IAPH. Instituto Andaluz del Patrimonio Historico

Bienvenido

English | Español

Ayuda | Directorio | Contacto | Mapa

A+|A-

Enviar a un amigo

Imprimir

Junta de Andalucía Instituto Andaluz del Patrimonio Histórico Consejería de Cultura Logo del Instituto andaluz del Patrimonio histórico

Patrimonio Inmueble de Andalucía

Búsqueda

NAVEGACIÓN
  • Informe

IDENTIFICACIÓN

Denominación: Castillo
Otras denominaciones: Castillo de Bélmez Código: 01140090001
Caracterización: Arquitectónica
Provincia: Córdoba
Municipio: Belmez
Códigos relacionados

Pertenece a:
Código Denominación
01140090009 Cerro del Castillo

DESCRIPCIÓN

Tipologías
Tipologías Actividades P.Históricos Cronología Estilos
Castillos Actividad militar Baja Edad Media 1300/1399

Descripción

El castillo de Bélmez, visible desde cualquier ángulo, se alza majestuoso sobre la cima de una elevada roca desde la que domina, a sus pies, la localidad del mismo nombre, en la provincia de Córdoba. Desde el guardián del Alto Guadiato se divisan también los municipios vecinos de Peñarroya-Pueblonuevo, Espiel y Fuente Obejuna.
Bélmez se encuentra a 70 kilómetros de Córdoba, en el noreste de la provincia, y se puede llegar a través de la carretera Nacional 432, que une Córdoba y Badajoz. El castillo se encuentra al noreste de la localidad, siendo la calle Rafael Canalejo Cantero, anteriormente llamada calle Empinada, el camino más directo para llegar a él. Desde esta calle parten unas escaleras que llegan hasta las mismas puertas de la fortaleza.
El castillo de Bélmez, al igual que otros que poblaron el norte de la provincia de Córdoba, custodiaba el camino viejo de Los Pedroches. A la fortaleza se llega por una empinada y zigzagueante escalera que parte desde la calle Rafael Canalejo Cantero. A lo largo de su recorrido se han dispuesto algunos descansillos y desde los que puede verse la cantera que, en el siglo XIX, a punto estuvo de arruinar este enclave. El acceso al recinto se realiza a través de una puerta acotada, situada en uno de los cubos. Al lado de ella había un torre albarrana, típico sistema defensivo árabe.
De forma alargada, su planta se adapta al terreno sobre el que se asienta, una enorme roca infranqueable por el lado noroeste por un profundo acantilado. Seis torres semicilíndricas dispuestas a lo largo de una muralla, con tramos de distintos grosores, rodean el recinto interior, en cuyo patio de armas, hoy cubierto de vegetación, perdura un aljibe conocido popularmente como la pisada del caballo, y que, dadas las características del terreno, siempre contiene agua.
La torre del Homenaje, de planta pentagonal y once metros de altura, está dividida en dos plantas rematadas en bóvedas de ladrillo. Su interior revela hoy día las desafortunadas y antiestéticas labores de reconstrucción que, sin tener en cuenta el pasado, se realizaron en el año 2.001. Estuvo rematada por matacanes y almenas, elementos claramente defensivos que han desaparecido con el paso del tiempo. De entre sus escasos vanos destaca una ventana con arco de medio punto. Desde sus balcones pueden verse Sierra Palacios, el pantano de Sierra Boyera y un lago artificial originado de una explotación minera. Desde la parte más alta de la torre se divisan también las localidades próximas, algunos pozos mineros y las vías férreas que antaño fueron de pasajeros entre Córdoba y Almorchón y que hoy sólo se usan para el transporte de mercancías.
En la construcción de esta fortificación se empleó la piedra, aplicando las dos principales técnicas constructivas, la mampostería, o piedra escasamente labrada para la zona de los muros, y la sillería, para las esquinas de las torres, donde se cuida más el trabajo de la piedra.


