IAPH. Instituto Andaluz del Patrimonio Historico

Bienvenido

English | Español

Ayuda | Directorio | Contacto | Mapa

A+|A-

Enviar a un amigo

Imprimir

Junta de Andalucía Instituto Andaluz del Patrimonio Histórico Consejería de Cultura Logo del Instituto andaluz del Patrimonio histórico

Patrimonio Inmueble de Andalucía

Búsqueda

NAVEGACIÓN
  • Informe
NAVEGACIÓN DE REGISTROS 1 de 7| primera imagen anterior siguiente última imagen
Imagen de Hacienda el Gordillo Más Bibliografía Más Información

IDENTIFICACIÓN

Denominación: Hacienda el Gordillo
Código: 01410911053
Caracterización: Arquitectónica, Etnológica
Provincia: Sevilla
Municipio: Sevilla

DESCRIPCIÓN

Tipologías
Tipologías Actividades P.Históricos Cronología Estilos
Haciendas Actividad agropecuaria Edad Contemporánea

Descripción

Pese a que es poco conocida, la Hacienda el Gordillo es una de las más importantes del entorno de Sevilla, al norte de cuyo término municipal se encuentra, al borde de la carretera de la capital a San José de la Rinconada. Su impronta en el territorio es tal que da nombre a la zona, que pese a su histórica importancia agrícola, como ponen de manifiesto las numerosas explotaciones existentes, está cada vez más urbanizada, tal como refleja la existencia de una urbanización llamada el Gordillo. En su estado actual, el conjunto de la hacienda es un enorme ensamblaje de variopintas edificaciones de diversas épocas que, como en tantas ocasiones ocurre, cuenta con un núcleo originario de considerable desarrollo arquitectónico.
El núcleo originario del Gordillo se articula en tormo a un gran patio, junto al cual estaba la huerta y tras él el corral. Se accedía al mismo por la zona donde ahora se encuentra el jardín, que conserva su avenida arbolada. La fachada principal ¿donde aparece, además del nombre, la referida fecha de 1814¿ está centrada por una sencilla portada rematada por una espadaña. A un lado se dispone el señorío, de dos plantas, mientras que al otro lado la construcción es de una sola planta cerrada al exterior. En el apeadero se encuentra la ventana de pago a los trabajadores, así como una interesante colección de utillaje agrícola.
Un frente del patio está ocupado por dos formidables almazaras de disposición simétrica enlazada. Cada una cuenta con una bodega en la nave exterior y otra nave para la prensa de viga; una de éstas ha desaparecido, aunque se conservan testigos de su dimensión original. La otra fue transformada en almazara hidráulica, mostrando una cubierta de teja plana y una alta chimenea de ladrillo de sección cuadrada en la trasera. Entre las naves de bodega y las de prensa, estas últimas también con tinajas enterradas en el suelo, se abren dos arcos de amplia luz donde se situaban los molinos de rulos. Por último, las dos almazaras quedaban unidas por otras dos naves perpendiculares y separadas por una línea de arcos de "tradición mudéjar", donde estaban los trojes. Desde luego este peculiar conjunto aceitero, que constituye lo más señalado de todo el caserío, resulta espectacular, conservándose aún las capillas donde se acomodaban las vigas, así como restos del molino hidráulico.
El flanco al fondo del patio está ocupado en planta baja por boxes, mientras en la alta se disponen alojamientos para trabajadores con acceso desde el corral y una curiosa galería abierta hacia el patio. Junto a estas piezas se levanta una torre-palomar, por debajo de la cual se accede al corral trasero. Finalmente, en el último costado del patio, el más sencillo y donde también estuvo la panadería, se hallan nuevas viviendas para los trabajadores, el acceso a la huerta y la monumental entrada del señorío. La huerta, en la actualidad jardín, está cercada por una alta tapia y todavía conserva la alberca y, al fondo, unos gallineros. Todas las dependencias del corral son mucho más recientes que las antes mencionadas, destacando una enorme nave cubierta de teja plana que en la actualidad sirve de taller. Al otro lado de este patio hay además dos nuevas naves, de fechas más cercanas, una pequeña vivienda para trabajadores y otros espacios abiertos, utilizándose básicamente como cocheras, almacenes y casas de máquinas.
En el entorno del edificio se distribuyen todavía algunas otras construcciones. Así, tras el citado taller, hay una dilatada nave longitudinal que sirvió de gañanía, en la actualidad en parte adaptada a oficina, y otras naves, de diferente cronología, que sirvieron como cuadras y zahúrdas. A estas edificaciones se añaden un gran picadero y un silo cilíndrico. Según puede apreciarse, por tanto, el Gordillo demuestra que el proceso de industrialización de la agricultura no es incompatible con el mantenimiento de una arquitectura tradicional, en este caso armónicamente integrada con otras construcciones de una amplia secuencia temporal que alcanza hasta nuestros días.


Datos históricos

En cuanto a la historia de la finca, las fuentes, que suelen localizarla en La Rinconada, indican que en 1735 contaba con 550 ha, de las que 350 estaban dedicadas a dehesa y el resto a olivar, cereal y huerta. También sabemos que entonces fue vendida por el clérigo don José de Quexano Guerra y Loyzaga, vecino de Sevilla, a don Ignacio de Armenta Casaus y Guzmán, canónigo de la misma vecindad, por 150.000 reales de vellón. Su caserío debe ser de antiguo origen, pudiendo fijarse su construcción en el siglo XVII. Cuando en la centuria siguiente se hizo con la finca Ignacio de Armenta, el arquitecto Bartolomé Martínez de Aponte, que fue maestro mayor de la Casa de Misericordia de Sevilla, visitó la hacienda y declaró que necesitaba reparos por valor de 8.000 reales de vellón. A principios del siglo XIX, tras la Guerra de la Independencia, debieron acometerse nuevos reparos, pues al menos eso es lo que se desprende de la fecha que aparece en su fachada, 1814. Evidentemente, este núcleo primario responde con precisión a la tipología de la hacienda clásica, de cuyas dependencias definitorias sólo parece faltarle la capilla. Con posterioridad, en el tránsito de los siglos XIX al XX, el edificio sufrió una importante modernización, instalándose entonces un molino hidráulico. No mucho después debió añadirse una enorme nave que hoy es utilizada como taller, y aún en fechas más recientes, otras naves y elementos, todos conservados y que forman un completo repertorio de tipologías constructivas aplicadas a la producción agrícola. En los últimos años se ha llevado a cabo un importante y afortunado proceso de rehabilitación, lo que ha permitido que este caserío se conserve en muy buen estado, contando con un conjunto de instalaciones poco común.

FUENTES DE INFORMACIÓN

Información documental

Junta de Andalucía. Consejería de Vivienda y Ordenación del Territorio. Álvaro Recio Mir; SÁNCHEZ ROMERO, José Carlos, Inventario Cortijos, Haciendas y Lagares. Provincia de Sevilla. Hacienda el Gordillo, 2009.



Compartir esto

¿Sabes cómo compartir?

Facebook Twitter Delicious Myspace Menéame
Los contenidos de esta web, incluidas las imágenes, están sujetos a una licencia de Creative Commons si no se indica lo contrario.
Creative Commons W3C W3C W3C
INSTITUTO ANDALUZ DEL PATRIMONIO HISTÓRICO

Sede Central:
Camino de los Descubrimientos, s/n. 41092 Sevilla
Tel. 955037000 | Fax 955037001

Centro de Arqueología Subacuática:
Balneario de la Palma. Duque de Nájera, 3. 11004 Cádiz.
Tel.956203394 | Fax.956203417