IAPH. Instituto Andaluz del Patrimonio Historico

Bienvenido

English | Español

Ayuda | Directorio | Contacto | Mapa

A+|A-

Enviar a un amigo

Imprimir

Junta de Andalucía Instituto Andaluz del Patrimonio Histórico Consejería de Cultura Logo del Instituto andaluz del Patrimonio histórico

Patrimonio Inmueble de Andalucía

Búsqueda

NAVEGACIÓN
  • Informe
Imagen de Vivienda 0007 Más Bibliografía Más Información

IDENTIFICACIÓN

Denominación: Vivienda 0007
Código: 01210740007
Caracterización: Etnológica
Provincia: Huelva
Municipio: Villalba del Alcor

DESCRIPCIÓN

Tipologías
Tipologías Actividades Cronología
Viviendas de grandes propietarios Actividad doméstica

Descripción

Vivienda de gran propietario de planta casi perfectamente regular, aunque el patio posterior gana un poco en anchura hacia la parte izquierda, rompiendo la línea recta del muro exterior de la casa. Las plantas, como en todos los casos del Condado, son dos: vivienda la inferior y soberao la superior. Son cuatro crujías sucesivas y paralelas a la calle, cumpliendo de nuevo con los cánones de la vivienda del Condado. La primera crujía cuenta con un zaguán en el centro y dos dormitorios o "habitaciones" de iguales proporciones a los lados. Desde el zaguán se entra en el espacio de la segunda crujía a través de una amplia puerta adintelada con cancela de hierro forjado con dibujos curvos que la enriquecen.
En el segundo cuerpo o crujía nos encontramos un amplio "portal" o recibidor (recordemos que en otros pueblos de la parte oriental del Condado este "portal" es llamado "galería", cuando aquí, como en toda Villalba, la "galería" es la última crujía). Este "portal" tiene puertas que comunican con las "habitaciones" de la primera crujía y con el comedor y otra "habitación" en la tercera crujía. Todavía en la segunda crujía hay dos habitaciones, más pequeñas, a las que se accede desde las habitaciones de la tercera crujía, pero que están también comunicadas con los dormitorios de la primera crujía. Es decir, todos los dormitorios de la casa se comunican entre sí, como corresponde al modelo de vivienda tradicional, diferente a las nuevas construcciones de las últimas décadas. La tercera crujía la forman un pasillo central, más estrecho que el zaguán, pero también con función de tránsito, más un comedor a la izquierda y un dormitorio a la derecha, dependencias a las que se accedía, recordémoslo, desde el "portal" de la segunda crujía. En el comedor, con dos pequeñas ventanas colocadas muy altas, nos encontramos con una vieja chimenea de hierro -las chimeneas no son demasiado frecuentes en el Condado y muchas casas viejas que cuentan con ellas, sean de hierro o de obra, las han instalado después, en los años sesenta o setenta. La cuarta crujía es lo mismo de ancha que las anteriores, pero tiene menos profundidad, unos dos metros y medio. La componen la galería o habitación previa al patio y con las columnas y los "cierros" descritos, más la cocina, un pequeño cuarto de baño contiguo y una "sala de costura" en el extremo contrario, que se prolonga un poco hacia el patio atravesando el plano que forman las columnas. El patio es de gran amplitud y de formas cuasi cuadradas. Este patio cuenta con una puerta que da a la calle lateral, por donde entraban los animales y los carros hacia las cuadras. En el interior de los lavaderos se encuentra el pozo de la casa. Con posterioridad al patio y separado por unas habitaciones que sirvieron de lavaderos y que hoy son trasteros, está el corral, más amplio todavía y con sus cuadras intactas.
Las dimensiones de la casa son aproximadamente: once metros y medio de fachada por trece metros de profundidad hasta el muro de la última crujía. El patio no es exactamente cuadrado, pero en conjunto puede tener unos 84 metros cuadrados. El corral posterior a los lavaderos sobrepasa los cien metros cuadrados.
Elementos sustentantes: el muro de las fachadas (la casa hace esquina), los medianeros y el posterior que separa la parte construida del patio, son de ladrillo, del tipo de soga y tizón diatónicos, llamados en la comarca "de citarón"; los muros de carga del interior son de tapial, más anchos, por tanto, que los exteriores.
