IAPH. Instituto Andaluz del Patrimonio Historico

Bienvenido

English | Español

Ayuda | Directorio | Contacto | Mapa

A+|A-

Enviar a un amigo

Imprimir

Junta de Andalucía Instituto Andaluz del Patrimonio Histórico Consejería de Cultura Logo del Instituto andaluz del Patrimonio histórico

Patrimonio Inmueble de Andalucía

Búsqueda

NAVEGACIÓN
  • Informe

IDENTIFICACIÓN

Denominación: Coto minero del barranco del Jaroso
Código: 01040350116
Caracterización: Arquitectónica
Provincia: Almería
Municipio: Cuevas del Almanzora

DESCRIPCIÓN

Tipologías
Tipologías Actividades P.Históricos Cronología Estilos
Minas (Inmuebles) Minería Edad Contemporánea 1833

Agentes
Tipo Nombre Actuación Fecha
Promotores Bravo Pérez, Andrés Descubrimiento, junto a Andrés López "Perdigón" del filón argentífero del coto del Barranco del Jaroso, Cuevas del Almanzora, Almería 1838
Promotores López , Andrés Descubridor del filón argentífero del coto minero del Barranco del Jaroso 1838
Promotores Soler , Miguel 1838

Descripción

El Barranco del Jaroso es un lugar clave para el desarrollo de la minería almeriense del siglo XIX y XX. El descubrimiento de un filón de galena argentífera de enormes dimensiones en el Jaroso devolvió a la minería almeriense un nuevo impulso y situó a España como uno de los primeros exportadores de plata y plomo a nivel mundial, desatando en la comarca la conocida fiebre de la plata.

El coto minero del barranco del Jaroso se compone de un total de 23 explotaciones registradas, de las cuales, las cinco de mayor dimensión fueron:

1. Virgen del Carmen también conocida como la mina de los Soleres (Miguel Soler) de la compañía "Carmen y Consortes" fundada por Julián López
2. La Observación también conocida como la mina de Orozco de la compañía "La Observación" (Vera)
3. La Esperanza o mina de los Curas, propiedad de éstos.
4. Rescatada
5. Estrella

Estas explotaciones necesitaron de instalaciones industriales para la transformación del mineral, dando origen al gran desarrollo de las fundiciones del levante almeriense, de infraestructuras para el transporte, apareciendo cables aéreos y ferrocarriles mineros para su traslado a los distintos puertos de la costa y de poblados y asentamientos urbanos para los trabajadores, que configuraron la identidad de este territorio.

Sin embargo, en los años 1843-1847 las distintas explotaciones alcanzaron cotas superiores a los 140-150 metros de profundidad, profundidad a partir de la cual las minas del Jaroso se encontraban inundadas. Este hito marcó el fin de la minería del Barranco del Jaroso y demandó esfuerzos para su desagüe cada vez mayores. Ejemplo de ello sirva el desagüe general del Jaroso en el pozo Constancia construido en el año 1852.

De esta aventura por la extracción de la plata y el hierro en la Sierra Almagrera, en Almería, que continuó con altibajos hasta principios del siglo XX y vivió un último intento en los años 40 y 50 del siglo XX, los testimonios son tan numerosos como frágiles. Restos de los muros de los hornos de fundición, chimeneas, restos de los poblados, malacates, pozo, túneles del ferrocarril, cargaderos de mineral,etc.


Datos históricos

LA MINERÍA EN LA PROVINCIA DE ALMERÍA
La extraordinaria riqueza mineral de la provincia ha propiciado una continuada explotación de sus recursos mineros a lo largo del tiempo, intensificándose de manera extraordinaria desde principios del siglo XIX hasta el primer tercio del siglo XX.
Las actividades mineras en la provincia de Almería pasaron por dos etapas diferenciadas*:

Etapa 1 (1820-1890) Minería del Plomo. Localizada en las Alpujarras y la sierra de Gádor o Poniente almeriense.

Etapa 2 (1890-1930) Minería del Hierro. Sierra Almagrera o Levante almeriense.
Desde 1880 los nuevos centros productivos de Linares, Córdoba y Ciudad Real y el incremento de la capacidad productiva de la sierra de Cartagena-La Unión ganan posiciones a la minería almeriense. El final de la minería vendrá marcado por la crisis siderúrgica de los años 20, la crisis económica del año 1929 y la competencia norteafricana.

