IAPH. Instituto Andaluz del Patrimonio Historico

Bienvenido

English | Español

Ayuda | Directorio | Contacto | Mapa

A+|A-

Enviar a un amigo

Imprimir

Junta de Andalucía Instituto Andaluz del Patrimonio Histórico Consejería de Cultura Logo del Instituto andaluz del Patrimonio histórico

Patrimonio Inmueble de Andalucía

Búsqueda

NAVEGACIÓN
  • Informe
Imagen de Núcleo urbano del Perrunal Cartografía Más Bibliografía Más Información

IDENTIFICACIÓN

Denominación: Núcleo urbano del Perrunal
Código: 01210170068
Caracterización: Arquitectónica
Provincia: Huelva
Municipio: Calañas

DESCRIPCIÓN

Tipologías
Tipologías Actividades P.Históricos Cronología Estilos
Asentamientos urbanos Actividad residencial Edad Contemporánea 1900

Agentes
Tipo Nombre Actuación Fecha
Compañía minera Société Française des Pyrites d'Huelva 1899-1969
Ingenieros Prevost , Víctor 1901

Descripción

El poblado minero del Perrunal pertenece a la Entidad Local Menor La Zarza-Perrunal, dependiente del Ayuntamiento de Calañas. Se encuentra a una altitud aproximada de 240 metros sobre el nivel del mar, y cuenta con unos 250 habitantes.

Al igual que La Zarza y Tharsis, El Perrunal constituye de forma característica un pueblo de colonización minera, construido para dar alojamiento a los trabajadores de la mina del Perrunal, en origen propiedad de la Societé Française des Pirytes d'Huelva.

El análisis de la cartografía evidencia que el pueblo no ha cambiado en el último cuarto de siglo. Su forma arqueada se ha mantenido intacta, al igual que la interesante zona de huertas que se encuentra a sus espaldas.

El Perrunal se desarrolla a lo largo de 4 calles principales, paralelas entre sí que, amoldándose a la orografía del territorio en el que se asienta, ordena un total de unas 30 manzanas, compuestas por unas viviendas muy similares entre sí, denominadas cuarteladas. En este núcleo, la influencia extranjera en la arquitectura es menos reconocible que en La Zarza o Tharsis, quedando solo algunas chimeneas de ladrillo y cubiertas a dos aguas de teja árabe (a diferencia de las edificaciones ingleses construidas por la compañía de Tharsis que eran planas).

Estos tipos de viviendas se realizaron bajo las imperiosas leyes de economicidad y rapidez.Esta es una de las razones para su profunda transformación, ya que es muy posible que las dimensiones fueran aún más reducidas respecto a otros pueblos mineros de la zona. Se empujó así a los habitantes que se quedaron después del cierre de la mina a buscar rápidamente cualquier tipo de solución habitacional que aumentara la superficie útil de su vivienda según la disponibilidad económica de los mismos, bien con un aumento de volumetría en altura, bien acoplando los cuerpos accesorios como cocinas y baños que, inicialmente se localizaban en la parte trasera de las viviendas de forma autónoma.


El poblado del Perrunal, por sus reducidas dimensiones, carece de algunos de los elementos singulares que caracterizan otros pueblos mineros de la zona, aunque pueden observarse tres de interés: la escuela, el casino minero y el cuartel de la guardia civil.


Datos históricos

La riqueza económica del Andévalo ha derivado de la extracción de pirita, oro, plata, cáscara de cobre y manganeso de las minas que se encuentran en su zona.
La cronología que abarca esta explotación se sitúa entre la época prehistórica (3000 a. C.) y la actualidad, destacando como un territorio de explotación a lo largo de distintas etapas históricas.

El punto álgido de la explotación minera de la comarca histórica del Andévalo se sitúa a finales del siglo XIX, cuando dos grandes compañías de capital extranjero: la francesa Compagnie des Mines de Cuivre d'Huelva, seguida de la escocesa Tharsis Sulphur & Copper Co. Ltd. propulsaron definitivamente la industria minera a gran escala.

