IAPH. Instituto Andaluz del Patrimonio Historico

Bienvenido

English | Español

Ayuda | Directorio | Contacto | Mapa

A+|A-

Enviar a un amigo

Imprimir

Junta de Andalucía Instituto Andaluz del Patrimonio Histórico Consejería de Cultura Logo del Instituto andaluz del Patrimonio histórico

Patrimonio Inmueble de Andalucía

Búsqueda

NAVEGACIÓN
  • Informe
NAVEGACIÓN DE REGISTROS 1 de 4| primera imagen anterior siguiente última imagen
Imagen de Fábrica de azúcar San Torcuato Más Bibliografía Más Información

IDENTIFICACIÓN

Denominación: Fábrica de azúcar San Torcuato
Código: 01180890090
Caracterización: Arquitectónica, Etnológica
Provincia: Granada
Municipio: Guadix

DESCRIPCIÓN

Tipologías
Tipologías Actividades P.Históricos Cronología Estilos
Azucareras Producción de azúcar Edad Contemporánea 1901/1915

Descripción

La azucarera San Torcuato se encuentra situada al Sureste del barrio de la Estación, junto al trazado ferroviario, al Noreste de la población de Guadix. El conjunto industrial se organiza siguiendo el eje Noreste-Sureste y está compuesto por una nave principal, dos almacenes, la vivienda de los propietarios y una chimenea.

Accediendo desde la avenida de Buenos Aires, el primer edificio que se encuentra es una vivienda unifamiliar aislada que perteneció a los propietarios de la azucarera. Es de planta aproximadamente cuadrada de dimensiones 20 x 22 metros y dos plantas de altura con sótano y torre. Está construida con mampuesto de piedra y decorada con ladrillo visto de color rojo. Sobre el cuerpo principal de la vivienda 12x17 metros, avanza a la izquierda, 3,35 metros, un cuerpo que permite construir un porche en planta baja, al que se accede por una escalera doble, y una terraza en la planta superior. El la azotea se levanta una torre de dimensiones 8,5 x 8 metros de una planta de altura. Las esquinas y los huecos de ventanas y puertas se remarcan con ladrillo visto de color rojo.

Al Sureste de la vivienda se sitúan los dos almacenes de manera perpendicular el uno respecto del otro. Ambos almacenes son de planta rectangular y cubierta a dos aguas. La nave 1 se sitúa de manera paralela al eje del conjunto y es de dimensiones 32,5 x 20 metros. La nave 2, construida con muros mixtos por combinación de hiladas verdugadas de tres ladrillos de color rojo y mampuesto de piedra caliza es de planta rectangular de dimensiones 17,5x37 metros y cubierta a dos aguas. La distribución de huecos en las fachadas es homogénea localizándose cuatro vanos por planta tanto en las fachadas longitudinales como las menores o de acceso. Dichos huecos, ligeramente escarzanos, presentan un recercado decorativo de ladrillo rojo. De ellos, se destacan ciertos vanos centrales y los de acceso aumentando las dimensiones. A esta distribución homogénea de huecos, hay que añadir dos vanos ovales enmarcados con ladrillo rojo situados cada uno de ellos en los hastiales de los frentes menores del edificio. Completan el exterior de la fachada trasera un único hueco central en la primera planta de la fachada trasera.

El volumen más relevante corresponde a la fábrica de azúcar. Este edificio es de planta rectangular con unas dimensiones de 92 metros en su lado más largo y 18 metros en el lado corto y su estructura responde a la tipología arquitectónica de fábrica de pisos formada por tres plantas más ático con cubierta a dos aguas. Está construida siguiendo el mismo esquema constructivo anterior con muros mixtos por combinación de hiladas verdugadas de ladrillo rojo y mampuesto de piedra caliza y cubierta de estructura metálica revestida en teja cerámica plana.

Al exterior, el edificio es simétrico en cada fachada respecto de sus ejes. Así, la fachada longitudinal está compuesta de un total de nueve vanos: un vano central de acceso, de menores dimensiones que los demás, un vano contiguo al central y tres vanos idénticos a los extremos. La distribución de huecos en las fachadas es homogénea localizándose dos huecos por planta en cada vano en las fachadas longitudinales y tres huecos por planta en las fachadas menores. Dichos huecos, ligeramente escarzanos, presentan un recercado decorativo de ladrillo rojo. De ellos, se destacan los huecos de ventana de la última planta compuestos por dos vanos. El vano central de acceso está compuesto de un gran arco de acceso y un hueco único entre planta primera y planta segunda. Este recurso se utilizará de nuevo en los vanos contiguos al acceso, de menores dimensiones que los laterales.

Por último, el conjunto en la actualidad conserva la chimenea de salida de humos.
La chimenea está situada junto a las vías del tren, emplazamiento sintomático de la estrecha vinculación de esta industria con el modo de transporte que propició su desarrollo. Estaba destinada a conducir a capas de aire superiores los gases producidos por la combustión de las calderas. Es de sección circular y está construida en ladrillo. En ella se distinguen tres partes.

