IAPH. Instituto Andaluz del Patrimonio Historico

Bienvenido

English | Español

Ayuda | Directorio | Contacto | Mapa

A+|A-

Enviar a un amigo

Imprimir

Junta de Andalucía Instituto Andaluz del Patrimonio Histórico Consejería de Cultura Logo del Instituto andaluz del Patrimonio histórico

Patrimonio Inmueble de Andalucía

Búsqueda

NAVEGACIÓN
  • Informe

IDENTIFICACIÓN

Denominación: Fábrica de azúcar Nuestra Señora del Carmen
Código: 01180270022
Caracterización: Arquitectónica, Etnológica
Provincia: Granada
Municipio: Benalúa

DESCRIPCIÓN

Tipologías
Tipologías Actividades P.Históricos Cronología Estilos
Azucareras Producción de azúcar Edad Contemporánea 1913/1987

Agentes
Tipo Nombre Actuación Fecha
Arquitectos Cendoya , Modesto Autor del proyecto de la fábrica de azúcar Nuestra Señora del Carmen en Benalúa, Guadix 1913
Ingenieros Fives Lille Maquinaria 1913

Descripción

La azucarera Nuestra Señora del Carmen se encuentra situada en la Vega de Granada, al Suroeste de la localidad de Benalúa, junto a la vía del ferrocarril Linares-Almería y la acequia de Benalúa. La parcela de la azucarera está delimitada por la calle Pocarropa al Este, la línea de ferrocarril al Sur y la calle de Azucarera al Norte.

La fábrica de azúcar se compone en la actualidad de los siguientes volúmenes: cuerpo de la fábrica, secadero de pulpa, almacén de pulpa, almacén de azúcar, alcoholera, oficina de cultivos, casa de dirección, casa de administración, silos de remolacha, laboratorio y chimenea.

El conjunto más relevante corresponde al cuerpo de la fábrica. Éste está formado por tres naves, orientadas al Noreste paralelas al camino de acceso, adosadas entre si y dos naves perpendiculares a éstas, situadas una a cada extremo. Las tres naves paralelas cuentan con una o dos plantas y cubierta a dos aguas de estructura metálica y cubiertas de placas de uralita. Las naves laterales cuentan con tres plantas cada una. Al exterior, los cerramientos están formado por combinación de hiladas verdugadas de ladrillos de color rojo y mampuesto de piedra caliza formando cajones de piedra careada incrustadas en una matriz de mortero pobre en cemento. Los huecos rectangulares de proporciones verticales y distintos tamaños se distribuyen homogéneamente en cada nave.

La fábrica estaba destinada originalmente a alojar las siguientes secciones o departamentos: despacho de dirección, cuarto de listero, cuarto de botiquín, aseos, laboratorio, lavadero, molinos, difusión, presa de pulpa, depósitos de jugo verde, calera, lechada de cal o hidróxido cálcico, carbonatación, calderas de evaporación o extracción de agua del jugo, filtros de jarabe, almacén de útiles, departamento de sulfitación, tachas o departamento de cristalización, departamento de malasadores (masa de melaza y azúcar cristalizada), turbinas y secadero de azúcar.

Adosada a la nave lateral izquierda del cuerpo de la fábrica se sitúa el secadero de pulpa. Éste cuenta con dos plantas de altura y una cubierta a dos aguas de estructura metálica protegida con placas de Uralita. Al exterior, sigue el mismo esquema estructural de fachada que las naves principales. En ella, los huecos se encuentran distribuidos homogéneamente y muestran, con el cambio de sus dimensiones y la altura de planta, la división de la nave en dos partes.

Al Sur del cuerpo de la fábrica, aproximadamente a continuación del secadero de pulpa se sitúa el almacén de pulpa. Éste es de planta rectangular, de dimensiones alargadas, y cuenta con una planta de altura y cubierta a dos aguas.

