IAPH. Instituto Andaluz del Patrimonio Historico

Bienvenido

English | Español

Ayuda | Directorio | Contacto | Mapa

A+|A-

Enviar a un amigo

Imprimir

Junta de Andalucía Instituto Andaluz del Patrimonio Histórico Consejería de Cultura Logo del Instituto andaluz del Patrimonio histórico

Patrimonio Inmueble de Andalucía

Búsqueda

NAVEGACIÓN
  • Informe
NAVEGACIÓN DE REGISTROS 1 de 8| primera imagen anterior siguiente última imagen
Imagen de Antiguo Monasterio de la Cartuja de la Inmaculada Concepción Más imágenes Cartografía Más Bibliografía Más Información

IDENTIFICACIÓN

Denominación: Antiguo Monasterio de la Cartuja de la Inmaculada Concepción
Otras denominaciones: La Cartuja ; Antigua Cartuja de la Inmaculada Concepción Código: 01410320004
Caracterización: Arquitectónica
Provincia: Sevilla
Municipio: Cazalla de la Sierra

DESCRIPCIÓN

Tipologías
Tipologías Actividades P.Históricos Cronología Estilos
Cartujas Ceremonia cristiana Baja Edad Media 1485 Gótico (Estilo)
Edificios de hostelería Hospedería Edad Contemporánea 1970
Cartujas Ceremonia cristiana Edad Moderna 1799 Barroco (Estilo)
Cartujas Ceremonia cristiana Baja Edad Media Mudéjar
Cartujas Ceremonia cristiana Edad Moderna Renacimiento (Estilo)

Descripción

El Monasterio de la Cartuja de la Inmaculada Concepción de la Orden de Cartujos, se encuentra situado a unos 5 kilómetros de Cazalla de la Sierra, concretamente en un desvío a la altura del kilómetro 2,5 de la carretera que une la población con la localidad de Constantina. El enclave se rodea en un terreno levemente montañoso, destacando sus volúmenes arquitectónicos del paisaje rural que lo envuelve, predominando la iglesia, espadañas y otros edificios que forman el conjunto.

Las partes más emblemáticas que integran el monumento son la portada de acceso, la casa del monje portero, la capilla de los peregrinos, la iglesia con sus dependencias, claustros y patios, así como albercas y las acequias, y por último la cerca que delimita el perímetro del monasterio.

El acceso al recinto se realiza a través de una gran portada, de líneas clásicas, formada por dos pilastras toscanas que enmarcan un arco de medio punto. A su izquierda se sitúa la "casa del monje portero", mientras que a la derecha se localiza la "capilla de los peregrino", una especie de capilla de afuera, tradicional en todas las Cartujas y a la que tienen acceso todos los fieles.

Siguiendo el eje de entrada al recinto, y distanciado de él, se encuentra el núcleo fundamental del conjunto. Este se compone de una iglesia y tres claustros con las distintas dependencias y cronologías.

El templo presenta planta rectangular, con presbiterio, sagrario y sacristía. En su interior, la única nave se cubre por medio de bóveda de cañón con lunetos con arcos fajones que apoyan un entablamento que recorre el interior de la iglesia, sustentado por grandes pilastras cajeadas que arrancan de pinjantes. El presbiterio, por su parte, presenta una interesante bóveda nervada de raigambre gótica. Este espacio estuvo decorado por numerosas pinturas murales, hoy prácticamente perdidas.

El Sagrario, que se dispone tras el presbiterio, se comunica con éste mediante dos puertas laterales y un gran vano central. Posee planta cuadrangular, y se cubre con una cúpula con tambor octogonal apoyada sobre pechinas. El tambor presenta vanos avenerados separados por pares de pilastras cajeadas, que se apoyan sobre un arquitrabe y sustentan una cornisa muy moldurada. Este espacio estuvo decorado por un completo programa iconográfico, hoy muy deteriorado, del que aún se conservan restos de policromía. Exteriormente el tambor octogonal presenta un vano en cada uno de sus lados flanqueado por pilastras rematadas por frontón triangular coronados por copetes. El conjunto queda rematado por una falsa linterna de perfiles sinuosos, moldurada y rematada por chapitel piramidal, condecoración cerámica.
En el costado izquierdo de la cabecera de la iglesia se localiza la sacristía, de la que tan solo se conservan sus muros y los arranques de la bóveda que la cubría.

La espadaña de la iglesia se ubica cerca de la cabecera en el muro de la Epístola. Consta de tres cuerpos, correspondiéndose el primero con el muro de arranque al que se adosa una gran balconada con protección de forja. Cuenta con un vano medio punto, por el que se accede al balcón, flanqueado por pilastras. El segundo cuerpo consta de una hornacina central entre dos vanos para campanas, todos de medio punto. Los vanos de los extremos se presentan flanqueados por molduras geométricas con decoración de medias bolas. A su vez sendos mensulones en su ascenso se contracurvan para formar una nueva ménsula donde apoya el entablamento del que emerge el tercer cuerpo, formado por un vano de medio punto, flanqueado por estípites y por ménsulas. El conjunto se decora con medias bolas cerámicas.

