IAPH. Instituto Andaluz del Patrimonio Historico

Bienvenido

English | Español

Ayuda | Directorio | Contacto | Mapa

A+|A-

Enviar a un amigo

Imprimir

Junta de Andalucía Instituto Andaluz del Patrimonio Histórico Consejería de Cultura Logo del Instituto andaluz del Patrimonio histórico

Patrimonio Inmueble de Andalucía

Búsqueda

NAVEGACIÓN
  • Informe
Imagen de Molino de la Piedra Más Bibliografía Más Información

IDENTIFICACIÓN

Denominación: Molino de la Piedra
Otras denominaciones: Molino de la Peña Código: 01140070245
Caracterización: Arquitectónica, Etnológica
Provincia: Córdoba
Municipio: Baena

DESCRIPCIÓN

Tipologías
Tipologías Actividades P.Históricos Cronología Estilos
Molinos hidráulicos (Harineros) Molinería Edad Contemporánea

Descripción

El molino está situado en la margen izquierda del río Marbella, a escasos metros al Oeste del cauce y junto al costado oriental de una roca cortada a pico que le ha dado nombre. Dicha roca conserva restos en su parte superior de haber sido utilizada como cantera para la construcción, quizá incluso para la extracción de piedras de molino, debido al trazado circular de algunas de las huellas de labores de cantería.

El molino está alimentado por un caz que sigue un recorrido suroeste-noreste y que partía desde una azuda situada justo en el meandro que el río describe frente a la actual ermita de los Ángeles, alcanzando un recorrido total de unos 200 m. La azuda ha desaparecido por completo, no observándose resto alguno de ella en superficie. Del caz se conserva sólo el tramo final, visible unos 30 m. antes de la entrada en la balsa del molino, y está construido con paredes de mampostería y hormigón. Sin embargo, su trazado es fácil de reconstruir al estar conservado en parte (aunque muy cubierto por la vegetación y los rellenos de tierra) y adaptarse al relieve del aterrazamiento que delimita por el Oeste la vega fluvial.

El inmueble se encuentra situado en la margen derecha del río Marbella, en una terraza fluvial rodeada de olivares y junto al costado oriental de una elevada formación rocosa que le da nombre, como se aprecia en las vistas generales del molino tomadas desde los ángulos sureste y noreste.

A su llegada al molino por su lado meridional, el caz se ensancha para formar una balsa de 6 m. de anchura y 24 de longitud. La balsa está muy colmatada de aportes sedimentarios y vegetación, de forma que no resulta visible su pavimento, conservando los muros una altura entre 60 y 80 cm. al interior; está edificada en mampostería con enlucido de cemento.

En el extremo septentrional de la balsa, adosados al muro Sur de la sala de molienda, aparecen los cubos de entrada del agua a los rodeznos. En este caso, no se trata de rampas, sino de cubos verticales de sección circular de 1,40 (cubo Oeste) y 1,50 m. de diámetro (cubo Este) separados por un partidor de planta semicircular de 2,50 m. de anchura. Ambos cubos presentan un pasillo para la entrada del agua de 80 cm. (cubo Oeste) y 70 cm. (cubo Este) de anchura y 80 cm. de altura en ambos casos, postigo donde subsisten las agujas o rebajes labrados en la piedra para el encaje de los aguatochos (compuertas) e incluso en uno de ellos, el oriental, se conserva el marco de madera y parte de la antigua compuerta.

Los cubos, edificados en sillería de buena labra, con su parte superior enlucida de cemento, presentan una profundidad (o altura) superior a los 3,50 m. y una abertura de sección cuadrangular en su lado Norte que constituye la entrada al cárcavo, en cuyo extremo interior se colocaría el saetillo. Los cubos salvan en recorrido vertical la altura que media entre la balsa y los cárcavos del molino, de 4 m. (entre los 390 y los 386 m. de altura total). Cuatro metros antes de la llegada a los cubos, el muro oriental de la balsa de abre al exterior mediante un ladrón de 70 cm. de anchura que permitía la salida del agua hacia el Este (es decir, hacia el cauce del Marbella) para regular las crecidas.