Datos históricos

Los restos más antiguos de Bélmez que se conocen hasta el momento pertenecen al Neolítico final, proceden del yacimiento de Sierra Palacios, y se trata de varios fragmentos de cerámica decorados a base de una capa de pigmento rojo (almagra) que recubre toda la superficie. La etapa mejor y mas representada en Bélmez es la que sigue al Neolítico, el Calcolítico, de la que se cuentan además de poblados sepulturas de varios tipos y fases. De época romana se tiene constancia mediante inhumaciones con lapida funeraria, minas de cobre, minas de hierro,... Y al sur de la aldea de El Hoyo hay un hábitat que confirma también la presencia visigoda.
Pero las primeras noticias de Bélmez aparecen con la invasión musulmana y sus distintas etapas históricas, el emirato, el califato y los posteriores reinos taifas. En el año 1235, Bélmez fue conquistada a los musulmanes por Fernando III el Santo.
Se tienen noticias de su castillo desde el año 1245, aunque la torre principal y la muralla son posteriores, del siglo XV. Perteneció a la Orden militar de Calatrava después de pasar por el Concejo de Córdoba.
En el siglo XV Córdoba fue un punto importante en la culminación de la Reconquista. El castillo de Bélmez se convirtió en una importante zona de control, pues en la guerra de Granada se pidió ayuda a ciertas ciudades castellanas para poder hacer frente al contingente nazarí.
Uno de los episodios más relevantes de su historia tuvo lugar entre los años 1.810 y 1.812. Durante la Guerra de la Independencia las tropas francesas se adueñaron del castillo, ocupándolo durante largo tiempo. Tan importante fue para los invasores franceses esta plaza que repararon incluso parte de recinto. La dominación francesa dejó una huella tan profunda en Bélmez que sus habitantes prefirieron deshacerse de ese bastión que tan atractivo resultaba para sus enemigos, e intentaron destruirlo.
Este castillo fue también testigo de los enfrentamientos entre el general Riego y las tropas realistas.
A lo largo de su historia, el castillo de Bélmez ha pasado por momentos de auténtico olvido, aunque no han logrado destruir del todo su robusta figura.
En el año 1961 el arquitecto Félix Hernández Jiménez restauró parte del castillo, y en 2.001 la Junta de Andalucía invirtió 279.080 euros en la consolidación de sus restos.
Actualmente se está elaborando, en colaboración con la Delegación de Medio Ambiente, un proyecto para la mejora de los alrededores de la fortaleza.
Por el momento el Ayuntamiento de Bélmez no tiene intención de llevar a cabo ninguna nueva actuación sobre el edificio, aunque desde hace tiempo se habla de la construcción de un elevador para facilitar el acceso al mismo.
En las piedras del camino hay una curiosa inscripción del año 1959, que pasará a la historia por su forma de pergamino y su contenido, que poético dista mucho del puro vandalismo de las pintadas de hoy día.

PROTECCIÓN

Estado Régimen Tipología Jurídica Publicado en Fecha Número Página
Inscrito BIC Monumento BOE 29/06/1985 155

FUENTES DE INFORMACIÓN

Información Bibliográfica

LUQUE RUIZ, Enrique. El castillo de Névalo. 1973, pp.165-168.

REAL ACADEMIA DE CIENCIAS, BELLAS LETRAS Y NOBLES ARTES. Varia : tres monumentos de Córdoba. 1958, pp.321-329.

VALVERDE CANDIL, Mercedes... et al.. Los castillos de Córdoba. Desconocida, 1985. 4700549.



Compartir esto

¿Sabes cómo compartir?

Facebook Twitter Delicious Myspace Menéame
Los contenidos de esta web, incluidas las imágenes, están sujetos a una licencia de Creative Commons si no se indica lo contrario.
Creative Commons W3C W3C W3C
INSTITUTO ANDALUZ DEL PATRIMONIO HISTÓRICO

Sede Central:
Camino de los Descubrimientos, s/n. 41092 Sevilla
Tel. 955037000 | Fax 955037001

Centro de Arqueología Subacuática:
Balneario de la Palma. Duque de Nájera, 3. 11004 Cádiz.
Tel.956203394 | Fax.956203417