IAPH. Instituto Andaluz del Patrimonio Historico

Bienvenido

English | Español

Ayuda | Directorio | Contacto | Mapa

A+|A-

Enviar a un amigo

Imprimir

Junta de Andalucía Instituto Andaluz del Patrimonio Histórico Consejería de Cultura Logo del Instituto andaluz del Patrimonio histórico

Patrimonio Inmueble de Andalucía

Búsqueda

NAVEGACIÓN
  • Informe
NAVEGACIÓN DE REGISTROS 1 de 7| primera imagen anterior siguiente última imagen
Imagen de Cortijo Zapatero y Palacio de las Huertas de Quintana Más Bibliografía Más Información

IDENTIFICACIÓN

Denominación: Cortijo Zapatero y Palacio de las Huertas de Quintana
Código: 01410390245
Caracterización: Arquitectónica, Etnológica
Provincia: Sevilla
Municipio: Écija

DESCRIPCIÓN

Tipologías
Tipologías Actividades P.Históricos Cronología Estilos
Cortijos Actividad agropecuaria Edad Contemporánea

Descripción

Se trata de una gran propiedad, situada en la fértil vega del Genil, allí donde el río discurre en meandro por una pronunciada vaguada, flanqueado por un bosque galería. El camino que conduce a la finca, de la Barranca, nace en la periferia norte de Écija y avanza en paralelo al cauce fluvial. Es tierra llana, feraz y ¿en tiempos¿ de aprovechamiento hortícola. Al encontrarse entre el río y el término colindante de Cañada del Rosal, donde se produjo la experiencia ilustrada de las Nuevas Poblaciones de Carlos III con la puesta en marcha de nuevos sistemas de aprovechamiento intensivo de tierras, pudo haberse visto influida por este proceso.
El caserío se compone de dos áreas claramente diferenciadas en función, formas y calidad constructiva, que además muestran distinto grado de conservación. De un lado, en el camino de acceso sale al paso el llamado Cortijo Zapatero, que no es sino el sector productivo de esta heredad. Está constituido por cuadras, dependencias para los empleados, garajes y talleres, todo de una sola altura, de estructuras y disposiciones funcionales ajenas a cualquier cuidado estético. Se trata de construcciones relativamente recientes, de escaso interés arquitectónico. No ocurre lo mismo con la otra parte del conjunto, que se encuentra separado de este primer sector por una distancia de unos 500 m. Su designación de "palacio" nos está poniendo en antecedentes sobre el porte y la calidad de la edificación.
Constituyen este segundo núcleo dos elementos autónomos ¿unidad de habitación señorial y capilla¿ cuyas fachadas distan aproximadamente 10 m. El espacio que los separa, que podríamos entender alternativamante como apeadero del palacio o espacio de culto exterior, se dota de un pavimento empedrado y se cierra en sus extremos mediante rejas y antepechos, transformándose de esta manera en elemento de enlace entre ambas piezas. En el lado derecho de la entrada principal, a la que se accede tras recorrer un camino bordeado de palmeras, se alza la casa, una edificación urbana, de planta cuadrada, que podría considerarse como interpretación decimonónica o burguesa del palacete astigitano, como el de los marqueses de Villaverde. Del hall, y a eje con la puerta, parte una escalera exenta de tramo central que se desdobla en una meseta intermedia para desembocar así en la planta superior. Las dos primeras crujías tras el acceso se ocupan por cuatro estancias destinadas a oficinas; tras la escalera la tercera crujía está ocupada íntegramente por un gran salón que se abre a un jardín trasero. La planta superior se destina a dormitorios, a los que se accede desde una galería perimetral respecto a la escalera. Todo el núcleo central se cubre con una gran montera.
La planta de la capilla es simétrica respecto al eje que parte de la portada; a la nave central de dos tramos y cubierta a dos aguas se le adosan sendas naves laterales de menor altura y cubierta de un solo faldón. El gran porte de la edificación y lo cuidado de su proyecto parece excesivo para el medio rural. Quizá la superficie de su planta y sus dimensiones se justificarían en virtud de la abundante mano de obra de la finca, formada por manijeros, pegujaleros y otros trabajadores de los contornos que se reunían en este espacio para celebrar el culto sin alejarse excesivamente de sus lugares de trabajo. Sin embargo, éste no puede ser el motivo que justifique la calidad de acabado de la fábrica, lo que nos hace pensar en una operación destinada a dignificar un conjunto en el que se piensa más en su sentido como villa campestre que como edificación relacionada con la producción agropecuaria. En la decoración interior destacan el tratamiento de las bóvedas con yesos finamente trabajados, como es habitual en Écija, así como los tres altares y retablos que presiden tres de sus muros. La fachada, de corte palladiano, presenta un acceso principal y dos laterales, aunque el aprovechamiento de las naves laterales para otros menesteres diferentes al religioso ha anulado los acceso laterales de la capilla. Por el diseño de los yesos y el acabado general, además del carácter de la casa, cabría situar este conjunto en los primeros años del siglo XIX.

FUENTES DE INFORMACIÓN

Información documental

Junta de Andalucía. Consejería de Vivienda y Ordenación del Territorio. PAVÓN TORREJÓN, Guillermo; Fernando Quiles García, Inventario Cortijos, Haciendas y Lagares. Provincia de Sevilla. Cortijo Zapatero y Palacio de las Huertas de Quintana, 2009.



Compartir esto

¿Sabes cómo compartir?

Facebook Twitter Delicious Myspace Menéame
Los contenidos de esta web, incluidas las imágenes, están sujetos a una licencia de Creative Commons si no se indica lo contrario.
Creative Commons W3C W3C W3C
INSTITUTO ANDALUZ DEL PATRIMONIO HISTÓRICO

Sede Central:
Camino de los Descubrimientos, s/n. 41092 Sevilla
Tel. 955037000 | Fax 955037001

Centro de Arqueología Subacuática:
Balneario de la Palma. Duque de Nájera, 3. 11004 Cádiz.
Tel.956203394 | Fax.956203417