IAPH. Instituto Andaluz del Patrimonio Historico

Bienvenido

English | Español

Ayuda | Directorio | Contacto | Mapa

A+|A-

Enviar a un amigo

Imprimir

Junta de Andalucía Instituto Andaluz del Patrimonio Histórico Consejería de Cultura Logo del Instituto andaluz del Patrimonio histórico

Patrimonio Inmueble de Andalucía

Búsqueda

NAVEGACIÓN
  • Informe
Imagen de Jardines El Retiro Más imágenes Cartografía Más Bibliografía Más Información

IDENTIFICACIÓN

Denominación: Jardines El Retiro
Otras denominaciones: Jardín del Retiro ; El Retiro de Santo Tomás ; Jardines del Retiro Código: 01290670060
Caracterización: Arquitectónica
Provincia: Málaga
Municipio: Málaga

DESCRIPCIÓN

Tipologías
Tipologías Actividades P.Históricos Cronología Estilos
Jardines Actividad lúdica Edad Moderna 1600/1780 Barroco (Estilo)

Agentes
Tipo Nombre Actuación Fecha
Arquitectos Martín de Aldehuela, José Mª Diseñó los jardines en el siglo XVIII

Descripción

La organización de los jardines de esta finca que han llegado hasta nosotros es complicada, pudiéndose distinguir tres grupos o zonas, de las que la primera respondería al obispo dominico Fray Alonso de Santo Tomás, durante el siglo XVII:
-Jardín Huerta: Constituye el único resto de esa centuria, es decir, de lo llevado a cabo por Fray Alonso. Es un jardín cubierto en forma de cruz, llamado el Emparrado, con cuadros frutales, en cuya intersección hay una fuente octogonal, la de las Batallas, con un curioso juego de agua. A través de una doble escalera con gruta y fuente con un delfín, se llega a un estanque cuadrado con islote central plantado de adelfas. En el nivel más alto de la finca siguen altas alamedas, bancales de huertas y frutales, así como el laberinto de ciprés que se construyó en el siglo XIX, y una extraña sala cubierta con bóveda vaída llamada Tumba del Obispo, donde parece que estuvo enterrado Fray Alonso. En esta parte del jardín estaba situado uno de sus elementos más llamativos y originales, un reloj de sol, escudo e insignias del Obispo dominico, con más de trescientos cuadrantes y emblemas de órdenes militares, como la de Malta y Montesa.
-Jardín Patio: Se encuentra inmediato al edificio. Es de forma rectangular y los caminos, así como la parte alrededor de la fuente central están enlosados con baldosas de barro rojo. Esta zona se encuentra limitada en dos laterales por alto cerramiento vegetal, en otro por el propio palacio y el cuarto se abre sobre una vega. El centro, inscrito en un octógono, está ocupado por la Fuente de la Sirena, también llamada de Génova. Es de mármol y presenta un tritón y una nereida cabalgando sobre delfines. Sobre el borde de la taza de esta fuente, se disponen amorcillos que arrojan surtidores a un estanque que lo rodea a ras del suelo. El tema tratado es frecuente en los jardines de villas italianas del setecientos y se puede llegar a suponer que incluso las piedras vinieron ya labradas de allí o fueron tratadas aquí por artistas italianos. Pequeños setos de boj recortado encierran palmeras, camelias, bambúes, plátanos y diversas especies vegetales que al crecer han hecho perder a este jardín su estricto sentido geométrico. En el centro encontramos plantas aromáticas como rosas, albahaca, calas y azucenas. Corren a lo largo de los paseos, con los altos setos como telón de fondo, estatuas de mármol blanco de Carrara sobre altos pedestales, alternando elegantes figuras de estilo italiano con la nota andaluza de las macetas y los poyos para sentarse blanqueados por la cal, sin olvidar el blanco muro del cortijo.
-Jardín Cortesano: En primer lugar habría que destacar la Ría o ancho estanque, que hace las veces de depósito para los juegos de aguas. Está bordeado por doble seto a dos alturas y centenarios cipreses. El jardín está escalonado en terraza, encontrándose en su parte superior una alberca cuadrada con un surtidor en el centro. Adosada a ésta, un león de barro sentado lanza un chorro por la boca. De este nivel baja una ancha escalera, que en la parte superior de los laterales tiene dos búcaros con surtidores que vierten el agua en una atarjea escalonada. En el centro de la escalera hay una fuente con taza gallonada y con gran surtidor. Al pie de la escalera se encuentra una primera explanada. En la parte central hay un gran estanque también con surtidor. La doble escalera, con bordes por los que cae el agua, enmarca un pilón y un estanque. Se encuentran aquí dos estatuas de barro que representan ríos, al estilo italiano, en la que desemboca la magnífica doble escalera, llena de canales y fuentes. Este jardín estaba limitado por altos setos de vegetación, que completaban el marco con su dibujo recortado. En él toman parte numerosos elementos decorativos, como las conchas, estalactitas, macetas, etc.
Todo el conjunto de la cascada, con sus rellanos y escaleras, surtidores y estanques están tratados a la manera italiana, convirtiendo el jardín en un escenario. Se puede decir que los detalles de este jardín están tomados de jardines barrocos italianos, pero la traza parece ser de estilo clasicista francés.
En la finca queda perfectamente delimitada la zona de recreo y la de cultivo, al igual que en los edificios construidos, separando un amplio patio la vivienda del administrador, los molinos de trigo y aceite. La casa-palacio en forma de T, ampliada por el conde de Villalcázar presenta una proliferación de vanos y miradores, seguramente para la contemplación de los jardines. Únicamente quedan los muros.


