IAPH. Instituto Andaluz del Patrimonio Historico

Bienvenido

English | Español

Ayuda | Directorio | Contacto | Mapa

A+|A-

Enviar a un amigo

Imprimir

Junta de Andalucía Instituto Andaluz del Patrimonio Histórico Consejería de Cultura Logo del Instituto andaluz del Patrimonio histórico

Patrimonio Inmueble de Andalucía

Búsqueda

NAVEGACIÓN
  • Informe
Imagen de Muralla urbana Cartografía Más Bibliografía Más Información

IDENTIFICACIÓN

Denominación: Muralla urbana
Otras denominaciones: Muralla y Arcos de Muralla Código: 01230480001
Caracterización: Arquitectónica
Provincia: Jaén
Municipio: Iznatoraf
Códigos relacionados

Incluye a:
Código Denominación
01230480003 Puerta del Postigo
01230480002 Puerta Real

DESCRIPCIÓN

Tipologías
Tipologías Actividades P.Históricos Cronología Estilos
Murallas Defensa Edad Media

Descripción

Iznatoraf ocupa la cima de la meseta superior de un cerro testigo de 1036 metros sobre el nivel del mar, al noreste de la Loma de Úbeda, en la divisoria de aguas del Guadalimar y el Guadalquivir, ríos que discurren a uno y otro lado de la loma y distan respectivamente, 6 y 7 km de Iznatoraf.

La importancia que tuvo Iznatoraf en el pasado se debe a que desde su localización domina una extensa comarca y controlaba los caminos entre el Adelantamiento de Cazorla y el valle del Guadalquivir, y enlaza con la antigua vía de Levante a la altura de Castellar de Santisteban.

Habría estado dominado por el conocido popularmente como Castillo o Casa de Alí Menón. Se trataría del Castillo de Hisn al-Turad, de donde proviene Iznatoraf, que podría significar ¿montón de tierra¿ (Argote de Molina), ¿fortaleza, tierra fuerte¿ (Espinalt) y ¿castillo de los límites¿ (Asín Palacios). Del castillo que tuvo Iznatoraf no quedan restos, aunque sí que se pueden observar parte de su muralla y varias de sus puertas, como la de Armas o la del Arrabal.

La muralla de mampostería de origen andalusí debió de ser de bastante grosor. Hoy se conservan varios lienzos en los paseos del Solano, de las Torres y de la Cava. Los trozos de muro que no se ven, podrían estar incluidos dentro de las viviendas particulares.

Según relataba Pascual Madoz en 1845, estaba vertebrado por 11 torres de la misma elevación, de los quedan restos de dos. Al caserío se accedía por 9 arcos, de los que en la actualidad se han conservado 5 de ellos: la Puerta de la Virgen del Postigo, el Arco de la Calle Campo, el Arco de la Calle Comandante Barcina y la Puerta Real o del Arrabal. En el siglo XIX desaparecieron por ruina la llamada Puerta de Beas y la Torre Mocha, que habría sido la torre del homenaje del Castillo de Iznatoraf.

La trama urbana de la ciudad tiene como elemento característico el adarve o callejón sin salida formado por varias viviendas, del que Iznatoraf guarda muestras en las calles Ceperos, Castillo, Rincón o Serrano.

Extramuros quedaba el arrabal (al-Rabad) y sus alquerías y da¿ias o cortijos, conformando en su conjunto una especie de distrito castral.

Para paliar los problemas que podía tener la villa para su abastecimiento de agua al encontrarse en alto, en caso de ser cercada por enemigos, los árabes construyeron un pozo y una mina que debía traer agua desde algún manantial próximo. Aunque se desconoce elrecorrido de aquella galería de agua sí se conservan todavía elementos de la red hidráulica creada por los musulmanes como artesanales canales protegidos por ladrillos.

Tras la conquista cristiana, las defensas de Iznatoraf serán reforzadas.


Datos históricos

Sus orígenes se remontan a finales del III milenio a.n.e., cuando campesinos procedentes de las vegas del Guadalimar y del Guadalquivir o de la zona argárica de Granada fundaron en este cerro, en el extremo oriental de la Loma de Úbeda, una de las poblaciones más elevadas y seguras del territorio, tal vez para controlar las minas de Sierra Morena, donde más tarde Pompeyo, según es tradición, buscaría refugio tras ser derrotado en la batalla de Munda. 

En época del Califato, en el siglo XI, se rodeó la población con un cinturón de murallas que fueron respetadas por el rey Fernando III cuando pactó con sus moradores la rendición. Posteriormente la repobló, le otorgó el Fuero de Cuenca y se negó a cederla a órdenes militares o señores feudales para que permaneciera como tierra de realengo para controlar los puntos clave del Alto Guadalquivir.

Pero, en 1252, el rey se vio obligado a ceder Iznatoraf a su hijo, el infante don Sancho, arzobispo de Toledo, para su integración en el Adelantamiento de Toledo, y compensarle así del compromiso incumplido de conquistar Baza para la expansión del Adelantamiento de Cazorla, ya que se frustró por la consolidación del reino nazarí y el consiguiente pacto que Fernando III se vio obligado a hacer con el rey de Arjona, Ibn al-Hamar.

Desde entonces, no sólo cumplió un importante papel estratégico para controlar la ruta del Guadalquivir y las comunicaciones con Castilla y Levante, sino también como próspero centro económico.

Los prelados toledanos fortalecieron las murallas de Iznatoraf y construyeron en su interior un castillo con plaza de armas. El castillo cumplía una función más bien de alcázar residencial para su alcaide que defensiva, ya que, a partir en la segunda mitad del siglo XIII, no había peligro de conquista por parte de los nazaríes.

A partir del siglo XVI el castillo y las murallas de la villa se fueron deteriorando y demandaban su rehabilitación. La carencia de inversiones hizo que, a mediados del siglo XVII, la fortaleza se arruinara. 

A partir de 1645, el castillo, las murallas y demás elementos de la fortificación, perdida su función defensiva, se vieron como un elemento inútil que constreñía la ampliación de la villa e impedía su remodelación urbana, y poco a poco se fueron usando para emplearlas en la construcción de nuevas casas.

PROTECCIÓN

Estado Régimen Tipología Jurídica Publicado en Fecha Número Página
Inscrito BIC Monumento BOE 29/06/1985

FUENTES DE INFORMACIÓN

Información Bibliográfica

MARTELL LÓPEZ, Manuel. Hacia la reivindicación y uso de los títulos de la muy noble, muy leal y antigua villa de Iznatoraf. 1275-1288 .

Información documental

Centro de Documentación y Estudios. María Isabel Alba Dorado; Jonathan Ruiz Jaramillo; Luis José García Pulido, Revisión, cualificación y actualización de la información sobre arquitectura defensiva de la comunidad autónoma andaluza. Muralla urbana, 2018.



Compartir esto

¿Sabes cómo compartir?

Facebook Twitter Delicious Myspace Menéame
Los contenidos de esta web, incluidas las imágenes, están sujetos a una licencia de Creative Commons si no se indica lo contrario.
Creative Commons W3C W3C W3C
INSTITUTO ANDALUZ DEL PATRIMONIO HISTÓRICO

Sede Central:
Camino de los Descubrimientos, s/n. 41092 Sevilla
Tel. 955037000 | Fax 955037001

Centro de Arqueología Subacuática:
Balneario de la Palma. Duque de Nájera, 3. 11004 Cádiz.
Tel.956203394 | Fax.956203417