Elementos sostenidos: los techos de la planta baja son en todas las dependencias de vigas de madera, sobre las que asientan en unos casos bovedilla de ladrillos y en otros tablazón machihembrada; sobre la bovedilla o la tablazón se encuentra una capa de terrizo y el suelo de ladrillos del soberao. En cuanto a la cubierta, merece destacarse la esbeltez y buena terminación de las pilastras y arcos de medio punto que sostienen la cumbrera y las soleras intermedias, como se aprecia en las fotos. La cubierta es a dos aguas -calle y patio posterior- y cuenta con una cumbrera y tres soleras, siendo del tipo boquituerta. Sobre los pares -que son rollizos- nos encontramos la tablazón machihembrada, la capa de tierra aislante y la teja, que no es del tipo que llaman "árabe", de ángulo más abierto, sino "natural" más cerrada.
El suelo de toda la casa, tanto en la planta baja como en el soberao, es de ladrillo cocido tradicional, aunque el suelo del patio es de baldosas -igual que los ladrillos pero de forma cuadrada-, que son muy poco abundantes en el Condado, pues, no en vano, es ésta la primera casa donde las encontramos.
La distribución de sus vanos es regular y simétrica en el plano de fachada, siendo todos ellos rectangulares y alargados en altura, lo que, como en otros casos que hemos comentado, contribuye a contrarrestar las proporciones algo achatadas de la misma. La fachada lateral que da a otra calle cuenta con dos ventanas superpuestas idénticas a las de la fachada principal, además de dos pequeñas claraboyas que dan luz al comedor de la tercera crujía. desde esta fachada es visible la inclinación de las techumbres de la cubierta y su distribución a dos aguas. Los vanos de la casa son todos adintelados, sin embargo, el soporte de los mismos es a base de ladrillos, formando arcos escarzanos, aunque estos no sean visibles desde el exterior de la fachada; no hay tampoco los arcos de medio punto o peraltados, tan comunes en el pasillo que forman los sucesivos vanos desde la puerta al patio en otras casas. Hay tres esbeltas columnas de mármol en la galería, como soporte de arcos de medio punto, creando tres grandes vanos que se cubren con los "cierros" acristalados clásicos en la comarca, pero que son, en este caso, de madera. Los sistemas de cierre son todos de madera de nogal. Los que dan a la calle son de doble hoja, con cerrojo como cierre y sin cristales, sino que tienen el antiguo postigo o abertura menor, también sujeta por bisagras y con cerrojo. Pero hay un segundo cierre que queda por fuera del anterior, de madera más fina y acristalado, que están provistos de visillos. Entre los elementos ornamentales habría que destacar, comenzando por la fachada, las falsas pilastras o cartones que la enmarcan, destacadas del fondo blanqueado por su color rojizo, el enmarque de la puerta, con pilastras falsas provistas de basamento y terminadas en un completo entablamento, con arquitrabe, friso y cornisa, que forma ya el suelo del balcón de la segunda planta. También merecen destacarse en la fachada los hierros forjados de las ventanas y el balcón, sin adornos de ningún tipo, así como el alero, que es el remate de un friso corrido de molduras redondeadas y superpuestas.
En el interior tienen interés especial los alféizares de las ventanas, con azulejos sevillanos artesanos y dibujos de caza y campestres, o los caprichosos marcos de las puertas -únicos elementos donde la sobriedad reinante ha sido abandonada-, que podríamos llamar estrellados, según las formas que adoptan en sus ángulos. Estos marcos los hemos encontrado en algunas otras casas de grandes propietarios de la localidad.
Elementos ornamentales son, aunque cumplan también una importante función arquitectónica, las columnas de mármol de estilo dórico situadas como separación entre la galería y el patio, o los arcos de medio punto que en ellas asientan, que contribuyen a la esbeltez del muro, o los "cierros" de madera y acristalados -en este caso no cromados- que cubren los huecos de esos elementos constructivos. Y también las vigas de los techos son decorativas, por su perfecto acabado, o incluso los pilares y arcos del soberao, que contribuyen a la impresión visual de expandir el espacio abierto del soberao.

FUENTES DE INFORMACIÓN

Información documental

Dirección General de Bienes Culturales y Museos. Inventario de Arquitectura Popular 1992-1997. Vivienda 0007, 1992.



Compartir esto

¿Sabes cómo compartir?

Facebook Twitter Delicious Myspace Menéame
Los contenidos de esta web, incluidas las imágenes, están sujetos a una licencia de Creative Commons si no se indica lo contrario.
Creative Commons W3C W3C W3C
INSTITUTO ANDALUZ DEL PATRIMONIO HISTÓRICO

Sede Central:
Camino de los Descubrimientos, s/n. 41092 Sevilla
Tel. 955037000 | Fax 955037001

Centro de Arqueología Subacuática:
Balneario de la Palma. Duque de Nájera, 3. 11004 Cádiz.
Tel.956203394 | Fax.956203417