La balsa está conectada con un edificio integrado por dos crujías de doble planta y forma de L. De esas dos crujías, la sala de molienda propiamente dicha es la que se adosa al muro Norte de la balsa, edificio de planta rectangular orientado en sentido Este-Oeste, y al que se une, por su lado occidental, otro inmueble extendido en dirección Norte-Sur que constituye un ala dedicada a almacén y vivienda. Esta segunda nave tiene su entrada por el lado occidental del molino, justo al pie de la peña, y la puerta que en ella se conserva sería el acceso principal al molino, pues da al camino que baja desde la carretera del Zambudio y que sería el camino habitual utilizado para acceder al molino desde Baena. Está provista de doble planta y comunica, por su interior, con la sala del molino y, por la planta alta, con el acceso a los cubos que se realiza mediante una escalera situada en el muro sur de esta crujía. Desde este ángulo (lado Oeste del molino), el inmueble aparece con el perfil habitual de este tipo de construcciones, pues se observan los últimos 20 m. del trazado de la balsa, edificada en mampostería y que tiene 3,80 m. de altura a su llegada a la casa, que se unen con el edificio encalado. Por el lado oriental, el molino presenta el mismo perfil, aunque aquí el muro oriental de la balsa se une directamente con la sala de molienda por su lado meridiona.

La sala de molienda presenta su fachada al Norte, conservando doble planta y seis grandes vanos de sección rectangular, algunos de ellos parcialmente tapiados. En su interior se situaban dos piedras de moler, en correspondencia con los dos cubos asociados en la parte meridional, de las cuales se conserva en su primitivo emplazamiento la perteneciente al cubo Oeste; se aprecia el banco donde va situada la piedra solera o inferior, conserva le piedra corredera circundada por dos cenllos de hierro, y posiblemente el rodezno se halle aún conservado en el cárcavo. La salida de dichos cárcavos no se observa, al halarse recrecido el terreno situado delante del inmueble, aunque sí se conservan restos, a unos 10 m. de esta fachada, del socaz que devolvía el agua empleada en el molino al río Marbella.

Esta sala de molienda está hoy dividida en dos habitaciones en planta baja y cuenta con una planta elevada que reproduce las dimensiones de la inferior. En su ángulo suroeste se sitúan unas escaleras de acceso a la primera planta del edificio anejo que continúan, por la parte externa de dicho edificio hasta alcanzar la parte superior de la balsa, a fin de acceder a los cubos y aguatochos desde el interior del molino.

Se trata de un inmueble muy bien conservado que, pese a su estado de abandono, conserva intactos el último tramo del caz, la balsa, los cubos, los edificios que formaban la sala de molienda y almacén (o vivienda) y una de las piedras de moler. Su restauración es fácil, teniendo en cuenta, además, que su propietario desea rehabilitar el inmueble respetando su arquitectura molinar. Tan sólo cabe lamentar la desaparición de la azuda que alimentaba al molino.

FUENTES DE INFORMACIÓN

Información documental

Archivo de la Delegación Provincial de la Consejería de Cultura de Córdoba. Delegación de Cultura de Córdoba, Documentación Técnica del conjunto de norias, aceñas y molinos fluviales de la Cuenca Hidrógráfica del Río Guadajoz. Molino de la Piedra, 2008.



Compartir esto

¿Sabes cómo compartir?

Facebook Twitter Delicious Myspace Menéame
Los contenidos de esta web, incluidas las imágenes, están sujetos a una licencia de Creative Commons si no se indica lo contrario.
Creative Commons W3C W3C W3C
INSTITUTO ANDALUZ DEL PATRIMONIO HISTÓRICO

Sede Central:
Camino de los Descubrimientos, s/n. 41092 Sevilla
Tel. 955037000 | Fax 955037001

Centro de Arqueología Subacuática:
Balneario de la Palma. Duque de Nájera, 3. 11004 Cádiz.
Tel.956203394 | Fax.956203417