Al Oeste del cuerpo de la fábrica se sitúan el almacén de azúcar y la alcoholera. El silo de almacenaje y pesaje de sacos es de planta rectangular de dimensiones aproximadas de 43 metros en su lado más corto y 51 metros en su lado más largo. Cuenta con dos plantas de altura y sigue el mismo esquema estructural que el cuerpo de la fábrica, muros de carga formados por combinación de hiladas verdugadas de ladrillos de color rojo y mampuesto de piedra caliza formando cajones de piedra careada y cubierta a dos aguas de estructura metálica y chapa de Uralita. El edificio de la alcoholera responde a la tipología de fábrica de pisos. Cuenta con siete plantas, estructura metálica y cubierta a dos aguas. Los cerramientos exteriores siguen el mismo esquema compositivo que el resto del conjunto.

Frente al cuerpo de la fábrica, al Norte del conjunto, se localiza la casa de dirección, la casa de administración y las oficinas de cultivos.

Al Sureste del conjunto se conservan aún las trazas de los silos de remolacha y la cinta trasportadora central y junto a ellos el edificio del laboratorio.

En el patio de la fábrica, en el centro del conjunto se sitúa la chimenea. Ésta estaba destinada a conducir a capas de aire superiores los gases producidos por la combustión de las calderas. Es de sección circular y está construida en ladrillo de color rojo. En ella se distinguen tres partes:

La parte más visible y las más importante en términos formales y funcionales es el fuste, caña o tubo. Se trata de un conducto hueco de sección circular que reduce sus dimensiones con la altura. Sobre él se puede leer "1913-1914"

El fuste descansa sobre una base o pedestal de una altura aproximada de X metros y de sección circular, dividido en tres partes mediante dos listones lisos construidos con ladrillo. La base se remata con una cornisa con metopas y triglifos lisos.

El fuste se corona con un remate de sección circular que protege la parte superior del tubo evitando que el agua deslice por el fuste. Este capitel está formado por una boquilla de unos 50 centímetros de altura que sigue el mismo esquema compositivo que la decoración del fuste.

Nada queda de las viviendas de obreros, la casa del portero, las cocheras, los almacenes, los depósitos de melaza, los depósitos de alcohol ni de los distintos talleres de carpintería, fundición, calderería, ajuste, tornos y fresas. Se conserva la acequia de Benalúa y algunas trazas de las balsas de agua que se abastecían de ésta.


Datos históricos

Durante el último tercio del siglo XIX la actividad agrícola en la comarca de Guadix se hallaba en condiciones deplorables. La alarmante caída de precios del trigo y el cáñamo hizo que se prestara atención a los cultivos industriales, básicamente a la remolacha azucarera.

Las fábricas de azúcar de remolacha encuentran en la Vega de Granada, a finales del siglo XIX, principios del siglo XX, las condiciones propicias para ser convertida en una gran zona remolachera: una zona de cultivo de suelos fértiles y bien irrigados dada la abundancia de ríos y acequias que la atravesaban. Será a comienzos del siglo XX cuando se produzca un intento de continuar este proceso en la Hoya de Guadix-Baza con la implantación de tres importantes fábricas azucareras: San Torcuato (Guadix), Nuestra Señora del Carmen (Benalúa de Guadix) y Nuestra Señora de las Mercedes (Caniles).

El despegue de San Torcuato coincide con los intentos de constituir un trust por la práctica totalidad de las industrias azucareras, tanto de remolacha como de caña de azúcar, para evitar la caída de precios. Será en el año 1904 cuando la azucarera de San Torcuato se integre en la Sociedad General Azucarera de España hasta su cierre en el año 1915, cuando ya había comenzado a funcionar la azucarera de Benalúa de Guadix que aglutinó a los socios que se oponían a la integración en el trust.

