IAPH. Instituto Andaluz del Patrimonio Historico

Bienvenido

English | Español

Ayuda | Directorio | Contacto | Mapa

A+|A-

Enviar a un amigo

Imprimir

Junta de Andalucía Instituto Andaluz del Patrimonio Histórico Consejería de Cultura Logo del Instituto andaluz del Patrimonio histórico

Patrimonio Inmueble de Andalucía

Búsqueda

NAVEGACIÓN
  • Informe
Imagen de Molino de la Albolafia Más imágenes Cartografía Más Bibliografía Más Información

IDENTIFICACIÓN

Denominación: Molino de la Albolafia
Otras denominaciones: Rueda de la Albolafia Código: 01140210502
Caracterización: Arquitectónica
Provincia: Córdoba
Municipio: Córdoba

DESCRIPCIÓN

Tipologías
Tipologías Actividades P.Históricos Cronología Estilos
Molinos hidráulicos (Harineros) Molinería Edad Moderna

Descripción

El Molino de la Albolafia es uno de los más bellos y el más emblemático del conjunto de molinos hidráulicos, debido sobre todo a su noria de grandes dimensiones, que figuró en el sello distintivo del Consejo en el siglo XIV, siendo integrado en el actual escudo de la ciudad de Córdoba. Su primitiva función fue la de proveer de agua para el riego de las huertas del Alcázar, manteniéndose en uso al menos durante los siglos XIV y XV. La rueda de la noria se desmontó en 1492 por orden de la reina Isabel la Católica. Fue respuesta tras una actuación del arquitecto Félix Hernández en 1965, instalándose una nueva en 1994.

Se encuentra situado en la margen derecha del río Guadalquivir a 335,9 kilómetros de su nacimiento y próximo al puente romano de la ciudad.
Arquitectónicamente este molino es una amalgama de restos de diversas épocas, difíciles de datar. La parte más antigua parece ser de época medieval, y corresponde a los restos de un acueducto almohade. Lo que queda del acueducto es un arco y el arranque de otro.

Se observa en el edificio la existencia de unos trozos de muro, de sillería, con una imposta a media altura y en su coronación. Parece ser que fueron rehechos en tiempos de Alfonso XI, añadiéndosele los arquillos mudéjares que se conservan.
Este edificio, además de su función de riego, sirvió de punto vigía y defensivo. De la factura árabe del conjunto ha habido varias reconstrucciones. En el siglo XVI, tras ser sometido a una serie de reformas, se convierte en molino harinero y batán y sus nuevos propietarios, la Orden de Jesús y María, hicieron grandes obras, como la construcción de la proa cilíndrica y la nave que alberga dos piedras y sus correspondientes cubos de rodezno. Bajo las torres desmochadas se pusieron las piedras de molino.

El inmueble fue reformado en 1965 por Félix Hernández. Desde entonces hasta la actualidad éste consta de una nave con una parte rectangular cubierta con forjado moderno con paso transversal de bóveda de cañón y un ábside cupulado con arco toral que presenta proa al río, donde se encuentra una escalera de terraza alojada en el muro. Sobre la terraza suben dos muros en ángulo con arquerías. El muro sur cuenta con un arco de medio punto y tres de menor anchura en forma trebolada gótica sobre ménsulas con un característico rollo en nácela. Sobre estos arcos, el muro tiene imposta resaltada que indicaría el nivel del acueducto. La construcción es de sillería salvo en la arquería de herradura donde se mezcla con ladrillo.


Datos históricos

Es el molino de mayor antigüedad de los que estuvieron situados en la Parada del Puente, o en sus inmediaciones, como queda reflejado en los escritos redactados a finales del siglo VIII o principios del IX. Tras la toma de la ciudad en 1237, Fernando III concedió sus cuatro ruedas o piedras de moler una al obispo de Cuenca, otra a Tello Alfonso y dos más a Alfonso Téllez, pasando a ser mencionado como molino de Don Tello.

Durante los siglos XIV y XV el molino contó con cinco piedras de moler, dos de las cuales pertenecían a la Iglesia Mayor de la ciudad y las otras tres a miembros de la Oligarquía local. Desde principios del siglo XVI deja de aparecer citado en la documentación, englobándose con el nombre de Albolafia pasando a plena propiedad del Cabildo Catedralicio. Los cambios internos en el edificio debieron ser numerosos en el siglo XVII, ya que su fisonomía externa permanece invariables gracias a la existencia de grabados.

El molino fue desamortizado en 1855, pasando a manos de Rafael Sánchez Castañeda en 1870. Tras el fallecimiento del propietario sus hijas se hicieron cargo del molino que fue embargado por Hacienda en 1914, pasando la finca a propiedad del Estado, quien lo cedió al Ayuntamiento de Córdoba en 1965. La restauración fue llevada a cabo por el arquitecto Félix Hernández, quien volvió a colocar la gran noria en su lugar originario. La última intervención se llevó a cabo en 1992, cuando se reconstruyó la noria, aprovechando el momento para excavar el suelo del molino y dejar al descubierto los canales de paso de agua.

PROTECCIÓN

Estado Régimen Tipología Jurídica Publicado en Fecha Número Página
Inscrito BIC Monumento BOJA 21/07/2009 140 50

FUENTES DE INFORMACIÓN

Información Bibliográfica

CORDOBA DE LA LLAVE, Ricardo. Los Molinos Hidráulicos en la ciudad de Córdoba: estudio histórico y arqueitectónico. España . Ministerio de Fomento. Centro de Estudios Históricos de Obras Públics y Urbanismo, 01/01/2008. 84-7790-465-6.

Decreto 291/2009, de 30 de junio, por el que se inscriben en el CGPHA como BIC, con la tipología de monumento, los Molinos del Guadalquivir, en Córdoba.. 16/06/2009, -.



Compartir esto

¿Sabes cómo compartir?

Facebook Twitter Delicious Myspace Menéame
Los contenidos de esta web, incluidas las imágenes, están sujetos a una licencia de Creative Commons si no se indica lo contrario.
Creative Commons W3C W3C W3C
INSTITUTO ANDALUZ DEL PATRIMONIO HISTÓRICO

Sede Central:
Camino de los Descubrimientos, s/n. 41092 Sevilla
Tel. 955037000 | Fax 955037001

Centro de Arqueología Subacuática:
Balneario de la Palma. Duque de Nájera, 3. 11004 Cádiz.
Tel.956203394 | Fax.956203417