IAPH. Instituto Andaluz del Patrimonio Historico

Bienvenido

English | Español

Ayuda | Directorio | Contacto | Mapa

A+|A-

Enviar a un amigo

Imprimir

Junta de Andalucía Instituto Andaluz del Patrimonio Histórico Consejería de Cultura Logo del Instituto andaluz del Patrimonio histórico

Patrimonio Inmueble de Andalucía

Búsqueda

NAVEGACIÓN
  • Informe
Imagen de Castillo de Gómez Arias Más imágenes Cartografía Más Bibliografía Más Información

IDENTIFICACIÓN

Denominación: Castillo de Gómez Arias
Otras denominaciones: Castillo Benamejí Código: 01140100002
Caracterización: Arqueológica, Arquitectónica
Provincia: Córdoba
Municipio: Benamejí

DESCRIPCIÓN

Tipologías
Tipologías Actividades P.Históricos/Etnias Cronología Estilos
Castillos Actividad militar Edad Media
Asentamientos Edad del Hierro II - Iberos
Asentamientos Época romana

Descripción

Este castillo se levanta al sur de Benamejí, sobre un mogote de yeso de unos 390 metros de altitud en la margen derecha del río Genil, dominando el viejo camino de Córdoba a Málaga. Gozaba de una excelente situación estratégica, vigilando el paso de ese camino.

La planta del castillo es cuadrangular, flanqueada en su origen por tres torres y la del homenaje, en el ángulo Noroeste. A menor altura, se elevan los restos de la torre del acceso. El patio de armas se encuentra horadado por cuatro aljibes o almacenes, tres de ellos hundidos y en posible comunicación, y el otro, en el ángulo Sureste, independiente y abovedado, como los otros con bóveda de cañón de ladrillo.
Hoy quedan escasos restos de sus murallas, de dos de sus torres, así como los restos de la bóveda de cañón que cubre el aljibe y un gran lienzo del acceso. Construido en fábrica de mampostería con piedras en hiladas y abundante mortero de arena y cal, sólo la mocheta del ángulo Noreste de la torre del homenaje es de sillaretes. Subsisten dos paredes de la torre del homenaje: la de la cara Oeste es plana, salvo en la parte inferior que tiene ciertos relieves, posiblemente de la escalera de acceso a plantas superiores. En la cara Norte existen tres ventanas que delimitaban dos plantas. La ventana del primer piso tiene trompa y las dos del segundo presentan arranques de bóveda de ladrillo. Entre las piedras del mampuesto existe una gran profusión de piedras verdes, plutónicas de aluvión, semejantes a la serpentina.

Hoy sólo se conservan los restos de un gran lienzo con torreón cuadrado, hecho de hiladas de mampostería. En el interior del recinto existen cámaras subterráneas con paredes de hormigón y abiertas en el suelo por arcos de medio punto hechos de ladrillo y semiderruidos, correspondientes posiblemente al aljibe de la fortificación. En una pequeña ladera de lado Oeste del castillo se asentaba la antigua población de Benamejí - trasladada de sitio en el siglo XVI -, con abundantes restos de cerámicas. Aparte del castillo, el pueblo contaba con la protección del Genil como defensa natural. El único camino de acceso lo tenía por el lado Noroeste y éste sumamente dificultoso y empinado. Los lados Sur y Oeste de la fortaleza eran prácticamente inexpugnables dada la fortísima pendiente del cerro sobre el que se asienta. Como indicaba J. Bernier, en lo poco que queda en pie se adivinan varias épocas de reconstrucciones y reparaciones, y muestra una arquitectura poco sólida, de mampuesto muy irregular y abundante mortero, difícil de fechar. Aunque parece obra medieval cristiana, indica este autor que todo es un ingente montón de ruinas, que necesitaría una metódica excavación para poder poner a la luz los elementos necesarios para su estudio.

Además de los restos del Castillo se localizan restos ibéricos y romanos


Datos históricos

El solar donde hoy se asienta este castillo, como sucede en otros muchos casos similares, se encontraba ya poblado desde tiempos muy remotos. Las exploraciones de Juan Bernier primero, y de Alfonso Sánchez después, han permitido registrar a través de la cerámica la existencia de asentamientos prehistóricos, ibéricos, romanos, islámicos y cristianos en el lugar.

