IAPH. Instituto Andaluz del Patrimonio Historico

Bienvenido

English | Español

Ayuda | Directorio | Contacto | Mapa

A+|A-

Enviar a un amigo

Imprimir

Junta de Andalucía Instituto Andaluz del Patrimonio Histórico Consejería de Cultura Logo del Instituto andaluz del Patrimonio histórico

Patrimonio Inmueble de Andalucía

Búsqueda

NAVEGACIÓN
  • Informe

IDENTIFICACIÓN

Denominación: Casa Gerencia de Chávarri
Código: 01040640054
Caracterización: Arquitectónica, Etnológica
Provincia: Almería
Municipio: Mojácar

DESCRIPCIÓN

Tipologías
Tipologías Actividades P.Históricos Cronología Estilos
Casas Gestión administrativa Edad Contemporánea
Casas Minería Edad Contemporánea

Descripción

Elemento de gran significación histórica en el que se enlazan los dos grandes ciclos productivos de aquel tiempo: la minería de hierro y la agricultura comercial. Este palacio fue levantado en 1907 por el marqués de Chávarri, principal interesado en las minas de Bédar, con el fin de instalar en el mismo la gerencia del negocio, así como la dirección de una importante explotación agraria, que se pretendió poner en marcha en la finca de la Marina de la Torre.

Se encuentra ubicado en la carretera local Garrucha-Carboneras en la urbanización de Marina de la Torre, realizada en los últimos años, lindando con un campo de golf y frente a la playa del mismo nombre, recientemente se ha iniciado su rehabilitación como futuro hotel de lujo. Conserva su fachada, sus dos torres laterales y el alzado de sus muros realizados con mampostería, carece de su fachada trasera así como de su techumbre.

Este palacio es la edificación oriental de mayor entidad de la comarca, recordando un palacio persa al que se le han incorporado elementos hispanomusulmanes. Su fachada está compuesta por un cuerpo central flanqueada por dos sobresalientes torres en sus extremos. La entrada principal está formada por un gran arco de herradura apuntado entre pilastras recubiertas de azulejos, muy abundantes en el resto de la fachada.

En las torres destaca su llamativa cubierta, realizada de madera, perfil a cuatro aguas con aleros muy salientes, coronándose con cúpulas bulbosas recubiertas de escamas y tambor con almenas en relieve escalonadas al estilo califal, el cuerpo de la torre esta compuesto por una entrada, sobre la que se erigen tres dobles arcos de herradura apuntados, con una doble moldura en la parte media en la parte superior de los arcos, quedando el espacio entre arcos y la parte inferior de los mismos revestidos de azulejos. Estos elementos junto con la elegante escalera central de mármol del interior y hermosa la rejería confieren enorme dignidad y elegancia a este edificio.


Datos históricos

La extraordinaria riqueza mineral de la provincia ha propiciado una continuada explotación de sus recursos mineros a lo largo del tiempo, intensificándose de manera extraordinaria desde principios del siglo XIX hasta mediados del XX. El descubrimiento en 1838 del filón de plomo argentífero en el barranco del Jaroso supuso para Almería el cenit de un siglo caracterizado esencialmente por las actividades mineras y metalúrgicas. En ese momento se sucederán las explotaciones de plomo y de hierro con arriesgadas inversiones de capitales locales, nacionales y extranjeros en busca de un rápido beneficio que se despreocupaba por la racionalización de la explotación.


Las explotaciones de plomo se localizaron en las Alpujarras y en la sierra de Gádor con numerosas concesiones de reducido tamaño, gestionadas por improvisadas sociedades en manos de gente de la zona y con precarios medios de extracción y de transformación, como eran los tornos de mano y el horno reverbero español conocido como boliche. En la sierra de Gádor llegaron a trabajar unas 20.000 personas entre las minas, las fábricas y los arrieros. Muchos de estos trabajadores eran campesinos y jornaleros almerienses que complementaban sus escasas rentas o sus salarios con el trabajo temporal en las numerosas minas abiertas, primero, en esta sierra y, posteriormente, en la sierra Almagrera. La abundancia de mineral por superproducción provocó el desplome de los precios en los mercados internacionales y la ruina de muchas minas alemanas e inglesas.


En 1836 comenzaron a agotarse las balsadas más accesibles y, al mismo tiempo, una bajada de los precios del mineral provocó la decadencia de estas explotaciones. El agotamiento, en 1838, de las minas de la sierra de Gádor coincidió con el descubrimiento de nuevos filones en el Jaroso en la Sierra Almagrera. El proceso especulativo entre las numerosas sociedades mercantiles propietarias de las concesiones y las sociedades explotadoras, así como las múltiples compraventas de acciones generó interminables pleitos. Las ganancias no fueron generalizadas pero las obtenidas por algunas familias formaron las principales fortunas de la Almería del siglo XIX. Esta incipiente burguesía minera muy pronto pasaría a constituirse en burguesía agraria gracias a la disponibilidad de las tierras eclesiásticas y municipales desamortizadas.


Las instalaciones minero metalúrgicas del levante almerienses siendo uno de los puntos neurálgicos de la minería y metalurgia mundiales a mediados del siglo XIX se caracterizaban por el minifundismo que conllevaba una constante insolvencia financiera, el arrendamiento continuo de la explotación y la precariedad de medios técnicos, especialmente, a la hora de realizar conjuntamente el desagüe de la capa freática.


Desde 1880 los nuevos centros productivos de Linares, Córdoba y Ciudad Real y el incremento de la capacidad productiva de la sierra de Cartagena-La Unión ganan posiciones a la minería almeriense. A finales del siglo XIX el aumento de la de- manda británica provoca un espectacular y efímero desarrollo de la minería provincial con la construcción de nuevas instalaciones de carga, transporte y arrastre (infraestructuras ferroviarias, cables aéreos y embarcaderos).


La crisis siderúrgica de los años 20, la crisis del 29 y la competencia norteafricana inició una lenta agonía de la minería de Almería que desembocó en el cierre de la mayoría de las explotaciones antes de 1936.

PROTECCIÓN

Estado Régimen Tipología Jurídica Publicado en Fecha Número Página
Inscrito CG BOJA 12/02/2004 29 3760

FUENTES DE INFORMACIÓN

Información Bibliográfica

Incoación Genérica Colectiva en el CGPHA. Resolución de 18 de julio de 2002. 05/09/02, 17511.

Inscripción Genérica Colectiva al CGPHA. Resolución de 7 de enero de 2004. 12/02/04, 3760.

RESOLUCION de 7 de enero de 2004, de la Dirección General de Bienes Culturales, por la que se resuelve inscribir colectivamente con carácter genérico en el Catálogo General del Patrimonio Histórico Andaluz cuarenta y cuatro bienes inmuebles pertenecientes al Patrimonio Industrial relacionados con la minería de los siglos XIX y XX en la provincia de Almería.. 12/02/2004, 3760.



Compartir esto

¿Sabes cómo compartir?

Facebook Twitter Delicious Myspace Menéame
Los contenidos de esta web, incluidas las imágenes, están sujetos a una licencia de Creative Commons si no se indica lo contrario.
Creative Commons W3C W3C W3C
INSTITUTO ANDALUZ DEL PATRIMONIO HISTÓRICO

Sede Central:
Camino de los Descubrimientos, s/n. 41092 Sevilla
Tel. 955037000 | Fax 955037001

Centro de Arqueología Subacuática:
Balneario de la Palma. Duque de Nájera, 3. 11004 Cádiz.
Tel.956203394 | Fax.956203417