IAPH. Instituto Andaluz del Patrimonio Historico

Bienvenido

English | Español

Ayuda | Directorio | Contacto | Mapa

A+|A-

Enviar a un amigo

Imprimir

Junta de Andalucía Instituto Andaluz del Patrimonio Histórico Consejería de Cultura Logo del Instituto andaluz del Patrimonio histórico

Patrimonio Inmueble de Andalucía

Búsqueda

NAVEGACIÓN
  • Informe
NAVEGACIÓN DE REGISTROS 1 de 6| primera imagen anterior siguiente última imagen
Imagen de Convento de Santa Clara Más imágenes Cartografía Más Bibliografía Más Información

IDENTIFICACIÓN

Denominación: Convento de Santa Clara
Código: 01410240510
Caracterización: Arquitectónica
Provincia: Sevilla
Municipio: Carmona

DESCRIPCIÓN

Tipologías
Tipologías Actividades P.Históricos Cronología Estilos
Conventos Ceremonia cristiana Baja Edad Media 1460 Mudéjar
Conventos Ceremonia cristiana Edad Moderna 1500/1599 Renacimiento (Estilo)
Conventos Ceremonia cristiana Edad Moderna 1600/1799 Barroco (Estilo)

Agentes
Tipo Nombre Actuación Fecha
Blanco , Juan Antonio En 1705 construyó las portadas del compás del convento.

Descripción

El convento de Santa Clara de Carmona, de monjas de clausura de la Orden Clarisas Franciscanas, se encuentra en el casco histórico de la población, dando sus fachadas principales a las calles Santa María de Gracia y Torno de Santa Clara, adosado al Hospital de la Caridad y muy cercanas a la iglesia de Santa María, convento de las Descalzas Recoletas Agustinas, etc.

Se trata de un bello ejemplar de arquitectura conventual sevillana de estilo mudéjar, construido en el siglo XVI, aunque presenta algunos añadidos de los siglos XVII y XVIII. Cuenta con todas las dependencias características de este tipo de edificio religioso: iglesia, coros alto y bajo, claustro, sala capitular, refectorio, dormitorios, locutorio, torno, etc.

Desde el punto de vista volumétrico sobresale del resto del caserío su alta torre-mirador y su torre campanario, así como la nave de la iglesia. Este conjunto se divisa en altura paralelamente al de la iglesia de Santa María, al de las Agustinas Recoletas Descalzas y al aledaño Hospital de la Caridad y frente a una gran casa señorial.

Ocupa casi la totalidad de una de las manzana más céntricas de la localidad. Cuenta con dos accesos, el principal por el que se entra al compás y a la iglesia y el secundario de ingreso al vestíbulo, al torno y al convento.

La fachada principal cuenta con una doble portada de principios del siglo XVII, tras la que se accede a un amplio compás ajardinado previo al templo, situado en eje paralelo a la calle. Ambas portadas son iguales y se estructuran en torno a un arco de medio punto flanqueado por pilastras toscanas almohadilladas sobre las que corre un entablamento con metopas lisos y triglifos en el friso que une ambas puertas. Sobre la cornisa se disponen frontones curvos rotos, terminados en volutas, que se corresponden con cada una de las puertas. Entre ambos frontones se dispone una hornacina de medio punto con escultura de Santa Clara, rematada por cruz de forja y flanqueada por pilastras sobre la que apoya un friso que recorre el conjunto. La fachada se remata por seis flameros que se corresponden en altura con las dos pilastras de cada puerta y las dos que flanquean la hornacina de Santa Clara. Junto a esta portada y esquina con la calle Torno de Santa Clara se sitúa la torre mirador, articulada en su último cuerpo por pilastras toscanas y cubierta con un tejado a cuatro aguas con buhardillas, obra fechada en la primera mitad del siglo XVIII.

La iglesia es de planta de cajón de traza mudéjar constituida por una nave, con capilla mayor diferenciada, situándose el coro alto y bajo a los pies de la nave. El presbiterio está cubierto por una bóveda de nervadura de estrella con terceletes, presentando la nave central un artesonado mudéjar. Éste se encuentra separado de la nave mediante un gran arco toral apuntado, apoyado en dos grandes columnas de fuste estriado y decorado en sus frentes con roleos vegetales policromados. A los pies, en el exterior, se conserva un hueco ojival cegado con tejaroz y modillones de rollo que pertenecería a la primitiva portada. Todo el interior se encuentra policromado y decorado por pinturas murales realizadas en 1664 según consta en la cartela situada sobre una de las puertas. En el presbiterio destacan los zócalos de azulejos del tipo pisano de fines del siglo XVI y el Retablo Mayor.

Inmediato a la iglesia, junto al muro de la Epístola, se sitúa el claustro principal, de doble arcada, el inferior con arcos de medio punto sobre columnas de mármol mientras que la superior con arcos escarzanos sobre pilares ochavados, ambos enmarcados por alfiz, donde se fusionan elementos mudéjares y renacentistas. En el centro del patio se conserva un pozo y cuenta al parecer con un aljibe.

