IAPH. Instituto Andaluz del Patrimonio Historico

Bienvenido

English | Español

Ayuda | Directorio | Contacto | Mapa

A+|A-

Enviar a un amigo

Imprimir

Junta de Andalucía Instituto Andaluz del Patrimonio Histórico Consejería de Cultura Logo del Instituto andaluz del Patrimonio histórico

Patrimonio Inmueble de Andalucía

Búsqueda

NAVEGACIÓN
  • Informe

IDENTIFICACIÓN

Denominación: Teatro Romano de Guadix
Otras denominaciones: Teatro de la Colonia Ivlia Gemella Acci ; Huerta de los Lao Código: 01180890139
Caracterización: Arqueológica
Provincia: Granada
Municipio: Guadix

DESCRIPCIÓN

Tipologías
Tipologías P.Históricos/Etnias
Teatros Época romana

Descripción

El teatro romano de Guadix, la antigua Colonia lulia Gemella Acci, pasa a engrosar el exiguo listado de teatros romanos conocidos en nuestra comunidad autónoma (Cádiz, Baelo Claudia, Singilia Barba, Carteia, Corduba, Acinipo, Itálica, Málaga y Urso) aunque haya alguno más de los que se tienen antiguas referencias como el de Astigi (Écija), Cástulo o Hispalis (Sevilla) o evidencias actuales como el de Sexi (Almuñécar).

Del teatro romano de Guadix se ha excavado 1.000 metros cuadrados de superficie, sin contar con la prolongación hacia el Norte de la galería de drenaje y el muro de sillares que podría corresponder al parascaenium.

La primera estructura en definirse y la más imponente es el scaenae frons. Tiene una longitud de 48,90 metros y una anchura de 5,63 metros, que en la base de la cimentación, es de 7,10 metros (24 pies romanos). Desde la base de la cimentación, la altura máxima conservada es de 3,06 metros. La cimentación (hiladas 1 a 3) se construyó poniendo hiladas de sillares longitudinales a modo de encofrado que a veces se encajaban con otros transversales tras lo cual el interior se rellenó con hormigón. A partir de la cuarta hilada los sillares se disponen a soga y tizón con una hilada de sillares intermedios en las alas laterales. Los sillares de la cuarta hilada, puestos a tizón, resultan especialmente grandes con unas dimensiones medias de 1,70 metros de longitud por una anchura de 0,5 metros. Antes de colocar esta hilada, los constructores habían marcado en los sillares de la tercera hilada la línea a partir de la cual debían ponerse, lo mismo que en la cuarta marcaron las líneas donde se pondrían la quinta. A partir de ahí los sillares se colocan con idéntica alineación. Se conservan en total seis hiladas de sillares.
Actualmente el scaenae frons se encuentra arrasado hasta la cota de las puertas (valva) que comunicarían con la parte posterior (postscaenium); el umbral de dichas puertas podría llegar a determinarse, dado que cuando se humedece la parte superior del hormigón del scaenae frons son visibles las improntas de los sillares expoliados.

El proscaenium (escenario) tiene una longitud de 37,89 metros (128 pies) y una anchura de 7,5 metros, en total 284,17 metros cuadrados, quedando por excavar sólo 36,5 metros cuadrados. El escenario se separa de la orchestra con el frons pulpiti, un muro que en planta muestra una exedra semicircular central y tres nichos cuadrangulares a ambos lados de la misma. Las escaleras para acceder desde la orchestra al escenario se sitúan a ambos lados de la exedra: son tres peldaños de 22 centímetros de altura y una huella también de 22 centímetros. El frente del frons pulpiti presenta en todos sus habitáculos restos de las pinturas que lo decorarían. Este muro, más arrasado hacia el Oeste, conserva desde la exedra central hasta el Este. toda su elevación (65 centímetros visibles; 1,20 metros. incluyendo los cimientos). El muro, de 60 centímetros de ancho, se construyó con encofrados de hormigón (cuyos mechinales son visibles en la cara interna -zona del hyposcaenium) y estaría rematado por cornisas de 50 centímetros de altura y 30 centímetros de ancho. Gran número de estas cornisas se encontraron dispersas en el relleno del hyposcaenium; con una longitud de 87 centímetros, tienen dos encajes de sección cuadrangular de 13,5 centímetros de anchura y 12 centímetros de profundidad donde encajarían las vigas que soportarían la tablazón del escenario. Estos encajes separados entre sí por 30 centímetros estaban labrados a 15 centímetros del borde, por lo que al unir varias cornisas la separación de las vigas sería siempre la misma, 30 centímetros Si se suma los 50 centímetros de la cornisa a la elevación visible del muro, 65 centímetros se concluye que el escenario estaría 1,15 metros sobre la orchestra.

