IAPH. Instituto Andaluz del Patrimonio Historico

Bienvenido

English | Español

Ayuda | Directorio | Contacto | Mapa

A+|A-

Enviar a un amigo

Imprimir

Junta de Andalucía Instituto Andaluz del Patrimonio Histórico Consejería de Cultura Logo del Instituto andaluz del Patrimonio histórico

Patrimonio Inmueble de Andalucía

Búsqueda

NAVEGACIÓN
  • Informe
Imagen de Molino del Calabazar Más Bibliografía Más Información

IDENTIFICACIÓN

Denominación: Molino del Calabazar
Código: 01140070248
Caracterización: Arquitectónica, Etnológica
Provincia: Córdoba
Municipio: Baena

DESCRIPCIÓN

Tipologías
Tipologías Actividades P.Históricos Cronología Estilos
Molinos hidráulicos (Harineros) Molinería Edad Moderna

Descripción

El molino del Calabazar está alimentado por un caz o concejil que parte de la azuda o presa situada 300 m. aguas arriba del Marbella (hacia el Sur). La azuda se conserva en la actualidad en muy buenas condiciones. Se trata de una azuda de mampostería y hormigón, con cubierta superior en parte de cemento y en parte de mampostería y rostro (parte superior) recto, provista de una pendiente de inclinación media y cuyas dimensiones alcanzan los 13,5 x 10 x 10 x 10 m., es decir, que su planta es casi cuadrada salvo por el hecho de que, como todas las documentadas en el Marbella, es más extensa por la parte que enfrenta a la corriente, que es el lado Sur . De su lado occidental arranca el caz a través del boquerón abierto en un muro de mampostería y cemento de 1,30 m. de altura; en la actualidad está cegado, dado que ya no se utiliza el molino.

El caz hace su recorrido de 300 m. hasta alcanzar el molino excavado directamente en el terreno y está muy bien marcado por las cañas que han crecido en su interior y por seguir el trazado de las curvas de nivel que delimitan la terraza fluvial de la vega del Marbella, separando dos zonas de cultivo de olivar. A su llegada a la altura de molino, gira en ángulo recto hacia el Este formando un acceso de planta rectangular y 40 m. de longitud. Dicho giro se produce en un lugar donde el caz aparece revestido de cemento y donde se conservan dos compuertas o aguatochos, una que da paso al agua hacia el Este, para mover el molino, y otra que da paso hacia el Norte, por donde el caz continúa para el riego de las huertas ubicadas en la Vega Abajo.

El acceso del agua al molino está formado por un pasillo de 40 m. de longitud y 6 de anchura, con paredes edificadas en mampostería, que se va elevando conforme discurre hacia el Este y va aproximándose al inmueble del molino; este acceso conserva en buen estado sus muros de mampostería, visibles por los lados Norte y Sur y que se elevan por el interior 70 cm. formando una especie de balsa.

En el extremo Este de la balsa se abren las dos rampas que conducían el agua hasta los dos rodeznos con que el molino contaba. En esta zona la balsa alcanza casi los 7 m. de anchura y las entradas a las rampas tienen 1 m. (Norte) y 80 cm. (Sur) de anchura; la primera (Norte) conserva las agujas para el encaje del aguatocho a 4 m. de que comience el descenso de la rampa y la segunda (Sur) la presenta a 1,60 m. de dicho descenso. Ambas están separadas por un partidor de 1,40 m. de anchura y planta rectangular. Un par de metros antes de llegar a la entrada de las rampas aparece el habitual ladrón en el muro septentrional del molino, alcanzando los 90 cm. de anchura y casi 1 m. de altura que es la conservada por el muro de la balsa en esta zona de entrada a las rampas.

Al Este de este conjunto aparece el inmueble donde estuvo ubicada la sala de molienda, hoy desmontada. Se conserva el muro occidental de dicha sala, a donde van adosadas las rampas de entrada del agua, edificado en mampostería y ladrillo y parcialmente encalado; se conserva también una de las salidas de los cárcavos, que aparece medio oculta por los escombros resultantes del derribo del propio molino, lo que significa que dichas estructuras permanecen aún intactas bajo el nivel del terreno actual.

Por último, en la casa de campo próxima, propiedad del dueño del molino, se conservan varias de las piedras de moler desmontadas del inmueble. Todas ellas presentan el típico rayado La Ferté, una conserva la lavija y el cenllo de hierro que la rodeaba, en tanto otra dispone de un eje de prolongación del palahierro que se utilizaba para, unido mediante correas, mover las poleas que transmitían el movimiento de las piedras a otra maquinaria del molino (limpias, despuntadoras, sasores, etc.).

Actualmente el molino se encuentra arruinado y sin uso. Sin embargo, conserva elementos de arquitectura hidráulica de gran interés: la presa de deriva, el caz o concejil, la balsa y la entrada a las rampas. Por otra parte, la antigua sala de molienda conserva bajo el actual nivel del terreno las bóvedas de los cárcavos, todo lo cual hace que sea fácil su recuperación como molino hidráulico.

FUENTES DE INFORMACIÓN

Información documental

Archivo de la Delegación Provincial de la Consejería de Cultura de Córdoba. Delegación de Cultura de Córdoba, Documentación Técnica del conjunto de norias, aceñas y molinos fluviales de la Cuenca Hidrógráfica del Río Guadajoz. Molino del Calabazar, 2008.



Compartir esto

¿Sabes cómo compartir?

Facebook Twitter Delicious Myspace Menéame
Los contenidos de esta web, incluidas las imágenes, están sujetos a una licencia de Creative Commons si no se indica lo contrario.
Creative Commons W3C W3C W3C
INSTITUTO ANDALUZ DEL PATRIMONIO HISTÓRICO

Sede Central:
Camino de los Descubrimientos, s/n. 41092 Sevilla
Tel. 955037000 | Fax 955037001

Centro de Arqueología Subacuática:
Balneario de la Palma. Duque de Nájera, 3. 11004 Cádiz.
Tel.956203394 | Fax.956203417