IAPH. Instituto Andaluz del Patrimonio Historico

Bienvenido

English | Español

Ayuda | Directorio | Contacto | Mapa

A+|A-

Enviar a un amigo

Imprimir

Junta de Andalucía Instituto Andaluz del Patrimonio Histórico Consejería de Cultura Logo del Instituto andaluz del Patrimonio histórico

Patrimonio Inmueble de Andalucía

Búsqueda

NAVEGACIÓN
  • Informe
Imagen de Colegiata de Nuestra Señora de la Asunción Más imágenes Cartografía Más Bibliografía Más Información

IDENTIFICACIÓN

Denominación: Colegiata de Nuestra Señora de la Asunción
Otras denominaciones: Iglesia Colegiata de San Juan Bautista y anejos ; Museo de arte Sacro de la Colegiata ; Colegiata de Nuestra Señora de la Asunción-Panteón de los Duques de Osuna Código: 01410680093
Caracterización: Arquitectónica
Provincia: Sevilla
Municipio: Osuna

DESCRIPCIÓN

Tipologías
Tipologías Actividades P.Históricos Cronología Estilos
Colegiatas Ceremonia cristiana Edad Moderna 1526/1555 Renacimiento (Estilo)

Descripción

La Colegiata, actual parroquia principal de Santa María de la Asunción de Osuna, se encuentra situada en el centro de la eminencia que domina la población, junto a la cual se levanta el edificio de la antigua universidad, por lo que el templo puede verse desde cualquier punto de la localidad.
Nos encontramos ante un edificio lleno de contrastes, frente a su rico interior, el exterior muestra una sorprendente sobriedad y escasez de licencias decorativas, salvo en algunas de sus portadas que presentan decoración renacentista. Arquitectónicamente se trata de una gran construcción en la que destaca la superposición de volúmenes, la similar altura entre la nave central y las laterales, así como la su diferencia con las capillas adosadas, hace el edificio un gran rectángulo visual del que sobresale la torre, la disposición de los tejados, los grandes contrafuertes y la cabecera cupulada cubierta con tejas a cuatro aguas.
Al parecer su construcción se inició hacia 1530, tras pasar la villa de manos de la Orden de Calatrava a la casa del Conde de Ureña, finalizándose en 1540, aunque con sucesivas ampliaciones y modificaciones a lo largo del siglo XVI, XVII, XVIII y XIX.
La iglesia es de planta rectangular con cabecera plana tripartita y coro en el penúltimo tramo de la nave central, hoy día desmantelado. Consta de tres naves, divididas en cuatro tramos, siendo la central más ancha que las laterales, aunque de igual altura, a las que se abren dos naves de capillas. Las naves se cubren con bóvedas vaídas y sobre el presbiterio se dispone una cúpula sobre pechinas. Las tres naves se separan por medio de arcos de medio punto, fruto de las bóvedas baídas, que apoyan en pilares fasciculados sobre pedestales con columnas y pilastras adosadas, rematados por el dado brunelleschiano a modo de entablamento, lo que da esbeltez al interior de las naves.
La cúpula de la cabecera o capilla mayor responde a la renovación que se realizó entre 1721 y 1724, de manos del maestro mayor de la Colegial. Ésta se eleva sobre un tambor con ocho vanos, dos en cada uno de sus frentes, profusamente decorada con yeserías barrocas policromadas en blanco y azul, a base de roleos vegetales, florales y geométricos.
Las capillas laterales presentan un evidente arcaísmo en lo concerniente a su abovedamiento por lo que se relacionan con el inicio del proyecto tardogoticista, aunque alterado por el enmascaramiento renacentista. Las dos de la cabecera, la del Sagrario en el lado del Evangelio, y la de la Concepción en el lado de la Epístola, se encuentran cubiertas por bóvedas nervadas con elementos vegetales, humanos y animales en el cruce de los nervios, con restos de policromía.