*Otras explotaciones menores como fueron las de zinc, azufre, cobre y oro no alcanzarían tanta repercusión económica y social.

ETAPA 1 (1820-1890) LA MINERÍA DEL PLOMO EN LA ALPUJARRA ALMERIENSE Y LA SIERRA DE GADOR.

Las explotaciones de plomo se localizaron en las Alpujarras y en la sierra de Gádor con numerosas concesiones de reducido tamaño, gestionadas por improvisadas sociedades en manos de gente de la zona y con precarios medios de extracción y de transformación, como eran los tornos de mano y el horno reverbero español conocido como boliche.
En la sierra de Gádor llegaron a trabajar unas 20.000 personas entre las minas, las fábricas y los arrieros. Muchos de estos trabajadores eran campesinos y jornaleros almerienses que complementaban sus escasas rentas o sus salarios con el trabajo temporal en las numerosas minas abiertas, primero, en esta sierra y, posteriormente, en la sierra Almagrera.
La abundancia de mineral por superproducción provocó el desplome de los precios en los mercados internacionales y la ruina de muchas minas alemanas e inglesas.
En 1836 comenzaron a agotarse las balsadas más accesibles y, al mismo tiempo, una bajada de los precios del mineral provocó la decadencia de estas explotaciones.

ETAPA 2 (1890 - 1930) LA MINERÍA DE PLOMO DEL LEVANTE ALMERIENSE. SIERRA ALMAGRERA.

El agotamiento en el año 1838 de las minas de la sierra de Gádor coincidió con el descubrimiento del filón de plomo argentífero en el barranco del Jaroso en la Sierra Almagrera. Este descubrimiento supuso para Almería el cenit de un siglo caracterizado esencialmente por las actividades mineras y metalúrgicas.
En ese momento se sucederán las explotaciones de plomo y de hierro en busca de un rápido beneficio que se despreocupaba por la racionalización de la explotación.
Las instalaciones minero metalúrgicas del levante almeriense, siendo uno de los puntos neurálgicos de la minería y metalurgia mundiales a mediados del siglo XIX, se caracterizaban por un minifundismo que conllevaba una constante insolvencia financiera, el arrendamiento continuo de la explotación y la precariedad de medios técnicos, especialmente, a la hora de realizar conjuntamente el desagüe de la capa freática.
El proceso especulativo entre las numerosas sociedades mercantiles propietarias de las concesiones y las sociedades explotadoras, así como las múltiples compraventas de acciones generó interminables pleitos. Las ganancias no fueron generalizadas pero las obtenidas por algunas familias formaron las principales fortunas de la Almería del siglo XIX. Esta incipiente burguesía minera muy pronto pasaría a constituirse en burguesía agraria gracias a la disponibilidad de las tierras eclesiásticas y municipales desamortizadas.
A finales del siglo XIX el aumento de la demanda británica provoca un espectacular y efímero desarrollo de la minería provincial con la construcción de nuevas instalaciones de carga, transporte y arrastre (infraestructuras ferroviarias, cables aéreos y embarcaderos).

CRONOLOGÍA DE LA MINERÍA DE ALMAGRERA-HERRERÍAS

- Etapa 1: 1838

FUENTES DE INFORMACIÓN

Información Bibliográfica

Información documental

Centro de Documentación y Estudios. Marta Santofimia Albiñana, Proyecto Patrimonio Industrial de Andalucía. Coto minero del barranco de El Jaroso, Cuevas de Almanzora, Almería, 2013.



Compartir esto

¿Sabes cómo compartir?

Facebook Twitter Delicious Myspace Menéame
Los contenidos de esta web, incluidas las imágenes, están sujetos a una licencia de Creative Commons si no se indica lo contrario.
Creative Commons W3C W3C W3C
INSTITUTO ANDALUZ DEL PATRIMONIO HISTÓRICO

Sede Central:
Camino de los Descubrimientos, s/n. 41092 Sevilla
Tel. 955037000 | Fax 955037001

Centro de Arqueología Subacuática:
Balneario de la Palma. Duque de Nájera, 3. 11004 Cádiz.
Tel.956203394 | Fax.956203417