IAPH. Instituto Andaluz del Patrimonio Historico

Bienvenido

English | Español

Ayuda | Directorio | Contacto | Mapa

A+|A-

Enviar a un amigo

Imprimir

Junta de Andalucía Instituto Andaluz del Patrimonio Histórico Consejería de Cultura Logo del Instituto andaluz del Patrimonio histórico

Patrimonio Inmueble de Andalucía

Búsqueda

NAVEGACIÓN
  • Informe

IDENTIFICACIÓN

Denominación: Salina de Las Grajeras
Código: 01230020208
Caracterización: Etnológica
Provincia: Jaén
Municipio: Alcalá la Real

DESCRIPCIÓN

Tipologías
Tipologías Actividades Cronología
Salinas Salina (Actividad) 1900/1939

Descripción

La salina de Las Grajeras se sitúa al Noroeste del término municipal de Alcalá la Real y al Sur de la aldea de Las Grajeras. Se encuentra enclavada al fondo del Barranco del Perro, de difícil acceso, por el cual discurre un curso de agua salada conocido como arroyo de Muriana.

El espacio físico que la circunda está caracterizado por el cultivo olivarero, aunque al Norte de la explotación encontramos terrenos baldíos poblados un reducido número de olivos, en los que destaca la total ausencia vegetación arbórea o arbustiva, mientras que al Sur de la misma hay que destacar la presencia de abundante arbolado y matorral asociado a los cursos de agua, entre las que podemos destacar los tajares.

Siguiendo la tipología de Quesada (1996), estamos ante una salina de montaña que forma parte del grupo localizado en el área Suroccidental de la provincia de Jaén sobre los valles transversales de la Cordillera Subbética, territorios caracterizados por constituir puntos de contacto entre los materiales calcáreos procedentes de la sierra y los materiales sedimentarios, arcillas y margas de los cursos fluviales. La captación de la salmuera, de origen superficial, se realiza a través de la derivación de un venero superficial hacia una alberca de planta circular, que también funciona como pozo complementario durante el periodo de sequía estival.

A nivel morfológico, se trata de una salina de pequeñas dimensiones situada en el fondo de un barranco salado que aprovecha los cursos de agua salada adecuando su forma a las posibilidades del terreno. Debido al estado de abandono y la erosión provocada por la cercanía del arroyo salado, se hace bastante difícil distinguir la disposición y morfología original de sus elementos estructurales. Dispuesta en la margen izquierda del arroyo salado (Norte), sus elementos se extienden siguiendo una orientación Oeste-Este.

ÁREA DE CAPTACIÓN Y ACUMULACIÓN
En el extremo más oriental de la explotación, coincidiendo con la cabecera de la misma, se ubica el pozo-alberca calentador que se nutre del caudal superficial de salmuera. Presenta forma circular y está facturado en piedra de mediano y pequeño tamaño, unida con barro salado procedente del lecho del arroyo, caracterizado por tu tono rojizo. Presenta un diámetro aproximado de 1¿50 metros. En su lado Norte, la estructura se abre para facilitar la extracción del agua salada hacia los cuerpos de pozas, situados frente al a la estructura circular, que se van extendiendo hacia el Este. En lo relativo a existencia.
de desagües o canalizaciones de salida, no han podido ser identificadas. Presenta signos de haber sido golpeado por una roca procedente del barranco, habiendo perdido parte de su estructura muraria en el lado Norte.

SUPERFICIE DE CRISTALIZACIÓN
La superficie dedicada a la cristalización de la salmuera está dividida en dos cuerpos de pozas diferenciados. Según las informaciones obtenidas, el número total de pozas oscilaba entre treinta y cuarenta pozas, aunque actualmente solo han podido documentarse menos de ocho eras. En lo que respecta al primer cuerpo de pozas, situado frente a la estructura circular, han sido identificadas al menos tres pozas de modestas dimensiones, realizadas en piedra y cemento, con delimitaciones perimetrales del mismo material. Se encuentran totalmente anegadas de barro y una buena parte de sus elementos se encuentran dispersos por la superficie de la explotación, así como a lo largo del lecho del arroyo.

Si continuamos hacia el Este, por la margen izquierda del río, encontramos el segundo cuerpo de pozas. Se encuentra distribuido en diferentes planos altitudinales, con el fin de facilitar el trasvase de la salmuera entre las diferentes charcas o pozas de cristalización. En su cabecera se encuentra lo que podría ser un calentador dosificador, parcialmente visible, ya que por sus dimensiones y elevación con respecto al resto de estructuras evidencian una función diferente a la del resto de elementos estructurales presentes.

A continuación, se extiende una hilera de charcas, con forma cuadrada y rectangular, de las que solo se distinguen, en algunas zonas, sus delimitaciones perimetrales, realizadas en piedra y cemento. Algunas de las charcas presentan suelo empedrado, aunque la mayor parte están realizados en arcilla apisonada. La mayor parte de esta superficie permanece oculta bajo la vegetación halófila y rudelar, y en la superficie de una de las pozas ha crecido un taraje. En la margen izquierda se distingue un lienzo de muro realizado en piedra, que se extiende de Este a Oeste, cuya función no era otra que delimitar el espacio productivo y contener las aguas y coladas de barro.


Datos históricos

A pesar de que el territorio de Alcalá la Real se encuadró en la Encomienda de la Orden de Calatrava, en cuya jurisdicción se han documentado un elevado número de explotaciones salineras, no hemos encontrado referencias que indiquen la existencia de salinas en el periodo anterior al siglo XX. A tenor de los testimonios orales recogidos durante la realización del trabajo de campo, la salina fue construida durante las primeras décadas del siglo XX por Romualdo Vera, vecino de la aldea de Las Grajeras. Tras el descubrimiento fortuito del venero, Romualdo regaló una parte de la salina a su hermano Quintín.

Tras la muerte de los dos primeros propietarios, la salina pasó a sus herederos, entre los que se encuentra Romualdo Vera Pérez, padre de las informantes. La salina está muy repartida entre los herederos de los dos primeros propietarios. Liborio Gutiérrez Gutiérrez, marido de Sara Vera Torres (nieta de Romualdo, el descubridor del venero), compró parte de la concesión del agua a uno de los tíos de su esposa, llamado Domingo Vera. La salina ha permanecido inactiva desde hace aproximadamente veinte años.

FUENTES DE INFORMACIÓN

Información documental

Archivo de la Delegación Provincial de la Consejería de Cultura de Jaén. Francisco Cobo de Guzmán Godino, Documentación Técnica para la Inscripción Colectiva como Bienes de Catalogación General de salinas de interior de la provincia, incorporando información en torno a la actividad extractiva y recolectora de la sal. Salina de Las Grajeras. , 2010.



Compartir esto

¿Sabes cómo compartir?

Facebook Twitter Delicious Myspace Menéame
Los contenidos de esta web, incluidas las imágenes, están sujetos a una licencia de Creative Commons si no se indica lo contrario.
Creative Commons W3C W3C W3C
INSTITUTO ANDALUZ DEL PATRIMONIO HISTÓRICO

Sede Central:
Camino de los Descubrimientos, s/n. 41092 Sevilla
Tel. 955037000 | Fax 955037001

Centro de Arqueología Subacuática:
Balneario de la Palma. Duque de Nájera, 3. 11004 Cádiz.
Tel.956203394 | Fax.956203417