Bajo el escenario está el hyposcaenium, habitáculo destinado a la tramoya y decorados. Aunque el suelo del mismo está arrasado, en la cara interna del frons pulpiti se conserva el resalte del mismo. Con este dato y sabiendo la cota a la que estarían las vigas que aguantarían el escenario documentándose que la altura útil de este espacio sería de 1,30 metros. Actualmente se encuentra colmatado por números elementos arquitectónicos (basas, capiteles y cornisas) así como algunos sillares que también muestran similares encajes a los de las cornisas y que estarían puestos en la cara interna del scaenae frons. Como elementos reseñables en este relleno están un capitel de estilo corintio y otro de estilo jónico, evidencia de la superposición de órdenes en la decoración arquitectónica del scaenae frons.

De la zona de la orchestra se han excavado 26 metros cuadrados, a los que habría que sumar los 23 metros cuadrados del espacio donde desemboca el aditus y donde se encuentran los dos primeros registros de la galería de drenaje. La plataforma de la orchestra está construida con sillares de calcarenitas de distinto tamaño perfectamente encajados entre sí. Que existía una solería de mármol lo prueban los escasos fragmentos dispersos de losas que se han encontrado sobre el nivel de abandono, así como el rudus de grava y cal sobre el que irían puestas, y que cubría la zona de la orchestra próxima a la exedra central. Junto al perfil se conservan dos sillares que conforman dos peldaños de la scalaria que bordearía el aditus occidental; la particular disposición transversal de los sillares que servirían de plataforma al muro lateral del aditus indican el trazado que seguiría éste. La alineación de la pared del aditus (y borde de la estructura del graderío) se puede concretar por las marcas talladas sobre estos sillares; con esta información y la teórica prolongación del frons pulpiti se puede determinar que la anchura del aditus sería de 4.36 metros. Bajo el nivel de circulación de este pasillo lateral discurre una galería con bóveda de medio cañón, de 40 centímetros de anchura y 1,82 de altura máxima, que serviría para el drenaje de la capa freática y la evacuación del agua de la lluvia (junto a la scalaria vemos un canal tallado en los sillares que canalizaría el agua de lluvia acumulada sobre la orchestra hasta el primer registro). Si se tiene presente la cota superior de la bóveda de la galería y que en el punto que ésta gira hacia el Noreste, buscando la salida, el terreno natural está 70 centímetros más alto que el nivel de circulación de la orchestra, se puede concretar que el acceso al teatro sería mediante una rampa ligeramente descendente. De esta forma el aditus juega un papel trascendental al ser eje visual que pone en comunicación directa los espacios y luces de la orchestra con los del exterior del edificio sin dejar ver desde fuera.

Durante la explanación del área que ocuparía la orchestra y la construcción de los cimientos del scaenae frons, los constructores se encontraron con el problema de una capa freática que en la actualidad alcanza un nivel máximo a escasos 20 centímetros de la superficie de la orchestra. Para solventar este problema se construyó una galería subterránea abovedada con tres registros de limpieza y uno, en la parte inmediata a la orchestra de captación de agua. La profundidad de esta galería es suficiente para evacuar con total efectividad la capa freática. En el primero de los registros se ve como existe una mina lateral que llegaría hasta la base de la scalaria. El PO estaría visible y al aire libre y, posiblemente, con una reja para evitar caídas en su interior. Esta zona, antesala a la orchestra, carecería de solería de mármol, cuestión deducible por el desgaste que presentan los sillares, propio de un espacio de circulación. Existen evidencias de que el aditus podría estar separado de este espacio por una puerta aunque este punto aún está por concretar.

El fuerte expolio al que fue sometido el teatro en época andalusí (y que llegó hasta el terreno natural) borró cualquier señal del graderío. Únicamente junto a la scalaria se ven los restos de dos de las gradas de la imma cavea. Por ellas se sabe que ésta estaría levantada sobre una base de hormigón, construida tras recortar en forma de media luna y adaptar el cerro arcilloso junto al que se construye el teatro.

En una zona en líneas con la scaenae frons, aparece un muro construido con grandes sillares que, a falta de completar su excavación, el equipo de intervención cree que se relaciona con las estancias del parascaenium.

