IAPH. Instituto Andaluz del Patrimonio Historico

Bienvenido

English | Español

Ayuda | Directorio | Contacto | Mapa

A+|A-

Enviar a un amigo

Imprimir

Junta de Andalucía Instituto Andaluz del Patrimonio Histórico Consejería de Cultura Logo del Instituto andaluz del Patrimonio histórico

Patrimonio Inmueble de Andalucía

Búsqueda

NAVEGACIÓN
  • Informe
Imagen de Vivienda 0016 Más Bibliografía Más Información

IDENTIFICACIÓN

Denominación: Vivienda 0016
Código: 01210320016
Caracterización: Etnológica
Provincia: Huelva
Municipio: Escacena del Campo

DESCRIPCIÓN

Tipologías
Tipologías Actividades Cronología
Viviendas de medianos propietarios Actividad doméstica

Descripción

Corresponde a una vivienda de medianos propietarios, de dos plantas y tres crujías. La planta es básicamente regular, aunque las ampliaciones hechas hace algunos años, que restaron espacio al patio posterior, han dado lugar a que la parte construida de la casa se prolongue lateralmente en forma de brazo. Las plantas son: la baja o vivienda y la alta o soberao, ya en desuso desde que se constituyó la cooperativa local a la que los agricultores llevan la producción. Las crujías son tres, aunque la prolongación de la casa en su parte posterior izquierda a formado una cuarta crujía de proporciones más pequeñas y con muros de disposición perpendicular a los anteriores y originarios de la casa. En la primera crujía nos encontramos los elementos cuasi-permanentes en la arquitectura comarcal: el zaguán en el espacio central, de tres metros por tres y medio, y dos dormitorios a ambos lados, a los que se accede desde el mismo zaguán por dos puertas laterales. El acceso a los dormitorios ("habitaciones") de la primera crujía desde el zaguán no es lo más común en la comarca, aunque, no obstante, no es una solución excepcional, sino que la encontraremos en un número significativo de casas. En la segunda crujía nos encontramos la "galería" o recibidor a la que se llega desde el zaguán a través de una ancha puerta de madera de nogal, muy robusta, que es llamada "portón". La "galería" no ocupa todo el ancho entre los muros medianeros, aunque si la mayor parte. En su parte izquierda se alza un tabique que separa a esta galería de un tercer dormitorio ("habitación"). Se entra al comedor de la tercera crujía a través de un ancho vano, sin cierre ni cortinas, de 2,5 metros de anchura por 2 metros de altura; es una dependencia también espaciosa y rectangular, de idénticas proporciones a la "galería" de la crujía anterior. También a su izquierda se accede a una pequeña habitación que se usa como "salita de estar". Una gran puerta metálica y de cristales cromados -"cierro"- separa el comedor del patio de la casa, relativamente pequeño para lo que es común en casas de estas dimensiones en la comarca (3 por 5 metros), separado por una "tapia" (muro de 1,3 metros de altura, de tapial) del espacioso corral, donde todavía se conservan las dependencias, aunque transformadas, del pajar -al fondo- y de las cuadras -a la derecha. En medio una gran explanada, que hoy está encementada, aunque fue originalmente de tierra, donde estaban el antiguo estercolero, la "cochiquera" o majada y el gallinero. Un par de higueras dan sombra al corral.
Las dimensiones del espacio construido son, aproximadamente: 10 metros de ancho (medibles en la fachada) por 11 de profundidad. El patio y el corral ocupan un espacio significativamente más amplio: en torno a los 150 o 160 metros cuadrados. La fachada presenta la forma ancha y aplanada típica de las casas de medianos y grandes propietarios de la comarca, con seis vanos distribuidos simétricamente y que son rectangulares y alargados para contrarrestar el efecto óptico achatado del conjunto. La sobriedad y las formas planas es la nota dominante de esta fachada, monocroma blanca, donde resalta sólo algo el balcón central, las molduras o resaltes que encuadran los vanos, las dos pilastras falsas y estilizadas que ayudan distinguir los límites laterales de la fachada y el friso que remata en alero, que cuenta con un sencillo sistema de ladrillos superpuestos simulando ménsulas, único elemento decorativo en la sencillez del conjunto.
Los elementos sustentantes son los muros de la fachada de ladrillo macizo cocido, siendo el resto de los muros de carga de tapial, con vanos adintelados, excepto en la puerta que comunica la galería con el comedor, donde encontramos un arco de medio punto sin cierre.
Los elementos sostenidos son: techos de maderación, de vigas en las habitaciones principales y de rollizo en el resto, con tablazón machihembrada. Las techumbres, sin embargo, no son vistas, pues en la obra de los años setenta se colocó "cielo raso" en todas las dependencias para evitar el polvo que caía de las mismas y para dar más lustre a la casa (así es como lo explicó el informante). La cubierta es a dos aguas, con techumbre a base de tablazón, capa de argamasa y taja árabe; la armadura es del tipo boquituerta.
La planta baja o vivienda tiene distintos tipos de solería: de cemento pulido y cromado, del tipo de las que hacían dibujos geométricos de formas redondeadas, que tienen ya algunas décadas de antigüedad y que han dejado de fabricarse, por lo que tienen cierto valor, por haber sido el tipo de solería extendida como sustitución y mejora de los suelos de ladrillo cocido, más vastos y asociados a atributos de pobreza. Estas solerías de dibujos geométricos cromados son llamadas, en razón de la técnica usada en su fabricación, "losetas hidráulicas".
Los vanos son en todos los casos adintelados, con la particularidad ya comentada de que los que comunican las distintas crujías adquieren una gran anchura (2,5 metros), pues por ellos debían pasar hasta hace unos años los animales de tiro y los carros al corral posterior. Esta particularidad, que era común a todas las casas de pelantrines que no tenían acceso al corral desde una calle posterior o lateral, dio lugar a que en esta casa no encontremos la habitual cancela ni con los arcos de medio punto en estos vanos centrales.
La casa, tanto en su interior como en su exterior (fachada), se caracteriza por su sobriedad y por la escasez o ausencia de elementos ornamentales.
Las paredes son encaladas, por supuesto. La fachada cuenta con un pequeño zócalo pintado y sin resaltes y en el interior no encontramos tampoco los azulejos sevillanos que tan comunes son en este tipo de casas en la comarca. Lo más destacable quizás sea la propia fachada, a pesar de su sobriedad, o precisamente por ello. Destacan en ella los resaltes o recercados que enmarcan los vanos, que, a diferencia de lo que es más común, son igualmente blanqueados, y, sobre todo, el friso que forma el alero del tejado, que por medio de ladrillos superpuestos forma sucesivas ménsulas que parecen sostenerlo.

FUENTES DE INFORMACIÓN

Información documental

Dirección General de Bienes Culturales y Museos. Inventario de Arquitectura Popular 1992-1997. Vivienda 0016, 1992.



Compartir esto

¿Sabes cómo compartir?

Facebook Twitter Delicious Myspace Menéame
Los contenidos de esta web, incluidas las imágenes, están sujetos a una licencia de Creative Commons si no se indica lo contrario.
Creative Commons W3C W3C W3C
INSTITUTO ANDALUZ DEL PATRIMONIO HISTÓRICO

Sede Central:
Camino de los Descubrimientos, s/n. 41092 Sevilla
Tel. 955037000 | Fax 955037001

Centro de Arqueología Subacuática:
Balneario de la Palma. Duque de Nájera, 3. 11004 Cádiz.
Tel.956203394 | Fax.956203417