La parte más visible y la más importante en términos formales y funcionales es el fuste, caña o tubo. Se trata de un conducto hueco se sección circular que reduce sus dimensiones con la altura. Se encuentra anillado cada 24 hileras de ladrillo, aproximadamente cada metro, dividido así en 13 tramos.

El fuste descansa sobre una base o pedestal de una altura de aproximada de 3 metros, de sección octogonal y contorno vertical. En dos caras opuestas, la Noreoeste y la Sureste, tiene un gran hueco que facilitaba el acceso al interior. La base también se encuentra anillada con un perfil plano metálico a la mitad de su altura.

El fuste se corona con un remate de sección circular que protege la parte superior del tubo intentando evitar que el agua deslice por el fuste. Este decoración está formada por varias cornisas que regruesan la boquilla de la chimenea.

Estado actual
Tras el cese de su actividad, las instalaciones fueron utilizadas en otros menesteres, fundamentalmente en la Guerra Civil, como zona militar y tras la misma, sirvió de cárcel del Partido Judicial de Guadix, quedando en un estado bastante deficiente. Curiosamente, fue también utilizada durante el rodaje del western de Sergio Leone "¡Agáchate, maldito!" (1971). Han sido demolidas todas las dependencias anexas a la fábrica y un conjunto de edificios situados tras la fábrica. A finales de 2005, los terrenos de la azucarera fueron urbanizados, incluyéndose saneamiento, electricidad, agua potable y alumbrado público. La fábrica se ha vallado perimetralmente y se ha rehabilitado la nave 2 para centro de usos múltiples.


Datos históricos

Durante el último tercio del siglo XIX la actividad agrícola en la comarca de Guadix se hallaba en condiciones deplorables. La alarmante caída de precios del trigo y el cáñamo hizo que se prestara atención a los cultivos industriales, básicamente la remolacha azucarera.

Las fábricas de azúcar de remolacha encontrarán en la Vega de Granada, a finales del siglo XIX, principios del siglo XX, las condiciones propicias para ser convertida en una gran zona remolachera: zona de cultivo de suelos fértiles y bien irrigados, dada la abundancia de ríos y de acequias que la atraviesan. Será a comienzos del siglo XX cuando se produzca un intento de continuar este proceso en la Hoya de Guadix-Baza con la implantación de tres importantes fábricas azucareras: San Torcuato (Guadix), Nuestra Señora del Carmen (Benalúa de Guadix) y Nuestra Señora de las Mercedes (Caniles).

La Sociedad Anónima Fábrica Azucarera de San Torcuato se creó en el año 1900 y la construcción de sus instalaciones se encargó a la sociedad alemana Maschinenfabrik Grevenbroich, siendo inaugurada el 16 de julio de 1901.

El despegue de San Torcuato coincide con los intentos de constituir un trust por la práctica totalidad de las industrias azucareras, tanto de remolacha como de caña de azúcar, para evitar la caída de precios. Será en el año 1904 cuando la azucarera de San Torcuato se integre en la Sociedad General Azucarera de España hasta su cierre en el año 1915, cuando ya había comenzado a funcionar la azucarera de Benalúa de Guadix que aglutinó a los socios que se oponían a la integración en el trust.

Cabe destacar, que el cultivo de la remolacha no sólo influyó en el desarrollo de la economía sino que supuso un cambio en el trazado urbanístico de la ciudad de Granada, con la apertura de la Gran Vía de Colón, en el sistema de comunicaciones, con la construcción del tranvía urbano y en el desarrollo cultural de la comarca ya que sirvió para el desarrollo de una clase empresarial entre la burguesía granadina de la época.

Proceso de fabricación del azúcar:
De forma mecanizada se lavaba la remolacha, se cortaban las raíces, y se separaban cada 300 kilogramos. Después se hacía virutas, entrando en un difusor, donde se calentaba con vapor de agua. El jugo se purificaba con cal, y se filtraba. El proceso se completaba con la cocción, que hacía cristalizar el jarabe filtrado y separaba el azúcar cristalizado.

FUENTES DE INFORMACIÓN

Información documental

Centro de Documentación y Estudios. Marta Santofimia Albiñana, Proyecto Patrimonio Industrial de Andalucía. Fábrica de azúcar San Torcuato en Guadix, Granada, 2011.



Compartir esto

¿Sabes cómo compartir?

Facebook Twitter Delicious Myspace Menéame
Los contenidos de esta web, incluidas las imágenes, están sujetos a una licencia de Creative Commons si no se indica lo contrario.
Creative Commons W3C W3C W3C
INSTITUTO ANDALUZ DEL PATRIMONIO HISTÓRICO

Sede Central:
Camino de los Descubrimientos, s/n. 41092 Sevilla
Tel. 955037000 | Fax 955037001

Centro de Arqueología Subacuática:
Balneario de la Palma. Duque de Nájera, 3. 11004 Cádiz.
Tel.956203394 | Fax.956203417