De la parte trasera del escenario poco se puede decir. Sólo hay indicios de su existencia por los restos aparecidos en un sondeo. El primero de ellos, un muro construido con encofrados de cal y piedras de 60 centímetros de ancho que podría pertenecer a las dependencias del postscaenium. También paralelo al scaenae frons aunque más alejado, se encuentra el final de un muro construido con grandes sillares. Aunque no se puede precisar si este remate, conformado por sillares verticales, correspondería a una jamba o al lateral de un gran vano o espacio porticado, es posible que se esté ante el muro más externo del edificio, perteneciente al porticus postscaenium.


Datos históricos

La colonia Ivlia Gemella Acci fue fundada por César en año 45 a.C, poco después de la batalla de Munda para albergar a los veteranos de la Regio prima uernacula y a la Regio Segunda. La elección de enclave obedece a varias razones:
Se localizaba próximo al ámbito de actuación de estas legiones (Cúrtuba, Ulia, Munda, Urso, etc).
No existía además ninguna colonia en la Bastetania.
Por otra parte, era lógico pensar que se eligiera un punto al Sur ya que los de la vernácula eran naturales de la provincia, y los de la segunda se sentían como tales. Además la rica vega de Guadix reunía las condiciones necesarias para cubrir los fines de la colina y estaba bien comunicada por dos vías que pasaban por allí.

La fundación de una colonia romana lleva implícito un programa edilicio de tal calibre que forzosamente deja restos arqueológicos de consideración. A lo largo de las intervenciones arqueológicas desarrolladas en Guadix se han comenzado a vislumbrar los elementos de la urbanística romana y parte de sus edificios monumentales. La colina se asienta sobre un oppidum preexistente que conllevará la reestructuración del espacio urbano y el arrasamiento de gran parte de los niveles ibéricos. Aunque está pendiente la ubicación del foro, los indicios llevan a ubicarlo en una zona próxima a la Plaza del Conde Luque, en pleno Barrio Latino. Cerca de allí, en la Calle Conde Benavides se localizó el podium de un templo romano, con restos tan singulares como el de un capitel corintio de 1,20 m de ábaco y un busto de mármol blanco de 40 cm de altura correspondiente al emperador Tiberio.

En 1994 apareció en la calle Santa María del Buen Aire un tramo de una cloaca construida en opus signinum que estuvo en funcionamiento entre la segunda mitad del siglo I d.C., hasta la segunda mitad del siglo II d.C. de similares características se localizó otro sistema de canalizaciones en la calle Benavides que distribuía el agua que llegaba desde el cerro de la Magdalena.

Las obras de infraestructura y grandes edificios llegan a arrasar los niveles domésticos mientras que si se trata de ámbitos domésticos se produce una superposición de las estructuras.

Con la documentación aportada por la arqueología se puede secuenciar el periodo evolutivo de la colonia:
- Un momento constructivo relacionado con la implantación y desarrollo de la colina en la primera mitad del siglo I d.C.
- Un momento de abandono de ciertas estructuras a finales del siglo II. d.C.
- Momentos finales entre el siglo III y IV d.C.. En las inmediaciones del teatro se construye una domus en el siglo III que queda abandonada a finales del siglo IV.
- Expolio. Los datos apuntan que el expolio se inicia en el siglo XI aunque se desconoce el destino de los sillares.

FUENTES DE INFORMACIÓN

Información documental

Archivo de la Delegación Provincial de la Consejería de Cultura de Granada. Delegación Territorial de Cultura, Turismo y Deporte de Granada, Documentación Técnica para la inscripción en el Catálogo General del Patrimonio Histórico Andaluz del bien denominado Teatro de la Colonia Ivlia Gemella Acci, Huerta de los Lao (Guadix), al amparo de la Disposición Adicional Sexta de la Ley 14/2007 de 26 de Noviembre, de Patrimonio Histórico de Andalucía, 2011.



Compartir esto

¿Sabes cómo compartir?

Facebook Twitter Delicious Myspace Menéame
Los contenidos de esta web, incluidas las imágenes, están sujetos a una licencia de Creative Commons si no se indica lo contrario.
Creative Commons W3C W3C W3C
INSTITUTO ANDALUZ DEL PATRIMONIO HISTÓRICO

Sede Central:
Camino de los Descubrimientos, s/n. 41092 Sevilla
Tel. 955037000 | Fax 955037001

Centro de Arqueología Subacuática:
Balneario de la Palma. Duque de Nájera, 3. 11004 Cádiz.
Tel.956203394 | Fax.956203417