IAPH. Instituto Andaluz del Patrimonio Historico

Bienvenido

English | Español

Ayuda | Directorio | Contacto | Mapa

A+|A-

Enviar a un amigo

Imprimir

Junta de Andalucía Instituto Andaluz del Patrimonio Histórico Consejería de Cultura Logo del Instituto andaluz del Patrimonio histórico

Patrimonio Inmueble de Andalucía

Búsqueda

NAVEGACIÓN
  • Informe
NAVEGACIÓN DE REGISTROS 1 de 8| primera imagen anterior siguiente última imagen
Imagen de Castillo de Gigonza Cartografía Más Bibliografía Más Información

IDENTIFICACIÓN

Denominación: Castillo de Gigonza
Otras denominaciones: Torre de Jigonza ; Castillo de Jigonza ; Torre de Gigonza ; Baños de Gigonza Código: 01119020098
Caracterización: Todas
Provincia: Cádiz
Municipio: San José del Valle
Códigos relacionados

Pertenece a:
Código Denominación
01110200050 Baños de Gigonza

DESCRIPCIÓN

Tipologías
Tipologías Actividades P.Históricos Cronología
Cortijos Actividad agropecuaria Edad Contemporánea
Baños públicos Actividad de sociabilidad Edad Contemporánea
Palomares Avicultura Edad Contemporánea
Capillas (Edificios) Edad Contemporánea
Castillos Defensa Edad Media

Descripción

Complejo arquitectónico dotado de un castillo tiene planta casi cuadrada y dos cuerpos. A la entrada principal se accede por las escaleras que formaban la balaustrada, que es baja y estrecha, con un dintel y dos fuertes impostas, y con un óculo que en su interior es un vano con arco ojival. Sobre la puerta presenta una estrecha ventana en arco de herradura. Al piso superior se accede a través de una angosta escalera, desde donde se sale al exterior, a través de un vano con arco de herradura. Este piso se cubre con bóveda vaída y en sus paramentos hay ventanales. En su interior hay unas panoplias con armas antiguas. La fortaleza tiene una cerca con patio de armas a donde se accede por una puerta con arco de medio punto y rematada con un escudo nobiliario. Asimismo, en la cara interna, sobre el portón, hay otro escudo, posiblemente más antiguo, que tiene un león rampante y cuatro barras verticales que corresponde a la Casa de Arcos.

Según una lápida existente, en 1848 se construyó la actual capilla y se transformó la fortaleza ampliándose con una "casa de baños", siendo dueño del lugar don Francisco de Ponce de León. La capilla se sitúa en el patio de acceso o antiguo patio de armas del castillo, y cuenta con una bóveda corrida; aunque desmantelada, conserva un pequeño retablo y el púlpito.
Probablemente las dependencias de los baños coexistieron con viviendas de campesinos y diversas instalaciones agrícolas, si bien en el siglo XX la edificación acabaría por dedicarse en su totalidad a los cometidos agropecuarios.
Muy fragmentada la propiedad en la actualidad, lo que explica la compartimentación del conjunto, mantiene algunos rasgos de su carácter defensivo medieval "muros almenados, pequeña portada con arco adovelado con escudo de armas, y sobre todo la torre", pero los espacios interiores, patios y dependencias se encuentran muy alterados.
Las edificaciones se organizan mediante una sucesión de patios escalonados, comunicados entre sí por estrechos pasajes, en torno a los cuales se van disponiendo las dependencias de habitación y labor.
El primero de los patios corresponde a la edificación medieval, el resto se construyen en el momento del balneario. El primer patio es el del señorío, con la vivienda principal, las antiguas dependencias de invitados y la escuela. En el patio intermedio se sitúan las cuadras, y junto a ellas la talabartería y herrería. El último patio o de arriba, en cota más elevada, era el de la posada, que hoy se dedica a almacenes. Los patios de la posada y señorío contaron con galerías perimetrales, hoy parcialmente derruidas o tapiadas, con pilares de fundición, viguería de madera y ladrillo por tabla o adintelada con soportes de ladrillos y vigas de madera.

La torre militar es el elemento arquitectónicamente más interesante. Cuadrada, con dos plantas y paseo de ronda almenado en cubierta, se construye, al igual que el resto del castillo, con gruesos muros de mampostería de cantos irregulares y sillarejos, con refuerzos de sillares en las esquinas y en los huecos abocinados. La planta alta se cubre mediante una superficie abovedada de planta circular trasdosada que se conserva en buen estado. La portada de acceso al castillo está construida con sillares bien labrados, al igual que los refuerzos de la torre. Sobre el arco de entrada pervive el escudo nobiliario de la familia propietaria, tallado en la misma piedra.

Conviene destacar por su singularidad y tamaño el antiguo palomar existente en el patio de acceso, constituido por un cajón de muros de fábrica en el que se insertan transversalmente otros muros, convenientemente taladrados para cobijar a las palomas.
En el exterior de la fortaleza han proliferado otras dependencias para acoger funciones estrictamente agrícolas: casa de máquinas, gañanía, estancia y zahurda, extendiéndose por las inmediaciones corrales y cercados para ganado bovino.