Adosado al muro derecho del templo se sitúa el claustro central de planta cuadrada, que en origen estuvo porticado, con seis pilares a cada lado. En la actualidad, las galerías perimetrales se encuentran totalmente derruidas, conservándose únicamente los arranques de las bóvedas. Asimismo, son perceptibles vestigios de azulejos de cuenca del siglo XVI y restos de pinturas murales gótico-mudéjares. Alrededor de este claustro se encuentran una serie de dependencias, como son la sala capitular, la antigua sacristía, sala de profundis y el refectorio.

Todo un sistema de galerías, cubiertas por bóvedas de arista, enlazan este claustro central con el gran claustro posterior, la parte trasera del templo y algunas dependencias del claustrillo. Con respecto al claustro grande, hay que indicar que es la zona más perdida del monasterio. De él se conservan algunos restos de bóvedas de crucería que cubrían las galerías laterales, rodeado de celdas independientes, de traza muy simple.

El claustro pequeño, también conocido como "claustrillo", centralizaba las dependencias originales del establecimiento conventual. Obra de planta rectangular, en la actualidad se conserva la base de los pilares y el arranque de los arcos, así como una fuente en su centro. Alrededor de este espacio se localiza la antigua iglesia (adaptada al uso de cocina), así como una serie de estancias que debieron corresponderse con las primitivas dependencias del monasterio.

Todo el conjunto queda rodeado por una cerca, dentro de la cual también se incluyen varias albercas y acequias.


Datos históricos

La Cartuja de Cazalla de la Sierra surge como plasmación del deseo de D. Fernando Torre, Prior de la Cartuja de Santa María de las Cuevas en Sevilla, de crear un monasterio como lugar de retiro y esparcimiento de los monjes cartujos. Después de la muerte de D. Fernando y siguiendo su anhelo la petición fue solicitada mancomunadamente por los monjes de Santa María de las Cuevas de Sevilla al Capítulo General, quien otorgaba efectivamente licencia en 1476. Sin embargo la construcción debió ser parcial, pues el Capítulo General mandaba a los monjes covitanos, en carta fechada en 1503, procurasen por todos los medios terminar las obras del nuevo monasterio.

El Capítulo General decidió incorporar la casa de Cazalla a la Orden en 1504. El Monasterio tomó la advocación de la Concepción de María y fue nombrado D. Bartolomé Guerrero como su primer prior.

A causa de la insalubridad del inmueble, la cartuja sufrió varios intentos de traslado a otras localidades, siendo el primero en 1534 a Huelva; el segundo a Málaga en 1588; el tercero a Álora en 1611, el cuarto a Álora en 1624; el quinto en 1631-38 a El Pedroso y Antequera; el sexto a Córdoba en 1697 y en 1715, todos fallidos.

Como puede colegirse, la vida monástica de la Cartuja de Cazalla fue siempre agónica. No es sino hasta la tercera década del siglo XVIII cuando esta casa conoce un leve despegue económico que le permite, a través de donaciones privadas, terminar los edificios más importantes y remozar los antiguos.

Durante el mandato del Prior D. Francisco Sobral, a partir de 1753, vive la Cartuja su periodo de mayor esplendor, mejorando la economía del Monasterio llegando a tener solvencia para efectuar la compra de varias fincas.

A fines del siglo XVIII y durante los primeros de la centuria siguiente se reviven las penurias del pasado. En 1810 tiene lugar la invasión francesa; la Casa de Cazalla es saqueada y sus monjes expulsados. A partir de 1814 una vez rechazado el invasor, vuelve la comunidad a tomar posesión de sus antiguos edificios, llevando una vida que declina definitivamente en 1836, años en que a consecuencia de las leyes de la Desamortización de Medizábal se dispersa la comunidad de Cazalla y el Estado incauta sus bienes.

En 1977 fue adquirido el conjunto por un particular, siendo restaurado parcialmente, funcionando en la actualidad como Hospedería La Cartuja.

PROTECCIÓN

Estado Régimen Tipología Jurídica Publicado en Fecha Número Página
Inscrito BIC Monumento BOJA 29/06/1996
Inscrito BIC Monumento BOE 12/07/1996

FUENTES DE INFORMACIÓN

Información documental

Dirección General de Bienes Culturales y Museos. MEDIANERO, José María; MENDOZA, Fernando, Expediente para la declaración de Bien de Interés Cultural, categoría Monumento, de la Cartuja de Cazalla de la Sierra (Sevilla).



Compartir esto

¿Sabes cómo compartir?

Facebook Twitter Delicious Myspace Menéame
Los contenidos de esta web, incluidas las imágenes, están sujetos a una licencia de Creative Commons si no se indica lo contrario.
Creative Commons W3C W3C W3C
INSTITUTO ANDALUZ DEL PATRIMONIO HISTÓRICO

Sede Central:
Camino de los Descubrimientos, s/n. 41092 Sevilla
Tel. 955037000 | Fax 955037001

Centro de Arqueología Subacuática:
Balneario de la Palma. Duque de Nájera, 3. 11004 Cádiz.
Tel.956203394 | Fax.956203417