De planta similar a las anteriores, rectángulos abiertos a la nave por un arco de medio punto y bóvedas nervadas con decoración humana, animal y vegetal, presentan las capillas de las naves laterales, tres en cada una de las naves laterales. En el lado del Evangelio encontramos la capilla de la Virgen de la Antigua, la de Ánimas y la de San Pedro. En el lado de la Epístola se sitúa la capilla Bautismal y la de la Virgen de los Reyes.
En la capilla de la Concepción se encuentran dos portadas platerescas, una conduce a la antigua sacristía, hoy día sala principal del Museo de Arte Sacro, y la segunda conduce al Panteón ducal. La primera de ellas es de trazas sencillas, de forma adintelada, en la que destacan sus hojas lignarias, decoradas con figuras de grutescos dentro del primer tercio del siglo XVI. La segunda portada se encuentra realizada en mármol policromado en la que predomina el negro, el dorado y el encarnado para el cuerpo de los ángeles. Estructuralmente parte de un vano de medio punto enmarcado en sus jambas y rosca por decoración renacentista y cabezas en sus enjutas. Éste se flanquea de dos columnas estriadas sobre pedestales con capiteles compuestos sobre los que descansa el entablamento con un amplio friso con decoración figurada sobre el que campea la cornisa que sirve de soporte a un frontón curvo en cuyo tímpano se sitúan relieves mortuorios. El frontón se flanquea y corona al centro por jarrones, que sirven de pedestal a tres ángeles que representan alegorías de la muerte. Este conjunto presenta evidente relación con modelos italianos y con la actuación realizada por Cirstóbal de Voissin en la Cartuja de la Defensión de Jerez de la frontera.
El Panteón Ducal está adosado a la Colegiata y presenta tres núcleos principales: el patio del Santo Sepulcro, la capilla con sacristía y el panteón, además de una pequeña torrecilla octogonal rematada con chapitel, que emerge por encima del patio. Su periodo constructivo duró desde la fundación de la colegiata hasta 1566, con elementos estructurales decorativos renacentistas relacionados con el maestro de la Puerta del Sol de la Colegiata por su acentuado italianismo. Fue sometido a una profunda restauración entre 1896 y 1901.
El patio, está considerado como uno de los conjuntos más originales del plateresco bajoandaluz, relacionado directamente con el patio de la Casa de los Pinelo de Sevilla. Es de plata cuadrada con dos plantas de galerías de arcadas rebajadas que apean sobre columnas blancas de mármol, ornamentadas con yeserías que contienen grutescos como principal elemento decorativo; motivos que se repiten en las cuatro hornacinas que existentes en los costados de la galería. Originalmente estuvo decorado con pinturas al fresco fechadas a mediados del siglo XVI.
Pasado el patio se accede a la pequeña sacristía, decorada de forma similar al patio. Se encuentra cubierta por un artesonado policromado en verde y oro.
La capilla del Panteón, puede considerarse como uno de los monumentos más hermosos del Renacimiento andaluz. Presenta planta rectangular y está dividida en tres pequeñas naves separadas por arcos escarzanos que campean sobre columnas nazaríes con capiteles de castañuela, que a su vez sustentan las bóvedas rebajadas con arcos escarzanos, decoradas con yeserías a base de casetones circulares con rosetas policromadas en azul y oro. Un pequeño arco toral, de idéntica estructura a los anteriores, da paso a la capilla mayor, de reducidas proporciones, se halla profusamente decorada con grutescos, cabezas de ángeles y motivos florales, así como cabezas del apostolado en las enjutas. En el penúltimo tramo de la nave central se encuentra el coro con su sillería de madera, renacentista con once asientos.
