IAPH. Instituto Andaluz del Patrimonio Historico

Bienvenido

English | Español

Ayuda | Directorio | Contacto | Mapa

A+|A-

Enviar a un amigo

Imprimir

Junta de Andalucía Instituto Andaluz del Patrimonio Histórico Consejería de Cultura Logo del Instituto andaluz del Patrimonio histórico

Patrimonio Inmueble de Andalucía

Búsqueda

NAVEGACIÓN
  • Informe
Imagen de Dirección de la Sociedad Minera y Metalúrgica de Peñarroya Más Bibliografía Más Información

IDENTIFICACIÓN

Denominación: Dirección de la Sociedad Minera y Metalúrgica de Peñarroya
Código: 01140520123
Caracterización: Arquitectónica
Provincia: Córdoba
Municipio: Peñarroya-Pueblonuevo

DESCRIPCIÓN

Tipologías
Tipologías Actividades P.Históricos Cronología Estilos
Edificios de servicios Gestión administrativa Edad Contemporánea
Centros geriátricos Edad Contemporánea

Descripción

Según la ficha de los lugares vinculados al Patrimonio Industrial de Peñarroya-Pueblonuevo, se trata de un edificio administrativo de planta rectangular y patio interior que, en cierta manera, afecta el trazado clásico del palacio renacentista español. El edificio presenta su acceso en la fachada principal situada frente a la Plaza de la Dirección y posee dos alturas más buhardillas. La fachada principal es coincidente con el lado mayor del rectángulo y al igual que en muchos de los edificios de este tipo se realza esta fachada con la prolongación de los dos extremos laterales respecto a la línea de cerramiento. Debido a su gran tamaño y marcando la simetría del edificio, la construcción presenta dos accesos en los extremos laterales y dos accesos enfrentados en la fachada posterior.

Su distribución se realiza situando todas las estancias en torno a un pasillo perimetral que recorre todo el edificio. En los cuerpos correspondientes a la fachada principal y posterior, el pasillo se posiciona hacia patio siendo estos cuerpos edificados de menor tamaño. En los otros dos perpendiculares, el pasillo se posiciona centrado distribuyendo estancias a ambos lados. Dentro de los cuatro cuerpos que forman la edificación, la fachada principal constituye la singularidad, siendo los dos perpendiculares a ella, de similares características y diferenciándose por tanto, el último posterior de menor envergadura.
Esta singularidad de la fachada principal consiste en la prolongación de los extremos y por la existencia de dos cuerpos adosados interiormente al pasillo situados en patio que constituyen los dos núcleos de comunicación vertical conteniendo en ellos las dos escaleras principales del edifico. En el cuerpo posterior se sitúan otras dos escaleras situadas próximas a las esquinas.

El edificio fue diseñado en un estudio parisino hacia el final de la primera gran guerra y, dada la importancia que habría de tener dentro de organización de la Sociedad Minera y Metalúrgica de Peñarroya, se proyectó un edificio majestuoso a la vez que práctico y dotado de los mayores adelantos. De estos, uno consistía en un primitivo sistema de climatización que sin embargo, en su momento, era todo un refinamiento poco habitual.

Para conseguir esta climatización junto a los cimientos del edificio corren unas galerías de altura decreciente por las que se forzaba un corriente de aire. Debido al mal estado actual de dichas galerías y a no haber tenido acceso a ellas no se puede decir si, además de la ventilación, tenían algún otro posible uso. Si es cierto que el primer tramo que se extiende bajo la fachada norte tiene una altura que permite caminar erguido a lo largo de él, mientras que el segundo tramo, bajo la fachada este ya presenta una mayor altura. Posiblemente los dos últimos tramos no permitan fácilmente el acceso.
A lo largo de todas estas galerías se abrían chimeneas que conducían el aire a las estancias superiores donde salía a través de unas rejillas que se podían regular subiendo o bajando una compuerta metálica.
Para alimentar este sistema al comienzo de las galerías había una sala de máquinas donde, en invierno, se encendía una caldera de gran potencia que absorbía aire de un tragante situado en el patio interior, lo calentaba y lo enviaba mediante unas turbinas a lo largo de toda la red de galerías y chimeneas los humos de la combustión eran expulsados por un pozo de ventilación que se abría en la explanada que se extiende al oeste del edificio, a la suficiente distancia como para poder forzar el tiro de aire con facilidad.
Durante el verano lo que se hacia era forzar a esta columna de aire a pasar a través de un tramo de duchas y aspersores que humidificaban y refrescaban el aire.

Pese a estos adelantos parece ser que el sistema no llegó a ser nunca muy eficaz, al menos en invierno donde la caldera no proporcionaba calefacción suficiente para calentar todo el edificio, bien por falta de potencia bien por no hacérsela funcionar a toda su capacidad.
Dada la simplicidad del sistema también es muy posible que las zonas más próximas a la caldera recibieran mucha más calefacción que aquellas estancias próximas ya al final del sistema. Sin embargo parece que para mitigar el calor del verano el sistema era bastante eficaz ya que incluso cuando este estaba en desuso, por el simple procedimiento de instalar un extractor en las oficinas que expulsase aire a la calle absorbiéndolo de las antedichas chimeneas de ventilación, ya se conseguía una rebaja significativa de la temperatura, pues el aire extraído de las galerías de ventilación era por naturaleza frío y húmedo.


Datos históricos

Desde mediados del siglo XIX, a partir de cuando comenzaron las explotaciones de la mina Terrible, las sociedades propietarias, la Compañía de los Santos primero y la Sociedad Hullera y Metalúqica de Belmez después, fueron levantando en sus inmediaciones algunos edificios para albergar los distintos servicios técnicos y administrativos necesarios para el control de las explotaciones. Siguiendo la costumbre de la época, según la cual los responsables técnicos y administrativos de las explotaciones debían vivir junto a ellas, también se intercalan algunas viviendas para dichos responsables que, más tarde, al levantarse el barrio francés como espacio exclusivamente residencial pasan a alojar servicios administrativos, pequeños almacenes e incluso un pequeño hospital.

FUENTES DE INFORMACIÓN

Información documental

Servicio de Bienes Culturales (DP Córdoba), Mosaico, Catalogación, Protección Maria Isabel Payer Ibañez; Francisco J. Aute Navarrete, Dirección de la Sociedad Minero Metalúrgica de Peñarroya_Patrimonio Urbano, 2007.



Compartir esto

¿Sabes cómo compartir?

Facebook Twitter Delicious Myspace Menéame
Los contenidos de esta web, incluidas las imágenes, están sujetos a una licencia de Creative Commons si no se indica lo contrario.
Creative Commons W3C W3C W3C
INSTITUTO ANDALUZ DEL PATRIMONIO HISTÓRICO

Sede Central:
Camino de los Descubrimientos, s/n. 41092 Sevilla
Tel. 955037000 | Fax 955037001

Centro de Arqueología Subacuática:
Balneario de la Palma. Duque de Nájera, 3. 11004 Cádiz.
Tel.956203394 | Fax.956203417