IAPH. Instituto Andaluz del Patrimonio Historico

Bienvenido

English | Español

Ayuda | Directorio | Contacto | Mapa

A+|A-

Enviar a un amigo

Imprimir

Junta de Andalucía Instituto Andaluz del Patrimonio Histórico Consejería de Cultura Logo del Instituto andaluz del Patrimonio histórico

Patrimonio Inmueble de Andalucía

Búsqueda

NAVEGACIÓN
  • Informe

IDENTIFICACIÓN

Denominación: Viviendas de capataces y obreros de la Fundición La Cruz
Otras denominaciones: Fundición La Cruz Código: 01230550199
Caracterización: Arquitectónica
Provincia: Jaén
Municipio: Linares

DESCRIPCIÓN

Tipologías
Tipologías Actividades P.Históricos Cronología Estilos
Viviendas unifamiliares Actividad residencial Edad Contemporánea 1905

Agentes
Tipo Nombre Actuación Fecha
Arquitectos Desconocidos Proyecto

Descripción

Las viviendas para capataces y obreros de la fundición La Cruz está situada a 5 Kilómetros al norte de Linares por el camino de La Cruz JV-8083, junto a la fundición a la que da servicio, y los pozos Cadenas y La Unión.

Este poblado, dedicado a dar alojamiento a los trabajadores de la fundición y a sus familias, está formado por viviendas de obreros, y de directivos e ingenieros, y equipado con un edificio para club social, un cuartel de la guardia civil, y una piscina o charca de la fundición adaptada.

El conjunto se encuentra delimitado por la calle Colonia La Cruz en tres de sus lados y por la calle Radio Faro al sureste. Se organiza en base a una trama reticular de manzanas de distintas dimensiones en función de la agrupación de mayor o menor número de las parcelas, éstas de dimensiones aproximadas a 27x41 metros. La tipología de vivienda predominante es la unifamiliar aislada existiendo un pequeño grupo de nueve viviendas en hilera.


Datos históricos

En la Sierra Morena giennense, al norte de la provincia, se sitúa el antiguo distrito minero de Linares - La Carolina, que comprende los municipios de Bailén, Baños de la Encina, Carboneros, La Carolina, Guarromán, Linares, Santa Elena y Vilches.

La actividad minera en la comarca es referenciada desde hace al menos cuatro mil años, en la Edad del Bronce (cultura argárica), además de ser asumida por iberos fundamentalmente para la explotación de las minas dedicadas a la extracción del plomo, alcanzándose un alto nivel de actividad en época romana.

Desde mediados del siglo XIX se establecerán compañías extranjeras que multiplicarán los procesos extractivos, productivos y metalúrgicos, dando lugar a un proceso de cambio estructural en la economía del distrito que quedará expresado en un aumento considerable de población vinculada a la actividad extractiva además de su renta per cápita y productividad.
Progresivamente se introdujeron en la comarca minera nuevas formas de producción moderna basadas en principios de organización racional y económica del trabajo, que afectarían también a otros sectores económicos de la comarca (sectores agrarios y de servicios). Este dinamismo también tendrá nuevas consecuencias sociales ideológicas y culturales: surgimiento del movimiento obrero, urbanización, mayor división del trabajo, mejoras en la red de transportes, etc.

Los generadores de vapor fueron poco a poco, sustituidos por los de electricidad, afectando a todas las fases del proceso productivo. En el año 1913, la Compañía española Mengemor iniciaría el abastecimiento de electricidad a las instalaciones mineras de la Sierra Morena. Aun así, muchas empresas, dada la fuerte demanda de suministro, necesitaron seguir instalando sus propias centrales térmicas de calderas y máquinas de vapor. Y con la actividad minera, la llegada del ferrocarril, que se hacía necesaria para catapultar el proceso económico, social, demográfico y urbanístico del Distrito, el que permitiría dar salida al mineral obtenido o los resultados de la fundición por las compañías.

La línea menor, utilizada para la explotación interna de pozos como el San Vicente, o las fundiciones San Luis o La Cruz, a través de un ramal específico, correspondía con el tramo que unía la Estación de Madrid de Linares con Los Salidos, inaugurada en 1879 y actualmente desmantelada con uso alternativo como vía verde. Estos efectos en el distrito minero, propios de la transición entre la primera y segunda revolución industrial (grandes corporaciones, producciones en masa, etc.), ligados a la producción y extracción minera durante un largo proceso extenso en el tiempo, van a proporcionar un paisaje cultural cada vez más vinculado a casas de máquinas de bombeo Cornish , casas de máquinas de extracción de balancín y cilindro vertical, chimeneas, pozos, cabrias, escombreras, estaciones de ferrocarril y líneas ferroviarias, viviendas obreras, etc. que permiten reconocer y valorar la evolución de la población y sus ciudades.

Ante el proceso de concentración progresiva de la población en territorios cercanos a las minas, y el desarrollo paralelo de las ciudades ligadas a la actividad extractiva, surgirían nuevas problemáticas que obligaron a tomar medidas para mantener la funcionalidad económica y propiciar alojamiento tanto a técnicos cómo obreros, provocando a la vez el aislamiento de los mismos de la ciudad. Modelo que provocó la construcción de poblados mineros como La Cruz.

La fecha inscrita en el arco de entrada a la Fundición, 1830, da testimonio de los orígenes de la Compañía, instalada por el Marqués de Remisa sustituyendo a otra antigua instalada en un lugar próximo. En 1863 se hace cargo de la empresa la Familia Neufville (de capital francés). Esta familia vende en 1949 la compañía a los Bancos Central y Santander, y es en 1974 cuando se decide dividir la empresa en dos, una con actividad minera, y la otra basada en la fundición. La actividad de la fundición terminaría en 1985

FUENTES DE INFORMACIÓN

Información Bibliográfica

MATEO PÉREZ, Manuel; COLECTIVO ARRAYANES. Guía de la minería. Linares. Linares : . 01/01/2010.

Información documental

Archivo del Instituto Andaluz del Patrimonio Histórico. QUESADA GARCÍA, Santiago, Registro Andaluz de Arquitectura Contemporánea. Provincia de Jaén. Viviendas de capataces y obreros Fundición La Cruz, 2007.

Instituto Andaluz del Patrimonio Histórico. Marta Santofimia Albiñana, Proyecto Patrimonio Industrial de Andalucía. Viviendas de capataces y obreros Fundición La Cruz en Linares, 2013.



Compartir esto

¿Sabes cómo compartir?

Facebook Twitter Delicious Myspace Menéame
Los contenidos de esta web, incluidas las imágenes, están sujetos a una licencia de Creative Commons si no se indica lo contrario.
Creative Commons W3C W3C W3C
INSTITUTO ANDALUZ DEL PATRIMONIO HISTÓRICO

Sede Central:
Camino de los Descubrimientos, s/n. 41092 Sevilla
Tel. 955037000 | Fax 955037001

Centro de Arqueología Subacuática:
Balneario de la Palma. Duque de Nájera, 3. 11004 Cádiz.
Tel.956203394 | Fax.956203417