Datos históricos

En las estribaciones de la Sierra de Javalcázar, a unos 8 Km de Málaga, se encuentra el jardín conocido con el nombre de "Retiro de Santo Tomás", pues la fundó Fray Alonso de Santo Tomás, Obispo de Málaga desde 1664 a 1692, aprovechando una antigua casa fuerte que amplió y rodeó de jardines. Utilizó la finca como lugar de retiro, de ahí su nombre, y la donó, tras su muerte a su convento de Santo Domingo de Málaga. Los jardines actuales son mucho mayores que los realizados por el obispo, pues en 1754 la finca pasó a propiedad de don Juan Longinos de Echeverri, séptimo Conde de Villacázar, quien en 1771 la amplió con 120 fanegas, dedicándola en parte a finca de labor y a finca de recreo. Parece ser él el auténtico autor de los jardines actuales, que mandó diseñarlos al arquitecto J.M. Martín de Aldehuela.
Dicho espacio verde y sus esculturas constituyen el más hermoso jardín de Andalucía y quizá de España, aunque su situación apartada y para deleite exclusivo de sus propietarios, le impidieron influir en la fisonomía urbana, como ocurre con otros jardines privados de la misma centuria. Hay, sin embargo, partes de la casona de la finca y parte de los jardines que proceden del siglo XVII.

PROTECCIÓN

Estado Régimen Tipología Jurídica Publicado en Fecha Número Página
Inscrito BIC Jardín Histórico BOE 31/03/1984

FUENTES DE INFORMACIÓN

Información Bibliográfica

CAÑIZO PERATE, José Antonio. Jardines de Málaga. Caja de Ahorros, 1975. 84-86167-49-3.

CAÑIZO PERATE, José Antonio. Jardines de Málaga. Arguval, 1991. 84-86167-49-3.

JIMÉNEZ, José. Un retiro muy particular. 1989, -.

MORENO VILLA, José. Jardines malagueños. 1932, pp.201-205.



Compartir esto

¿Sabes cómo compartir?

Facebook Twitter Delicious Myspace Menéame
Los contenidos de esta web, incluidas las imágenes, están sujetos a una licencia de Creative Commons si no se indica lo contrario.
Creative Commons W3C W3C W3C
INSTITUTO ANDALUZ DEL PATRIMONIO HISTÓRICO

Sede Central:
Camino de los Descubrimientos, s/n. 41092 Sevilla
Tel. 955037000 | Fax 955037001

Centro de Arqueología Subacuática:
Balneario de la Palma. Duque de Nájera, 3. 11004 Cádiz.
Tel.956203394 | Fax.956203417