Por último hemos de mencionar el Panteón, construido debajo de la Colegiata y de la capilla del Santo Sepulcro. Consta de varias salas o capillas llamadas de San marcos, Nuestra Señora del Reposo o Belén, Galería y capilla del Calvario o De Profundis. Los panteones fueron sometidos a principios del siglo XX a una profunda transformación de manos del arquitecto italiano Jacomo Gali. Las distintas dependencias se cubrieron con bóvedas de nervaduras pintadas de marrón, simulando en los paramentos cantería del mismo color con zócalo de azulejos sevillanos de la época.
Al templo se accede mediante cinco portadas, dos en los muros laterales a la altura del tercer tramo del lado del Evangelio y de la Epístola y la tres restantes a los pies de la nave central.
La portada del lado del Evangelio, conocida como la de la Cuesta, frente al Monasterio de la Encarnación, consta de un vano central de medio punto con decoración en la clave, enmarcado por pilastras cajeadas en sus laterales y en la rosca, flanqueado por medias columnas estriadas sobre pedestal con capitel dórico, sobre los que descansa el entablamento con alternancia de metopas y triglifos en el friso, en cuyo centro se sitúa la inscripción "Concebida sin mancha de pecado original". Sobre la cornisa campea un frontón curvo roto con remates piramidales y al centro una cruz.
La del lado de la Epístola presenta una arcada de medio punto en cuya clave aparece la fecha 1632.
La fachada del imafronte presenta tres portadas que se corresponden con dada una de las naves del templo, aunque las dos laterales se encuentren cegadas en la actualidad. La central o principal, de mayor tamaño que las restantes, juega con distintos planos para producir efecto de profundidad. Tradicionalmente se le llama puerta del Sol, cuya factura se encuentra relacionada con el autor del Panteón ducal, fechada en una cartela en el año 1535. Consta de un vano adintelado enmarcado por frisos cajeados con decoración de grutescos, candelieri, flores, etc., típicos del plateresco español. Éste vano se flanquea por columnas corintias estriadas que sustentan un entablamento en cuyo centro presenta dos ángeles tenantes con el escudo de la Casa de Osuna. Sobre éste un frontón curvo algo abocinado con casetones de rosetas y cabezas de querubines alberga un relieve en terracota que representa un relieve de la visita a Jerusalén. Este cuerpo se presenta flanqueado por esbeltas pilastras cajeadas con similar decoración sobre las que descansa un nuevo entablamento enmarcando el frontón curvo con decoración de veneras en las albanegas. El friso presenta profusa decoración de puttis, ángeles sosteniendo una custodia, candelieri, cartelas, escudos, cabezas de personajes históricos, etc. Sobre el que descansa una cornisa denticulada rematada por un frontón triangular en cuyo tímpano
Adosada a los pies de la nave del Evangelio y al hilo de las capillas laterales se encuentra situada la torre. Originalmente fue construida en el siglo XVI, pero tras ser alcanzada por un rayo el 18 de noviembre de 1918. La actual fue realizada en 1924, careciendo de chapitel. Es de planta cuadrada y consta de cuatro cuerpos realizados en cantería. El primero o base es macizo y se separa del segundo mediante una moldura horizontal. El segundo presenta vanos alternos en sus frentes, separándose del tercer cuerpo por otro moldurón a modo de cornisa. El tercer cuerpo presenta vanos alternos, destacando la cara de la fachada principal que muestra un vano de medio punto achaflanado y sobre éste un gran óculo, rematado por un entablamento que lo separa de la última planta. El cuarto cuerpo se corresponde con el de campanas, muestra dos vanos de medio punto con decoración en la clave en tres de sus frentes, mientras que en el frente principal de la fachada de la iglesia presenta un gran vano de medio punto también decorado con ménsula en la clave. El conjunto se remata con un entablamento muy sobrio y los arranques del cupulín.