La Unión Agrícola Azucarera Nuestra Señora del Carmen SA

El 6 de abril de 1912 se constituyó la Unión Agrícola Azucarera Nuestra Señora del Carmen SA como paso previo a la construcción en Benalúa de Guadix de la azucarera por parte de la asociación patronal Unión Agrícola Azucarera.

El consejo de administración, algunos de cuyos miembros ya habían formado parte del consejo de administración de la azucarera de Guadix, quedaba en manos de Manuel Fernández-Figarés Castella como presidente. Manuel González Fernández en el puesto de Vicepresidente y José Fernández-Figarés Castella en calidad de secretario. Los vocales eran entre otros Arturo Baeyens, Fermín Garrido, Diego Godoy, Alfonso Labella Navarrete, José Méndez, Salvador Montero López, José Yébenes. El primer director de la azucarera fue Manuel Fernández-Figarés Méndez, hijo del presidente del consejo de administración, que más tarde llegó a ocupar el puesto de su padre en la Sociedad.

En la campaña de 1913-14 entró en funcionamiento en Benalúa de Guadix, la última de las fábricas azucareras construidas en la provincia de Granada, y mantuvo su actividad hasta el año 1983.

La fábrica

El proyecto arquitectónico corrió a cargo del arquitecto Cendoya. Las obras se realizaron en un plazo breve de tiempo, justo para abrir sus puertas en la campaña de 1913-1914.
Del equipamiento de la fábrica se encargó la empresa francesa "Fives-Lille" la misma que construyó el trazado del ferrocarril y que equipó a buena parte de las fábricas azucareras de la vega de Granada. La fuerza motriz de las máquinas a vapor reunía una potencia aproximada de 1200 caballos, fraccionada en una docena de máquinas conectadas con distintos departamentos a través de transmisiones, correas y poleas. Los elementos de trasvase estaban compuestos por bombas centrífugas y bombas de émbolo.

La capacidad instalada fue de 600 Tm/día, 350 toneladas más que la azucarera de Guadix.
En los primeros años de funcionamiento la azucarera utilizaba madera para alimentar las máquinas motrices a vapor. Después, en los años 20 se sustituye la madera por lignito procedente de la minería andaluza, para pasar a otra fase posterior a la utilización de carbón traído de Asturias y Gran Bretaña, transportado en barco hasta el puerto de Almería y desde allí en tren hasta la misma fábrica.

Proceso de fabricación del azúcar

El proceso de fabricación del azúcar seguía varios pasos. Primero, de forma mecanizada, se lavaba la remolacha y se cortaban las raíces, separándose cada 300 Kg. Después se trituraba haciendo virutas, entrando en un difusor, donde se calentaba con

FUENTES DE INFORMACIÓN

Información Bibliográfica

GIMÉNEZ YANGUAS, Miguel; REYES MESA, José Miguel; RUBIO GANDÍA, Miguel Ángel. Patrimonio industrial en Granada. Asukaria Mediterránea S.L., 2003. 84-896895-49-5.

SÁNCHEZ GÓMEZ, Miguel Ángel. Benalúa, historia de un pueblo de la Accitana. 01/01/2000.

Información documental

Centro de Documentación y Estudios. Marta Santofimia Albiñana, Proyecto Patrimonio Industrial de Andalucía. Fábrica de azúcar Nuestra Señora del Carmen en Benalúa, Granada, 2011.



Compartir esto

¿Sabes cómo compartir?

Facebook Twitter Delicious Myspace Menéame
Los contenidos de esta web, incluidas las imágenes, están sujetos a una licencia de Creative Commons si no se indica lo contrario.
Creative Commons W3C W3C W3C
INSTITUTO ANDALUZ DEL PATRIMONIO HISTÓRICO

Sede Central:
Camino de los Descubrimientos, s/n. 41092 Sevilla
Tel. 955037000 | Fax 955037001

Centro de Arqueología Subacuática:
Balneario de la Palma. Duque de Nájera, 3. 11004 Cádiz.
Tel.956203394 | Fax.956203417