Datos históricos

Este castillo formaba parte del conjunto de fortalezas de la campiña gaditana, entre las que se encuentran el Alcázar de Jerez, Melgarejo, así como los restos de Gibalbín, Torre Cera, Lopera,... El origen de este castillo es musulmán y su historia bélica está muy ligada al periodo de reconquista y a la figura de Enrique II, ya que en 1371 los castellanos obtuvieron una victoria sobre los musulmanes en sus inmediaciones y de este castillo tomó el nombre la batalla, en la que obtuvieron los castellanos numerosos cautivos, tanto de ultramar como de los vecinos malagueños.

Conjunto constructivo ha sufrido un fuerte proceso de transformación y readaptación a sucesivos usos. La Gigonza "Gisgonza, o Baños de Gigonza según se denomina también habitualmente" corresponde a un asentamiento de notable importancia histórica que ha proporcionado cuantiosos hallazgos arqueológicos. El enclave, favorecido por sus manantiales y por su estratégica posición eminente sobre la campiña al pie de la sierra del Valle, en la transición hacia los macizos montañosos del interior de la provincia, se relaciona con la población romana de Saguntia, en la vía de comunicación que enlazaba el valle del Guadalquivir con la costa atlántica por Asido "Medina Sidonia".
Está certificada la continuidad de su poblamiento en la Edad Media, cuando adquiere relevancia como fortaleza fronteriza. Siguiendo a Pérez Cebada, en época musulmana se apunta la existencia de un molino aceitero movido por energía hidráulica en la Gigonza, lugar que ostenta la categoría de "castillo", con un poblado anejo. Su conquista se produce en la segunda mitad del siglo XIII, convirtiéndose durante un tiempo en la posesión más avanzada de los cristianos, perteneciente a Arcos y luego, desde 1333, a Jerez, como parte del "término" de Tempul. Según el Repartimiento de Arcos, Pedro Martínez de Fe recibió la concesión de un importante donadío "consistente en casas, molino, aceña, huerta en la alcaría de Gigonza". En sus inmediaciones se dio en el siglo XIV una famosa escaramuza fronteriza entre castellanos, africanos y granadinos: "Llamóse ésta la de Gigonza por ser allí tan señalada vatalla"". En la siguiente centuria está en manos de Peyo de Rivera, cuñado del Almirante Mayor de Castilla, quien en 1477 solicita la venia real para vender el castillo al marqués de Cádiz, don Rodrigo Ponce de León, mientras surgen noticias de la apropiación por vecinos de los pueblos limítrofes de campos cercanos al lugar. A fines del XVI figura como "cortijo" dedicado a la explotación de dehesas y tierras de labor, que se amplía a costa de las suertes repartidas con anterioridad a pequeños labradores y para el que se solicita en 1589 licencia para la instalación de un molino. Más adelante, a mediados del siglo XVIII, la dehesa de Gigonza y la Parrilla queda recogida en el Catastro de Ensenada como tierra de propiedad particular, a nombre de Juan Pérez de Gallegos, en el término de Tempul, con una cabida de 779 aranzadas para el aprovechamiento de pasto y sembradura. A mitad del XIX, Madoz califica la Gigonza de "despoblado", es decir, que antaño tuvo rango urbano, y de"caserío y baños minerales", dando noticia de la reciente construcción de unos baños con las aguas minerales de su fuente, establecimiento que gozaría durante décadas una notable concurrencia.
Según una lápida existente, en 1848 se construyó la actual capilla y se transformó la fortaleza ampliándose con una "casa de baños", siendo dueño del lugar don Francisco de Ponce de León.

PROTECCIÓN

Estado Régimen Tipología Jurídica Publicado en Fecha Número Página
Inscrito BIC Monumento BOE 29/06/1985 155

FUENTES DE INFORMACIÓN

Información Bibliográfica

CHIC GARCÍA, Genaro. Lacca. 1980, pp. 259-74.

OROZCO ACUAVIVA, Antonio; ANTÓN SOLÉ, Pablo. Historia medieval de Cádiz y su provincia a través de sus castillos. Excelentísima Diputación de Cádiz, 1976. 4300549.

Información documental

Archivo Central de la Consejería de Cultura. Inventario de yacimientos arqueológicos de la Provincia de Cádiz. Castillo de Gigonza, 1987.

Junta de Andalucía. Consejería de Vivienda y Ordenación del Territorio. ALADRO PRIETO, José Manuel; LEDO MÁRQUEZ, Pedro; ORÚE VÁZQUEZ, Jesús, Inventario Cortijos, Haciendas y Lagares. Provincia de Cádiz. La Gigonza., 1993.



Compartir esto

¿Sabes cómo compartir?

Facebook Twitter Delicious Myspace Menéame
Los contenidos de esta web, incluidas las imágenes, están sujetos a una licencia de Creative Commons si no se indica lo contrario.
Creative Commons W3C W3C W3C
INSTITUTO ANDALUZ DEL PATRIMONIO HISTÓRICO

Sede Central:
Camino de los Descubrimientos, s/n. 41092 Sevilla
Tel. 955037000 | Fax 955037001

Centro de Arqueología Subacuática:
Balneario de la Palma. Duque de Nájera, 3. 11004 Cádiz.
Tel.956203394 | Fax.956203417