En época islámica Benamejí aparece en las fuentes con el nombre de Bani Bashir. La primera cita aparece en la Crónica anónima de Abd al-Rahmán al-Nasir. Más tarde aparece en la obra de un escritor malagueño del siglo XIV, al-Nubahi, quien nos ofrece los límites de la cora de Rayya antes de la caída del Califato: "Antiguamente tenía su límite oriental en al-Hamma (Alhama de Granada), donde están las maravillosas termas, por el oeste limitaba con el Hisn al-Ward, llamado ahora Munt Mayur (Montemayor) cerca de Marbella (Marbella). Al norte limitaba con el Wadi Shanil (Río Genil), por Hisn Bani Bashir (Benamejí) y al-Ranisul (Castil Anzur). Después sigue la divisoria por la tierra llamada de Al-Junus (Aljonós o Alhonoz), por Qarya Yilyana (Gilena), cerca de Istabba (Estepa) hasta el término de Mawrur (Morón de Coín)".

Por los estudios de A. Arjona sabemos que será en el momento de dominio islámico en España cuando se construya en Benamejí el castillo que hoy vemos, llamado de Gómez Arias, no sabemos si de nuevas o sobre los restos de otro anterior. Según la Crónica anónima de Abd al-Rahmán al-Nasir, el castillo de Bani Bashir fue erigido por el emir Abd-Allah para cercar la población de Belda (hoy despoblado en Cuevas de San Marcos, Málaga) en el contexto de la rebelión muladí de al-Andalus, en la segunda mitad del siglo IX, siendo posteriormente fortificado por el propio Abd al-Rahmán III. En esa época este núcleo perteneció a la cora de Rayya (Málaga), pero después del Califato se integraría en el reino de los Banu Zirí de Granada. Este castillo, por emplazarse al pie de la antigua vía de Córdoba a Málaga, que sería también la vía de acceso a Córdoba desde Algeciras utilizada por sucesivos invasores africanos, vería desfilar por sus aledaños tanto a los almorávides como a los benimerines, pasando por los almohades. Todos ellos utilizaron este camino en su viaje hacia la antigua capital del Califato.

En 1240 el Benamejí islámico es conquistado por Fernando III mediante pacto, apareciendo en los primeros documentos cristianos como Benmexí o Benamexir. El 23 de marzo de 1254 fue donado por Alfonso X a la orden militar de Santiago y a su maestre don Pelay Pérez, junto a la fortaleza de Biervén. Ese mismo año el monarca había concedido al obispo y Catedral de Córdoba el diezmo de su almojarifazgo, existiendo un concierto particular entre la orden militar y el obispo cordobés. Su castillo, punto clave para el control del sur de Córdoba y como paso hacia la Campiña, quedó dentro de la frontera granadina, por lo que se verá envuelto en todos los cambios que afectaron a ésta hasta que se conquistó Antequera en 1410.

En el último cuarto del siglo XIII Benamejí volverá a poder de los musulmanes, llegando a acampar en él las tropas benimerines en 1277, desde donde pasaron hacia Córdoba, rodeándola y saqueando sus campos, y tomando por asalto el castillo de Zahra, según nos informa Ibn Abi Zar en su Rawd al-Quirtás. Vemos, pues, que Benamejí en poder pasajeramente de los granadinos constituía una pieza importante para el control de la zona meridional de la actual provincia de Córdoba. A principios del siglo siguiente fue recuperado por los cristianos, realizándose en 1303 una colecta para su defensa. Posteriormente, en 1307, se delimitan los términos entre Benamejí y Lucena y entre aquélla y Castillo Anzur.

Aunque el acta del capítulo de la orden de Santiago celebrado en 1333 parece indicar, según M. Nieto, que la fortificación de Benamejí se encuentra en esta época en manos cristianas, en otra documentación se menciona que en dicho año fue conquistada de nuevo por el monarca gra

PROTECCIÓN

Estado Régimen Tipología Jurídica Publicado en Fecha Número Página
Inscrito BIC Monumento BOE 29/06/1985 155

FUENTES DE INFORMACIÓN

Información Bibliográfica

ORTIZ JUÁREZ, Dionisio. Catálogo artístico y monumental de la provincia de Córdoba. 1981, -.

Información documental

Archivo Central de la Consejería de Cultura. Inventario de yacimientos arqueológicos de la Provincia de Córdoba. Castillo de Gómez Arias, 1987.

Archivo de la Delegación Provincial de la Consejería de Cultura de Córdoba. Antonio Martínez Castro, Inventario de fortificaciones del medio rural . Sur de Córdoba. Volumen II, 2005.



Compartir esto

¿Sabes cómo compartir?

Facebook Twitter Delicious Myspace Menéame
Los contenidos de esta web, incluidas las imágenes, están sujetos a una licencia de Creative Commons si no se indica lo contrario.
Creative Commons W3C W3C W3C
INSTITUTO ANDALUZ DEL PATRIMONIO HISTÓRICO

Sede Central:
Camino de los Descubrimientos, s/n. 41092 Sevilla
Tel. 955037000 | Fax 955037001

Centro de Arqueología Subacuática:
Balneario de la Palma. Duque de Nájera, 3. 11004 Cádiz.
Tel.956203394 | Fax.956203417