IAPH. Instituto Andaluz del Patrimonio Historico

Bienvenido

English | Español

Ayuda | Directorio | Contacto | Mapa

A+|A-

Enviar a un amigo

Imprimir

Junta de Andalucía Instituto Andaluz del Patrimonio Histórico Consejería de Cultura Logo del Instituto andaluz del Patrimonio histórico

Patrimonio Inmueble de Andalucía

Búsqueda

NAVEGACIÓN
  • Informe
NAVEGACIÓN DE REGISTROS 1 de 7| primera imagen anterior siguiente última imagen
Imagen de Hacienda La Algabarra Cartografía Más Bibliografía Más Información

IDENTIFICACIÓN

Denominación: Hacienda La Algabarra
Otras denominaciones: Hacienda La Algabarrilla Código: 01410240539
Caracterización: Etnológica
Provincia: Sevilla
Municipio: Carmona

DESCRIPCIÓN

Tipologías
Tipologías Actividades Cronología
Cortijos Actividad agropecuaria
Haciendas Olivicultura

Descripción

La Algabarra es una llamativa edificación que se encuentra en el pago homónimo al borde de la carretera Mairena del Alcor-Brenes y muy próxima al arroyo Doña María y a otras importantes explotaciones.
El volumétrico, regular y uniforme caserío de la Algabarra se estructura en torno a un patio cuadrado. Resulta muy llamativa su amplia fachada aterrazada, de doble altura y en la que se abren numerosas y simétricas ventanas ovaladas. Del conjunto sobresale el mirador, que se eleva con un tercer cuerpo. Como acabamos de indicar, la mitad frontal del edificio está dedicada a vivienda y la trasera a la almazara, igual que ocurre en el Cortijo de Alcaudete. De la fábrica de aceite, a la que se accede por el patio empedrado, no queda nada de su maquinaria hidráulica. No obstante, esta gran nave, de una sola altura y con tejado a cuatro aguas, todavía conserva una interesante viguería de madera y las tinajas de la bodega enterradas. En la actualidad alberga boxes de caballos y un cajón de curas.
Junto al núcleo edificatorio descrito hay un jardín, en el que se conserva una solera de tres piezas. En el entorno, además de diversos cercados, sobresale un llamativo elemento que parece responder a pautas estilísticas victorianas y a la configuración de una capilla. Debe tratarse, no obstante, de un secadero de tabaco ya que parte de sus muros de ladrillo están abiertos por respiraderos. También es curiosa su aguda cubierta a dos aguas y de teja plana.
El caserío de la Algabarra, que se conserva en muy buen estado, aunque parte de sus piezas estén cubiertas de uralita, responde a un meditado proyecto edificatorio, que suponemos no se concluyó, siendo muy posible que su fachada fuese ideada de forma simétrica, flanqueada por dos miradores, de los que sólo se llegó a realizar uno.


Datos históricos

A pesar de su denominación como cortijo, la Algabarra es asimilable en su configuración a las haciendas, ya que la explotación llegó a contar con 700 ha, de las que hoy sólo conserva 20. No obstante, a lo largo de su historia sus funciones han sido muy variables. Así, en las respuestas generales del Catastro del Marqués de la Ensenada se incluye, dentro de lo que se denominaba los "propios del común", una serie de dehesas comunales entre las que se mencionan Galvarra vaja y Galvarra alta, que deben hacer referencia a la finca que ahora estudiamos. Por su parte, Madoz, un siglo más tarde en su Diccionario, hace alusión a la Algabarra, ya con este nombre, como dehesa, lo que refuerza la anterior hipótesis. Hay que indicar que también sirvió como casa cuartel de la Guardia Civil.
En cualquier caso, pensamos que esta explotación, tradicionalmente dedicada a pastos comunales, con posterioridad a su desamortización debió transformarse, a finales del siglo XIX o principios del XX, momento de máxima expansión del olivar y como ocurriría en el Cortijo de Alcaudete, hasta convertirse en un conjunto de uso mixto próximo a las haciendas. Por entonces se levantaría su llamativa edificación, que ya no responde a los parámetros clásicos de las haciendas de Carmona del siglo XVIII, sino a los de lo que hemos denominado "hacienda industrial". Se trata, pues, de un edificio pensado para albergar, entre otras dependencias, un gran molino hidráulico construido por completo en fábrica de ladrillo, que ha sido encalada. Con este material, sobre todo en fachada, se realizan diversas molduras y elementos decorativos geométricos. Por otra parte, el señorío cobró un destacado protagonismo en estas haciendas a caballo de los siglos XIX y XX, de modo que en este caso se sitúa en fachada, mientras la zona industrial se relega a un segundo plano.

FUENTES DE INFORMACIÓN

Información documental

Dirección General de Bienes Culturales y Museos. Inventario de Arquitectura Popular 1992-1997. Hacienda La Algabarra, 1992.

Junta de Andalucía. Consejería de Vivienda y Ordenación del Territorio. Álvaro Recio Mir; SÁNCHEZ ROMERO, José Carlos, Inventario Cortijos, Haciendas y Lagares. Provincia de Sevilla. Cortijo la Algabarra, 2009.



Compartir esto

¿Sabes cómo compartir?

Facebook Twitter Delicious Myspace Menéame
Los contenidos de esta web, incluidas las imágenes, están sujetos a una licencia de Creative Commons si no se indica lo contrario.
Creative Commons W3C W3C W3C
INSTITUTO ANDALUZ DEL PATRIMONIO HISTÓRICO

Sede Central:
Camino de los Descubrimientos, s/n. 41092 Sevilla
Tel. 955037000 | Fax 955037001

Centro de Arqueología Subacuática:
Balneario de la Palma. Duque de Nájera, 3. 11004 Cádiz.
Tel.956203394 | Fax.956203417