En el año 1853, el ingeniero francés Ernest Deligny realiza la solicitud del yacimiento del Perrunal. No será hasta el año 1880 cuando forme la compañía de capital francés Société des Pyrites Française, conocida popularmente por su traducción castellana como Sociedad Francesa de Piritas de Huelva, e inicie las labores de explotación. Estas labores no quedarán reconocidas oficialmente hasta el año 1900, junto con las de otras minas como Lagunazo. En ese mismo año, en el año 1900, se inicia la construcción de las primeras viviendas en El Perrunal. El crecimiento del pueblo siguió hasta 1912, fecha de construcción de las últimas edificaciones.

En un principio se construyeron 29 grupos de viviendas que se nombraban con una letra, por un total de 627 habitaciones o cuartos, que podían albergar a unas 1500 personas. Durante el apogeo del la mina, en la década de los años 1.920 y 1.930, el censo se dispara a unos 4.000 habitantes, ocupándose hasta el hacinamiento todas las viviendas, incluso las chozas de los huertos. El pueblo no tenía en principio servicio de agua, desagüe y luz. De hecho, la instalación del alumbrado público se llevó a cabo en 1930 ya que, hasta esa fecha, solo había electricidad en la mina. La instalación de agua y desagüe se incorporó en el año 1974 existiendo previamente solo algunos grifos y retrettes públicos.

Los trabajos de esta compañía empezaron en el año 1900, y durante cerca de 30 años, coincidieron con una época de apogeo de la explotación. En estos años la empresa llegó a tener cerca de 1.000 trabajadores y la extracción de pirita fue de 3.400.000 toneladas. El máximo apogeo será en las primeras década del siglo XX reduciéndose su actividad hasta contar con la mitad de trabajadores en los años 40 del mismo siglo. Con el cierre de la mina los obreros pasaron a trabajar a la mina del Lomero-Poyatos en Valdelamusa (Almonaster La Real) que pertenecía a la misma empresa. En 1949, el incendio de la mina del Perrunal, causó el cese temporal de la explotación.

La Mina de Perrunal permaneció activa entre 1853 y 1968, tratándose de una explotación de reducidas dimensiones donde se practicó la extracción subterránea del mineral.
Este hecho marca los elementos actualmente conservados: una cantera para la obtención de estéril con destino a los rellenos practicados en las galerías y los pozos, y un conjunto de instalaciones para el tratamiento de mineral: dos malacates, dos casas de máquinas, una subestación eléctrica, talleres, cargadero de mineral, y los dispositivos de almacenamiento de agua.

De sus instalaciones mineras se conserva la estación eléctrica, los dispositivos de almacenamiento de agua, la planta de decantación de lodos, el edificio de la central eléctrica, las casas de máquinas para los malacates algunos de los talleres en estado de ruina.

PROTECCIÓN

Estado Régimen Tipología Jurídica Publicado en Fecha Número Página
Incoado BIC Zona Patrimonial BOJA 24/07/2013 144 255

FUENTES DE INFORMACIÓN

Información documental

Centro de Documentación y Estudios. Marta Santofimia Albiñana; María Elena Molero de los Santos, Actualización y cualificación del patrimonio industrial de la cuenca minera de Tharsis - La Zarza, 2016.

Archivo de la Delegación Provincial de la Consejería de Cultura de Huelva. AGUILERA CARRASCO, Rafael, F.; Michela GHISLANZONI, Documentación técnica para la declaración BIC, tipología de Zona Patrimonial de la Cuenca Minera de Tharsis y La Zarza. , 2010.



Compartir esto

¿Sabes cómo compartir?

Facebook Twitter Delicious Myspace Menéame
Los contenidos de esta web, incluidas las imágenes, están sujetos a una licencia de Creative Commons si no se indica lo contrario.
Creative Commons W3C W3C W3C
INSTITUTO ANDALUZ DEL PATRIMONIO HISTÓRICO

Sede Central:
Camino de los Descubrimientos, s/n. 41092 Sevilla
Tel. 955037000 | Fax 955037001

Centro de Arqueología Subacuática:
Balneario de la Palma. Duque de Nájera, 3. 11004 Cádiz.
Tel.956203394 | Fax.956203417