La sala capitular, perpendicular al presbiterio, es rectangular, con cubierta similar a la nave de la iglesia. Paralelamente a esta estancia se encuentra el refectorio, también de planta rectangular y con cubierta de alfarje pintado con decoración de grutescos del siglo XVI, así como diversas pinturas con rocallas del siglo XVIII, destacando los azulejos de las jambas de la puerta del siglo XVI. A continuación se sitúa la escalera y el pasillo que comunica con las estancias secundarias y de servicio.

Al torno se accede mediante una portada situada junto a la torre campanario, situada en la calle Torno de Santa Clara. Se estructura en torno a un vano rectangular realizado en ladrillo visto sobre el que se asienta un entablamento encalado, en el que apoya una remate compuesto por hornacina central de medio punto flanqueada por dos grandes mensulones a modo de aletas con remates cerámicos.

Los pies de la nave de la iglesia se encuentra flaqueado por la torre-mirador en el lado del evangelio y la torre espadaña en el lado de la Epístola. Merece destacar la torre-mirador, construida en el siglo XVIII, articulada en su último cuerpo por pilastras toscanas y cubierta con un tejado a cuatro aguas con buhardillas. Se encuentra organizada en cuatro niveles, siendo los dos primeros, con escasos vanos, independientes del resto del cenobio y con acceso desde el compás del mismo; y el tercero y cuarto conectados, con accesos desde la clausura a través del coro alto. Estos dos niveles están dotados de grandes ventanas protegidas por tupidas rejas de hierro para preservar la intimidad, ver sin ser visto.

Una escalera de caracol y cuatro pasarelas de madera conducen desde la planta del mirador a cada una de las cuatro cubiertas, permitiendo una amplia visión de los alrededores.

La torre campanario es de planta rectangular y cuenta con tres cuerpos. El primero o fuste sobresale ligeramente en planta del cuerpo de la iglesia ubicándose en el muro de la Epístola. El segundo presenta un solo vano flanqueado por pilastras que sustentan un entablamento del que parte el tercer cuerpo entre alerones con elementos de remate cerámico en sus esquinas. El conjunto se remata con un chapitel octogonal recubierto de azulejos blancos y azules y coronado por una veleta con cruz de forja.


Datos históricos

Una Bula otorgada por el pontífice Pio II, con fecha 11 de junio de 1460, autorizaba la fundación de este convento mediante petición de Dª Teresa y Dª Beatriz de Salcedo. Su construcción comienza gracias a las ayudas económicas aportadas por del Concejo de la ciudad y en parte por los privilegios concedidos por el Papa y la corona.

Desde su fundación, la comunidad se vio protegida y ayudada por la Duquesa de Arcos, Doña Beatriz Pacheco, cuyo enterramiento se encuentra en el interior de su iglesia

El Convento de Santa Clara en Carmona representa desde su fundación un enclave histórico de excepcional importancia en el desarrollo urbano intramuros, así como de la vida social y religiosa de Carmona desde que fuese tomada en 1247 por Fernando III El Santo.

Junto a otros templos parroquiales y al Convento Dominicas de Madre de Dios, éste de Franciscanas Clarisas, es una de las primeras muestras de arquitectura conventual existente en la ciudad. Desde su fundación en 1460 contó con grandes fuentes de riqueza en el ámbito rural e importantes privilegios pontificios y reales a lo largo de su historia, lo que fomentó el desarrollo de muestras arquitectónicas en los siglos XV, XVI, XVII y XVIII, conservadas sin haber sufrido modificaciones importantes que pudieran suponer una deformación considerable de su fisonomía original.

Al siglo XVI corresponden el presbiterio y el arco toral, así como los claustros y las yeserías que adornan diversas portadas situadas en la clausura. En 1705 Juan Antonio Blanco construyó las portadas del compás. A partir de 1664 se decoró el interior de la iglesia con pinturas murales. Durante el siglo XVIII se levantaron la torre-campanario y el mirador.

PROTECCIÓN

Estado Régimen Tipología Jurídica Publicado en Fecha Número Página
Inscrito BIC Monumento BOJA 17/02/1998

FUENTES DE INFORMACIÓN

Información Bibliográfica

SAUCEDO PRADA, Consuelo. El convento de Santa Clara de Carmona : construcción de su portada. 1989, pp.119-124.

Información documental

Dirección General de Bienes Culturales y Museos. CUEVAS GARCIA, Jesús, Expediente para la declaración de Bien de Interés Cultural, categoría Monumento, del Convento de Santa Clara de Carmona (Sevilla).



Compartir esto

¿Sabes cómo compartir?

Facebook Twitter Delicious Myspace Menéame
Los contenidos de esta web, incluidas las imágenes, están sujetos a una licencia de Creative Commons si no se indica lo contrario.
Creative Commons W3C W3C W3C
INSTITUTO ANDALUZ DEL PATRIMONIO HISTÓRICO

Sede Central:
Camino de los Descubrimientos, s/n. 41092 Sevilla
Tel. 955037000 | Fax 955037001

Centro de Arqueología Subacuática:
Balneario de la Palma. Duque de Nájera, 3. 11004 Cádiz.
Tel.956203394 | Fax.956203417