Datos históricos

La magnífica Colegiata de Osuna fue fundada por Don Juan Téllez Girón, IV Conde de Ureña y padre del primer duque de Osuna, quien comenzó las obras del edificio en 1526, años antes de obtener la bula papal para su construcción.
Este templo, de estilo renacentista, sustituyó a la antigua iglesia parroquial medieval, y actualmente no se sabe con exactitud quienes fueron sus arquitectos.
Nada se sabe acerca de los arquitectos que, inicialmente, intervinieron en su construcción , aunque la historiografía tiende a ver la figura de Juan Gil de Hontañón, o un discípulo, en la traza tardogoticista del templo. Con posterioridad, tras concluirse el imafronte y algunas capillas cercanas, la construcción fue tomada por un arquitecto renacentista, relacionándose su estilo con Diego de Riaño en incluso con un italiano que utilizaba la influencia brunelleschiana como Bernadro Rosellino.
El proyecto original no se llevó a acabo a causa de las dificultades económicas, no sólo no se construyó el crucero y la girola en que debía de rematarse la cabecera, sino que el proyecto cambió cerrándose con tres capillas, de las cuales la mayor se cubrió con armadura de madera hasta que en 1721 Fernando Alonso, Maestro mayor de la Fábrica Colegial, construyó la cúpula barroca que contemplamos hoy día.
La fábrica se encuentra realizada a base de sillería procedente de las canteras locales, de gran porosidad y alto índice de humedad, lo que le proporciona un carácter deleznable, de ahí las numerosas vicisitudes y restauraciones a la que ha tenido que ser sometida a lo largo de su historia.
En el Panteón de las casas ducal de Osuna y Condal de Ureña, yacen en él la casi totalidad de sus titulares y buena parte de sus familias. Fue fundado por el IV Conde, Don Juan Téllez-Girón en 1545, independiente de la Colegiata pero adosada a ella, por lo que, gran parte se encuentra bajo la misma. Consta de un pequeño patio, del Santo Sepulcro, la capilla y el panteón.
Los panteones fueron sometidos a principios del siglo XX a una profunda transformación de manos del arquitecto italiano Jacomo Gali.
Pese a su grandiosidad, los duques nunca fueron muy generosos a la hora de dotarla económicamente, por lo que siempre arrastró una cierta penuria que afectó al personal que la servía, ya fueran altos cargos eclesiásticos o músicos.
Por el contrario, el tesoro de la Colegiata era muy valioso, ya que la casa de Osuna y las diferentes autoridades religiosas fueron espléndidos con las dádivas dedicadas a su equipamiento y ornamentación.

PROTECCIÓN

Estado Régimen Tipología Jurídica Publicado en Fecha Número Página
Inscrito BIC Monumento Gaceta 04/06/1931

FUENTES DE INFORMACIÓN

Información Bibliográfica

BANDA Y VARGAS, Antonio de la. La Colegiata de Osuna. Caja San Fernando de Sevilla y Jerez, 01/01/1995.

CAMON AZNAR, José. La arquitectura plateresca. Desconocida, 1945. 4300062.

RODRIGUEZ-BUZON CALLE, Manuel. Guía artística de Osuna. Patronato de Arte, 1986. 1800256.

RODRIGUEZ-BUZON CALLE, Manuel. La Colegiata de Osuna. Diputación Provincial, 1985. 84-500-7603-X.

SÁNCHEZ DE LAS HERAS, Carlos. El Renacimiento en Andalucía. Jornadas Europeas de Patrimonio. 2006. Sevilla . Junta de Andalucía, 01/01/2006. 84-8266-619-3.

Información documental

Archivo Central de la Consejería de Cultura, Consejería de Cultura, Dirección General de Bienes Culturales, Expedientes de obras de intervención en el patrimonio inmueble Restauración del Órgano de la Colegiata de Osuna, 1987.

Archivo Central de la Consejería de Cultura, Consejería de Cultura, Dirección General de Bienes Culturales, Expedientes de obras de intervención en el patrimonio inmueble Restauración del Órgano de la Colegiata de Osuna (EPM), 1987.



Compartir esto

¿Sabes cómo compartir?

Facebook Twitter Delicious Myspace Menéame
Los contenidos de esta web, incluidas las imágenes, están sujetos a una licencia de Creative Commons si no se indica lo contrario.
Creative Commons W3C W3C W3C
INSTITUTO ANDALUZ DEL PATRIMONIO HISTÓRICO

Sede Central:
Camino de los Descubrimientos, s/n. 41092 Sevilla
Tel. 955037000 | Fax 955037001

Centro de Arqueología Subacuática:
Balneario de la Palma. Duque de Nájera, 3. 11004 Cádiz.
Tel.956203394 | Fax.956203417