sede había sido este palacio, propiedad del Ayuntamiento por el que pagó la cantidad de 53.477 pesetas con 22 céntimos.

Para albergar a la Remonta, se realizan obras de restauración y readaptación del edificio para dicho uso.

En Septiembre de 1996 fue devuelto por el Ejército al Ayuntamiento ecijano. El palacio es hoy la sede del Museo Histórico de Écija. Tras un informe técnico favorable sobre el estado el estado de conservación del edificio, se elabora el Anteproyecto de actuación que fue aprobado en noviembre de 1996 por la Comisión Provincial de Patrimonio.

La exposición permanente parte de una visión cronológica del Patrimonio, completada con el estudio de las formas de organización social. El núcleo inicial expositivo está compuesto por la sección de arqueología (Prehistoria, Ibérico, Imperio Romano y Medieval), sala de mosaicos romanos, y sección del caballo y arte ecuestre.

PROTECCIÓN

Estado Régimen Tipología Jurídica Publicado en Fecha Número Página
Inscrito BIC Monumento BOE 26/08/1994
Inscrito BIC Monumento BOJA 06/08/1994

FUENTES DE INFORMACIÓN

Información Bibliográfica

HERNANDEZ DIAZ, José. Informes y propuestas sobre monumentos andaluces. 1987, pp.171-275.

HERNANDEZ DIAZ, José. Informes y propuestas sobre monumentos andaluces. 1987, -.

HERNÁNDEZ DÍAZ, José; SANCHO CORBACHO, Antonio; COLLANTES DE TERAN DELORMÉ, Francisco. Catálogo arqueológico y artístico de la provincia de Sevilla. T. III. Diputación Provincial, 1951.

MARTIN JIMENEZ, José. Guía del turista : monumentos históricos y artísticos de la ciudad de Ecija. Desconocida, 1934. 4300602.

MORALES MARTINEZ, Alfredo J... et al.. Guía artística de Sevilla y su provincia. Diputación Provincial, D.L. 1981. 84-500-4428-6.

MORALES MARTINEZ, Alfredo J... et al.. Guía artística de Sevilla y su provincia. Diputación Provincial, D.L. 1981. 84-500-4428-6.

SANCHO CORBACHO, Antonio. Arquitectura barroca sevillana del siglo XVIII. Instituto Diego Velázquez, 1952. 1800294.

SANCHO CORBACHO, Antonio. Arquitectura barroca sevillana del siglo XVIII. Instituto Diego Velázquez, 1952. 1800294.

Creación del Museo Histórico de Ecija y su inscripción en el Registro General de Museos. Orden de 7 de febrero de 2000.DGIPH. 22/04/00, 6459.

Decreto 140/1994, de 21 de junio, por el que se declara Bien de Interés Cultural, con la categoría de monumento, el Palacio de los Condes de Valverde, sito en el nº 4 de la calle Cánovas del Castillo, en Ecija (Sevilla). 06/08/94, 10089.

Postales ecijanas. 1930, -.

Postales ecijanas. 1930, p.55.

Información documental

Archivo Central de la Consejería de Cultura, Consejería de Cultura, Dirección General de Bienes Culturales, Expedientes de declaración BIC Sin título.

Dirección General de Bienes Culturales y Museos. MENDOZA, Fernando; MEDIANERO, José María, Exepdiente de Declaración como Bien de Interés Cultural, categoría Monumento, del Palacio de los Condes de Valverde en Écija (Sevilla).

Archivo Central de la Consejería de Cultura, Consejería de Cultura, Dirección General de Bienes Culturales, Expedientes de declaración BIC Sin título.



Compartir esto

¿Sabes cómo compartir?

Facebook Twitter Delicious Myspace Menéame
Los contenidos de esta web, incluidas las imágenes, están sujetos a una licencia de Creative Commons si no se indica lo contrario.
Creative Commons W3C W3C W3C
INSTITUTO ANDALUZ DEL PATRIMONIO HISTÓRICO

Sede Central:
Camino de los Descubrimientos, s/n. 41092 Sevilla
Tel. 955037000 | Fax 955037001

Centro de Arqueología Subacuática:
Balneario de la Palma. Duque de Nájera, 3. 11004 Cádiz.
Tel.956203394 | Fax.956203417